Narcotráfico: ¿son confiables las Fuerzas Armadas?

Narcotráfico: ¿son confiables las Fuerzas Armadas?
En inteligencia, defensa y seguridad no hay peor error que las improvisaciones, esta política de prueba-error-prueba. Esto hemos hecho con la Senain, con el Ministerio del Interior y con Defensa. Un juego pendular peligroso en el cual nos hemos gastado muchos recursos. Ese movimiento pendular ha sido la gran oportunidad para la inserción del crimen organizado y la penetración que ahora tiene en Ecuador. Pero el tema es más grave aún: con el control militar del sistema de inteligencia, de seguridad y defensa, el que aparezca una tonelada de droga en la estratégica base aérea de Manta, pone serias dudas sobre la idoneidad de las Fuerzas Armadas en el combate al narcotráfico. Un análisis de Freddy Rivera
23 de Septiembre del 2018
Freddy Rivera

A lo largo de esta década, en el tema del narcotráfico y el crimen organizado, se han forjado varias certezas. Regresar atrás es imposible en este aspecto;  es decir, las condiciones y las formas de esta guerra no se puede volver a repetir ni son las mismas. 

Estas condiciones se modificaron para el Ecuador a nivel interno y externo. En lo interno, hubo un descuido garrafal de no construir entes de conducción de inteligencia estratégica. Sobre todo los últimos años del correísmo, y los años de Pablo Romero y Rommy Vallejo al frente de la inteligencia, lo que hicieron fue convertirla en policía política. En el análisis de los gastos dispendiosos de este  periodo, la Contraloría tiene una gran deuda. La entidad de control no enseña nada, ni los gastos ni las responsabilidades. Aún no están claros todos los dineros que se recibieron. La pregunta que uno se hace con el pasar del tiempo es: ¿Pablo Celi y/o Carlos Pólit están jugando a colaborar con la impunidad, o no? En términos de seguridad e inteligencia, quienes han mandado sobre la Contraloría los últimos años no han sacado las cartas. 

Sobre todo los últimos años del correísmo, y los años de Pablo Romero y Rommy Vallejo al frente de la inteligencia lo que hicieron fue convertir a la inteligencia en policía política. En los gastos dispendiosos de este  periodo, la Contraloría tiene una gran deuda. La entidad de control no enseña nada, ni los gastos ni las responsabilidades.

En inteligencia, defensa y seguridad no hay peor error que las improvisaciones, esa política de prueba-error-prueba-error. Esto hemos hecho con la Senain, con el Ministerio del Interior y con Defensa. Un juego pendular peligroso en el cual nos hemos gastado muchos recursos. Ese movimiento pendular ha sido la gran oportunidad para la inserción del crimen organizado y la penetración que ahora tiene en Ecuador. Lo que nos afecta en cuando las negociaciones de paz en Colombia y lo que ha pasado en Esmeraldas es un capítulo de los últimos tres años. Estos hechos solo pusieron en evidencia la vulnerabilidad y relativa indefensión que ya teníamos. Pero tenían que morir nueve personas para darnos cuenta de ello. Aunque mediáticamente se dio mayor preponderancia al secuestro y asesinato de los tres miembros del equipo de El Comercio

Base Aérea: ¿y si era un camión de explosivos?

El general (r) Oswaldo Jarrín, ministro de Defensa, tomó el mando operacional y estratégico en la frontera norte. Se hicieron muchos esfuerzos, pero luego aparece una tonelada de droga, nada menos, en la base aérea de Manta, de la FAE. Es un balde de agua fría para las intenciones que Jarrín tiene de recomposición del sector defensa y seguridad. El país asiste a la recorporativización de las Fuerzas Armadas, que como un pulpo está copando un montón de espacios en seguridad, defensa e inteligencia. Descubrir esa tonelada en una base de la FAE implica un trabajo de inteligencia anterior, de varios meses. Ese es un trabajo policial. Hace dos años, la Dirección Nacional Antinarcóticos de la Policía ya quiso entrar a la Base Aérea de Manta y no se lo permitieron. La intervención se quiso hacer en esa ocasión por la prevención,  pero esta última vez se hizo por la pista, para cogerles con todas las evidencias. 

Eso demuestra varias cosas y genera muchas preguntas: ¿y el personal de inteligencia de la Fuerza Aérea, A2, que es parte del G2? El A2 reporta a su cadena de mando sus acciones para velar por la seguridad y sobre lo que pasa y no pasa en esa Base Aérea. ¿Y si en vez de cocaína era un camión lleno de explosivos? Igual entró, igual estacionó. ¿Y si era un camión de explosivos el que entró libremente y lo hacían explotar? ¿Dónde están las medidas de contrainteligencia que tienen las unidades militares dentro de sus repartos? Cada unidad tiene su comando de inteligencia. Hasta los gringos que entraban en el FOL cuando estaban en Manta pasaban todos los controles, hacían hasta migración. Nuestros oficiales de inteligencia sabían lo que pasaba en su base aérea. ¿Ahora no? Es muy extraño. Quien tiene que dar explicaciones es el Ministerio de Defensa, pero también el grupo de inteligencia del Comando Conjunto (G2); inteligencia de la Fuerza Aérea, los comandantes y jefes de inteligencia y contrainteligencia de la FAE... Manta, como base aérea y puerto tiene una gran importancia estratégica, y la pregunta que tiene uno que hacerse es ¿qué iban a hacer con ese cargamento de droga? ¿La iban a sacar vía aérea? ¿Por el mar, con la complicidad de la Armada? No se sabe. Y tampoco se sabe si esta era la primera vez que sucede, o es la segunda o es la tercera... Si la Policía Antinarcóticos ya tuvo un incidente hace dos años, es lógico pensar que ya se hacía el seguimiento a este tipo de tráfico. ¿Y su la Policía lo sabía, por qué no lo dijo a inteligencia de la Fuerza Aérea?


La ministra del Interior, María Paula Romo junto al comandante general de la Policía (izquierda) y el director nacional antinarcóticos, . Foto: Ministerio del Interior

Hace dos años, la Dirección Nacional Antinarcóticos de la Policía ya quiso entrar a la Base Aérea de Manta y no se lo permitieron. La intervención se quiso hacer por la prevención en esa ocasión,  pero esta última vez se hizo por la pista, para cogerles con todas las evidencias.

Así que esta captura no fue obra del avión Orión P3 de los Estados Unidos, ni del acuerdo de cooperación con ese país. Lo que demuestra todo esto es que hay una mayor infiltración del crimen organizado en la Policía y las Fuerzas Armadas. ¿Cuál es la diferencia entre la droga encontrada en la base de Manta y la tonelada de cocaína que encontraron bajo la custodia del jefe de la Policía en Esmeraldas, en el caso Resurgir?

Se va cumpliendo lo que no nos hemos cansado de advertir: la inserción estratégica del Ecuador en el crimen organizado, la altísima vulnerabilidad del Ecuador, la falta de control. ¿Por qué los miembros de las Fuerzas Armadas no pasan pruebas de confianza? ¿Porque son militares? Creo que los militares tienen que pasar pruebas de confianza, así como se exige a los policías. Cuando las unidades de Fiscalía no quieren pasar pruebas de confianza te pones a dudar; cuando determinados jueces sobre todo de juzgados penales, no quieren someterse a pruebas de confianza ni hacerse pruebas de patrimonio, algo está pasando. Para ejercer un cargo de esos, en otros países pasan pruebas de confianza, hasta de su familia ampliada. 

Hay demasiadas preguntas porque las evidencias son demasiadas. ¿O estamos podridos y ahora está emergiendo parte de esa podredumbre?

El giro hacia Estados Unidos

Del tonelaje y tipo de drogas capturadas, ya sabemos que todas esas variables vienen de cajón; los sumergibles capturados, las bandas desarmadas, muchos esos indicadores están claros. Pero los otros indicadores no están claros: las pruebas de confianza, las pruebas de patrimonio. Por la reticencia a hacerse las pruebas de confianza por parte de militares y operadores judiciales, el escenario está más que claro. Lo que es nuevo es este giro de los últimos seis meses, respecto a ser buenos amigos de Estados Unidos. Implica eso mayor interacción y cooperación de inteligencia. Pero, de hecho, la Policía Nacional, ya con José Serrano, se volvieron a hacer buenos amigos de la DEA. ¿Cual es la diferencia? Que ahora intervienen los militares ecuatorianos en un campo en el cual no están calificados. Otro indicador, por ejemplo, es ver la malla curricular de la Escuela de Inteligencia Conjunta de Conocoto, no hay una sola materia que enseñe inteligencia criminal, porque eso no es exclusivo de policías, al menos debieran tener nociones, y si estás a cargo de una base estratégica más aún. Las bases estratégicas tienen que ser analizadas: la base de Infantería de Marina de San Lorenzo, el Cuerpo de Ingenieros de Esmeraldas, las bases de Chone, las bases de Posorja; todos los retenes navales que están en Manabí; los retenes navales en el Golfo de Guayaquil; todo eso tiene que pasar por una exhaustiva investigación. Y eso le corresponde al Ministerio de Defensa. Pueden ser los mismos estadounidenses y no tendrá nada de extraño por ellos hacen lo mismo con todas sus bases de Florida.


Militares estadounidenses posan junto al Awac, el radar volador gigante que operó en la Base de Manta entre 1999 y el 2009.

Volvemos a ser los mejores amigos de Estados Unidos, firmamos convenios y el ministro de Defensa se va a Key West y dice que vamos a operar conjuntamente, y la pregunta es ¿y los reportes de inteligencia a dónde van? Porque una cosa es que un avioncito, que le dicen Mosquito, nos dé un tipo de inteligencia a cierta altitud, pero otra cosa es que se comunica con plataformas más grandes como los IWA y los DC130 modificados que también hacen barridos. Ese es solo un  enlace, forman parte de un sistema de inteligencia integral que se llama el Sistema de Cooperación de Inteligencia Integral, el cual se maneja desde el Comando Sur de Estados Unidos, integra a 20 países. Lo que los une es el criterio de que todos los países comparten las mismas preocupaciones y amenazas, pero el punto es hasta dónde hay reciprocidad en compartir la información de inteligencia. Hasta dónde esta información que pasa el Orión, ¿pasa a Policía? ¿A las Fuerzas Armadas? ¿Cómo se interpreta esa información de inteligencia en otras áreas que no son el crimen organizado, como la pesca ilegal? Porque se supone que las Fuerzas Armadas ecuatorianas tienen formación y experticia para exponerse a toda esa información de inteligencia e interpretarla. El siguiente paso será volver a la doctrina, es decir enviar a personal de las Fuerzas Armadas a formarse en Estados Unidos. Pero, ¿por qué allá? ¿Por qué no en España?

Se supone que las Fuerzas Armadas ecuatorianas tienen formación y experticia para exponerse a toda esa información de inteligencia e interpretarla. El siguiente paso será volver a la doctrina, es decir enviar a personal de las Fuerzas Armadas a formarse en Estados Unidos. Pero, ¿por qué allá? ¿Por qué no en España?

Las señas que me dan ahora es que Defensa absorbe la Secretaría de Riesgos, tiene control sobre  la frontera, se crea la secretaría del COSEDE, que no había. Entonces lo que tenemos ahora son unas Fuerzas Armadas que se dejaron infiltrar, que se desprofesionalizaron, se politizaron y que, como vemos ahora, algunos sectores están metidos en narcotráfico. Toda la fuerza pública tiene que ser puesta a prueba y tiene que ser observada constantemente. Aquí no se puede vivir de la buena imagen de las fuerzas armadas de los años 70 o de la Guerra del Cenepa. Eso ya pasó, es otra gente. 

Ahora, toda la observación y seguimiento de la infiltración del crimen organizado, sobre todo del narcotráfico, le corresponde ahora al Centro de Inteligencia, ex Senain, pero eso está en manos de los militares. El secretario de Inteligencia, es un coronel de Estado Mayor y un subsecretario de Inteligencia, lo mismo. Habría que preguntar por sus planes, pero esa gente está reportando ¿a quién? ¿A Defensa? ¿A la Presidencia? Hay temas de reserva, pero en términos de política pública, mientras no haya un control democrático, la infiltración es mayor. 

Esto de la tonelada en la FAE es un golpe fuerte que la Policía le acaba de dar a las Fuerzas Armadas. No es que cayó un cabo y un sargento, ¿y los otros? Insisto, con el mismo modus operandi pudieron haber metido un camión de explosivo y volar la base aérea. Y con esa misma lógica, ¿las otras bases aéreas y navales, los puertos militares? Y eso en el mar. En el aire solo un radar está funcionando y la interconexión con los radares de la DAC no existe. No solo tenemos indefensión aérea en términos convencionales, sino que si los colombianos nos mandan una flotilla de Kfir no nos vamos a dar cuenta. 

Esa comunidad de inteligencia, que estuvo hecha pedazos y que creo sigue fraccionada en términos de vulnerabilidad para la seguridad del país, no sé si esté funcionando. Lo que vemos como futuro es una corporativización militar, otra vez, en todos los temas; subordinación de la Policía a las Fuerzas Armadas; subordinación de la Inteligencia Estratégica al Comando Conjunto. ¿Es bueno o malo? Eso se verá en las reformas a la Ley, pero todas las iniciativas normativas las hizo Defensa. Hay preeminencia de las decisiones de Defensa sobre los nombramientos, eso es evidente. Veamos si este retorno a las atribuciones militares de los 70 no cauce mayores problemas. 

No puede haber plena confianza con un país que ya nos bombardeó en el 2008, que ya nos ha infiltrado varias veces; estamos infiltrados por Inteligencia colombiana. Nuestros mandos militares y políticos son reactivos. La cuestión de Guacho, cuando todo quedó bajo la iniciativa de Colombia, fue la muestra perfecta.

Creo que la amenaza principal sigue viniendo de Colombia. Pero no por el lado de las FARC o Guacho. Simplemente tenemos un problema cuando desde Colombia se sostiene que estamos vulnerando su soberanía con la "penetración" de Guacho. No puede haber plena confianza con un país que ya nos bombardeó en el 2008, que ya nos ha infiltrado varias veces; estamos infiltrados por Inteligencia colombiana. Nuestros mandos militares y políticos son reactivos. La cuestión de Guacho, cuando todo quedó bajo la iniciativa de Colombia, fue la muestra perfecta. No construimos ni tenemos inteligencia estratégica; no tenemos recursos porque se los gastaron en pagar fuentes humanas y lo que tenemos que la Inteligencia colombiana lleva la iniciativa.  Pero eso pasa desde hace años; muchos años. Colombia nos ha prestado equipos, de todo.

Creo que en la Policía ecuatoriana no habrá respuestas adecuadas a todo esto, porque es un alto mando altamente politizado. No hay ni tienen un sentido estratégico de permanencia y proyección; cosa que sí tienen las Fuerzas Armadas bajo el mando del general Jarrín. La Policía tiene que recuperar espacio, legalidad, recursos, proyectos. Acaban de otorgar 8 millones para ciber defensa, para quién, para Defensa. Es el fin de la era civil en el área de seguridad y defensa. Es una pérdida histórica de institucionalizar la defensa en manos civiles. Ha sido la pérdida estratégica más bochornosa, de la posibilidad de institucionalizar un mando civil, como funciona en las democracias.