El maratónico recuento de votos que confirmó a Lenín en la Presidencia

El maratónico recuento de votos que confirmó a Lenín en la Presidencia
En 12 horas, el Consejo Nacional Electoral volvió a contar 1,2 millones de votos. El presidente Rafael Correa adelantó los resultados en su cuenta de Twitter. Aunque CREO fue el gran ausente de la jornada, fue permanentemente aludido por las autoridades del CNE y por las cámaras. Guillermo Lasso, un día después, dijo que el Ecuador vive "un apagón institucional" y que no reconocerá la victoria de Lenín Moreno.
19 de Abril del 2017
Redacción Plan V

Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), puede respirar en paz. Logró en un solo día el recuento de 1,2 millones de votos y ratificar los resultados del 2 de abril pasado que dieron como ganador al binomio oficialista Lenín Moreno y Jorge Glas. Un conteo que concluyó con el aumento de una centésima de punto a la votación para Alianza País y bajó de igual forma a CREO-SUMA: Moreno 51,16% (versus 51,15% del 2 de abril) y Lasso 48,84% (versus 48,85%).

En dos tuits, uno a las 15: 43 y otro a las 21:06, el presidente Rafael Correa se adelantó a divulgar resultados numéricos del recuento de votos y cuestionar a CREO como “el único fraude”.

Una primicia que le fue arrebata al CNE por el presidente Rafael Correa en dos ocasiones. En su cuenta de Twitter, el Primer Mandatario filtró los datos numéricos del recuento. A las 15:43, publicó que Moreno subió 36 votos y Lasso bajó 236 en Pichincha. A las 21:06, minutos antes de la cadena del CNE, anunció que “Lenín SUBE 1.524; Lasso BAJA 439. El único fraude: CREO”. 

 

 

 

 

 

Y mientras en redes sociales se cuestionaba la independencia del organismo electoral, en el Coliseo General Rumiñahui −donde se llevó a cabo el recuento de los votos− los discursos apuntaban a la transparencia y al trabajo profesional del CNE.

Su punto máximo ocurrió cuando, en cadena nacional, el pleno del CNE apareció sobre la tarima instalada en el Coliseo. La estructura era propia de un concierto o de las innumerables concentraciones de Alianza País para sus mítines políticos: luces, pantalla gigante, pancartas. Fueron 37 minutos de transmisión para contar al país lo que el Presidente ya adelantó por Twitter. La mayor parte del tiempo estuvo dedicada a la lectura de los resultados de las 24 provincias y de las dos circunscripciones del exterior. Según el comparativo presentado, Moreno aumentó su votación en cinco provincias y una en el exterior. Mientras que Lasso subió en cinco provincias, bajó en 13 provincias y se mantuvo en nueve.

Dos funcionarios del CNE en cada una de los 177 mesas contaron los votos de las actas impugnadas. Foto: Cuenta de Twitter del CNE

El segundo momento fue el discurso de Pozo. Volvió a recurrir al término “mitos” para calificar a las denuncias de fraude durante en la campaña. “En el CNE no hay farsas. Aquí hemos cumplido nuestro trabajo de forma responsable. El show está en otro lado. Está en quienes pidieron el recuento de votos y nunca llegaron. Y no solo que nunca llegaron. Presentaron un recurso de apelación para evitar este recuento solicitado por ellos mismos. El show está en el lado de quienes usaron los micrófonos para llamar a la gente a las calles, en lugar de resolver sus dudas por la vía institucional”.

1 275 450

votos fueron contados manualmente por funcionarios del CNE

Después de las intervenciones, en una mesa revestida de blanco y con la marca del CNE, los consejeros ratificaron por unanimidad y con breves discursos marcados por el rechazo a CREO la proclamación de Moreno como nuevo Presidente. Ana Marcela Paredes: “una cultura más madura en democracia”. Mauricio Tayupanta: “siempre hemos sabido dar la cara y dar resultados”. Paúl Salazar: “(En referencia a CREO) No solo dudaron del CNE, dudaron de los ciudadanos que contaron los votos el 2 de abril”. Nubia Villacís: “por la ratificación de los resultados ya proclamados a favor”. Juan Pablo Pozo: “mi voto por la verdad, por la dignidad y por la democracia”.

Así se cerraban más de 12 horas de recuento de los votos de 3.865 actas impugnadas por Alianza País y por CREO. Cuatro cámaras distribuidas entre las 177 mesas transmitieron en vivo, de forma ininterrumpida, una jornada inédita en las últimas décadas. Con un gran despliegue tecnológico, la página web del CNE mostraba las imágenes del interior del Coliseo. Los acercamientos a la tribuna vacía de CREO era una de las imágenes recurrentes. El ‘close up’ a las papeletas con votos a favor de Moreno también aparecieron en  pantalla. Fue una transmisión sin audio la mayoría del tiempo; solo aparecía voz cuando era anunciado el recuento de los votos de una nueva provincia.

“Jamás reconoceremos la victoria de un candidato declarado por el Consejo Nacional Electoral como presidente electo”, Guillermo Lasso, candidato presidencial por CREO.

En el interior del Coliseo el movimiento fue constante. Personal del CNE traía y llevaba las cajas con los votos. Corrían por los estrechos caminos entre las mesas y hasta empujaban a los que interrumpían su paso. Se activaban cada vez que en un miembro de una mesa levantaba una tarjeta roja, señal de haber acabado el reconteo de un paquete electoral.

Otros funcionarios también tenían la tarea de llevar a los recién llegados hasta un miembro del Instituto Geográfico Militar (IGM) para explicarle las seguridades en las papeletas. Aníbal Chalco, uno de los impresores de las papeletas del IGM, con una lupa indicaba los microtextos y letras en las fotografías y bordes de las líneas en las papeleta. Los 20 miembros del IGM tenían la función de revisar, de forma aleatoria, las papeletas. “Ninguna novedad”, aseguró. Una acción para contrarrestar las críticas que aparecieron en redes sociales sobre las papeletas que, según los usuarios cuestionaron, aparecían “planchadas e intactas”.

En las tribunas, funcionarios del CNE y militares hacían cadena para pasar las cajas con los votos. Pasadas las 19:00, gritos de alegría y aplausos se escucharon porque los últimos paquetes con votos habían sido llevados a las mesas para su procesamiento. Antes de las 20:00 el conteo había concluido.

Instante en el que finaliza la jornada del 18 de abril. 620 funcionarios del CNE participaron. Foto: Twitter del consejero Mauricio Tayupanta.

“El show está en otro lado. Está en quienes pidieron el recuento de votos y nunca llegaron”, Juan Pablo Pozo, presidente del CNE.

El gran ausente de la jornada fue CREO. Solo Andrés Páez, candidato a vicepresidente, apareció en medios con una nueva denuncia, esta vez contra el IGM para solicitar una auditoría forense para determinar si las actas y papeletas tienen los sellos de agua de seguridad. Más temprano, Lasso escribió en su cuenta de Twitter: “conteo parcial, cuna de cómplices”. En insistió en que el recuento fue un”show” para “legitimar un proceso que ha sido todo menos transparente”. En rueda de prensa, un día después, Lasso apareció en Guayaquil acompañado de su equipo de trabajo y dijo que el Ecuador vive un “apagón institucional y democrático”. “No puedo ser cómplice de un fraude, de una burla a los votantes, de un proceso cargado de ilegalidad”. El candidato había llegado hasta el Tribunal Contencioso Electoral para pedir un conteo manual de todos los votos del 2 de abril. “Jamás reconoceremos la victoria de un candidato declarado por el Consejo Nacional Electoral como presidente electo”.

El martes por la noche, en los exteriores del Coliseo, un pequeño grupo de simpatizantes de CREO gritaban “Fuera Correa fuera” en medio de una leve lluvia. Un mayor número de manifestantes estuvo a lo largo de la Av. 6 de Diciembre, que con banderas tricolores aún reclamaban por los resultados.