Cuando el terror llama a tu puerta…

Versión para impresiónEnviar por correo electrónico
Twitter icon
Facebook icon
Cuando el terror llama a tu puerta…
La Fiscalía busca indicios de un presunto delito de hackeo a las cuentas del Presidente. Un operativo violento a la casa de Fernando Villavicencio, sin respetar derechos de protección, aterra a su esposa e hijos pequeños; fiscales se llevan computadoras sin acta. Horas después el Presidente anuncia que ya tiene “resultados sorprendentes”.
28 de Diciembre del 2013
Redacción Plan V

La larga noche de Fernando Villavicencio, sus hijos de cinco y dos años de edad, y su esposa Verónica empezó el 26 de diciembre a las 22:30, un día después de Navidad.

Comandos con fusiles de asalto del GIR custodian el ingreso al departamento de Villavicencio durante el allanamiento. 

Encabezados por el fiscal Luis Jaramillo, el mismo que armó la acusación en contra de Los 10 de Luluncoto y los estudiantes del Central Técnico (acusados de rebelión, terrorismo y sabotaje), un piquete de hombres armados y encapuchados del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) cuerpo de élite de la Policía, y agentes de la Fiscalía, irrumpieron a golpes en el departamento de la familia Villavicencio. Apuntando con sus fusiles automáticos a una mujer semidesnuda, un hombre desarmado y dos niños que berreaban aterrorizados, los  agentes requisaron y desbarataron el departamento de tres dormitorios en busca de documentos. Permanecieron hasta las dos y media de la madrugada del día 27 y se llevaron dos computadoras,  cuatro celulares y, para siempre, la tranquilidad de la familia y la memoria de los niños.

Hasta cuando el terror no llega a tu puerta, piensas que es una mentira y no te toca, diría ocho horas después, en una rueda de prensa, un estremecido Villavicencio, con lágrimas en los ojos.