Back to top

Buscar

97 historias encontradas
Buscaste: Andrés Ortiz Lemos
TODO
97 historias
1 AÑO
5 historias
30 DíAS
0 historias
7 DÍAS
0 historias
ARTÍCULOS
18 artículos
COLUMNAS
79 columnas
Los golpistas ya pasaron…
Es bastante paradójico leer en las redes sociales, o en los pasquines oficiales la frase "los golpistas no pasarán" que se esgrime para tratar de denigrar a los actores civiles críticos que protestan, con legítimo derecho, en las calles. La verdad es que los golpistas ya pasaron… en el 2007.
Yachay y la distopía del doctor Moreau (sin doctorado)
Yachay parece ser una estructura burocrática, generada, pensada, y proyectada para dotar de un inmenso poder al pequeño grupo de burócratas que manejan el proyecto, legitimada eso sí, por un escenario tecnocrático notable.
Universidad Central: cuando las víctimas son denunciadas por su agresor
Al parecer Alicia Nataly Maya, chica traviesa, habría propinado con su cara implacables golpes en el vidrio que su inocente víctima tenía en la mano, y Pamela Paredes, muchacha incorregible, habría atacado con furia inaudita utilizando sus tendones sangrantes como arma incuestionable, para tratar de herir al desconsolado individuo que blandía un inofensivo puñal frente a ella.
El Evangelio de los oprimidos
El juego del lenguaje desde el que está emitido el Evangelio no tiene nada que ver con la hegemonía, el reinado y la potestad de los líderes del mundo. Es por eso mismo que el cristianismo es una fe de perseguidos.
¿Qué defienden los correístas?
Alguien que se llame a si mismo un defensor de la democracia hubiera sido crítico al control de los medios de comunicación a través de normativas e instituciones disciplinarias; la erosión de la autonomía universitaria; la persecución de periodistas; el enjuiciamiento de veedores ciudadanos; y los actos poco disimulados de despotismo como el vergonzoso trato que recibió el asambleísta Cléver Jiménez. Entonces No. Queda totalmente claro que los efusivos defensores del régimen no defienden la institucionalidad democrática.
La primavera de Quito
Cualquiera puede darse cuenta de la importancia de tomar en serio los enunciados críticos que vienen de la sociedad civil. Cualquiera excepto los idiotas que prefieren el autoritarismo como herramienta para interactuar con la sociedad. En 1968 el idiota se llamaba Leonid Brézhnev. Para el 2015 han aparecido varios otros nombres. No necesariamente en ruso.
Aprender de los errores "forajidos"
Por supuesto, Correa hizo lo mismo que su antecesor. Reemplazó parte de las élites políticas tradicionales con sus propios círculos (o las recicló hábilmente); reestructuró la función judicial a su antojo; creó funciones de estado nuevas con el fin de generar un mega presidencialismo a todo dar. Las denuncias por nepotismo en su gobierno fueron bastante más profundas y graves que las de todos sus antecesores juntos.
¿La Embajada china debería decidir sobre nuestros intereses culturales?
El dogma criminal de origen marxista llamado "ateísmo científico", impuesto en la China contemporánea, exige que los creyentes sean perseguidos. En este contexto, los adeptos del Falun Dafa han sido hostigados con particular violencia, principalmente por proclamar una doctrina basada en la tolerancia y la libertad, valores incompatibles con las lamentables enseñanzas del camarada Mao y las histéricas premisas de su libro rojo.
El Quinto Poder tras las rejas
Si el gobierno no tuvo ningún empacho en encarcelar y amedrentar judicialmente a uno de los representantes la quinta función del estado (que teóricamente está a nivel del Ejecutivo o del Legislativo) imagínate lo que te va a pasar a ti, lector, si algún día te sales del guión impuesto por este modelo disciplinario y se te ocurre reclamar por tus derechos cuando los veas pisoteados.
La Dictadura del Hígado
Abofetear a aquellos que han escogido ser individuos en las sociedades colectivistas es, desde luego, una tradición común a los regímenes disciplinarios. Sin embargo este fenómeno tiende a erosionar los consensos que cualquier gobierno necesita para subsistir. En esos casos conviene buscar medios para legitimar el autoritarismo y así convencer al público que las bofetadas son por su propio bien.

Páginas