Alianza PAIS: todo queda en familia

Alianza PAIS: todo queda en familia
Hay 46 hermanos que trabajan en la Asamblea. Una legisladora de PAIS tiene a su hermano como asesor. La administradora general le dio trabajo a su hermana. Hay una lista de 16 parientes de un solo funcionario público del nivel superior de la administración. Dos hermanos de la presidenta del Legislativo tuvieron contratos con el Estado...
21 de Marzo del 2017
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS

  ESCENA I  

46 hermanos y hermanas trabajan en la Asamblea

Tienen lazos de sangre y trabajan bajo un solo techo. En la Asamblea Nacional hay hermanos que se cruzan día a día, como si estuvieran en una extensión de su propia casa.

El Legislativo tiene 46 funcionarios que nacieron del mismo padre y madre. Sus apellidos son iguales: el primero y el segundo, no se trata de una coincidencia, como podría pensarse, ni de homónimos.

Una investigación de cuatro meses encontró a esos familiares cercanos en la nómina de los servidores públicos del Parlamento, de 2016 y 2015.

Por ejemplo, hay una asambleísta provincial de las filas del Gobierno: Johanna Cedeño, que fue candidata nuevamente a esa dignidad para las elecciones de febrero. Ella  contrató a su propio hermano como asistente: John Cedeño. PLANV solicitó una entrevista con Cedeño, pero ella no contestó.

Otro caso representativo es el de la administradora general de la Asamblea,  Evelyn Brunner, quien tiene a su hermana como asesora, pero no es su despacho, sino en otra área Legislativa: Yokasta Brunner.

Pero eso no es todo. Hay dos familias, de tres hermanos cada una, como asistentes y asesores de asambleístas del movimiento oficialista.

La primera familia es la de los  Rodríguez: Marco Darío Rodríguez, Marcos Javier Rodríguez y Silvia Rodríguez. La segunda familia es la de los Loor: Carlos Loor, Dolores Loor, Elizabeth Loor.

Los otros funcionarios de parientes cercanos laboran (ver infografía) en diferentes cargos: asesores (nivel 1 y 2), asistentes, secretarias ejecutivas, secretario relator, administrador, servidores públicos, técnicos en administración, técnico legislativo, y mecanógrafo parlamentario.

Esos servidores públicos tienen salarios altos que están lejos del resto de empleados privados. Por ejemplo, un legislador gana 5.009 dólares, la administradora general 4.508 dólares, el asesor 3.798 dólares, asistentes 2.019 dólares, secretarias ejecutivas 2.031 dólares, técnico legislativo 2.332, y mecanógrafo parlamentario 2.008 dólares.

Sin embargo, este mapa familiar que labora en la Función Legislativa no se considera nepotismo, según la ley ecuatoriana. Esos funcionarios no son familiares directos de la titular de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira.

Sin embargo, este mapa familiar que labora en la Función Legislativa no se considera nepotismo, según la ley ecuatoriana. Esos funcionarios no son familiares directos de la titular de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira.

Pero, según los entrevistados consultados por este portal, no es ético ni moral que los parientes cercanos trabajen en la misma entidad.

Así opinó Milton Castillo, doctor en Leyes y excandidato a alcalde de Quito por Pachakutik. “Hay abuso de poder y tráfico de influencias. Esto merece una sanción mayor y  reprochable que llega desde la sociedad” señaló. Según él, el poder no debe beneficiarse de un cargo para hacer esas contrataciones.

Para el jurisconsulto Rafael Oyarte, la Ley del Servicio Público se “interpreta”: “no contratan a los hermanos en el mismo despacho, pero sus colegas de curul sí lo hacen”. Para él,  a la Asamblea deberían llegarse por méritos, no por padrinazgos. “Los contribuyentes pagan por  esos lazos  familiares”.

Poder y política

Abuso de poder: Se lo llama también abuso de autoridad o de funciones. Está basado en una relación de poder jerarquizada y desigual, que se impone sobre los demás en el ámbito político, social y económico. Se utiliza ese poder para beneficio propio.

Influencias: Según el Código Orgánico Integral (COIP), el tráfico de influencias es aprovecharse de su cargo para favorecer a terceros. Esto es un delito que se castiga con cinco años de prisión a los funcionarios públicos o autoridades de elección popular.

Intercambio: Algunos familiares del Gobierno han trabajado en la Asamblea. Mónica Barriga, excoordinadora de Comunicación, es hermana de Patricio Barriga, titular de la Secom. O Tatiana Larrea, asesora, esposa del exsecretario de la Presidencia, Ómar Simon.

Otros países: En Estados Unidos hay una ley antinepotismo que prohíbe a cualquier funcionario promover a parientes a la institución a la que sirve o sobre la cual ejerce control. Esta ley fue aprobada por el expresidente, Lyndon Johnson, en 1967.

Reformas a la ley: La bancada legislativa de Sociedad Patriótica (SP), del anterior período parlamentario ((2009-2013), propuso reformas a la ley del Servicio Público (LOSEP) para limitar a las “parentelas” en la administración pública.

Familias enteras: Esa organización política denunció que hay padres, madres, hermanos,  sobrinos, primos, tíos, cuñados, concuñados que laboran en las instituciones del Estado.

Constitución: Se prohíbe el nepotismo en la forma que determine la ley. La violación se sancionará.

  ESCENA II  

Parientes en el Estado: ¿por qué no?

Trabajos o contratos en instituciones públicas. Las familias de las autoridades han tenido privilegios en estos 10 años de Gobierno del movimiento Alianza PAIS (AP).

Eso ocurrió con el exvicepresidente de la República y actual candidato presidencial por AP, Lenín Moreno. Su hija, yerno y dos hermanos y una cuñada han trabajado en el Estado.

Irina Moreno González, una de las tres hijas de Moreno, es Consejera en la representación permanente de Ecuador ante las Naciones Unidas de Nueva York, según dice el detalle de funcionarios de la Cancillería en la página de esa institución. Ella es licenciada en Comunicación y Relaciones Públicas, señala el portal de investigación Focus. Además, tiene un masterado en Arte y Decoración y hasta hace seis meses estaba con su padre, en Ginebra. Allí era Consejera del Servicio Exterior en la representación permanente de Ecuador ante la ONU, en Suiza. Su salario diplomático era de 6.744 dólares mensuales, dice el portal del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

Cualquier pariente cercano del poder, si reúne las condiciones necesarias,  puede prestar sus servicios en ministerios, servicio exterior, o fiscalías. Si la esposa de un secretario de Estado tiene un buen currículum, títulos y experiencia  ¿por qué no puede ser contratada en una institución pública?, justificó Fander Falconí.

Sin embargo, eso no se considera reprochable ni incorrecto para los altos funcionarios del Gobierno o cuadros de la militancia. Cualquier pariente cercano del poder, si reúne las condiciones necesarias, puede prestar sus servicios en ministerios, servicio exterior, o fiscalías. Si la esposa de un secretario de Estado tiene un buen currículum, títulos y experiencia  ¿por qué no puede ser contratada en una institución pública?, justificó Fander Falconí, exsecretario Nacional de Planificación, excanciller y directivo de las filas de Alianza PAIS, en una entrevista concedida a diario Expreso hace unos meses.

Carina Moreno González, otra hija del presidenciable Lenín Moreno, acompañó a su padre y a su madre, Rocío González, en algunos de los 37 viajes que hicieron por el mundo, entre 2007 y 2012. La familia promocionó la misión humanitaria, Manuela Espejo, para las personas con discapacidad. También Moreno recibió premios internacionales y doctorados Honoris Causa en algunas universidades latinas y europeas por ese programa. Esos viajes por América Latina, Europa, Asia y África le costaron a Ecuador 3.9 millones de dólares por viáticos y subsistencias, señala la página institucional de la Vicepresidencia de la Republica.

Para facilitar la movilización del vicepresidente, el primer Mandatario, Rafael Correa, emitió el Decreto Ejecutivo 960, que dice: los funcionarios con discapacidad (como es el caso de Moreno) pueden viajar acompañados de dos personas, incluidos familiares, para que los ayuden en sus traslados. El Gobierno, además, pagó los viáticos de esos acompañantes.

Carina Moreno González, además, fue el cerebro de las ferias lúdicas que hacía el despacho de su padre cuando él estaba en el poder. También fue la presidenta de la Fundación Eventa, creada por el patriarca de familia Moreno-González, después del asalto que lo dejó discapacitado. La fundación organizaba charlas motivadoras del actual candidato presidencial de AP para funcionarios gubernamentales o municipales. Por ejemplo, Moreno dictó una conferencia al Cuerpo de Bomberos de Quito y la fundación cobró por ella 10.000 dólares, se lee en una factura de Eventa que circula en Twitter. Además, Moreno dio tres conferencias al Municipio de Quito sobre el “humor para la vida y el trabajo” y cobró 150.000 dólares, con su propio Registro Único de Contribuyentes (RUC), se lee en otras dos facturas que se difundieron en la red social Twitter con la documentación respectiva.

Otra hija de Moreno es Cristina Moreno González. Ella se casó con Juan Enrique Rodríguez Malo, en 2013. El yerno y empresario, graduado de El Zamorano, consiguió un contrato con el Estado, en 2015. Este fue con el Ministerio del Interior por 1’500.000 dólares para limpiar las unidades de la Policía Comunitaria, de la zona 8, en Guayaquil, señala una investigación del portal Focus.

Los hermanos de Lenín Moreno Garcés también lo acompañan en su carrera política. Guillermo Moreno Garcés fue fiscal de Napo. Fue candidato a la Asamblea por AP, el movimiento gubernamental. La esposa de Guillermo y cuñada de Lenín, Mercedes Almeida, fue presidenta de la Corte Provincial de Justicia de la provincia de Napo.

Darwin Moreno Garcés, otro hermano del candidato presidencial, trabaja en la Contraloría General del Estado como coordinador administrativo.

El problema no es legal, sino moral y ético. “No es posible que los familiares de las autoridades consigan  trabajo en la Administración pública. Eso es abuso de poder, ellos no ingresan a las instituciones públicas por méritos, sino por palancas”, explicó Antonio Posso, legislador de la opositora organización política Avanza. Coincide con él, Miguel García, presidente de la Federación de Empleados Públicos. “Los ministerios sirven para intercambiar favores políticos y eludir el nepotismo. Un ministro no contrata a sus propios parientes en su misma entidad, sino que pide a sus colegas del gabinete que le ayuden”, subrayó.

Los parientes de Gabriela Rivadeneira

La presidenta de la Asamblea y reelecta asambleísta de Alianza PAÍS tiene tres hermanos: Lizeth Rivadeneira Burbano, Tatiana Rivadeneira Burbano, Pedro Rivadeneira Burbano. Dos de ellos han conseguido trabajo y contratos con el Estado.

1. Hermana Tatiana Rivadeneira trabajó en el Consejo de la Judicatura, 2014.
2. Hermano Pedro Rivadeneira Burbano consiguió contratos con el Ministerio de Telecomunicaciones

Los parientes de Carlos Marx Carrasco

El caso más llamativo es el del ex ministro de Trabajo y actual responsable del Comité de Ética del movimiento gubernamental, Carlos Marx Carrasco.

Según Sebastián Cevallos, candidato asambleísta provincial por Pachakutik, sus parientes en el Estado son: 

1. Lía Carrasco (hermana) Ministerio de la Política, jueza hace cinco años

2. Byron Carrasco (hermano) Gerente del Banco de Fomento, trabaja hace 30 años sector público

3. Alejandro Carrasco (hermano) Austrogas, es funcionario público desde 2002, jubilado 2013

4. Gabriela Carrasco Espinoza (hija), subsecretaria del Ministerio de Finanzas

5. Andrea Carrasco (Hija), jefa administrativa de Electro Austro, funcionaria de carrera desde 2012

6. Juan Pedro Peralta Espinoza (sobrino), director Jurídico de CELEC, exviceministro de la Secretaría del Migrante

7. Katherine Carrasco (sobrina), directora Contraloría Austro

8. Paúl Peralta (sobrino), asistente Celec, ganó concurso de méritos

9. Diego Patricio Aguilar Espinoza (sobrino), superintendencia de Bancos, trabaja desde 1995, 20 años servicio público

10. Paula Rodas (sobrina), IMP Regional 6, ganó concurso de merecimientos

11. Álvaro Vintimilla Valdivieso (yerno), director Regional de la Contraloría,

12. María Augusta Espinoza Ulloa (cuñada), Contraloría, 20 años funcionaria pública

13. Francisco Polo (concuñado), director Regional de Hidrocarburos en la provincia del Azuay

14. Graciela Espinoza Ulloa (cuñada), subsecretaria de Relaciones Exteriores

15. María Daniela Amoroso Espinoza (sobrina), Contraloría en el Austro, directora Administrativa

16. Paola Alexandra Carrasco Pérez, Municipio de Cuenca