Guillermo Lasso denuncia "gobierno ilegítimo"

Guillermo Lasso denuncia "gobierno ilegítimo"
Guillermo Lasso denunció el lunes 3 de abril que un eventual Gobierno de Lenin Moreno sería "ilegítimo" y se reunió con los observadores internacionales para plantear sus observaciones a la segunda vuelta. Lasso sostuvo que por lo menos 600 mil votos estarían en disputa por irregularidades en las actas. Para el CNE, los resultados son "irreversibles", mientras Moreno escoge personas para su Gabinete.
02 de Abril del 2017
Redacción Plan V

Con un apretado margen, el candidato de Alianza PAÍS, Lenín Moreno se proclamó ganador las elecciones presidenciales en segunda vuelta en Ecuador. Moreno Garcés se proclamó triunfador de la segunda vuelta sobre las 19:00 del 2 de abril, con base en los resultados parciales entregados por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Para cuando Moreno lo anunciaba, los datos oficiales del CNE, con un 91%  de votos escrutados indicaban un 51.05% a favor de Moreno Garcés, contra el 48.95% de Guillermo Lasso. La ventaja sería de aproximadamente el 2%, según los datos oficiales y un conteo rápido de la Escuela Politécnica Nacional, que le daba 2.5% de ventaja con un margen de error de 0.7%.

A las 22:00, los datos del CNE con el 95% de los votos escrutados, daban a Moreno el 51.11% de los votos válidos, equivalentes a 4.860.620 sufragios, mientras Lasso tendría el 48.89% que equivalen a 4.649.704. 

Pero a las 21:35, Guillermo Lasso anunció que no acepta los resultados y mencionó un posible fraude. El magnate dijo que se han "trucado" las actas, y estuvo acompañado de su esposa y de Aparicio Caicedo, uno de sus principales operadores, así como de otras personas de su equipo. Reiteró la instrucción a sus delegados a presentar objeciones númericas y de otro tipo en todas las delegaciones provinciales. Para Lasso, la variación del exit poll no podría ser de hasta ocho puntos, como "mañosamente" se pretende presentar. El magnate dijo el sistema del CNE se cayó y que luego apareció un porcentaje mayor de los votos cuando volvió. Recordó la agresión de la que fue víctima en el Estadio Olímpico Atahualpa, y denunció que hay provocadores que buscan crean incidentes urbanos. Llamó a protestas pacíficas, y aseguró que se debe rechazar lo que consideró un "robo del voto". Lasso dijo que sus asesores legales y técnicos están preparando las objeciones electorales en el plazo previsto por la ley. Reveló que se comunicó con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y también con el ex presidente de la República Dominicana y líder de la misión de observadores, Leonel Fernández.

Lasso dijo que se ha "cruzado una línea" y aseguró que "defenderá la voluntad del pueblo frente a un fraude" así como sostuvo que el Gobierno de Moreno sería ilegítimo. "No juegue con fuego señor Correa" advirtió el candidato, quien aseguró que seguirá enfrentando al correísmo.

Lasso dijo que se ha "cruzado una línea" y aseguró que "defenderá la voluntad del pueblo frente a un fraude" así como sostuvo que el Gobierno de Moreno sería ilegítimo. "No juegue con fuego señor Correa" advirtió el candidato, quien aseguró que seguirá enfrentando al correísmo.

A las 21:00, el presidente de CREO, César Monge, dijo que no van a reconocer los resultados del proceso electoral. Sostuvo que tres encuestadoras, Cedatos, Informe Confidencial y Market le dieron la victoria a Lasso. Afirmó que hicieron su propio conteo rápido y que sus datos coinciden con los de esas encuestadoras. Recordó también que Participación Ciudadana ha hablado de un empate técnico. Monge agregó que su sistema de control electoral evidencia casos como el de la parroquia San Francisco, en el cantón Ambato, en donde Lasso obtuvo 142 votos versus 89 de Lenin Moreno. Aseguró que la información que utiliza el CNE no coincide con los valores que sus delegados han podido recaudar. En ese caso, sostuvo Monge, se ingresó al revés los resultados.

Monge, quien evitó usar la palabra "fraude", llamó a sus delegados a "impugnar todo" de manera que sea posible contrastar la información electoral. Dijo que recibió "un rumor" de que se quiere cerrar el proceso "al apuro" y pidió que los ecuatorianos sepan "toda la verdad". Puso en duda la información que está usando el CNE, y pidió que datos erróneos sean corregidos. Llamó a una "vigilia pacífica" sobre los votos.

De su lado, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, apoyó el reclamo de Lasso y dijo que se debe permitir a CREO presentar los recursos legales de los que se crea asistido. 

A las 20:40, el presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, con el 94,18% de las actas procesadas, declaró que Lenín Moreno obtuvo el 51,07%, frente al 48,93% de Guillermo Lasso. En votos, la diferencia sería de aproximadamente 200 mil votos a favor de Moreno. El titular de la Función Electoral sostuvo que "ha cumplido al país y a la democracia" y llamó a respetar el resultado de los comicios. 

Los correístas se concentraron en el hotel Quito 

El candidato de CREO, Guillermo Lasso, llamó a contar voto a voto los sufragios, pero las noticias de una eventual derrota cayeron como un balde de agua fría en la sede de campaña de Lasso, al norte de Guayaquil. CREO contó con delegados en la mayoría de las mesas del país, y sostuvo que sus cifras difieren de los resultados oficiales.

Eran las 16:00 en el lobby del Hotel Quito, y uno a uno, empezaron a llegar los jerarcas de Alianza PAÍS. En el salón Guápulo del Hotel, se había instalado una tarima con varias pantallas gigantes. Poco antes de las 16:00 había llegado el presidenciable Lenín Moreno, acompañado de su binomio Jorge Glas. En el lobby y en el salón, habían asambleístas, ministros de Estado, dirigentes de PAÍS, asesores, y una gran cantidad de policías armados vestidos de civil, que eran fácilmente identificables por sus audífonos, su corte cadete y los canguros en las cinturas. 

En el interior del salón, una gran tarima esperaba a Lenin Moreno. Mientras tanto, se sintonizaba la señal de los canales del Estado, cuyos locutores anunciaban que estaban casi listos para presentar los resultados de su propio exit poll. Esta vez no se había contratado a la empresa de Santiago Pérez, a la que Lenin Moreno acusó de mentiroso en la primera vuelta, sino a Perfiles de Opinión, otra encuestadora afín al régimen. 

Cerca de las 16:30, la gran cantidad de guardaespaldas oficiales que ocupaban el lobby del hotel Quito entró en agitación. Empezaron a despejar el camino para el presidente Rafael Correa, quien arribaba en un auto todo terreno de vidrios polarizados. El presidente vestía el mismo sombrío sobretodo negro que lucía desde la mañana, cuando fue a votar en el norte de Quito. Cuando ingresó, los simpatizantes lo aclamaron, algunos le pidieron una selfie, otros más aplaudieron. Una entrada más discreta habían tenido ministros como Patricio Barriga, el secretario de Comunicación del Estado, y Javier Ponce Cevallos el ministro de Agricultura y ex editor del desaparecido diario Hoy. Ponce llegó solo al lobby, mientras que Barriga estaba en compañía de algunas de sus asesoras. 


Simpatizantes del presidente Correa se tomaron fotos con él.

En el interior, el asesor de comunicación de Moreno, Andrés Michelena, quien lucía un chaleco azul de campaña de Lenin, tomaba un café con aire despreocupado, mientras la presidenta de la Asamblea, María Gabriela Rivadeneira, impecablemente maquillada, saludaba a sus amigos. También estaba en el sitio el hermano del candidato opositor, el periodista Xavier Lasso, quien llegó a ser canciller y embajador del Gobierno correísta, así como una figura clave en el aparato de propaganda del Estado. 

Los correístas dentro del salón esperaban a Lenín Moreno. Y el candidato llegó poco antes de las 17:00, acompañado de su esposa Rocío González y de su binomio, Jorge Glas. Un asistente empujó su silla de ruedas hacia la primera fila, en donde esperaría los resultados. El candidato lucía un saco sobre el que se había colocado una bufanda de color verde flex. Su esposa, en cambio, se había vestido de verde flex. A las 17:00, Carlos Rabascall, comunicador oficial, anunció los resultados del exit poll del correísmo: Lenin Moreno tenía el 52,2% y Lasso habría alcanzado 47,8%. Una diferencia de aproximadamente cinco puntos. El anuncio fue recibido con aplausos por parte de la concurrencia, algunos de los simpatizantes se acercaron a Moreno para abrazarlo. 

Tras las aclamaciones, Moreno subió a la tarima con sus esposa y su binomio. Le dieron un micrófono: dijo estar agradecido y emocionado por el apoyo recibido. Dijo que las cifras anunciadas podrían ser verídicas, pero que habrá que esperar los resultados oficiales. Evidentemente, no quiso cometer el error de la primera vuelta, en la que se proclamó ganador con base en las cifras de Santiago Pérez. Un Lenin Moreno más cauto, pero que no quiso dar la impresión de que dudaba, anunció que haría respetar la voluntad popular. Y luego, llamó a esperar los resultados oficiales, que, según el presidente del Consejo Nacional Electoral, Juan Pablo Pozo, se producirían a las 20:00.

Evidentemente, no quiso cometer el error de la primera vuelta, en la que se proclamó ganador con base en las cifras de Santiago Pérez. Un Lenin Moreno más cauto, pero que no quiso dar la impresión de que dudaba, anunció que haría respetar la voluntad popular.

Moreno terminó sus cortas palabras, y aunque algunos de los presentes le pidieron que hablara, el presidente Rafael Correa se mantuvo en silencio. Luego se pronunció en Twitter y dijo: "Felicitaciones a nuestro pueblo por esta nueva jornada cívica. Lamentablemente, dos encuestas "exit poll" dan resultados absolutamente contradictorios. Estadísticamente esto es imposible -diferencia de 10 puntos entre las dos encuestas-. Alguien miente. Hay que esperar los resultados oficiales del CNE. Mientras tanto, a guardar la calma, la unidad y la paz".  

Luego, la cúpula de PAÍS dejó el salón, para subir a alguna de las habitaciones del Hotel, a hacer tiempo, pues se estimaba que Moreno no saldría antes de las 18:30 hacia la tribuna instalada en la avenida de Los Shirys, donde se encuentra la sede de Alianza PAÍS. 

Cuando la cúpula salió del salón, la multitud de asesores, funcionarios, militantes y simpatizantes fue saliendo del salón. El ministro Javier Ponce regresó a su auto, que era uno de los muchos vehículos oficiales que se habían estacionado frente al hotel Quito, por uno de sus puros. Lo encendió, empezó a fumarlo, y regresó al interior del hotel. Patricio Barriga, de su lado, conversaba con sus asesoras en la entrada del hotel, mientras que algunos de los asambleístas de PAÍS daban entrevistas a los medios presentes.

Mientras la cúpula de PAÍS mostraba una cierta incertidumbre, las bases habían sido dirigidas a la tribuna en la avenida de Los Shirys, en donde se preparaba el consabido espectáculo con cantantes cercanos al Gobierno. Las bases, con banderas verde flex y rojas de movimientos de izquierda, esperaban el arribo de Lenin Moreno desde las 15:00.


El estratega de campaña del Gobierno, Vinicio Alvarado, estuvo presente en el hotel Quito. 

Entre las 18:30 y las 18:50, los jerarcas de PAÍS fueron abandonado el hotel Quito, con destino a la tribuna de Los Shirys. El abogado cuencano José Serrano, ex ministro del Interior y asambleísta electo, fue de los primeros en llegar. El legislador electo andaba en mangas de camisa. y, al llegar, reiteró que los cinco puntos de ventaja eran a favor de PAÍS. Pero, por si las dudas, Serrano dijo que de ser necesario pediría recontar los votos, uno a uno, en la Plaza Grande de Quito.

Al llegar a los Shirys, Moreno perdió su prudencia, y dijo que, según los informes de sus delegados en las juntas, era el triunfador de las elecciones, con una "diferencia sustantiva" sobre el magnate Guillermo Lasso. Ofreció tolerancia y disminuir la confrontación. También denunció como "caradura" a un encuestador "pagado por el Banco de Guayaquil" a quien acusó de "exponer a los ecuatorianos a un enfrentamiento". 

Moreno empezó entonces a anunciar sus medidas en el poder, aunque los resultados oficiales del CNE todavía no habían sido entregados. Aseguró que "a pesar de todas sus locuras" Correa no le "clavó un paquetazo a los pobres" y reiteró que el mandatario saliente partirá hacia Bélgica con su esposa e hijos. 

En declaraciones para Teleamazonas, el asambleísta y ex ministro José Serrano ratificó el triunfo de PAÍS en las elecciones presidenciales, y se mostró, sin embargo, dispuesto a que la oposición pida los reconteos que estime pertinentes. Dijo también que Moreno es un hombre de diálogo, y en tono moderado, respondió a las preguntas del periodista Andrés Carrión. Serrano estuvo con el mismo tono conciliador en Ecuavisa, en donde fue entrevistado por Alfonso Espinosa de Los Monteros. 

Lasso también festeja

Mientras tanto, en Guayaquil, en un salón del hotel Hilton Colón, la campaña de Guillermo Lasso esperaba resultados desde antes de las 17:00. Acompañado de su familia, el magnate estaba pendiente, en cambio, del exit poll de Cedatos, contratado por Ecuavisa. Junto a él estaba también el candidato a vicepresidente, Andrés Páez, y la cúpula de CREO. El exit poll de Cedatos daba la misma ventaja de cinco puntos, solo que al revés: Lasso habría obtenido el 53% y Moreno el 47%. El anuncio fue recibido con aplausos atronadores, y Lasso y Páez subieron una selfie en redes sociales sonrientes. 


Lasso y Paéz celebraron el triunfo con base en el exit poll de Cedatos Foto: El Universo

Páez, de su lado, anunció que viajaría a la capital, para continuar su protesta en las cercanías del edificio central del Consejo Nacional Electoral (CNE) al norte de Quito. La sede de la Función Electoral estaba acordonada por unidades del Ejército y la Policía, que establecieron un perímetro de seguridad en varias cuadras a la redonda, para impedir que los simpatizantes de Lasso y Páez realizaran otra "vigilia" similar a la de la primera vuelta. 

A las 19:40, desde la tarima de los Shirys se pidió que la militancia de PAÍS avance hacia las cercanías del CNE, para "defender los votos" y luego a esperar ahí el anuncio oficial del CNE. 

Mientras los simpatizantes de Andrés Páez se congregaron en el sur del edificio electoral, los de PAÍS llegaron a la zona norte del piquete. La fuerza pública reforzó el control en la zona, así como en el hotel Marriott y en la delegación provincial del Pichincha, en el sector de Iñaquito.

Mientras los simpatizantes de Andrés Páez se congregaron en el sur del edificio electoral, los de PAÍS llegaron a la zona norte del piquete. La fuerza pública reforzó el control en la zona, así como en el hotel Marriott y en la delegación provincial del Pichincha, en el sector de Iñaquito. 

En la delegación provincial del Guayas, militantes de CREO protagonizaron violentos incidentes con la policía antimotines, y agredieron a un equipo periodístico de Televicentro, denunció esa estación televisiva. Los choques también se produjeron entre simpatizantes de ambos bandos en las afueras de la Delegación. 

A las 22:00, Páez y sus simpatizantes lograron romper el cerco policial y se colocaron en las puertas mismas del edificio del CNE. Acompañado de opositores como Fernando Balda, Páez dijo que convocaba a un "paro nacional" pero llamó a evitar la violencia. Soldados del Ejército y un cordón de policías custodiaban el interior de la sede electoral. Páez llamó a su militancia a amanecerse en el lugar. 

"Empate técnico" según Participación Ciudadana

Mientras tanto, el conteo de la organización Participación Ciudadana, anunciado para las 19:00, no se producía hasta las 20:10, cuando Ruth Hidalgo, principal de esa fundación, con la presencia de un notario y de un delegado del CNE, con el 99,3% de datos transmitidos, sostuvo que hay un "empate técnico", y que la diferencia sería de 0,6%, lo que le impide dirimir la diferencia. Por ello, llamó al CNE a que dirima la situación y sostuvo que "no hay un ganador" de las elecciones. Afirmó que hará públicos sus datos cuando se conozcan los datos oficiales del CNE. 

Ruth Hidalgo dijo que hará públicos sus datos cuando el CNE entregue los suyos. 

De su lado, el CNE hizo público el conteo rápido realizado por la Escuela Politécnica Nacional. Según el matemático Luis Orna, se realizó un muestreo con 99% de confianza, que representaron 2221 juntas receptoras del voto.  Se procesaron 2174 juntas receptoras del total del universo seleccionado, y afirmó que el porcentaje permite entregar "un resultado confiable".

Según la Politécnica, Lasso obtuvo 48,85% frente al  51.15% con un error del 0.73%. Orna aseguró que la Escuela Politécnica y el departamento de Matemática realizaron un estudio técnico, con información real de las juntas receptoras del voto seleccionadas. El matematico defendió el conteo efectuado por la Politécnica. Los resultados de Orna fueron difundidos en una cadena nacional. 

   ACTUALIZACIÓN: 3 DE ABRIL DE 2017   

Mientras tanto, en la mañana del 3 de abril, Andrés Páez se hizo presente en las cercanías del edificio del Consejo Nacional Electoral (CNE) para continuar con sus protestas, y llamó a líderes políticos a sumarse al plantón en defensa de la democracia. La Policía y el Ejército volvieron a acordonar la sede electoral, mientras que CREO informó que había presentado recursos electorales en las 24 provincias, ante el temor de presuntas irregularidades. El candidato de CREO, Guillermo Lasso, anunció su presencia en la capital la tarde del lunes, para sumarse a las protestas.

Por su parte, Ruth Hidalgo, directora de Participación Ciudadana (PC), dijo en una rueda de prensa junto con el matemático Jorge Arroba explicó que su muestra se obtuvo en 1155 juntas receptoras del voto. Según su estudio, los resultados fueron 49,2% de votos para Guillermo Lasso y 50,8% para Lenín Moreno. Sin embargo, explicó que su margen de error es 1% para arriba y para abajo, y por ello prefirieron anunciar un empate técnico. Hidalgo y Arroba precisaron que los resultados oficiales "están dentro de los márgenes de error de PC". Sobre el 0,6% que mencionaron el domingo, ambos representantes precisaron que esa cifra se obtiene de aplicar el margen de error "y para no generar confusiones se decidió no darlos a conocer". Hidalgo denunció que ha recibido amenazas de muerte desde el domingo. Las cifras del conteo de PC guardan relación con las expuestas por un ejercicio similar realizado por matemáticos de la Escuela Politécnica Nacional.


Centenares de quiteños se han concentrado en las calles aledañas al CNE para reclamar transparencia en los comicios.

Lasso insiste en sus cuestionamientos

La mañana del 3 de abril, Guillermo Lasso se reunió con la misión de observadores de la OEA en Quito, y, acompañado de sus hijos y de miembros del buró de campaña, brindó una rueda de prensa en el hotel Dann Carlton, al norte de la capital. 

El magnate precisó en su intervención que no se está considerando presidente electo, pero sostiene que los resultados ofrecidos por el CNE no corresponden a la realidad. 

Por ello, dijo, pedirá un reconteo de los votos, que incluya una auditoría informática, y que presentará las respectivas impugnaciones en las 24 provincias del pais. Precisó que si tras el reconteo Lenin Moreno "gana con un voto"  aceptará el resultado, pero que no aceptará unas cifras que, estima, son "producto de la violencia y de irregularidades". 

El magnate calificó como "ilegítimo" a un eventual gobierno de Lenin Moreno, y aseguró también que si se instala el 24 de mayo, será "débil" por esa misma razón. Anunció también su decisión de "acompañar al pueblo de Quito" en sus protestas ante el CNE, en alusión a la concentración de sus partidarios que se realiza en las cercanías de la sede principal de la autoridad electoral en la capital. 

Lasso dijo que las reclamaciones están a cargo de César Monge en todo el país, y que, por lo tanto, no conoce el número exacto de recursos presentados. Tuvo también una discusión con un reportero de un canal del Estado, al que acusó de estar "al servicio de la dictadura de un partido". 

En Guayas, tras la revisión de 9497 actas, se declararon suspensas 246 por  inconsistencia numérica y 19 por falta de firmas. La sesión en la Delegación provincial del Guayas se desarrolló en medio de incidentes entre ambos bandos. 

Mientras tanto, el oficialismo celebró en el Palacio de Gobierno. El virtual presidente electo, Lenín Moreno, fue invitado al balcón de Palacio para el cambio de la Guardia presidencial. Moreno dijo que había recibido en su cuenta de Twitter una serie de llamadas por parte de mandatarios de la región, que le habrían felicitado por su triunfo en la segunda vuelta.

Sobre esto, Lasso dijo que él no podía decir a presidente alguno de un país si debía o no felicitar a Lenin Morneo, pero sí cabe advertirles, acotó, que están reconociendo a un gobierno ilegítimo, como es el que se posesionará el 24 de mayo.

Acompañado de sus hijos y de su buró político, Guillermo Lasso rechazó los resultados electorales.

   ACTUALIZACIÓN 4 DE ABRIL DE 2017   

En declaraciones a la cadena CNN en español, César Monge sostuvo que la aspiración de CREO es lograr que se cuente voto a voto los sufragios del 2 de abril, y anunció que las inconsistencias en algunas actas que ha presentado son pruebas suficientes para ello. 

De su lado, el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo compareció en cadena nacional al mediodía y  felicitó "al pueblo ecuatoriano que ha elegido legal y legítimamente a su presidente y su vicepresidente"- El titular de la autoridad electoral calificó como "irreversibles"  los resultados y los anunció así:  "Con el 99,65% del total de escrutinio podemos informar al país los resultados oficiales irreversibles de las elecciones presidenciales de la segunda vuelta electoral. En primer lugar, el binomio del movimiento Alianza PAIS, integrado por Lenín Moreno y Jorge Glas, con 5'057.149 votos correspondientes al 51.16%, frente al binomio de la alianza SUMA-CREO, integrado por Guillermo Lasso y Andrés Páez, con 4'827.753 votos, correspondientes al 48.84%".

Pozo dijo que todas las juntas provinciales electorales y en las juntas especiales del exterior, se realizaron audiencias públicas de escrutinio, con presencia de los delegados de las dos organizaciones políticas y confirmó que ambas organizaciones pueden presentar objeciones, impugnaciones y apelaciones por los canales institucionales y legales correspondientes.

Por su parte, Lenin Moreno llamó a Lasso a "aceptar la derrota con dignidad" al tiempo que el presidente Rafael Correa, en entrevista con Jorge Gestoso, sostuvo que la oposición no pudo vencer en las urnas. 

   ACTUALIZACIÓN: 5 DE ABRIL DE 2017   

Presentación de César Monge, director de CREO sobre las actas irregulares. Ver aquí

La mañana del cinco de abril, el movimiento CREO presentó objeciones a por lo menos 1.795 actas, obtenidas en todo el país, lo que significan 592.350 votos.

Según César Monge hay "porcentajes inusuales en determinadas juntas" y hubo un "apagón" en el sistema del CNE. "Lo que queríamos hacer el día de hoy era prender la luz al pueblo ecuatoriano. Que todos los ecuatorianos sepan lo que pasó", explicó. 

Aparicio Caicedo, asesor legal de CREO dijo: "No les quepa ninguna duda. Vamos a impugnar los resultados electorales" y reiteró que aspiran a lograr el reconteo de todas las urnas en el país. 

Guillermo Lasso dijo: "Si no hay justicia no hay paz y si no hay paz no hay serenidad, pero la gente en circunstancias como las actuales donde no hay justicia, ni paz, tenemos que mantener la calma para que se escuche la voz de la verdad y no se confunda con ruidos que solamente alientan la actitud de los violentos.

La EPN aclara cómo hizo su conteo

De su lado, la Escuela Politécnica Nacional (EPN) aclaró que fue el Consejo Nacional Electoral quien proporcionó datos de muestra para hacer el conteo rápido. Según el matemático Luis Orna, "el call center que recibió la información de las actas no estuvo bajo control o administración de la EPN".

Orna precisó la muestra fue elaborada por ellos tal como dice el contrato celebrado con el CNE, pero fue la autoridad electoral la que elaboró su propio formulario para recolectar del resultado del acta que luego fue comunicada "vía telefónica al call center, a la base de datos del call center". Esa información que llega al call center es la que captamos y usamos para el procesamientro de los datos",dijo el académico. 

Llamado del clero católico

Por su parte, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana dijo que el CNE "tiene el deber de asegurar a la parte política que se sienta afectada todas las facilidades para impugnar los mencionados resultados y de acudir, sin exclusión alguna, a las instancias legalmente previstas para hacer valer sus razones", según dice un comunicado emitido por los obispos católicos.

La Iglesia pidió "transparencia" para entregar "las pruebas a favor de la veracidad de los resultados, o, en su defecto, las de su eventual falacia". El clero católico pidió también "un diálogo que permita el pleno esclarecimiento de la verdad y así volver en seguida a la calma" en el país. 

PSC llama a abrir las urnas

El Partido Social Cristiano y Madera de Guerrero, en un corto comunicado, llamaron al CNE a que abra "todas las urnas que la alianza CREO-SUMA impugne, en forma pertinente y cumpliendo los requisitos señalados por el Código de la Democracia". "Demandamos un proceso electoral transparente que garantice la democracia en el Ecuador", dijeron los socialcristianos.