Back to top

Buscar

38 historias encontradas
Buscaste: Gustavo Isch
TODO
38 historias
1 AÑO
4 historias
30 DíAS
0 historias
7 DÍAS
0 historias
ARTÍCULOS
26 artículos
COLUMNAS
12 columnas
Terrorismo y comunicación en la estrategia correísta
La lógica más elemental señala que la falsa premisa del “no involucramiento en el conflicto colombiano” jugó durante el correato como un artificio diplomático para disimular precisamente lo contrario; nunca existió en los hechos la neutralidad que publicitaba el régimen, más bien, se negó reiteradamente a tratar a las milicias articuladas al narcotráfico como lo que eran; muchos ecuatorianos no han olvidado las abiertas muestras de simpatía y beneplácito que mutuamente se extendían entre jerarcas del régimen correísta y sus amigos pseudo marxistas.
Prueba Ecuador en la mira de los narcos
La frase, en buen romance, consagra la idea de que la confesión religiosa del príncipe debe ser aplicada a la población bajo su mando. La imposición ideológica a los habitantes de un estado fue la mejor.
CRACK, Rafael
El costoso aparato de seguridad que lo protege ha sido insuficiente para mantenerlo invulnerable frente a los desaires recibidos, y más bien ha protagonizado incidentes y agresiones a manifestantes; incluso un intento de allanamiento a una vivienda privada para “castigar a los insolentes” tirahuevos, liderado por el propio Correa fue evitado por la policía y la comunidad.
El libreto de la campaña sucia correísta
La campaña correísta que actualmente se despliega en la consulta popular, preparó el terreno con advertencias claras sobre el castigo que vendrá para los desleales ex subordinados que lucraron de cargos públicos en aquella institucionalidad estatal totalmente sumisa a Correa en los niveles legislativo, ejecutivo, judicial y de control; al mismo tiempo se dirigió a la camada de nuevos ricos engordados a la sombra del correato, los cuales han debido considerar la obligada retribución para su benefactor.
La consulta, Mangas, y el engaño como estrategia
Difícil tarea para los ecuatorianos desentrañar, sin riesgo de equivocarse, el juego que se desarrolla en estos mismos momentos y los fines que justifican los medios de correístas y morenistas. Su resultado marcará otro momento de la historia, en el que la mascarada deberá terminar y conoceremos el verdadero rostro del futuro que nos espera a todos.
¿A qué viene Rafael Correa?
Correa comete un error estratégico al regresar, pues su presencia polariza el escenario y ésta vez, no sacará provecho de ello debido a su débil condición de expresidente devenido opositor de un régimen altamente respaldado.
El vaso medio lleno de la consulta popular
Debe entenderse que Correa conserva aún enclaves importantes en el corral institucional que armó con la intención de secuestrar la gestión de Moreno y supeditarlo a Glas, su operador de confianza. Estos enclaves se encuentran en el Poder Judicial, el CNE, la Fiscalía, el bodrio llamado Consejo de Participación Ciudadana y, ciertamente, en una parte del bloque de Alianza PAIS.
El equilibrio del miedo
Tras diez años de “revolución ciudadana” cargada de autoritarismo y de una corrupción institucionalizada sin precedentes en la historia nacional, sin duda es “el equilibrio del miedo” el que marca el ritmo a las acciones, inacciones, declaraciones públicas, y en definitiva, a todos los hechos que los ecuatorianos hemos atestiguado durante estos dos meses y medio de gestión morenista enfrentada a su mayor enemigo: el correísmo.
El equilibrio del miedo
Tras diez años de “revolución ciudadana” cargada de autoritarismo y de una corrupción institucionalizada sin precedentes en la historia nacional, sin duda es “el equilibrio del miedo” el que marca el ritmo a las acciones, inacciones, declaraciones públicas, y en definitiva, a todos los hechos que los ecuatorianos hemos atestiguado durante estos dos meses y medio de gestión morenista enfrentada a su mayor enemigo: el correísmo.
JG y la noche triste de Alianza PAIS
Su peso muerto es fundamental en la coyuntura de los últimos días y horas: si la “revolución” lo pierde como vicepresidente, lo expone fuera del campo político donde tiene inmunidad, al campo penal, donde es altamente vulnerable. Si JG cae, caen todos los involucrados en las cuentas coloradas de la corrupción. RC lo sabe bien. Todos ellos lo saben.

Páginas