"El fraude es improbable": Jorge Acosta

"El fraude es improbable": Jorge Acosta
El ex presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), sostiene que los recursos electorales que se han planteado por los comicios de segunda vuelta del 2 de abril deberían resolverse antes del 2 de mayo. Estima poco probable un fraude masivo a nivel nacional, y sostiene que las dudas sobre los sistemas informáticos del Consejo Nacional Electoral deben ser probadas.
07 de Abril del 2017
Redacción Plan V

Jorge Acosta Cisneros, abogado litigante, fue presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que cesó a los diputados del Congreso de 2007, al considerar que estaban interfiriendo en el proceso electoral. Fue cercano a Sociedad Patriótica y actualmente no tiene filiación política. 

Desde CREO se ha planteado que se haga un recuento nacional de los votos del domingo 2 de abril ¿Es esto posible según el marco legal actual?

Hay una serie de recursos que plantea la Ley con diversas circunstancias y fundamentos. Se podrían interponer reclamaciones por inconsistencias numéricas o por la falta de alguna solemnidad, como por ejemplo, la firma de presidente y secretario. Esas son las ocasiones en las cuales es posible pedir la apertura de la urna que corresponde al acta impugnada, es decir, las impugnaciones soon simpre individuales. Las impugnaciones son solo sobre el acta. Para abrir las más de 42 mil urnas a nivel nacional, habría que identificar inconsistencia númera o falta de solemnidad en todas las actas del país. No creo que haya esa posibilidad y solo en ese caso habría esa posibilidad de reconteo. Sé que hay algunas impugnaciones, pero se deben primero notificar los resultados a los sujetos políticos para que en tres días interpongan las reclamaciones. Deben de aportar pruebas, sin documentos el trámite no es procedente. 

"Las impugnaciones son solo sobre el acta. Para abrir las más de 42 mil urnas a nivel nacional, habría que identificar inconsistencia númera o falta de solemnidad en todas las actas del país".

¿Cuáles serían las pruebas necesarias? El señor Lasso ha presentado cerca de 1800 actas que tendrían problemas, ¿será prueba suficiente?

Esos documentos pueden ser pruebas, siempre y cuando provengan del sitio oficial del Consejo Nacional Electoral, no sirven documentos obtenidos fuera del sistema electoral. También las copias que deben tener del momento electoral. 

En el caso de Guayas se habla de 250 actas suspensas. ¿Por ejemplo, esas son las urnas que se pueden abrir en Guayas?

Que estén suspensas no quiere decir que se las vaya a abrir necesariamente. Significa que están sujetas a una verificación de oficio de la autoridad electoral, algunas se abrirán y otras no. Se puede revisar el acta, si se comprueba que está bien sumada se aprueba y el proceso continúa. Un acta suspensa no significa que se debe abrir la urna. 

Los recursos se presentan ante las juntas provinciales, ¿qué otras instancias hay?

De lo que decida la junta provincial respectiva, se puede apelar ante el Consejo Electoral. Se puede apelar contra el reconteo o a favor. También es posible recurrir al Tribunal Contencioso Electoral, que pueden decidir si hay o no méritos para la apertura de las urnas. 

¿Pero ya se puede declarar un vencedor en las elecciones?

Únicamente se han anunciado los resultados, porque para hacer la proclamación es necesario que se agoten todos los tiempos electorales, incluyendo los tiempos de apelación. Estamos hablado de hasta 30 días en total. Hasta el 2 de mayo nos resultados no están en firme, y ahí se realiza la proclamación y la entrega de credenciales, seguida de la posesión protocolaria ante la Asamblea Nacional el 24 de mayo. El tiempo es más que suficiente y la ley ha previsto todos los recursos. Se trata de una sola papeleta y eso significa que es más fácil.

"Únicamente se han anunciado los resultados, porque para hacer la proclamación es necesario que se agoten todos los tiempos electorales, incluyendo los tiempos de apelación. Estamos hablado de hasta 30 días en total".

En su experiencia como titular de la Función Electoral, ¿cree que es posible implementar un fraude desde la autoridad electoral?

Yo creo que no, porque estas han sido las elecciones más observadas desde el retorno al régimen constitucional. Los sujetos políticos han cubierto el 97% de las mesas electorales, han tenido sus delegados en la apertura de la votación, en la verificación del material y en el cierre, conteo y remisión. Ambos bandos dijeron que han tenido esa presencia, cuando antes se llegaba al 13%. Los partidos no habían ejercido esa obligación. Entiendo que CREO tenía su propio centro de cómputo. En mi opinión es nada probable. Sin embargo, hay que señalar que el CNE ha sido permisivo al no controlar los bienes públicos, al no hacer un balance de la actividad en los medios de comunicación, en donde hubo abusos y desbalance, y también falló en comunicarse con la sociedad, restó transparencia al propio proceso y el ecuatoriano promedio desconfía. A los pocos días de la votación cambiaron de coordinadores de recinto, que son las personas que hacen la carpintería electoral, pero eso ya crea preocupación en la ciudadanía. En lugar de imprimir tres actas como dice la ley, hicieron solo dos y un resumen de resultados. Hubo algunos disparates como esos, creo que hay falta de experiencia y nervios en el actual CNE. 

La oposición cree que puede haber habido un fraude informático en el sistema del CNE, ¿cuán probable es?

Esas cosas hay que probar, porque sino sería fácil que cualquier persona diga que hubo fraude y pida abrir las urnas. Escuché a un ex presidenciable que decía que se debe dar a Lasso todas las satisfacciones, al punto de que no debe terminar el proceso hasta que no acepte los resultados. No se pueden decir cosas tan insólitas, hay que probar el error y fundamentarlo en un recurso. Ya los asesoraron y van a presentar las impugnaciones de manera sustentada. Los resultados no se cambiarán con jarabe de pico.

Otra crítica es el supuesto control de los jueces electorales por parte del Ejecutivo. ¿Cómo ve la independencia de la Función Electoral?

Mire yo también tengo mis reparos a que estén conformados por una sola vertiente. Al parecer los únicos unguidos en todos los concursos son los afines al Gobierno, eso crea dudas, sospechas y temores. Hay actuaciones que comprueban la independencia del Ejecutivo, como cuando sacaron al señor Salazar y pusieron al señor Pozo, principalizando a una dama que era suplente de un concurso anterior. Le tocaba a la doctora Solanda Goyes, y pusieron a Pozo de un viscerazo. Eso hace sospechar sobre su independencia. 

¿Cómo ve usted el papel de los observadores internacionales como la OEA? ¿Qué posibilidades tienen ellos de pedir algún tipo de revisión como propone Lasso?

Los observadores son, como su nombre lo indica, meros acompañantes. Eso significa que presentan conclusiones sobre el padrón, sobre las auditorías, sobre el material electoral, el calendario, que son procesos que siguen OEA y Unasur. OEA tiene su brazo técnico para elecciones, y luego llega el llamado "turismo electoral" de diversos países invitados que llegan a ver los últimos momentos de la organización electoral, se les invita a una cena, constatan si funcionaron las juntas o no, si hubo reclamos. Eso es lo que hacen básicamente, y concluyen con informes. En Unasur hay eminencias como Wilfredo Penco, que es un profesional en el tema. Pero ellos no tiene más que emitir recomendaciones para un proceso futuro. En mi época vino una misión de la Unión Europea y se creó un documento con muchas mejoras en el proceso electoral. Recurrir a los observadores, sin embargo, es meramente simbólico.

En lo político, ¿cómo ve el panorama? Si el señor Lasso no acepta los resultados, ¿habrá un escenario de conflictividad en el próximo gobierno?

Creo que no. El señor Lasso recurrió a la OEA y cuando la OEA llamó a felicitar se molestó. Hay momentos de conveniencias políticas y de angustia, debe haber sido un tema agotador en términos emocionales, económicos, pero este asunto de los reclamos irá decayendo conforme se ventilan los procedimientos. Al acatar la ley y presentar los recursos ellos mismos están encarrillando el tema. 

En el Perú el señor Kuczynski ganó por un margen todavía más pequeño y Keiko Fujimori aceptó los resultados. Jaime Nebot se ha pronunciado de manera similar. ¿Qué debe hacer el señor Lasso?

Ahí se notó la madurez de la gente. La señora Fujimori salió a decir que perdió las elecciones y le felicitó. Esas actitudes denotan madurez política y honradez de espíritu. 

¿El señor Lasso no es un político, sino un empresario que ha apostado a ganar?

Lo mismo le pasa a Alvarito (Noboa). Ellos no están acostumbrados a perder y debe ser trágico que la gente no les haya votado. Los políticos saben que pueden ganar o perder al igual que los abogados. Y el que se pica, salados.