Las claves de la disputa por el Consejo Nacional Electoral

Las claves de la disputa por el Consejo Nacional Electoral
La reciente audiencia, en el Consejo de Participación Transitorio, de los cinco vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE) sería, como en los casos de otras instituciones, la antesala de su destitución. Este portal pudo conocer el borrador de lo que sería la agenda de una autoridad electoral transitoria que podría ser designada en los próximos días. Las próximas elecciones podrían tener nuevos actores políticos y reglas del juego.
16 de Julio del 2018
Redacción Plan V

Un voluminoso informe, de más de 250 páginas, se produjo en el Consejo de Participación Transitorio, sobre la gestión del actual Consejo Nacional Electoral (CNE). El informe, que analiza la integración del actual CNE, los antecedentes y vinculaciones de los vocales y las denuncias en su contra, ha circulado en varios ámbitos desde la semana pasada, cuando los cinco vocales concurrieron ante el pleno del Transitorio para presentar, durante media hora cada uno, sus descargos. 

A diferencia de la tensa audiencia en la que se conoció la situación del defenestrado Consejo Nacional de la Judicatura presido por Gustavo Jalkh, en esta ocasión no hubo incidentes. Los vocales hicieron uso de su tiempo para desvirtuar las críticas del informe, y se sentaron disciplinadamente en el lugar asignado para ellos en el pequeño salón del quinto piso del Edificio Centenario, en el centro de Quito, en donde funciona el Transitorio. 


Los vocales del Consejo Nacional Electoral concurrieron al Pleno del Consejo Transitorio la semana pasada. 

La fórmula para reemplazarlos, según conoció este portal de fuentes confiables, será similar en este caso: se nombrará con resolución de los siete vocales del Transitorio un CNE transitorio, cuyo mandato, al parecer, podría ser fijado hasta octubre o noviembre de este año.

Pero al igual que en el caso del cesado CNJ, la suerte de los vocales del CNE parece estar echada. Y la fórmula para reemplazarlos, según conoció este portal de fuentes confiables, será similar en este caso: se nombrará con resolución de los siete vocales del Transitorio un CNE transitorio, cuyo mandato, al parecer, podría ser fijado hasta octubre o noviembre de este año. La Función Electoral, en 2019, deberá organizar las elecciones seccionales, pues el periodo de los alcaldes y concejales, así como de los prefectos y consejeros provinciales concluirá el próximo año. Pero antes de entrar en materia propiamente electoral, hay agendas políticas que deberán ser evacuadas en el CNE, por lo que toma fuerza la posibilidad de designar a cinco vocales transitorios. 

Este portal pudo conocer que uno de los nombres que se maneja para integrar —y no se descarta que lo pueda presidir, pues el Consejo Transitorio podría nombrar presidente del organismo en la misma resolución, como ya hizo en el caso del CNJ— es el de la abogada Solanda Goyes. Goyes, quien según el informe técnico presentado por el Transitorio es consejera suplente del CNE, tendría asegurada una silla en el Pleno del organismo. 

La abogada, quien ha sostenido una lucha por ocupar un cargo en el CNE, contaría con el apoyo de algunos colectivos ciudadanos, como, por ejemplo, la Comisión Nacional Anticorrupción, según le dijo a este portal Jorge Rodríguez, coordinador de esa instancia. "Mi criterio personal es que Solanda Goyes debe estar en el Consejo Nacional Electoral. Soy un defensor de su caso y creo que la Comisión y el Consejo Transitorio podrían presentar ese nombre", admite. 

Junto con Goyes, cuya presencia en el CNE estaría prácticamente confirmada, se nombraría a cuatro vocales suplentes, en una decisión que sigue el guión del caso del CNJ. 


El vocal Paúl Salazar presentó alguna documentación de descargo durante su intervención. 

Solanda Goyes, quien ha presentado una larga lucha legal por su derecho a estar en el CNE, está entre los posibles integrantes de un nuevo transitorio. 

Pero, ¿cuáles serían los temas que este CNE transitorio debería tratar? El informe que ha sido presentado en el seno del Transitorio da algunas pistas: en primer lugar, tras la remoción de los actuales vocales,  y la designación del CNE transitorio, habría una agenda política que, al parecer, deberá ser evacuada antes de noviembre de este año, cuando se plantearía la posibilidad de designar un CNE definitivo que organice el proceso electoral. Esta agenda podría incluir resucitar movimientos políticos que fueron suprimidos durante el correato, como Ruptura. Su expresidenta, María Paula Romo, ha denunciado el caso en todas las instancias nacionales y también en los comités de derechos humanos de las Naciones Unidas. 

Jorge Rodríguez destaca que la Comisión Nacional Anticorrupción ha solicitado públicamente la cesación de los vocales, pues han observado que hay vocales del CNE que estarían haciendo gestiones para "quedarse en el puesto". Sin embargo, estima que "ninguna persona que pueda trastocar el proceso de liberación de las autoridades de control puede quedarse", por lo que todos deben ser removidos. Para el coordinador de la Comisión, se debe evitar la presencia "de las mafias" que han estado gobernando, y estima que es clave que el CNE actual sea removido.

Sin embargo, asegura que el concurso para nombrar un CNE definitivo demorará por lo menos sesenta días, por lo que justifica la necesidad de un CNE transitorio. "Se debe hacer un bypass que asegure el cambio en las autoridades de control", por lo que considera que el problema más importante del CNE no son las elecciones seccionales, sino los cambios de las autoridades de control en los que podría incidirse desde el CNE. "Hay una mafia que pretende manipular a las autoridades de control desde el CNE", estima. 

 

"Hay una mafia que pretende manipular a las autoridades de control desde el CNE", estima Jorge Rodríguez de la Comisión Nacional Anticorrupción, por lo que pide su salida. 

Para Rodríguez, se deberá empezar a preparar un concurso para nombrar un CNE definitivo, por lo que reclamó "representantes de la ciudadanía con paridad de hombres y mujeres y pensamiento filosófico", y admitió que se están barajando nombres "de gente que represente a la ciudadanía, a las universidades y a los partidos políticos más grandes y que conozca del tema electoral".  El plazo en el que debe operar este CNE transitorio es de julio a noviembre, estima el coordinador de la Comisión Anticorrupción, mientras que el proceso electoral debería ser llevado a cabo por el CNE definitivo. 

Para el ex presidente del Tribunal Supremo Electoral, Jorge Acosta, es altamente probable que el Consejo Transitorio actúe de manera similar que en el caso del CNJ. Se calificará las acciones que han realizado los vocales del CNE, que es, para Acosta, lo que se aprobó en la pregunta de la consulta popular. En su opinión, sin embargo, la facultad de hacer designaciones transitorias no estuvo considerada en el mandato de la consulta popular, y lo que se ha debido hacer es llamar a los suplentes de los funcionarios destituidos. "Se debe convocar a los concursos lo más rápido posible, no debemos estar demasiado tiempo con transitorios y encargados", señala Acosta, pues eso podría provocar excesos en el ejercicio del poder. "Se están haciendo encargos a personas relacionadas con el propio Consejo Transitorio, como por ejemplo el caso del doctor Marcelo Merlo, quien es un ciudadano destacado, pero estuvo vinculado a la Comisión Anticorrupción del señor Trujillo", destaca. 

Aunque es partidario de que, si se destituye a los vocales del actual CNE se convoque a sus suplementes, la posibilidad de un CNE transitorio implicaría que éste organismo se encargue de las elecciones seccionales también, pues cree que no se alcanzaría a un concurso para los vocales definitivos. En enero o febrero de 2019, el CNE deberá de organizar el proceso electoral, y Acosta asegura que el plazo es demasiado corto como para que se pueda hacer un concurso con un CNE definitivo. 

 

"Se están haciendo encargos a personas relacionadas con el propio Consejo Transitorio, como por ejemplo el caso del doctor Marcelo Merlo, quien es un ciudadano destacado, pero estuvo vinculado a la Comisión Anticorrupción del señor Trujillo", destaca Jorge Acosta. 

Acosta asegura que, en la actualidad, los partidos políticos pueden controlar plenamente las elecciones por medio de la designación de delegados en las mesas, por lo que es difícil que las elecciones puedan tener algún sesgo. Estima que con 400 funcionarios se podría organizar las elecciones del 2019, aunque actualmente hay más de 1200 funcionarios en el CNE. El costo de las elecciones también es cuestionado por Acosta, quien cree que el costo promedio por elector en el Ecuador debería ser de máximo 2,5 dólares por elector. Con el presupuesto actual, de 119 millones de dólares, el costo saldría a USD 9 por elector.

Sobre el entorno del Consejo Transitorio que podría vincularse al CNE transitorio, Acosta recordó el caso de Fausto Camacho, quien fue funcionario del CNE y luego fue nombrado vocal del organismo. Camacho ha sido vinculado con el actual Consejo Transitorio, aunque sin cargo en el Edificio Centenario. 

Para el ex presidente del TSE, es muy probable también que se designe un presidente o presidenta en la propia resolución, cuestión que, le parece, no debería realizarse. No obstante, para Acosta todos los actuales vocales del CNE deben ser removidos, en especial por aspectos como el uso de documentos alterados, así como en la valoración de algunos aspectos que se hicieron en el seno del actual CNE. 

Entre las decisiones más polémicas del actual CNE que serían causales para su remoción, Acosta destaca por ejemplo la forma "incalificable" como se descalificó firmas presentadas por el colectivo ecologista Yasunidos, así como las denuncias por las firmas para la reinscripción de los partidos políticos. La desaparición de partidos como el MPD y el PRE, así como del movimiento Ruptura habría sido inadecuada, pues se basó en la votación de las elecciones seccionales para borrar del registro electoral al movimiento nacional Ruptura, según ha denunciado en el Consejo Transitorio la dirigente del grupo, María Paula Romo.

Los reparos del informe técnico

El informe técnico presentado por el Consejo Transitorio coincide en algunas de las apreciaciones tanto de Acosta cuanto de Rodríguez.  Las vinculaciones de los actuales vocales del CNE con el correato son destacadas, pues muchos de ellos ocuparon cargos en el gobierno de Rafael Correa. 

Así, por ejemplo, concluye que el Movimiento Ruptura fue suprimido de manera inadecuada, pues se aplicó una sanción que solo cabía para los partidos políticos. En la misma resolución, destaca el informe, se canceló el registro del PRIAN de Álvaro Noboa, el Partido Roldosista y el Movimiento Popular Democrático, en una decisión que el informe técnico asegura pretendió "limitar la participación política". El informe concluye de manera rotunda: "los infractores deben ser sancionados y las víctimas de estos abusos reparadas". 

¿Se incluirá en la agenda de un CNE transitorio la posibilidad de revertir esa decisión? Fuentes consultadas por este portal estiman que es muy probable que ese sea uno de los temas que un CNE transitorio pueda tratar hasta noviembre o diciembre de este año. Otros aspectos que podría tratar el CNE transitorio tienen relación con la directiva de la ID, la eliminación del registro del MPD —que sin embargo logró reinscribirse como Unidad Popular— la falta de la entrega de dinero del fondo partidario permanente para Pachakutik, entre otros. 

El informe del Transitorio concluye de manera rotunda: "los infractores deben ser sancionados y las víctimas de estos abusos reparadas".

La gestión de los recursos del CNE también está bajo la lupa. El informe contiene observaciones sobre contratos para el sistema informático y para los kits electorales, que fueron adjudicados a la empresa Montgar, al parecer, en medio de irregularidades. También se analizan aspectos como el alfombrado de un salón y la compra de insumos de diversos tipos. 

Si algunos de los puntos del informe técnico —o todos— son acogidos por un nuevo CNE transitorio, el proceso electoral del 2019 podría tener nuevos actores políticos -como una repotenciada Ruptura, pues el MPD, el Prian y el PRE han logrado reinsertarse en la esfera política con nuevas organizaciones, al tiempo que se revisarían algunos procedimientos de la organización electoral realizada durante el correato. 

Actualización 17 de abril de 2017

Tal como estaba previsto, y acogiendo en su totalidad el informe técnico, el Consejo de Participación Transitorio declaró cesados a los cinco vocales del Consejo Nacional Electoral, Paúl Salazar, Nubia Villacís, Ana Marcela Paredes, Luz Haro y Mauricio Tayupanta. Los vocales cesados tienen tres días para impugnar la decisión del Pleno del Consejo Transitorio, que la próxima semana podría ratificarse y nombrar un CNE transitorio.