Las mujeres que le dicen a Rafael Correa: “déjanos en paz”

Las mujeres que le dicen a Rafael Correa: “déjanos en paz”
Fundamedios reveló que en 1 de cada 2 enlaces ciudadanos se registraron agresiones del presidente Rafael Correa contra las mujeres. Sufridora, neurótica, corrupta, mentirosa, desquiciada, mediocre, deshonesta, mala fe, antipatria, etcétera, son algunas de las palabras expresadas por el presidente Rafael Correa para menoscabar la reputación de mujeres críticas a su gobierno, lo que es considerado violencia política.
21 de Marzo del 2017
Fundamedios

El Observatorio de Medios del Ecuador (OME) de Fundamedios presentó por el Día Internacional de la Mujer el informe 'Déjanos en paz' Ni gorditas horrorosas ni diosas del Olimpo ¡Mujeres! Es un estudio que evidencia el discurso estigmatizante contra las mujeres en los enlaces sabatinos.

El OME reveló, en una muestra comprendida entre el 2013 y 2016, que en 1 de cada 2 enlaces ciudadanos se registraron agresiones del presidente Rafael Correa contra las mujeres. Las mujeres agredidas son políticas, activistas de derechos humanos, periodistas y funcionarias públicas. Se registraron también que existen 95 situaciones de agravio contra 23 mujeres en 81 enlaces. El 80% de los agravios a las mujeres corresponden a insultos descalificativos, el 10% a expresiones de ironía, el 7% a insultos injuriosos, el 1% a amenazas y 1% restante a piropos morbosos.

Sufridora, neurótica, corrupta, mentirosa, desquiciada, mediocre, deshonesta, mala fe, antipatria, etcétera, son algunas de las palabras expresadas por el presidente Rafael Correa para menoscabar la reputación de mujeres críticas a su gobierno, lo que es considerado violencia política.

El 80% de los agravios a las mujeres corresponden a insultos descalificativos, el 10% a expresiones de ironía, el 7% a insultos injuriosos, el 1% a amenazas y 1% restante a piropos morbosos.

“La violencia política es toda forma de agredir a una mujer política, que esté en un cargo público o que aspira a un cargo público, mediante una forma verbal, de una forma física o de una forma sexual. Hay violencia política cuando a una mujer, como por ejemplo Mery Zamora se presentan unas supuestas fotos íntimas, esa es una agresión brutal porque no solo que se va contra ella sino contra todas las mujeres. Por qué desde lo sexual se nos agrede, se nos trata de minimizar nuestro accionar político. Se da también en la parte verbal denigrándolas con palabras como muñequita de pastel, gordita horrorosa, coloradita", afirma Pilar Rassa, activista de la Organización Feminista Surkuna.

El ranking de las mujeres más violentadas son: Cynthia Viteri, ex asambleísta y candidata a la Presidencia de la República por el Partido Social Cristiano (PSC), con 12 agravios; Lourdes Tibán, exasambleísta y candidata al Parlamento Andino por Pachakutik, con 11 agravios, y Mery Zamora, maestra y expresidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), con 9 agravios.

La lista la encabeza Cynthia Viteri, ex asambleísta y ex candidata presidencial para los comicios de 2017. Viteri registra el mayor número de agresiones en 12 enlaces ciudadanos, de los cuales 11 corresponden a insultos descalificadores y 1 insulto irónico.

De ese número de situaciones, uno de los casos que se mantuvo por días en los medios de comunicación y que se impregnó en la mente de algunos ciudadanos, fue lo que dijo el presidente Rafael Correa a Cynthia Viteri en 2016, por sus propuestas en materia económica. "Esta señora que no hable de economía, queda mal, que hable de cualquier cosa. Que hable, por ejemplo: de maquillaje (...). Se la ve más falsa que un billete de 2.50 porque aparece sin una arruga, sin un barrito, muñequita de pastel y así nos quieren impresionar, puro maquillaje", durante el enlace ciudadano Nº 495, 8 de octubre 2016.

La frase de Correa generó reacciones de rechazo y críticas en contra del propio gobierno en las redes sociales con el hashtag #hablemosdemaquillaje, el que se mantuvo en el top trend de Twitter en Ecuador.

Inclusive la ajedrecista Carla Heredia publicó una carta abierta dirigida al Jefe de Estado, en la que destaca el apoyo del gobierno al deporte y hace un llamado al Presidente de la República para que se disculpe con Cynthia, con las “gorditas horrorosas”,  con las mujeres y el pueblo ecuatoriano por ese trato denigrante.

En segundo lugar está Lourdes Tibán Guala, ex asambleísta y ex candidata al Parlamento Andino de cara a las elecciones de 2017, quien suma 11  insultos, de ellos 10 son descalificadores y 1 irónico.

         

Durante el enlace ciudadano N° 423, del 5 de mayo de 2015, el Jefe de Estado criticó a la ex asambleísta por haber filmado el testimonio de Luis Calderón, quien supuestamente hizo un “gesto obsceno” a la caravana del presidente Rafael Correa en el marco de las protestas ocurridas por el Día Internacional del Trabajo, en Quito. Calderón fue sentenciado a realizar 20 horas de servicio comunitario.

El ranking de las mujeres más violentadas son: Cynthia Viteri, Lourdes Tibán, y Mery Zamora. Fueron agraviadas entre 9 y 12 veces.

“Viene este muchacho malcriado a hacer yuca, a hacer malas señas. Iba con mi esposa (…) Los que defendieron esto por redes sociales, la Lourdes Tibán, los Carlos Vera, todos esos mediocres. A esos denles yuca porque parece que les gusta, están de acuerdo. A mí no, yo si voy a responder. A ellos sí, a mí no. Yo sí voy a responder (…) Los que difundieron ese video, exponiendo a ese joven, haciéndolo decir mentiras sobre el presidente e incluso publicándolo, rompieron flagrantemente el Código de la Niñez y Adolescencia y el Código Penal”, sentenció.

La exlegisladora Lourdes Tibán también ha sido víctima de violencia física y verbal. La mañana del 23 de septiembre de 2015 fue agredida por dos mujeres a pocas cuadras de su oficina, en las calles Carlos Ibarra y 10 de Agosto, en el centro norte de Quito.

Tibán narró que ese día fue golpeada en la espalda, recibió un puntapié y le  arrastraron del cabello, gritándole a su vez sinvergüenza, hija de puta, zorra. Y no conformes con ello, la amenazaron de muerte y le advirtieron “no sabes lo que te va a pasar, no sabes con quién te has metido”.

Frente a estos sucesos, Tibán afirma que no cree en la justicia porque todo lo que ha pasado con ella ha quedado en la impunidad. “El Código Penal no tipifica ninguna  persecución política a una mujer. Lo toman como un robo normal y hasta ahora no hay respuestas. Lo toman como una agresión normal a la mujer y dicen bueno es una agresión doméstica a Lourdes Tibán ¡Para mí todas las agresiones que he sufrido son políticas!”, expresa.

En tercer lugar se ubica la profesora Mery Zamora García, expresidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE) entre 2007-2013 y ex asambleísta alterna de Jorge Escala, entre 2009-2013.

Zamora fue acusada por la Subsecretaría de Educación por supuestamente haber utilizado a los estudiantes del Colegio Fiscal Aguirre Abad con fines políticos y proselitistas en contra del gobierno en 2010. Y en mayo de 2013 fue declarada culpable de actos de sabotaje y terrorismo por el Tribunal Décimo de lo Penal del Guayas, que le impuso una pena de ocho años de prisión. Sin embargo, en mayo de 2014 un tribunal de la Sala de lo Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) ratificó la inocencia de Zamora, alegando que los hechos no se apegaban al tipo penal con el que fue acusada y juzgada.

Mery Zamora ha sido objeto de 5 agresiones descalificativas y 4 injuriosas, por parte del Primer Mandatario.

“El violento no es el tipo fuerte o poderoso, la violencia siempre da cuenta de la debilidad”.

 Rodrigo Tenorio, psicoanalista.

Frente a la decisión que tomó la CNJ, Correa en su enlace ciudadano N° 322 del 18 de mayo de 2013, afirmaba que en el 30-S Mery Zamora sacó a los estudiantes del Aguirre Abad, con el fin de que maten a alguno y “ver si se caía el gobierno”. Molesto explicaba que “suspender las clases, servicios básicos, exponer a nuestros jóvenes” es un delito.

De acuerdo a Rodrigo Tenorio, psicoanalista, cualquier tipo de violencia da cuenta de una debilidad. “El violento no es el tipo fuerte o poderoso, la violencia siempre da cuenta de la debilidad, cuando yo ya no tengo argumentos para debatir, cuando tú ya me has dominado completamente en tus argumentaciones entonces yo saco la violencia para aniquilarte. Este señor se siente fuerte por su cargo como Presidente de la República, y su cargo anterior como maestro, por ello, ha aprovechado estos últimos 10 años para ser violento con todo el mundo, no con las mujeres solamente”.

Tenorio también cree que el insulto es una profanación a la otra persona y el objetivo de ser utilizado es para humillar, pero varias mujeres que han sido agraviadas por Correa no se han humillado, al contrario han mostrado más la cara.

"No es nuevo para las mujeres el ataque en los últimos 10 años y en general en todos los gobiernos las mujeres no hemos tenido una posición privilegiada, al contrario hemos sido rezagadas".

Pilar Rassa, activista.

El informe ‘Déjanos en paz’ indica que las mujeres que conforman el régimen también han recibido un trato discriminatorio y de índole morboso, como es el caso de la asambleísta Paola Pabón, quien fue criticada por su moción a favor del aborto en el caso de violación, y la exministra de Transporte y Obras Públicas Paola Carvajal, a quien Correa agredió en el enlace ciudadano N° 415 al pedirle al camarógrafo que la enfoque de arriba hacia abajo: “Vean esa parada sexy, está guapísima así, muy sexy. ¿Le ven la pinta de tecnócrata, tecnocumbiera y cumbiambera?”.

Por su parte, Pilar Rassa cree que se ha naturalizado y particularizado la violencia contra determinadas mujeres por la posición machista del régimen, porque no está de acuerdo que nadie le cuestione, peor una mujer. “Este panorama es grave para el avance de los derechos de las mujeres. No es nuevo para las mujeres el ataque en los últimos 10 años y en general en todos los gobiernos las mujeres no hemos tenido una posición privilegiada, al contrario hemos sido rezagadas”.

El informe completo del estudio está disponible en el micrositio:  www.dejanosenpaz.org, donde también se puede acceder a contenido multimedia que recopila testimonios de las agredidas y los agravios emitidos en los enlaces ciudadanos.