Miradas que hablan de Palestina

Miradas que hablan de Palestina
Las protestas de mujeres y hombres, hijos de Palestina, ante la violencia desatada por Israel, es retratada en Madrid.
Fotos: 
Patricio Realpe
Textos: 
Patricio Realpe

Miradas que hablan de Palestina, porque todavía callan sus voces, porque no quieren que aparezcan en los discursos oficiales de tantas marchas y encuentros que hablan de su patria maltratada por el sistema, por los estados que hacen Naciones Unidas, por los partidos de izquierda que gritan Intifada en las calles de París, Londres, Berlín o Madrid y no dan paso a que paren la barbarie. Callan las voces de nosotros los periodistas que miramos o retratamos su drama y nos quedamos indolentes frente al dolor de hombres, mujeres y sobre todo niños con una inocencia y culpables de ser palestinos en pleno siglo XXI. 

Esas miradas nos dan voces firmes, voces claras, voces luchadoras, voces que han vivido en su carne, en la de sus familiares, el odio de los que quieren desaparecerlas: ellas no buscan un sitio en la foto, en lo vídeos o en los noticieros. Nosotros y el sistema los necesitamos para satisfacer nuestro morbo de violencia. Morbo que calmamos con indignarnos, pero no llegamos a palpar su dolor, pues hemos olvidado las dos grandes guerras, el fascismo, a los nazis, a los franquistas, al cruel estado estalinista y maoísta y ahora a los seudo gobiernos de izquierda de Latinoamérica que nos hablan de un socialismo del siglo XXI y criminalizan a sus pueblos, al igual que hacen gringos, rusos, chinos, franceses, etc., con el pueblo palestino.

Esas voces palestinas, no piden más que derechos, sus derechos a ser una nación libre, que nos pueda demostrar que otro mundo es posible, que la utopía no ha muerto y que tenemos esperanza de paz.