GamaTV: 8 años en manos del Estado, USD 4 millones en pérdidas

GamaTV: 8 años en manos del Estado, USD 4 millones en pérdidas
¿Qué pasó para que un canal que tenía una situación sólida ahora esté tambaleándose? Los balances financieros arrojan varias pistas: por ejemplo, la abultada cartera vencida que acumula GamaTV y que, en el 2015, suma USD 16 millones. Se trata principalmente de deudas que las agencias de publicidad mantienen con el canal, es decir: pautan pero no pagan después de que esta ha sido transmitida. Por esta razón, a pesar de que las ventas se mantienen al alza, la situación financiera de la empresa no mejora.
10 de Octubre del 2016
Fundamedios

Las pérdidas acumuladas son millonarias. La situación financiera de GamaTV, uno de los canales incautados a los hermanos Isaías, se ha ido agravando. Desde que pasó a manos del Estado, en 2008, va acumulando resultados negativos. La incautación del canal en ese año por parte del Gobierno golpeó duramente las finanzas del canal y, por primera vez en cinco años, reportó pérdidas. Lo cual abre serias dudas sobre la viabilidad de una venta que reporte algún beneficio al Estado, tal como anunció el presidente Correa.

Según una revisión de los estados financieros auditados, disponibles en el portal de la Superintendencia de Compañías, la empresa se encontraba estable hasta el 2008, cuando comienza a tambalearse. Ese año, reportó pérdidas por USD 2,08 millones, y poco a poco, la situación siguió empeorando, hasta que en el 2015 las pérdidas netas suman USD 4,11 millones. Con ese déficit, el patrimonio de la empresa también ha ido decreciendo.

GamaTV
Create your own infographics

¿Qué pasó para que un canal que tenía una situación sólida ahora esté tambaleándose? Los balances financieros arrojan varias pistas: por ejemplo, la abultada cartera vencida que acumula GamaTV y que, en el 2015, suma USD 16 millones. Se trata principalmente de deudas que las agencias de publicidad mantienen con el canal, es decir: pautan pero no pagan después de que esta ha sido transmitida. Por esta razón, a pesar de que las ventas se mantienen al alza, la situación financiera de la empresa no mejora. 

Fundamedios solicitó una entrevista con Ulises Alarcón, el gerente del canal y funcionario público, el 10 de agosto pasado. También se insistió con su secretaria; sin embargo, no se obtuvo una respuesta.

A esta situación hay que sumar los costos de ventas, que son por ejemplo los costos de operación del canal. Estos también han ido creciendo al mismo ritmo que las ventas han crecido, lo que no permite mejorar las finanzas de la empresa.  Es decir, ¿de qué le sirve a una empresa vender USD 34 millones, como en el 2015, si la producción cuesta USD 24 millones y no se puede cobrar USD 20 millones (cifra acumulada de varios años)?

Ventas
Create line charts

¿Esta crisis financiera ha hecho más difícil que el canal se venda? Esta es una de las preguntas que fue enviada a Fernando Alvarado, quien está al frente de la Unidad de Gestión de Medios (Ugemed), la principal accionista de los medios incautados, por correo electrónico el 26 de agosto pasado. Sin embargo, no hubo una respuesta hasta el cierre de esta edición.

¿Esta crisis financiera ha hecho más difícil que el canal se venda? Esta es una de las preguntas que fue enviada a Fernando Alvarado, quien está al frente de la Unidad de Gestión de Medios (Ugemed). No fue respondida.

La realidad es que el ofrecimiento de venta en seis meses que hicieron funcionarios del actual Gobierno en el 2008, en plena campaña por la consulta popular que dio paso a la Asamblea Constituyente, no se ha cumplido: los canales incautados no se han vendido.

Desde entonces, distintas versiones  y conjeturas corren por sus pasillos. Se habla de posibles compradores, de que se está realizando la valorización de la empresa para ponerle un precio de venta… pero oficialmente, solo se conoce lo que el presidente Rafael Correa ha dicho. La última vez que habló sobre la venta de los canales incautados es el 24 de mayo pasado, en su informe a la Nación. Antes, en un sabatina, dijo que siempre han estado a la venta.

“Ustedes saben que estos canales pertenecían a los Isaías. Hay amenazas de que cuando se vaya el Gobierno los van a devolver y van a enjuiciar a los que compraron. Entonces asustan a los interesados, pero están valorados”, aseguró Correa el 30 de abril pasado. Además señaló que GamaTV cuesta USD 25 millones, que según dijo es el valor de su patrimonio, aunque esa cifra no concuerda con los balances a los que se tuvo acceso.

Ver el video desde 2:06:19

El verdadero precio actual de la empresa se desconoce. La cifra que dio Correa en su sabatina es la que se fijó en el 2010. Desde ese año, la situación financiera del canal ha empeorado, los inmuebles y los equipos han envejecido, los problemas se acumulan… Fernando Alvarado dijo en junio pasado a El Universo que se había contratado una empresa “de prestigio internacional” para hacer una nueva valoración.

Las pantallas del canal muestran también su mala situación. La deuda con Televisa, que ascendía a USD 2,3 millones hasta el 2014, hizo que perdiera la programación de esta cadena.

Las pantallas del canal muestran también su mala situación. La deuda con Televisa, que ascendía a USD 2,3 millones hasta el 2014, hizo que perdiera la programación de esta cadena y los derechos de esta cadena pasaron al grupo de Remigio Ángel González, propietario de RTS y del recientemente aparecido Televicentro. Con esto, GamaTV perdió su principal oferta, las telenovelas mexicanas, que transmitía desde 1995. La razón: esa deuda.

La crisis del canal hizo que otros programas de alto rating, como “Los Simpsons” y “No-Noticias”, también salieran de su programación.

A esto se suman los despidos y las molestias de los trabajadores, que realizan constantes protestas por la falta de pago de sueldos o de los aportes a la Seguridad Social. Hasta mediados de agosto, la deuda de GamaTV con el IESS ascendía a USD 114 814,87. Además, mantenía pendientes con el SRI pagos por USD 610 043,56.

El ambiente dentro de GamaTV no es cómodo. Entre sus trabajadores hay constante preocupación, pues si se llegara a concretar la venta del canal, no saben si podrán mantener sus puestos de trabajo. Además la crisis es evidente: en el hall del edificio de Quito, que antes estaba siempre lleno de gente, ahora no hay ni siquiera una recepcionista.

Mientras tanto, las cifras empeoran: las deudas y las cuentas por cobrar se acumulan, haciendo que GamaTV malviva con pérdidas cada año, mientras las negociaciones para una posible venta se mantienen a puerta cerrada.