Back to top

Buscar

97 historias encontradas
Buscaste: Andrés Ortiz Lemos
TODO
97 historias
1 AÑO
5 historias
30 DíAS
0 historias
7 DÍAS
0 historias
ARTÍCULOS
18 artículos
COLUMNAS
79 columnas
¿Tienen voz los padres?
En la Universidad Central del Ecuador, un equipo de investigación (del cual soy el único hombre, por cierto la mayoría son mujeres) ha estado levantando información durante el último año y el anterior para tratar de realizar un entendimiento más satisfactorio del fenómeno de la obstrucción de vínculos parentales y los secuestros legales a los que son sometidos los niños. Este es un resumen de la investigación.
La guerra del cerdo
La historia no se repite, pero rima, diría Mark Twain. Por eso los trabajos literarios de autores que vivieron en sociedades autoritarias basadas en colectivismos violentos, nos son tan familiares. Ellos nos ayudan a comprender como la negación de la libertad individual y el rechazo a categorías consideradas anticuados por el socialismo del siglo XXI (por ejemplo la honestidad) delimitan una verdadera guerra donde aquellos que se benefician del poder tienen notables posibilidades de salir victoriosos.
Creerle al diablo
Un recuento voto a voto de la totalidad de las urnas despejaría todas las dudas pero la burocracia correísta se niega a realizarlo. Ellos nos piden que creamos en las instituciones de la revolución ciudadana. Que tengamos fe religiosa en sus burócratas. Se ha amenazado a los no creyentes.
Nosotros
Nosotros, la mitad del Ecuador, somos culpables de violencia. La incontenible violencia de pitar en la calle, mostrar carteles en marchas pacíficas y escribir tuits que ofenden la sensibilidad de los políticos. Estamos como locos. Fuera de control. Por eso merecemos que voluntarios internacionales como Julian Assange, Piero, Guillaume Long, o Patricio Mery Bell nos aleccionen acerca del comportamiento y los pensamientos permitidos y correctos para los ecuatorianos (gracias chicos).
Nosotros
Nosotros, la mitad del Ecuador, somos culpables de violencia. La incontenible violencia de pitar en la calle, mostrar carteles en marchas pacíficas y escribir tuits que ofenden la sensibilidad de los políticos. Estamos como locos. Fuera de control. Por eso merecemos que voluntarios internacionales como Julian Assange, Piero, Guillaume Long, o Patricio Mery Bell nos aleccionen acerca del comportamiento y los pensamientos permitidos y correctos para los ecuatorianos (gracias chicos). Deberíamos aprender cordialmente cómo comportarnos en nuestro propio país mientras pagamos impuestos para que nuestros aleccionadores tengan vidas descomplicadas.
No
Votar nulo en este momento significa respaldar el proyecto disciplinario de la Revolución ciudadana. Anular el voto debe entenderse como un acto de apoyo al correísmo en la misma medida que arrojar latas de atún o pedir la cabeza de periodistas.
Falacia ad hominem
Es decepcionante la incapacidad de reflexión de algunos actores vinculados a la enseñanza universitaria, editorialistas de medios oficiales, o militantes de ideologías totalitarias. Ninguno de ellos delibera sobre las inconveniencias de mantener un gobierno sin división de poderes, la laceración a la libertad de expresión, el disciplinamiento de la sociedad civil, o la imposición de un sistema único de pensamiento. Para ellos ninguno de estos elementos es un problema siempre y cuando los líderes de la revolución ciudadana sigan manteniendo eslóganes socialistas, que hace tiempo dejaron de significar algo.
¿Es la izquierda "obligatoria" para los indígenas?
Nadie pretende decirles a los blancos o mestizos que ideología política deben abrazar. Sin embargo, se ha hecho muy frecuente, especialmente durante la última década, juzgar y cuestionar a los líderes indígenas que se han negado a repetir acríticamente las consignas dogmáticas de ciertos sectores de la izquierda. Tal vez por nuestra herencia colonial, nos incomoda su autonomía, su negativa a dejarse encasillar. Aquí los criterios de Salvador Quishpe y Auki Tituaña.
Madres encarceladas por pensiones
Debe entenderse que la criminalización de la pobreza, y la violencia panóptica del Estado relacionada al tema de las pensiones no solo afecta a los hombres. Hay más mujeres en la cárcel ahora mismo por no haber podido pagar cuotas de alimentos mayores a sus posibilidades económicas, que mujeres privadas de libertad por el tema del aborto. No defender los derechos humanos de estas mujeres sería una lamentable hipocresía.
¿El fin del mundo de los shuar de Nankints?
Conversamos bajo reserva con varios habitantes de Nankints en Morona Santiago, con líderes del sindicato TUNTUIMI; con dirigentes de la organización Maytuan, y con líderes comunitarios de San Carlos, Lodroña, Panantza y Los Encuentros. De su lado, Inredh y los shuar denunciaron la presencia de un gran contingente del Ejército del Ecuador en el que consideran su territorio, apoyado por tanquetas y helicópteros.

Páginas