La diplomacia ecuatoriana: ¿al servicio de las injerencias rusas?

La diplomacia ecuatoriana: ¿al servicio de las injerencias rusas?
Documentos reservados de la Cancillería parecen confirmar que el Gobierno del Ecuador pretendía que Julián Assange llegara a Moscú en calidad de diplomático ecuatoriano, evadiendo así a la justicia británica. Antes, un salvoconducto ecuatoriano había permitido al hacker norteamericano Edward Snowden huir a Rusia. ¿Qué papel jugó el país en la trama de espionaje cibernético internacional que inclusive podría haber influenciado en las elecciones de Estados Unidos?
01 de Octubre del 2018
Redacción Plan V

Un nuevo elemento se sumó a la ya larga lista de dificultades y gastos que, para el Ecuador, significó la decisión del Gobierno de Rafael Correa de concederle asilo en la Embajada del Ecuador en Londres a Julian Assange. ¿Estuvo la diplomacia del país al servicio de las injerencias rusas, al extremo de intentar un plan para que el hacker australiano, con nacionalidad y pasaporte ecuatoriano, llegara a Moscú supuestamente en calidad de diplomático de nuestro país? 

El alineamiento del Ecuador de Correa con la Rusia de Putin no tiene motivaciones claras. La inversión económica y militar del Gobierno ruso en nuestro país- a diferencia del caso de Venezuela- es inexistente, pero la relación personal del ex presidente Rafael Correa ha motivado que, actualmente, su principal ingreso conocido provenga de ser entrevistador en el canal oficial ruso, Rusia Today

La inversión económica y militar del Gobierno ruso en nuestro país- a diferencia del caso de Venezuela- es inexistente, pero la relación personal del ex presidente Rafael Correa ha motivado que, actualmente, su principal ingreso conocido provenga de ser entrevistador en el canal oficial ruso, Rusia Today.

Mientras la asambleísta Paola Vintimilla (PSC) obtuvo de la Cancillería documentación reservada que confirmaría una serie de irregularidades en la naturalización de Assange, quien nació en Australia, pero actualmente es ecuatoriano, se ha podido confirmar la intención de la ex canciller, María Fernanda Espinosa, de nombrarlo diplomático del Ecuador no ante el Reino Unido -país que lo rechazó como tal- sino ante la Rusia de Putin. Si la maniobra daba resultado, el hacker y líder de Wiki Leaks habría podido dejar la Embajada del Ecuador -al ser diplomático no puede ser detenido por la Policía- y viajado a Rusia, país que podría haberle concedido asilo territorial, como hizo en su momento con Edward Snowden.

Si la maniobra daba resultado, el hacker y líder de Wiki Leaks habría podido dejar la Embajada del Ecuador -al ser diplomático no puede ser detenido por la Policía- y viajado a Rusia, país que podría haberle concedido asilo territorial, como hizo en su momento con Edward Snowden.

Las irregularidades que se desprenden de la documentación entregada por la Cancillería -que no puede ser publicada en su totalidad- incluye aspectos como la ausencia del ingreso del trámite en el sistema ESIGEX de la Cancillería, donde debía constar el trámite. Tampoco se habrían cumplido los requisitos del artículo 18 de la Ley Orgánica de Transparencia, que regula las declaraciones de reserva sobre la documentación pública. También se precisa que Assange renunció a su condición de asilado, que no le ha sido devuelta hasta la fecha. Por otro lado, Assange había solicitado la nacionalidad ecuatoriana el 16 de septiembre, y para el 28 de noviembre se dictó un Reglamento -al parecer con dedicatoria- para que se diera la nacionalidad a quienes viven en embajadas ecuatorianas. El Reglamento se publicó en el Registro Oficial el 27 de diciembre, cuando a Assange se le dio la carta de naturalización el 12 de diciembre. En es mismo mes, la Cancillería intentó, el día 15, nombrar a Assange consejero en la Embajada ante el Reino Unido y el 19 de diciembre el flamante diplomático ecuatoriano fue trasladado a la Embajada del Ecuador en Moscú, Rusia. Sin embargo, el 21 de diciembre, el Reino Unido negó el pedido ecuatoriano, en el que el Gobierno insistió el 22 de diciembre. El 29 de diciembre, ante la negativa británica, se dejó sin efecto la designación de Assange como diplomático ecuatoriano en Moscú. 

La trama de la participación del Ecuador en las injerencias rusas no es nueva. Una de las caras más conocidas del canal ruso Russia Today (RT) tiene una estrecha relación con el Ecuador de Rafael Correa. Se trata de Eva Golinger. Abogada de profesión, nacida en Estados Unidos pero de ascendencia venezolana, aparece con frecuencia como presentadora del canal de noticias en español de Rusia, RT, que cuenta con un amplio despliegue y penetración en Europa, Estados Unidos y América Latina.


Rafael Correa mantiene un programa de entrevistas en el canal Russia Today, financiado por el Kremlin. 

RT posiciona temas de la agenda de Moscú en español, como se evidenció durante la crisis de Ucrania y el derribo de un caza ruso que supuestamente había violado el espacio aéreo turco. Así mismo, es uno de los medios internacionales que más cobertura ha dado a la campaña "La mano sucia de Chevron" y las declaraciones de Rafael Correa en su buscador arrojan más de 300 resultados.

Edward Snowden, quien se encuentra asilado en Rusia y que habría logrado viajar a Moscú desde el Asia, donde había huido de su país, con un salvoconducto ecuatoriano, otorgado por el cónsul del Ecuador en Londres, Fidel Nárvaez, hecho que nunca fue negado por el correato.

Y en esa red no solo aparece el canal de Eva Golinger, sino también dos personas que han tenido un estrecho contacto con el Ecuador de Rafael Correa: Julián Assange, el periodista australiano y fundador de Wikileaks, quien se encuentra asilado en la Embajada del Ecuador en Londres, y el ex informático de la Agencia de Seguridad de los Estados Unidos, Edward Snowden, quien se encuentra asilado en Rusia y que habría logrado viajar a Moscú desde el Asia, donde había huido de su país, con un salvoconducto ecuatoriano, otorgado por el cónsul del Ecuador en Londres, Fidel Nárvaez, hecho que nunca fue negado por el correato. Aunque el cónsul Narváez asumió la responsabilidad personal por haber permitido al norteamericano llegar a Rusia, una fuente del Palacio de Najas no descartó la influencia del entorno del ex canciller Ricardo Patiño en la maniobra.

Segun el periódico español El País, las publicaciones de Assange en Twitter estarían siendo apoyadas por un ejército de cuentas robot controladas por Rusia. El País precisa: "en el caso de ese tuit de Assange, como muchos otros del mismo autor, logró más de 2.000 retuits en una hora y alcanzó su punto máximo, 12.000 retuits, en menos de una jornada. Que un mensaje se viralice de forma tan rápida, casi vertiginosa, obedece a la intervención de bots o perfiles falsos programados simplemente para dar eco de forma automática a mensajes determinados. Un análisis pormenorizado de una muestra de 5.000 seguidores de Assange en Twitter, facilitada por TwitterAudit, revela que un 59% de estos son perfiles falsos".

Otro antiguo conocido del Ecuador de Correa, el hacker norteamericano Edward Snowden, también estarían formando parte de esta estrategia: "A la causa de Assange se unió Edward Snowden, exanalista de inteligencia norteamericano, prófugo en su país y asilado en Rusia. Washington da por seguro que Snowden, que participa en videoconferencias sobre seguridad informática y espionaje electrónico, colabora de forma habitual con los servicios secretos rusos".

  ENTREVISTA  

"Assange duró como diplomático solo pocos días"

Paola Vintimilla.

Asambleísta

Usted ha denunciado una serie de irregularidades en la entrega de la nacionalidad ecuatoriana a Assange, mientras medios internacionales sostienen que se pretendía sacarlo hacia Rusia. ¿Qué ha podido indagar al respecto?

La ex canciller María Fernanda Espinosa vino a la Asamblea, a la Comisión de Soberanía, y tras nueve meses de pedir la información, hemos obtenido una respuesta del actual canciller. La ex ministra me dijo en mi cara que no me iba a entregar la información, pues declaró como reservados los documentos. Pero el actual canciller dice que aunque están considerados como reservados, en los archivos del Ministerio no consta que están incluidos en los índices de información reservada de la Cancillería. Es muy rara esa declaratoria. 

¿El actual canciller ha levantado la reserva?

No, sigue siendo reservada, pero el actual canciller destaca que no se han seguido los procedimientos. Creo que la Asamblea debe levantar la reserva de esos documentos.

¿Cuáles fueron las irregularidades?

Hay un sistema informático en dónde no se han ingresado los documentos para la naturalización de Assange, crearon una normativa especial para este caso. Desde febrero el presidente Moreno le dispuso a la ex canciller que resuelva el caso, y lo que ella hizo fue darle la naturalización a un señor sin ningún mérito, que lo único que había hecho es vivir en nuestra Embajada en Londres por cinco años. Se hizo una norma para que una persona que viva en nuestras embajadas pueda ser naturalizado. Eso es gravísimo, se usó la norma para darle a una persona. 

"No tengo información de eso, es un reportaje que proviene de The Guardian. Como nunca tuvo estatus diplomático, nunca se pudo hacer efectiva su designación en Moscú. Hay que preguntar al canciller en condición de qué está".

Pero las naturalizaciones han sido otorgadas en el país de una manera laxa, ¿qué lo diferencia de un futbolista extranjero por ejemplo?

Creo que no podemos compararlo con un futbolista, se trata de un fugitivo de la justicia, de una persona con antecedentes judiciales. Un futbolista vive y tributa en el Ecuador, este señor no cumple ninguno de los requisitos. No tiene ningún trabajo en el Ecuador. Como no cumplió esos requisitos se creó esa normativa. Solo les faltó poner el nombre del señor Assange. Le dan la ciudadanía para ponerlo como diplomático en Londres y luego como consejero de la Embajada del Ecuador en Moscú, para eso hay un acuerdo ministerial. Pero primero el Reino Unido debía aceptarlo como diplomático, cosa que se les negó dos veces, y al final María Fernanda Espinosa revocó la condición de diplomático de Assange. Todos los documentos del caso los ha firmado un viceministro. Si el Reino Unido le aceptaba como diplomático, hubiera tomado un taxi y viajaba a Moscú. Duró como diplomático ecuatoriano solo unos pocos días. 

¿Cuando se le retiró el estatus diplomático, volvió a ser solo un asilado político?

Sí, pero en una carta que Assange firma junto al ex juez español Baltazar Garzón, el 4 de diciembre de 2017 da por terminada su condición de asilado político y agradece al Ecuador por su naturalización. Pero recién se le entregó el 12 de diciembre la naturalización. 

¿Y entonces qué es ahora Julian Assange con respecto al Ecuador? ¿Es un ecuatoriano que vive ahí?

Nos tienen que aclarar realmente cuál es su condición ahora en la Embajada del Ecuador en Londres. Legalmente, Julian Assange no podía dar por terminado su asilo, sino el Estado que le otorgó esa condición. La carta es infantil. Las fechas no cuadran. 

¿Qué opina usted de que quien estaba detrás de esto fue Rusia?

No tengo información de eso, es un reportaje que proviene de The Guardian. Como nunca tuvo estatus diplomático, nunca se pudo hacer efectiva su designación en Moscú. Hay que preguntar al canciller en condición de qué está. La Asamblea puede exhortar a que se le retire la nacionalidad ecuatoriana a Julian Assange. Para que la Asamblea levante la reserva de los documentos se necesitan 91 votos. Hemos presentado a la Contraloría estos documentos para que se analicen las responsabilidades admnistrativas de la ex canciller, así como todos los gastos que se han hecho en el caso de Assange. Hay responsabilidades políticas grandes y obvias que deberán responderse en el juicio político.