Back to top

Buscar

92 historias encontradas
Buscaste: Natalia Sierra
TODO
92 historias
1 AÑO
5 historias
30 DíAS
1 historias
7 DÍAS
0 historias
ARTÍCULOS
6 artículos
COLUMNAS
86 columnas
La calle es nuestra, nunca del poder
¿Qué nos sorprende? ¿qué la clase media salga?, si es la misma forajida que participó en las protestas que defenestraron a Lucio Gutiérrez, en la cual la izquierda y los movimientos sociales como siempre estuvieron. ¿Cuáles fueron los motivos para su participación en aquella época? habría que preguntarles a muchos que hoy como funcionarios del gobierno verde flex (algunas veces autodenominado forajido) llaman a la izquierda crítica a no sumarse a las manifestaciones actuales de la clase media.
La izquierda y el impuesto a las herencias
En varios ámbitos, el que parece un inocente impuesto de Estado correísta puede significar un amplio descalabro de la sociedad, la economía y la cultura nacionales. ¿Es conciente cierta izquierda de los alcances de una reforma como esta? En este análisis, algunos elementos para el debate.
¿Quién les cree?
Ninguna de las políticas del Gobierno responde a un proyecto de justicia social y redistribución real de la riqueza, más aún, son claramente beneficiosas para la acumulación de capital, más que nacional, internacional. Las políticas económicas del gobierno “revolucionario” para enfrentar esta época de “barriles flacos” han sido afectar más la economía popular.
Glas, ¿la nueva máscara de la “revolución”?
El señor Glas es hombre, mestizo y guayaquileño lo que ya de suyo marcaba la concentración del poder en manos de dos machos, mestizos y costeños, lo cual contradice la supuesta equidad de género, étnica y territorial que tanto han promocionado los militantes de PAIS, sino que además y sobre todo es claramente el hombre de la derecha gubernamental y de los nuevos grupos de poder económico y político que han crecido con la Revolución Ciudadana.
¿Si no es un atraco qué es?
Nadie hizo una consulta universal a los maestros para ver si quería o no que sus ahorros de toda la vida pasen a ser administrados por el BIESS, pues si así lo hubiesen querido simplemente no habría generado este fondo y estaría esperando la jubilación del IESS, que además hoy, con el retiro del 40% del aporte estatal está en peligro. Nadie les consultó, como nadie nos consultó en 1999 si queríamos que congelen nuestros depósitos.
Más claro no puede estar
Sin saber cómo defender las constantes humillaciones de las que han sido objeto por parte del patriarca mayor Rafael Correa, las asambleístas de Alianza PAIS, en la voz de la más “revolucionaria” de todas ellas, Marcela Aguiñaga, han decidido simplemente y sin ninguna vergüenza reconocer su sumisión al poder masculino expresado en el Presidente, en el Movimiento y en el Proyecto, según sus propias declaraciones, ya que el proyecto político de la Revolución Ciudadana se reduce al movimiento Alianza PAIS y éste a su vez se comprime en la persona de Rafael Correa.
Mas allá de la cínica retórica revolucionaria
Siete años más tarde, la misma mano que se cortaría antes de firmar un TLC, sin ningún sentimiento de vergüenza firmó el Tratado comercial con la Unión Europea, después de años de negociaciones bajo la mesa. Con la ilegítima decisión tomada, de pronto todos los funcionarios del gobierno que se rasgaban las vestiduras afirmando ser de izquierda, defender los intereses del pueblo que los llevó al poder, cumplir con el mandato popular, con todo la desvergüenza posible argumentan a favor de las bondades del TLC.
¿Quién robó el primero de mayo?
Lo que no logran ni lograrán entender los correistas es que la sociedad, y menos aún los trabajadores y trabajadoras, no están compitiendo con Alianza País por ver quién pone más gente en las calles, porque nosotros nos respetamos, no nos consideramos masa manipulable ni números estadísticos; tampoco creemos que la conmemoración del primero de mayo se parezca, ni de lejos, a un partido de futbol para hablar de “ocho a uno” ni a ninguna otra referencia grotesca.
No lo olvidaremos
Hay que decirles que es demasiado tarde, que todos y todas, principalmente los movimientos sociales y las izquierdas, saben el grado de responsabilidad y complicidad que tienen en las leyes y políticas reaccionarias y antipopulares que Alianza País ha impuesto a la sociedad.
¿Cuál es el verdadero proyecto político de Alianza País?
Entre todas estas luchas que llevó adelante la sociedad ecuatoriana, con sus movimientos sociales de izquierda, una de las más emblemáticas fue, sin lugar a dudas, la lucha en defensa del Seguro Social, siempre amenazado con ser privatizado, como de hecho ocurrió en otros países donde se aplicó el neoliberalismo, como por ejemplo en Chile y su "milagro económico".

Páginas