Back to top

Buscar

7 historias encontradas
Buscaste: Iván Flores Poveda
TODO
7 historias
1 AÑO
7 historias
30 DíAS
2 historias
7 DÍAS
1 historias
ARTÍCULOS
0 artículos
COLUMNAS
7 columnas
País de mierda que asesina a sus niños
Estas historias abyectas se repiten a golpe de impunidad y ausencia de voluntad política para erradicar toda forma de violencia contra niñas, niños y adolescentes. Poder frío, infame y cómplice por inacción. Desde 2017 a la fecha, 130 niños han sido asesinados.
Nos merecemos la extinción
Este es un círculo perverso: cada año se pierden 58.400 ha de bosques por ampliar la frontera agrícola. Y no obstante cada año se desperdician 939.000 toneladas de alimentos, mientras 28 de cada 100 niños del campo sufren desnutrición crónica.
Pedófilos de exportación
Ecuador es una suerte de paraíso para la delincuencia global y en términos de crímenes sexuales contra niñas, niños y adolescentes; es un nodo clave de la producción de material pornográfico para el cual se explota y se mata a menores de edad.
El "Aeropuerto Internacional Chapo Guzmán"
En pandemia, los criminales de cuello blanco y los narcos no guardan confinamiento. Pero están como diablo en botella por sacar la droga almacenada desde marzo. Así, hasta el pasado viernes 11 de septiembre fueron decomisadas 75 toneladas de droga.
El ‘fermento Arauz’
Saturno Correa terminó comiéndose a sus hijos. Toda ‘revolución’ devora a sus fieles y empieza por sus carnes más tiernas y trémulas. Pero quienes sufren el síndrome de Hubris también padecen el pecado de la gula. Por eso, ahora el ‘postre’ del prófugo Correa es Andrés Arauz.
Rafael Lasso
Rafael Lasso no se traiciona a sí mismo. No como ese grupo de boy scouts, gustavinos y demás jóvenes entusiastas que quisieron ser los reformadores de la izquierda y terminaron arrastrados hacia un cartel de delincuencia estatal organizada.
La democracia hackeada y los espías traficantes
"Después olvidarán nuestros nombres" es un texto que no suelta al lector. Se inicia con una crónica trepidante del secuestro y un aire sardónico atraviesa toda la obra, desde el título, pasando por las descripciones físicas y políticas de los ‘ratones’ de esta historia lóbrega.