Back to top

Buscar

15 historias encontradas
Buscaste: Ramiro Ávila Santamaría
TODO
15 historias
1 AÑO
0 historias
30 DíAS
0 historias
7 DÍAS
0 historias
ARTÍCULOS
5 artículos
COLUMNAS
10 columnas
El genocidio por goteo en nuestras cárceles
Una democracia que permite la muerte de uno de sus miembros, por pobre o delincuente que sea, es una democracia repudiable, hipócrita, insensible, irresponsable e indeseable. ¿Cuántas personas condenadas por esas muertes existen? ¿Cuántos funcionarios por acción u omisión están investigados? ¿Qué planes existen para evitar más muertes?
Coparentalidad: los derechos de los niños y niñas por sobre los conflictos de los adultos
Una solución de fondo pasa por reconocer errores, pedir perdón y perdonar. Por los niños y las niñas llegar a acuerdos entre adultos, comunicarse para tener reglas comunes en la crianza, recuperar la confianza en la otra persona que falló y quiere otra oportunidad, vale la pena. Por los niños y niñas, por su presente y futuro, no por las personas adultas o su pasado.
Qué contestar en la consulta popular y por qué
Más allá de ese contexto político, desde mi perspectiva, votaría en algunas SÍ, en otras de buena gana votaría NO y en el resto, si pudiera, le daría un medio sí o un medio no, que es lo mismo.La consulta no solucionará los graves y profundos problemas que seguiremos teniendo, pero es un paso importante en una camino largo que tenemos que seguir andando.
La acusación particular de César Montúfar y su lucha contra la corrupción
Los fiscales tienen su ritmo, han demostrado sus limitaciones y su desesperante prudencia, el Vicepresidente tiene sus espacios para negar las acusaciones, el tiempo parece correr solo para estos casos (y no para la mayoría de presos y más procesados) y la ciudadanía sigue con el bla-bla-bla. Todo casi igual, salvo César Montúfar.
"Es lo peor que he vivido": testimonio de un juez en funciones
Estas son las 10 formas en las cuales el poder político, a través del Consejo de la Judicatura (con sus delegados provinciales), la policía, los ministerios del Interior y de Justicia actúan sobre los jueces. Este es el testimonio reservado de un juez que está en funciones (uno que no fue destituido ni ha renunciado) y las ejerce en medio, según dice, del miedo y la humillación constantes.
La inconstitucional ley que extingue a las universidades
La ley trata —entre otras cosas— sobre las universidades públicas que operan bajo convenio, que son la Andina y la FLACSO. A estas, la ley pone 11 condiciones para dar fondos, entre las que están: sometimiento a la Contraloría, prohibición de tener activos en el exterior, restricción de los privilegios e inmunidades que se les concede a organismos internacionales, destino de recursos públicos a becas, aplicar remuneraciones según CES, utilizar sistema de administración del sector público (eSIGEF). Si se cumple con todos los 11 requisitos, solo entonces “recibirán los recursos correspondientes al valor de las becas adjudicadas por el organismo rector…”.
Tomarse la Andina es como anular al Independiente del Valle
Han dicho que la Andina no cumple con la ley nacional porque según el gobierno no respeta una norma transitoria. La Andina dice “ok, la ley nacional también dice que los rectores se eligen mediante elección universal, apliquemos entonces esta norma”. “No –dice el gobierno- ustedes tienen sus estatutos y según estos la consulta no es vinculante.” ¡Pero según nuestros estatutos, el rector electo cumplía todos los requisitos! ¿Doble moral? ¿Tomadura de pelo?
¿Nos arrodillamos o defendemos la autonomía universitaria?
Sin convenio, no habría asignación presupuestarias; sin convenio, no habría subsidios ni becas de estudios. Con evaluación y convenio, en cambio, no habría dignidad ni autonomía, y el gobierno sería el rector de todas las universidades. ¡Qué dilemas más ridículos pone el gobierno a la universidad ecuatoriana! ¿Nos arrodillamos o defendemos la autonomía universitaria?
Los nadies ¿a quién importan? La ejecución de Zoila, la mamá del “Niño del Terror”
¿Cuándo entenderemos que las personas tenemos derechos por existir y que no los perdemos por ser malos, conservadores, de la revolución ciudadana o de la oposición, peligrosos, feos, extranjeros, delincuentes o asesinos seriales?
¿Los 29 de Saraguro son delincuentes?
Desde el 11 de mayo y hasta junio del 2016 está convocada la audiencia para juzgar penalmente a 29 personas que participaron en la protesta pública de Saraguro. Conviene recordar a estas personas que también sufren injusticias y desastres provocados por la acción humana y desde el poder, y reflexionar sobre la protesta y las formas de atender sus pedidos.

Páginas