Panamá: la ruta del dinero del petróleo chino

Enviar por correo electrónico
Panamá: la ruta del dinero del petróleo chino
¿Cuáles serían las supuestas causas que motivaron a las autoridades ecuatorianas, para adoptar la decisión de "proteger" los recursos económicos en un paraíso fiscal, considerando que tanto el decreto ejecutivo 1793 de junio de 2009, como el Código Monetario y Financiero, cuestionan la contratación con empresas domiciliadas en esos países, así como la utilización de territorios offshore como destino de recursos financieros?
22 de Septiembre del 2014
Fernando Villavicencio

Bajo un manto de reserva,  el Banco Central del Ecuador (BCE), con el supuesto argumento de evitar “posibles embargos“ internacionales, abrió una cuenta corriente en el Bank of China, Panamá Branch, para depositar los recursos de la venta del petróleo, adjudicado a las empresas chinas Petrochina y Unipec. De esta cuenta se transfieren las millonarias cifras a la cuenta 112105 en el Fondo Latinoamericano de Reserva (FLAR).

Según las cláusulas 25 y 26 del contrato suscrito con el Bank of China, con la apertura de la referida cuenta, el Ecuador cede jurisdicción y se somete enteramente a la legislación panameña. Un procedimiento que a decir del analista Mauricio Gándara, viola la normativa nacional: “El Banco de China no estaría habilitado a proveer a una empresa del Estado ecuatoriano un servicio bancario de esta naturaleza“, sostiene. La seguridad invocada por las autoridades ecuatorianas para depositar los recursos en Panamá, estaría garantizada en el artículo 218 de la Ley de Jurisdicción del Istmo, que genera un escudo a los fondos pertenecientes a bancos centrales, ante medidas cautelares, embargos o similares.

Informe de la Contraloría que auditó la apertura  de la cuenta en Panamá. 

En menos de tres meses (noviembre de 2013 y enero de 2014), período auditado por la Contraloría General del Estado (CGE), ingresaron USD 1’946.000.000 a la cuenta número 11-000615 en el Bank of China, sucursal Panamá, a nombre del Banco Central del Ecuador. Estos recursos fueron transferidos nuevamente a otra cuenta del BCE, esta vez en el FLAR.

Ecuador tiene varios contratos de venta anticipada de crudo y convenios de líneas de crédito suscritos con Petrochina, Unipec y el Banco de Desarrollo de China (CDB), que comprometen la entrega al gigante asiático de cerca del 90% del saldo exportable de petróleo ecuatoriano (250000 barriles diarios), un negocio equivalente a 9000 millones de dólares anuales, considerando un precio promedio de 100 dólares el barril, recursos que según lo dispuesto por el BCE deben ingresar a esa cuenta panameña y luego al FLAR.

Hasta octubre de 2013, Ecuador utilizaba como bancos intermediarios y corresponsales a entidades financieras domiciliadas en Estados Unidos: JP Morgan Chase, Wachovia Bank, o los denominados estatales: China Development Bank (CDB) y Bank of China Limited, de New York, además del Bladex de Panamá. En el caso específico de la relación con Petrochina, según varios conocimientos de embarque y facturas, por disposición de la EP Petroecuador, la ruta del dinero por la venta del crudo se describe de la siguiente manera: "El valor debe ser transferido al banco intermediario, el Bank of China, New York Branch, Código Swift 8KCHUS33, beneficiario de la cuenta bancaria No. 01000129 Banco de Desarrollo de China Código Swift 85959595 cliente beneficiario de la cuenta NRA3X1X8X000X003X0X0X0X Empresa Pública EP Petroecuador".

Detalles del flujo de dinero de Petrochina.

En un documento remitido a la Fiscalía el gerente de EP Petroecuador, Marco Calvopiña, explica el flujo del dinero de Petrochina: “El pago de las facturas emitidas, se genera por parte de PETROCHINA INTERNATIONAL CO. LTD., desde cuentas en el Bank of China (que pertenecen a PETROCHINA), las mismas que viajan hasta Nueva York para el cambio o transformación de la moneda, y regresan a la cuenta de EP PETROECUADOR en el China Development Bank (CDB). Una vez que se encuentra en las cuentas del CDB en China, se transfiere al JP Morgan Chase, el cual es un banco intermediario a fin de ser transferido a la cuenta del Banco Central del Ecuador en el Banco corresponsal BLADEX de Panamá“. Desde el 28 de octubre de 2013 la situación cambió, las empresas chinas están obligadas a depositar los recursos en el Bank of China, Panamá Branch.

Alertas para el blindaje en Panamá

¿Cuáles serían las supuestas causas que motivaron a las autoridades ecuatorianas, para adoptar la decisión de “proteger“ los recursos económicos en un paraíso fiscal, considerando que tanto el decreto ejecutivo  1793 de junio de 2009, como el Código Monetario y Financiero, cuestionan la contratación con empresas domiciliadas en esos países, así como la utilización de territorios offshore como destino de recursos financieros? Según algunos analistas, la respuesta podría estar ligada a una serie de laudos arbitrales del CIADI y la UNCITRAL en contra del país, lo cual obligaría al pago de centenares de millones de dólares a compañías petroleras, y que, ante una declaración de rebeldía del Ecuador, se abriría paso al embargo de activos nacionales en el extranjero.

¿Cuáles serían las supuestas causas que motivaron a las autoridades ecuatorianas, para adoptar la decisión de “proteger“ los recursos económicos en un paraíso fiscal?

Entre los principales casos figuran los pronunciamientos parciales a favor de las petroleras Occidental y Perenco, originados en tribunales del CIADI. Aunque el más preocupante es el laudo final de junio de 2013, de la Corte Permanente de la Haya (UNCITRAL) que obliga a Ecuador a pagar a la multinacional Chevron la suma de 96 millones de dólares más intereses. La cifra actualizada incluyendo intereses supera los 110 millones de dólares.

El referido laudo, conocido como Chevron II, ya fue inscrito en la Corte de Columbia, en los Estados Unidos el 29 de octubre de 2013, estableciendo que el embargo puede ser ejecutado en cualquier lugar de los Estados Unidos, donde se compruebe que el Estado ecuatoriano tiene activos. La reacción del gobierno fue inmediata: en una alerta remitida desde Carondelet, se dispuso proteger los activos, cuentas bancarias, petróleo y barcos;
analizar los escenarios que una rebeldía de pago podría tener en otros temas, como Occidental, Chevron III, SGP, etc. La comunicación pone énfasis en suspender los vuelos de los aviones presidenciales a Estados Unidos.

Un criterio diferente esgrime Mauricio Gándara, quien no ve en la apertura de esta cuenta una relación directa con el laudo Chevron II. “Creo que se podría deber a la exigencia de las autoridades chinas, de que la cuantiosa deuda del Ecuador a este país, sea de fácil cobro. Si el producto de la venta de nuestro petróleo se deposita en bancos chinos, los demás acreedores de este país tienen  expedito  acceso a este dinero, lo que les produce bastante tranquilidad“, sostiene el analista.