Back to top

Buscar

6 historias encontradas
Buscaste: Pocho Álvarez
TODO
6 historias
1 AÑO
2 historias
30 DíAS
1 historias
7 DÍAS
0 historias
ARTÍCULOS
4 artículos
COLUMNAS
2 columnas
IFCI o INRI
El Decreto 1039 fue una fusión de siglas que agredió a la democracia, un golpe que fracturó la unidad de los colectivos del cine ecuatoriano y así como el covid-19 desnudó al mundo en su inequidad, este decreto ejecutivo evidenció el carácter del gobierno Moreno, la improvisación y mediocridad de sus cuadros en cultura, la llamada autoridad pública.
El decreto Fusión
¿Alguien de la partitura musical de Carondelet podría explicarle al país qué hace la Dirección de Gestión Cultural de la Presidencia manejando iniciativas de políticas públicas para la cultura, como “Arte para todos”, con un presupuesto similar al del ministerio de Cultura?
Cultura: sumar para multiplicar
Emplear la voluntad manifiesta de renovación que expresa el nuevo titular de Cultura para posicionar todos y en todos los espacios: el tiempo de la transformación y de las nuevas generaciones en la gestión pública de la cultura es un imperativo.
Entre el dolor y la indolencia: cuatro semanas internado en el hospital del IESS
En este testimonio, el documentalista Pocho Álvarez cuenta cómo fue la atención que recibió en el principal hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en la capital. Entre la indolencia de algunos médicos, el descuido de ciertas enfermeras, una infraestructura antigua y escasa, Álvarez evidencia sus sospechas sobre compras de insumos que al final no se usan, y procedimientos médicos que podrían no seguir todos los protocolos.
Cultura, el revés de “la década ganada”
La Ley de Cultura, un entramado de palabras, 83 páginas de considerandos, justificativos, títulos, capítulos, artículos, disposiciones y derogatorias, pretende organizar hasta el último detalle el crucigrama público de instituciones que hacen cultura. No busca sintonizar con la realidad real y su dinámica, con sus valores y quehaceres, como espacios de gestión, creados por el andar del tiempo y el camino colectivo. No está en su naturaleza crear correspondencia y consideración con las organizaciones de la sociedad, menos aún armonía. Es una propuesta de dominio.
El silencio cinematográfico y los sonidos de Equinoccio
Habitamos silencio, el de la soledad, el que nace de la incapacidad de generar un diálogo propio, el de la debilidad como colectivo organizado. Hemos callado y hemos cedido la iniciativa de la construcción de nuestro ser social al poder central y al interés de su gobierno. Así, a cambio de un confort generado por la coyuntura de la Ley de Cine y sus fondos de fomento a la producción, hipotecamos la discusión sobre el mañana del cine ecuatorial.