Por quienes no pueden…

Por quienes no pueden…
La semana del Orgullo Gay en Madrid es una explosión de color, alegría y de exposición de derechos. Nuestro colaborador en España, Patricio Realpe, muestra parte del escenario multicolor que se manifiesta en disfraces, actividades diversas y expresiones de dignidad.
Fotos: 
Patricio Realpe
Textos: 
Patricio Realpe

Durante una semana, Madrid se vuelve la capital del “Orgullo LGTB”, una de las mas multitudinarias y diversas fiestas de color, arte y música de las que se festejan en la capital española. Pero el porqué de la fiesta es su razón de ser. El 28 de junio de 1969 un grupo de personas, cansadas del acoso y explotación constante por parte de la policía, se rebelaron en el bar Stonewall Inn, de Nueva York. Esta protesta, que duró varios días, se convirtió en el símbolo del movimiento por la igualdad de derechos de las minorías sexuales y apareció el arco iris como símbolo, en un recorrido de armonía por las ciudades del mundo, en un grito de libertad y de dignidad reivindicando el orgullo de cada persona de ser y parecer como mejor se sienta.

El arco iris brilla en Madrid y la ciudad cede a la reivindicación, la cultura y a la visibilidad de las personas LGTB. El activismo reivindica derechos en un ambiente de libertad, alegría y respeto a las diferencias. Esto sucede en un mundo convulsionado por las guerras y las diferencias irreconciliables que se manejan desde los poderes, los cuales criminalizan o tienen miedo a todo lo diferente. Este poder ha prohibido cualquier tipo de manifestación, de cultura, de religión, de educación e incluso ahora la palabra.

El Orgullo Gay, es un puente y punto de encuentro para discutir derechos y luchar contra la discriminación de la minorías. Por eso es que “Nos manifestamos por quienes no pueden” reza su lema en el 2014 en toda ciudad que lo celebra.