La fiesta de los diablos

La fiesta de los diablos
Los 'Diablos de Luzón', fiesta de carnaval en la localidad de Luzón, en Guadalajara, España, es una tradición pre-cristiana. Es una celebración que fue prohibida en la dictadura de Francisco Franco.
Fotos: 
Patricio Realpe

Los 'Diablos de Luzón', fiesta de carnaval en la localidad del mismo nombre, en Guadalajara, España, es una tradición pre-cristiana, cuya versión actual se remonta al siglo XIV y que pretende expulsar los malos espíritus que conspiraban contra la fertilidad de la aldea.

Los diablos son aldeanos, que regresan al pueblo, para vestir con cuernos de toro soportados sobre una almohada, largas túnicas negras, cencerros a la cintura; con su rostro, sus brazos y su cuello desnudos cubiertos con una mezcla de hollín y de aceite de oliva, como se hacía tradicionalmente.

Los Diablos recorren todo el pueblo y juegan a asustar a la gente, tiznando de hollín sus rostros. Frente a los Diablos, están las Mascaritas, representantes del Bien, personajes vestidos con máscaras blancas y trajes largos y coloridos, silenciosos que son hombres o mujeres, que van saliendo de sus casas, cuando los Diablos llegan al pueblo.

La dictadura franquista, que prohibió cualquier rito no católico, restringió su celebración, coincidiendo también con la migración de los habitantes del pueblo a las ciudades. En los años 90 la Asociación de Amigos de Luzón recupera la tradición, celebrándose desde ese año nuevamente.  En este reportaje gráfico de nuestro corresponsal en España, Patricio Realpe, se aprecia la fiesta en todo su esplendor.