Back to top
22 de Marzo del 2021
Los Confidenciales
Lectura: 3 minutos
22 de Marzo del 2021
Redacción Plan V
El ministro de las demandas
1
La cantidad de veces que el nombre del flamante ministro de Salud, Mauro Antonio Falconí García, aparece en el sistema de consultas de causas de la Función Judicial llamó la atención. Contra el médico aparecen demandas civiles y penales e, inclusive, fue investigado por la Fiscalía por un presunto peculado.

Por lo menos 32 procesos judiciales aparecen relacionados con el nombre del nuevo ministro de Salud y ex director de la ARCSA, Mauro Antonio Falconí García. Se trata de procesos en donde aparece como demandado por asuntos personales y otros en donde aparece mencionado como representante de instituciones, como el propio ARCSA y la Cruz Roja de Santo Domingo, así como el hospital provincial Gustavo Domínguez también en la provincia tsáchila. 

El proceso más reciente es de 2020 y se trata  de un asunto institucional: una empresa láctea presentó una acción de protección en su contra en su calidad de director de la ARCSA. En ese mismo año y  en calidad de representante de ARCSA, fue demandado por un ex empleado por una jubilación en esa institución.

Entre 2016 y 2018 fue investigado por la Fiscalía de Santo Domingo, luego de que la Contraloría emitiera en su contra un informe con indicios de responsabilidad penal por un supuesto mal manejo en el hospital público Gustavo Domínguez. El caso fue desestimado por la Fiscalía y archivado.

En demandas de 2017, aparece vinculado como representante de la Cruz Roja de Santo Domingo, como es el caso de un cobro de facturas contra la Cruz Roja, plateado por Andrés Romero Luzuriaga, o una demanda de Mercedes Larrea, también en su calidad de representante de la Cruz Roja en esa provincia. La demandante reclamó por supuestas fallas en un consultorio que se le había vendido la Cruz Roja.

En 2017, un ex empleado de la Cruz Roja también lo demandó por una indemnización laboral, relacionada con el trabajo del demandante como chofer de ambulancia en Santo Domingo.

Cuando era director médico del Hospital San Bartolo, una clínica el sur de Quito, fue demandado en 2016 por despido intempestivo, mientras que entre 2013 y 2014 un médico llamando Silvio Samaniego le puso una demanda por injurias y otra por daños y pejuicios en la que Falconí fue condenado. Samaniego le acusó de haberle gritado "ladrón y asesino" en pleno hospital donde trabajaban.

En 2013, en cambio, su ex cónyuge Paola Cevallos le ganó un juicio para quitarle la patria potestad de un hijo de ambos, alegando que había abandonado al niño. En relación con ese mismo caso, aparece una intervención de la Dinapen en la disputa.

En 2010, el nuevo ministro fue demandado por una tarjeta de crédito impaga, mientras por lo menos desde 2008 ha tenido varias demandas civiles de Paola Cevallos, todas ellas relacionadas con el hijo de ambos. El nuevo ministro de Salud no ha hecho, hasta el momento, ningún pronunciamiento sobre estos procesos. 

[RELA CIONA DAS]

El proyecto que nos hubiera dado 4 millones de vacunas mensuales ...y que al gobierno no le interesó
Redacción Plan V
Vacunas: así funciona el “Ministerio de Salud paralelo”
Redacción Plan V
Los nombres y los actos del "vacunagate" ecuatoriano
Redacción Plan V
Salvoconducto 17: ¡Quiero ser rotario!
Carlos Arcos Cabrera
Germán Rodas: "en la vacunación vemos una inequidad aberrante"
Redacción Plan V
GALERÍA
El ministro de las demandas
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Waoranis de Orellana denuncian militarización
Redacción Plan V
Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El Coca está en shock, sus comunidades sin agua y a nadie le importa
Susana Morán
Lo que significa la victoria de la derecha neoliberal
Fernando López Romero

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V