Back to top

Buscar

29 historias encontradas
Buscaste: Fernando López Milán
TODO
29 historias
1 AÑO
24 historias
30 DíAS
4 historias
7 DÍAS
1 historias
ARTÍCULOS
1 artículos
COLUMNAS
28 columnas
Ortega y Gasset y Diana Atamaint
Ser mujer, en el caso de Diana Atamaint y de muchas otras, no ha garantizado —porque, simplemente, no puede hacerlo— una gestión pública más eficaz o más honesta que la de los varones.
Los trabajos de la libertad
Tanto el cómodo como el fanático se sienten superiores a los demás. Se trata de una superioridad intelectual en los primeros, y moral en los segundos. Los unos se consideran muy inteligentes y los otros, mártires o santos.
El Centralazo
¿Qué piensan las dispersas partículas de la masa mientras contemplan el cadáver pisoteado de la chica, y a los heridos que se llevan las ambulancias?
Han visto a Pinocho rondando por la Casa de la Cultura
Las mentiras peores, Jaime Vargas las ha dicho a propósito del secuestro de policías y periodistas en el Ágora de la Casa de la Cultura en Quito, y del corte de las operaciones de los campos petroleros de la Amazonía.
¿De dónde mismo viene el racismo?
Señalar las implicaciones de las declaraciones separatistas y excluyentes de los dirigentes indígenas es visto, por ciertas personas, como una muestra de racismo. Pero el verdadero racismo es excluir de la crítica a ciertos sectores de la población, en virtud de su condición étnica. Es decir, quitarles el derecho al error.
Octubre
Es posible conjeturar que el plan para derrocar al Gobierno que se llevó a cabo en octubre tuvo cuatro fases: 1) ablandamiento de la autoridad y la población, 2) ocupación de territorios y puntos estratégicos del país, 3) generación de caos social, 4) derrocamiento del Gobierno y toma del poder.
El triunfo de la violencia
El crimen como espectáculo. Y de ahí a la política como espectáculo. La farsa, el teatro, la tragicomedia del “diálogo por la paz” no fue más que un modo de exhibir y posicionar públicamente a los dirigentes de la CONAIE.
La política del caos
creen en la democracia Nebot y Cynthia Viteri. De hecho, la manera de actuar de esta última, su decisión de actuar sin una ley que la autorice a hacerlo o a no hacer lo que le manda la ley, se define, de modo sintético, como autoritarismo. Y ya hemos tenido bastante de esto.
Tenían que llegar
¿Cuándo los empresarios ecuatorianos serán capaces de romper con esa cultura del riesgo mínimo, cuyo valor principal es la obtención de ganancias a través de la explotación del trabajo y no de la mejora de los procesos empresariales o el aumento de la inversión?
Las buenas conciencias
“Los siete de la limpia conciencia” votaron como creyentes, como feligreses, y no como políticos. O, si se quiere, como políticos de un Estado teocrático y no de una democracia moderna, vertebrada por los derechos humanos.

Páginas