Back to top

Buscar

64 historias encontradas
Buscaste: Gustavo Isch
TODO
64 historias
1 AÑO
15 historias
30 DíAS
3 historias
7 DÍAS
2 historias
ARTÍCULOS
42 artículos
COLUMNAS
22 columnas
La consulta, Mangas, y el engaño como estrategia
Difícil tarea para los ecuatorianos desentrañar, sin riesgo de equivocarse, el juego que se desarrolla en estos mismos momentos y los fines que justifican los medios de correístas y morenistas. Su resultado marcará otro momento de la historia, en el que la mascarada deberá terminar y conoceremos el verdadero rostro del futuro que nos espera a todos.
¿A qué viene Rafael Correa?
Correa comete un error estratégico al regresar, pues su presencia polariza el escenario y ésta vez, no sacará provecho de ello debido a su débil condición de expresidente devenido opositor de un régimen altamente respaldado.
El vaso medio lleno de la consulta popular
Debe entenderse que Correa conserva aún enclaves importantes en el corral institucional que armó con la intención de secuestrar la gestión de Moreno y supeditarlo a Glas, su operador de confianza. Estos enclaves se encuentran en el Poder Judicial, el CNE, la Fiscalía, el bodrio llamado Consejo de Participación Ciudadana y, ciertamente, en una parte del bloque de Alianza PAIS.
El equilibrio del miedo
Tras diez años de “revolución ciudadana” cargada de autoritarismo y de una corrupción institucionalizada sin precedentes en la historia nacional, sin duda es “el equilibrio del miedo” el que marca el ritmo a las acciones, inacciones, declaraciones públicas, y en definitiva, a todos los hechos que los ecuatorianos hemos atestiguado durante estos dos meses y medio de gestión morenista enfrentada a su mayor enemigo: el correísmo.
El equilibrio del miedo
Tras diez años de “revolución ciudadana” cargada de autoritarismo y de una corrupción institucionalizada sin precedentes en la historia nacional, sin duda es “el equilibrio del miedo” el que marca el ritmo a las acciones, inacciones, declaraciones públicas, y en definitiva, a todos los hechos que los ecuatorianos hemos atestiguado durante estos dos meses y medio de gestión morenista enfrentada a su mayor enemigo: el correísmo.
JG y la noche triste de Alianza PAIS
Su peso muerto es fundamental en la coyuntura de los últimos días y horas: si la “revolución” lo pierde como vicepresidente, lo expone fuera del campo político donde tiene inmunidad, al campo penal, donde es altamente vulnerable. Si JG cae, caen todos los involucrados en las cuentas coloradas de la corrupción. RC lo sabe bien. Todos ellos lo saben.
JG y la noche triste de Alianza PAIS
Su peso muerto es fundamental en la coyuntura de los últimos días y horas: si la “revolución” lo pierde como vicepresidente, lo expone fuera del campo político donde tiene inmunidad, al campo penal, donde es altamente vulnerable. Si JG cae, caen todos los involucrados en las cuentas coloradas de la corrupción. RC lo sabe bien. Todos ellos lo saben.
La línea roja
Correa y sus fieles diletantes se niegan a entender y a aceptar que el problema de las dos visiones para gobernar y hacer política no es un dilema que solo incumbe al movimiento verde flex, sino que nos incumbe a todos. Las radicales guarichas de la revolución ciudadana y sus coidearios, no tienen ninguna autoridad moral para trazar una imaginaria línea divisoria que parta en dos al país entero. El presidente Moreno no debe caer en ese juego.
El culebrón de la patria
El burdo y siempre muy limitado discurso del expresidente y sus allegados, resuma hostilidad y reproches contra el nuevo mandatario. El híper sumo controlador de la agenda pública, ahora ha vivido un infierno, al verse obligado a refunfuñar en Twitter y en los mismos medios públicos que una torpe y pérfida estrategia comunicacional dejó sin lectores ni audiencias mínimamente importantes.
Los primeros 30 días de Moreno: entre la cautela y el positivismo
Luego del triunfo de Lenín Moreno y al finalizar el primer mes de su gestión al frente del gobierno, Rafael Correa emerge como el gran opositor: obligado a ceder la conducción del Estado y sin contar con las facilidades de las que gozó durante una década como presidente, Rafael Correa se ha posicionado como el principal contradictor del presidente actual.

Páginas