Los fideicomisos del IESS en la mira

Los fideicomisos del IESS en la mira
Plan V inicia una serie de reportes sobre las inversiones inmobiliarias y de otro tipo en el IESS. Un informe de 115 páginas, con 34 conclusiones que se refieren a relaciones familiares, comerciales y empresariales entre funcionarios del IESS y del BIESS y las empresas beneficiarias de estas inversiones, pone en duda la legalidad de estas operaciones con dinero de los afiliados. Uno de los puntos de la investigación es un fideicomiso de inversiones inmobiliarias por USD 200 millones. El Banco del IESS, según la investigación, tuvo en sus manos USD 6000 millones para invertir.
04 de Junio del 2018
Redacción Plan V

Un informe reservado que reposa en entidades oficiales, al que tuvo acceso Plan V, reporta serias dudas sobre las condiciones y destino del fideicomiso que el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) constituyó, por USD 200 millones, para financiar actividades inmobiliarias. El informe, producto de una investigación de inteligencia, proporcionó a las autoridades de control información suficiente para determinar las relaciones entre autoridades del IESS y al menos dos empresas que recibieron préstamos del fideicomiso inmobiliario por al menos USD 29 millones de dólares. Estas vinculaciones fueron reportadas en el 2015 a la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) en un documento de 115 páginas. 

Los investigadores detallaron el mapa de relaciones entre los funcionarios y ejecutivos del IESS encargados de entregar los préstamos, y los accionistas y administradores de las empresas beneficiarias, que en algunos casos eran sus parientes.

Cómo se monta un negocio

El informe señala que "mediante Resolución No C.D.280 de 29 de septiembre de 2009 el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), resolvió aprobar el documento denominado Codificación del reglamento para la participación del IESS en negocios fiduciarios y fideicomisos mercantiles. En este Código se establecía a la Unidad de negocios Fiduciarios como un órgano técnico de apoyo al Consejo Directivo. Esta Unidad se encargaba de los estudios y recomendaciones sobre negocios fiduciarios, así como del seguimiento, vigilancia, desarrollo y análisis de los fideicomisos mercantiles y encargo fiduciarios en los que actuaba como partícipe el IESS.

"La Unidad de Negocios Fiduciarios era un órgano de evaluación de los proyectos desde el punto de vista financiero, legal y de riesgos, pero no de forma autónoma, sino que para el efecto requería de la aprobación y participación de las demás áreas del IESS, vinculadas con las inversiones. La Unidad de Negocios Fiduciarios dejó de realizar las funciones para las cuales fue creada, toda vez que el BIESS pasó a desarrollar estas funciones, en cumplimiento a lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 372 de la Constitución de la República que señala que los fondos provisionales públicos y sus inversiones se canalicen a través del BIESS.

USD 27

millones invirtió el IESS en proyectos inmobiliarios particulares hasta el 2013.

"Debido a la participación del IESS en negocios fiduciarios, antes de la creación y funcionamiento del BIESS, se generaron inversiones a través de negocios fiduciarios, destacándose principalmente: el Fideicomiso de inversión y administración del IESS para el desarrollo del mercado inmobiliario (FIAIDMI) y Fideicomiso mercantil de inversión y administración del IESS para el desarrollo del sector industrial (FIAIDSI). 

"El 9 de diciembre del 2009 el IESS constituye el Fideicomiso de Inversión y Administración para el Desarrollo del Mercado Inmobiliario, actuando como su administrador la Corporación Financiera Nacional —a cargo por entonces de Jorge Wated—, para cuyo propósito se hizo un aporte inicial de USD 200 millones. El objetivo de este Fideicomiso era constituirse en el paraguas de las inversiones inmobiliarias del BIESS. Para ello debía acoger todos los fideicomisos del sector inmobiliario.

Hasta el 25 de junio del 2013, se habían otorgado 18 créditos directos a constructores, a través de líneas de crédito aprobadas por los Miembros de la Junta del Fideicomiso, cuyos valores aprobados ascendían a USD 27’298.964,21, de los cuales habían sido desembolsados USD 25’543.305,2. Las tasas de interés fluctuaron entre el 6,50% al 8,18%, con un período de recuperación a corto plazo, señala el informe.

Otra inversión del Fideicomiso en mención sirvió para la construcción y equipamiento del Hospital de Quevedo, por un monto de USD 39 millones.  Esta operación financiera fue investigada por los autores del informe en mención, y ahí se detallaron, con nombres,  apellidos y cargos las relaciones entre los funcionarios encargados de entregar el fideicomiso y las empresas contratistas y subcontratistas. 

Foto: Presidencia de la República

El Banco del IESS será auditado por la Contraloría.

El FIAIDMI en calidad de persona jurídica, conforme lo establece en la cláusula quinta del contrato de constitución y en el artículo 109 de la Ley de Mercado de Valores, aprobó créditos hipotecarios a constructores por US$ 27’298.964,21, operaciones que de conformidad con el literal f) de la Codificación de la ley General de Instituciones del Sistema Financiero, están reservadas a las instituciones del sistema financiero y el artículo 121 de la misma Ley prohíbe a las personas naturales o jurídicas no autorizadas por Ley o por la Superintendencia de Bancos y Seguros efectuar este tipo de actividades.

Con la creación del reglamento para negocios fiduciarios fue allanado el camino para lo que sería el desarrollo de proyectos inmobiliarios, créditos a empresas constructoras, construcciones y equipamientos de hospitales, etc., a través de la participación de estas dos entidades del Estado en los denominados Negocios Fiduciarios. La Unidad de Negocios Fiduciarios del IESS y posteriormente Gerencia de Negocios Fiduciarios del BIESS, desde su creación, estuvo a cargo de un amigo y socio del principal directivo del IESS de ese entonces y el Jefe de Negocios Fiduciarios Inmobiliarios era a su vez socio del director de la Unidad de Negocios Fiduciarios, en empresas vinculadas a la industria de la palma africana, según dice el informe. 

La investigación también detalla cómo una alta funcionaria del IESS, brazo derecho del director de la entidad, estuvo vinculada con ejecutivas de las empresas beneficiarias de negocios inmobiliarios donde invirtió el IESS, incluso con empresas que prestaron servicios diálisis y de equipamiento médico. 

El informe, que será detallado en la siguiente entrega, en una de sus 34 conclusiones, determina que en el IESS funcionó una red de corrupción desde el más alto nivel. 

La Contraloría General del Estado ha anunciado un examen a fondo de cuatro áreas del IESS, entre ellas el otorgamiento de los mencionados fideicomisos y las inversiones del Instituto que ascienden a más de USD 6000 millones.