Guayaquil, la ciudad con más incautaciones de droga en Ecuador

Guayaquil, la ciudad con más incautaciones de droga en Ecuador
En casi dos años, solo en el Puerto Principal se han decomisado 39 toneladas de droga. Los contenedores siguen siendo usados para el tráfico. Pero también se usan lanchas para el envío de los cargamentos a Centroamérica. En los últimos meses se ha incautado más droga en la Sierra y Amazonía. Fernando Carrión, catedrático de Flacso, estima en 480 el número de toneladas de droga que pasan por Ecuador al año.
03 de Septiembre del 2018
Redacción Plan V

El puerto paraíso de la droga

Más de 39 toneladas de droga se han incautado en los últimos dos años en Guayaquil. Con esa cantidad, el Puerto Principal se convierte en la ciudad que encabeza los decomisos del alcaloide, según revelan cifras entregadas por el Ministerio del Interior a Plan V. Entre 2017 y lo que va del 2018, la Policía ha realizado 4.775 operativos solo en esta ciudad.

Los casos recientes lo confirman. El pasado 28 de agosto, 270 kilos de cocaína fueron hallados en el puerto de Guayaquil cuyo valor en los mercados internacionales superaba los 10,7 millones de dólares. Estaban escondidos en dos sacos de yute y diez maletas de nylon en un contenedor de pescado enlatado de una empresa empacadora de Manta.

Para ello se usó la vieja modalidad del “gancho ciego” que consiste en meter la droga cuando los contenedores de mercancía legal están a punto de ser embarcados. Las bandas rompen los sellos, meten los bolsos y ponen un nuevo sello al contenedor. En esa ocasión, la carga había sido contaminada antes de ser embarcada en el buque Anisha R., que tenía como rumbo el puerto europeo Antwerp, Bélgica.

El más reciente operativo ocurrió el pasado 30 de agosto cuando fue detenida cuatro bandas en Pichincha, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas y Azuay. Uno de los detenidos registraba 21 procesos judiciales.

Bélgica sigue siendo uno de los destinos donde más envíos de este tipo se ha registrado. Por ejemplo, en julio pasado se detectaron dos cargamentos que tenía como destino Europa. El uno, de 353 kilos de cocaína que iban en un contenedor con cajas de banano, tenía como destino Rusia. El segundo, de 690 kilos, que iban en un contenedor de mariscos, tenían como destino España. Ambos cargamentos incautados tenían un trasbordo en el puerto de Amberes, Bélgica, y su costo superaba los 40 millones de dólares.

Según la Policía, uno de los puntos de alto riesgo para un contenedor es si su destino a Bélgica. Esto se debe a los mínimos controles que existe en el Puerto de Amberes. Ese país es considerado un paraíso de las drogas, pues en esa nación todo tipo de alcaloides se expende a menor costo que en otros países del continente europeo, de acuerdo con el Observatorio Europeo de la Drogas y las Toxicomanías que citó el Ministerio del Interior.

En Guayas se ha registrado los golpes más fuertes en los últimos meses. El pasado 20 de agosto, la Policía decomisó 1,1 tonelada de clorhidrato de cocaína en el puerto. Fueron hallados en cajas de bananos. Otro caso similar se registró en el sector de “Mucho Lote 2”, en Guayaquil. Allí se encontró un centro de acopio con 78 paquetes de cocaína. Esta organización, que también usaba la técnica del “gancho ciego”, tenía previsto enviar la droga a Europa donde su valor subía a 34,7 millones de dólares.


A finales de agosto pasado, la Policía incautó droga valorada por USD 10 millones que tenía como destino Bélgica. 

En ese mismo puerto, el 15 de agosto, se encontraron 32 kilos de clorhidrato de cocaína que habían sido colocados en paneles de refrigeración de un contenedor con camarón congelado. Su destino era España con una escala en Marruecos. Incluso en este puerto se ha encontrado droga abandonada. Ocurrió, por ejemplo, el pasado 8 de julio cuando los uniformados hallaron 11,8 kilogramos de cocaína camuflados en varias cajas de cartón.

Pero también la droga sale por lanchas. El pasado 31 de julio, se incautaron 730 kilos de clorhidrato de cocaína en el sector Puerto Grande, ubicado en el sur de la isla Puná. Tres hombres fueron vistos mientras sacaban del manglar sacos de yute hacia dos lanchas rápidas. Las investigaciones concluyeron que este sector era un centro de acopio de grandes cantidades de droga. Son ocultadas en camaroneras del perfil costanero de la isla. El alcaloide provenía de Colombia y pertenecía a una banda internacional. Su objetivo era enviar la droga en lanchas rápidas hasta alta mar donde se ubican embarcaciones más grandes y estas eran las que hacen los traslados hacia Centroamérica y México.


El 27 de agosto, la Policía informó de tres operativos antinarcóticos que golpearon bandas que enviaban cargamentos a Centroamérica y Europa. Foto: Ministerio del Interior. 

El perfil costanero, ¿invadido de droga?

Para el experto en temas de seguridad, Daniel Pontón, la mayor cantidad de droga sale por los puertos del país. Según las cifras enviadas por Interior a Plan V, efectivamente demuestran que la mayor cantidad de incautaciones se realiza en las ciudades del perfil costanero. En el 2017, después de Guayaquil, la ciudad con más decomisos fue La Libertad en la provincia de Santa Elena. En 200 operativos se decomisaron 7,9 toneladas de droga.

Según cifras del Ministerio del Interior, en los últimos 4 años se han decomisado 7,5 toneladas de pasta base. Esta va sobre todo para el consumo interno, según el experto Daniel Pontón.

Pero por provincias la cifras dieron en el 2017 a Esmeraldas el segundo lugar con 9,6 toneladas de droga. Las principales ciudades donde hubo incautaciones fueron Esmeraldas, San Lorenzo, Atacames y Río Verde. Le siguió la provincia de Manabí con 7,5 toneladas y en esta sobresalen el puerto de Manta y las ciudades de San Vicente y Olmedo. En cuarto lugar estuvo Santa Elena (9,1 toneladas), seguido de El Oro (4,2 toneladas), Los Ríos (4,1 toneladas) y Galápagos, sobre todo en la isla de Santa Cruz (1,7 toneladas). Los tres últimos lugares del ‘top ten’ los ocupó Pichincha, Carchi y Ambato.

Pero la ruta de la droga en lo que va del 2018 registra cambios. Sin que las cifras estén cerradas, pues aún faltan cuatro meses para que se acabe el año, las cifras revelan mayores incautaciones en la Sierra y Amazonía. El ‘top ten’ en este año está liderado por Guayas y Esmeraldas nuevamente. Pero en esta última ciudad desapareció San Lorenzo y en cambio del mapa de incautaciones del alcaloide entró Muisne y el cantón Eloy Alfaro. Asimismo El Oro va en el tercer lugar y Manabí cayó un puesto.

La marihuana es otra droga que va sobre todo para el consumo interno. En los últimos cuatro años se han decomisado 48,8 toneladas.

En esta provincia se incautó uno de los cargamentos más caros en lo que va del año. En Pedernales, se encontró 40 sacos de yute y en un cartón paquetes rectangulares con el logotipo de “KW”. Su peso alcanzó 1,47 toneladas y su valor era de 69,7 millones de dólares, según la Policía.

Otro golpe en Pedernales sucedió el pasado 23 de agosto. Una banda dedicada al tráfico internacional de drogas proveniente de Colombia fue detenida. Utilizaba rutas marítimas para el envío de la sustancia ilegal. El cargamento consistía en 511 kilos de clorhidrato de cocaína que estaban almacenados en una camaronera. Habían 450 paquetes, tipo ladrillo, cubiertos con cinta de embalaje y con un logotipo de trébol. Habían sido enterrados. Un caso similar sucedió en el 22 de agosto cuando se halló droga enterrada  y protegida entre tablones de madera y tanques en la vía Alóag -Santo Domingo. En ese operativo, una persona con difusión roja de la Interpol fue uno de los detenidos.


En Pedernales, los uniformados encontraron droga enterrada y embalada con logotipos de trébol.  

En los dos últimos años, febrero y mayo de 2017 fueron los meses con más toneladas de droga incautadas. En el primero se decomisaron 10,1 toneladas y en mayo, 13,3 toneladas.

Pero los seis puestos siguientes de las provincias por donde más circula droga están ocupados por, en este orden, por Carchi, en cuya capital, Tulcán, se han incautado hasta el momento 2,6 toneladas de cocaína. Le sigue Napo, sobre todo Quijos, donde cargamentos por 2,5 toneladas. En los siguientes lugares están Pichincha, Santo Domingo, Sucumbíos e Ibarra.

Este cambio de ruta, dice Pontón, no varía el modus operandi de las bandas. Asegura que las incautaciones se hace en territorio no en el mar, porque desde el 2009 las incautaciones en alta mar han sido “paupérrimas”.

Otra modalidad para el transporte de la droga es adaptar vehículos particulares para el transporte del alcaloide. El caso más reciente se registró el 28 de agosto pasado cuando se encontraron 301 kilos en un auto en el cantón Mejía. La droga seguía la ruta Colombia-Ecuador- Centroamérica y su valor alcanzaba los 14,2 millones de dólares.

El nivel de incautaciones, según Cando, demuestran algunos eventos desde el 2005, pero que en los últimos años ha aumentado más. Uno de ellos es la concentración de cultivos y procesamiento de droga en Tumaco. “Esa droga tiene que salir lógicamente por un lugar cercano y eso es Ecuador”. El otro factor es que la Policía Antinarcóticos es altamente entrenada y preparada para este tema. El promedio de incautaciones sobre el total de lo que se trafica sería entre el 30 y 40%, afirma. “Se incrementa la producción, pero también tiene una mayor efectividad la Policía”. En lo que va del año, la Policía se ha incautado 44 toneladas de droga. En todo el 2017 esta cifra fue de 80 toneladas.

  PUNTO DE VISTA  

'Por Ecuador pasan 480 toneladas de droga anuales'

Fernando Carrión, catedrático de Flacso

Por el territorio ecuatoriano pasan más o menos 480 toneladas de droga anuales. Es una cantidad impresionante que es más que la producción de Bolivia y es relativamente parecida a la producción de Perú.

El narcotráfico se ha desplazado a Putumayo y Sucumbíos que es una zona bien interesante de narcotráfico porque es la salida de la droga por el río Putumayo hacia Brasil, que es el segundo país de consumo de coca del mundo y el primero de crack. Brasil además es un país de tránsito hacia Europa y África, la cantidad de droga que pasa por ahí es impresionante. Mientras que la zona de Nariño y Esmeraldas es una zona de salida hacia la cuenca del Pacífico.

Lo que se ve en Colombia es que hay una tendencia hacia el Pacífico para la salida de la droga. El puerto de Buenaventura se está convirtiendo en un espacio clave, por eso hay tanto conflicto. Y Ecuador tiene cuatro buenos puertos: Esmeraldas, Manta, Guayaquil y el de Puerto Bolívar. Y gran parte de la droga sale por ahí.

En toda la zona de Manabí y Esmeraldas, los barcos de pescadores ahora ya no salen a pescar, sino a dejar droga. Y se ha abierto el corredor por Galápagos. Si uno piensa que le puede pasar a Galápagos algo parecido a lo que le ha sucedido a Esmeraldas, el tema de turismo se vería profundamente afectado. Si por allí estalla alguna cosa (en algún puerto) eso sería muy complicado porque es un punto de ingresos al país bien grande.