Back to top
25 de Noviembre del 2019
Cultura
Lectura: 15 minutos
25 de Noviembre del 2019
Redacción Plan V
Sucre regresa con "Muerte en Berruecos"
0

Fotos: Luis Argüello / PlanV

Caupolicán Ovalles (izquierda), el director de Muerte en Berruecos, y Gonzalo Ponce Leiva, productor ejecutivo (de GPL Productora), en Quito.

 

Fotograma de la película. Cortesía GPL Productora

 

El asesinato de Antonio José de Sucre, el primer magnicidio de nuestra historia, es un thriller policíaco donde un fiscal, diez años después del hecho, descubre la trama oculta de los poderes que cegaron la vida del Gran Mariscal de Ayacucho y cambiaron la historia del Ecuador. Plan V habló con su director, Caupolicán Ovalles, y su productor ejecutivo, el ecuatoriano Gonzalo Ponce Leiva.

Muerte en Berruecos revive el proceso de investigación de la justicia de la época sobre el asesinato del Gran Mariscal Antonio José de Sucre, cuando se dirigía de Bogotá a Quito en pleno proceso de disolución de la Gran Colombia, la utopía frustrada de los libertadores. Gonzalo Ponce Leiva, de larga trayectoria en la producción televisiva y cinematográfica, es su productor ejecutivo. La película fue estrenada en el 2018 y se dio la vuelta por varios paises y festivales antes de recalar en Quito. 


Trailer de la película que se estrena este 29 de noviembre.

Caupolican Ovalles, es el cineasta, guionista y productor venezolano que dirige Muerte en Berruecos. La película se estrenó en Venezuela en el 2018, cuenta. Hizo un estreno casi prematuro, por la condición del país. La película ha ganado premios en Venezuela, en Guayaquil, en Estados Unidos... La ruta de festivales fue importante antes de llegar a Quito. Los dos últimos festivales antes de llegar a la capital ecuatoriana fueron en Bogotá y Pasto, la misma ruta que siguió Sucre de regreso al Ecuador en junio de 1830, que fue frustrada violentamente en Berruecos. El Abel Americano no llegó a Quito, pero la película que descubre la trama de su asesinato, sí.

Plan V habló con Ponce y Ovalles sobre esta película que llega a la ciudad capital, con una fuerte expectativa de sus autores y productores. 

La película topa un tema que va más allá del prócer y es el tortuoso proceso de investigación de su muerte...

OVALLES: Fíjate que este el primer magnicidio en hispanoamérica una vez que somos repúblicas.  Este magnicidio aún no se ha resuelto. Yo trabajaba en Radio Caracas Televisión, donde tenía un programa que se llamaba Archivo Criminal en el cual hicimos la historia de unos 200 casos. Y alguna vez pensé en hacer la historia de los casos más sonados de asesinatos en América Latina y por ahí fue naciendo la idea. Luego hice una película que se llama Memorias de un soldado, basada en la única autobiografía que existe de un soldado de la Independencia. Después me propuse trabajar en el  magnicidio de Sucre, hicimos una investigación bibliográfica muy ardua, pero llega un momento en que la historia se agota y se repite. Pero conseguí los documentos de cuando se abre el juicio en Bogotá, diez años después del asesinato de Sucre. Hay un fiscal que se encarga de hacer la investigación, y me pareció muy atractivo cinematográficamente. Entonces decidí que nos centraríamos en el proceso del juicio para saber quién lo asesinó.  Así, se plantearon los distintos puntos de vista de los testigos y los acusados y cada uno de ellos empieza a dar una información, y nosotros creamos un thriller policial, tratando de estructurar toda esta información con los testigos y los acusados, generando incógnitas. De manera que el espectador poco a poco va recibiendo las claves para armar el rompecabezas,  y al final descubre cómo pudo haber sido el caso. 

¿Cómo se concibió esta película?

PONCE: Muerte en Berruecos es un largometraje de ficción, basado en hechos reales. Es un thriller policial y  lo que pretendemos es abordar la historia de la muerte de Sucre, que nos parece era una asignatura pendiente en el país y en la región. En el Ecuador hay muy poca literatura sobre el tema y muy poca investigación. Es curioso cómo Sucre pasó a ser el gran estratega político y militar de Bolívar, a ser el gran héroe. Lo matan con apenas 35 años, se convierte en el mártir, el mártir da paso al mito y el mito da paso al olvido. Lo que nos queda de Sucre es él en la Batalla de Pichincha, las tres líneas que te enseñan en la escuela. Porque la juventud actual, desde 1999 tampoco tiene a Sucre en el bolsillo. Es una figura de la cual se sabe poco. Hay mucho lugar común. Había un gran vacío que es, además, una gran historia.


Fotogramas de la película. Cortesía GPL Productora

¿Cómo fueron sobrellevados esos seis años que duró la producción de la película?

OVALLES: Fue un proceso en el cual ganamos varios premios en varios concursos. El primer fue en un concurso de guión, que lo investigamos bastante y duramos dos años en esto. Luego concursamos para una competencia de Desarrollo de Proyecto, para montaje de proyecto y ganamos. Entonces ahí empezamos con la búsqueda de locaciones, vestuario, escenarios. Aprovechaba también que viajaba para mirar cómo podíamos recostruir la época con la dirección de arte. Eso duró un año y medio. Y luego concursamos otra vez para producción y ganamos el concurso con el Cenac, de Venezuela, y ganamos también con Ibermedia. Posteriormente filmamos la película y concursamos en el Ecuador en la convocatoria de fondos para exhibición. Fue un proceso largo, buscando fondos, conseguimos un productor estadounidense y la participación de GPL como productora ecuatoriana fue definitiva.

¿Qué te dice la figura de Sucre después de la película?

OVALLES: Sucre te llena de un romanticismo, de una humildad y de condición humana muy grandes. Es un personaje que vivió muy poco. Te imaginas cómo era esta gente que a los 35 años, cuando lo asesinan, ya era un personaje muy importante: había fundado una nación, había liberado dos, participó en la batalla de Ayacucho, una de las más más importantes de la gesta americana. Esa vida tan fugaz, tan rápida. Por otra parte están los personajes alrededor; la lucha por el poder. Nosotros tratamos a dar a cada personaje una característica humana, ¿qué los gobierna? A algunos es el resentimiento, en otros la ambición, porque el ser humano en algún memento puede cometer ese tipo de acciones, y no es la primera ni será la última, pero cuando te pones a investigar, cuando vas a trabajar a los actores y tratar de que los actores te den estos personajes tienes sobre todo que encontrar la motivación, que está en toda condición humana. Yo creé biografías a los actores y les decía cómo tenían que ser construidos. Esa creación de personajes fue muy rica, porque es dar vida, crear gente que no existe. Ese es el trabajo de los directores, enriquecer los personajes. Y para eso hay que tener actores, gente con herramientas actorales. Eso es para una película de época y darles vida en un contexto que no existe tampoco.

PONCE: Sucre era una figura de una dimensión inmensa. Estas gentes eran superhéroes realmente. Si lees la vida de esta gente; muere a los 35 años y qué vida para intensa. Qué cantidad de cosas que había hecho. Sucre empezó en las andadas independentistas cuando tenía 15 años, estudió y era ingeniero militar y ya cabalgaba con Francisco de Miranda. Y le fue bien como estratega porque al ser ingeniero sabía el alcance de las balas, la potencia de los cañones, sabía dónde poner los campamentos y como evadir los ataques. Era un tipo de una familia acomodada de Cumaná, eran nueve hermanos y seis murieron en la guerra de Independencia; una hermana se lanzó de un balcón para no ser ultrajada; a otro lo masacraron en la cama de un hospital porque era hermano de Sucre. El mariscal estaba en Bogotá y se iba a Caracas y luego a Perú, venía a Guayaquil y viajaba como si fueras Quito, Tambillo, Machachi. Tenía una gran sensibilidad y formación. Todo el mundo lo respetaba, era un tipo querido, tenía tacto, era refinado e introvertido. Su formación de ingeniero se veía en los minuciosos informes que daba a Bolívar. Era prolijo en el detalle, era un Excel de inicios del siglo XIX. Es fascinante porque era una figura que combinaba la estrategia militar y política con el refinamiento y con la lealtad. Si algo tuvo Sucre fue un gran amor por Bolívar y de una consecuencia que llama la atención. Fíjate lo poco que duró la Gran Colombia y el sueño bolivariano, tan manoseado. Sí, nos dio un poco de cosa estar tan cerca de la espada de Bolívar. Cómo se ha ultrajado la memoria y el legado de Bolívar. Y el hecho de que el cuerpo de Sucre haya estado desaparecido setenta años es de lo más extraño No fue enterrado y la marquesa (de Solanda, su esposa María Ana Carcelén de Guevara y Larrea-Zurbano) recibe los restos y los tuvo peloteados de iglesia en iglesia, porque era una papa caliente. Ni Juan José Flores ni nadie la motivaba a enterrar al marido, que era el Gran Mariscal de Ayacucho, es inconcebible. La marquesa temía que profanaran los restos. La historia nos dice que la marquesa tuvo los restos en distintos conventos, los iba cambiando  de lugar. Los tuvo un tiempo en la hacienda, el féretro en el patio, con los olores del caso, cubierto de flores. Y terminaron los restos en El Carmen Bajo y luego fueron encontrados y trasladados a La Catedral. La historia del cadáver de Sucre es otra película. 

Hay un personaje central que no es Sucre sino el fiscal que investiga el asesinato...

OVALLES: El personaje central de la película es el fiscal. Es el que nos guía a través de los personajes, el que nos lleva a Sucre, nos lleva a su posible asesino. Y él se sorprende porque tampoco esperaba encontrarse con lo que se encontró. Es un fiscal que se transforma, él se da cuenta que también lo están usando, porque están tratando de reabrir el caso de Sucre para fines políticos. Él se da cuenta de que hay un complot extraño detrás de esto y también es amenazado porque el mismo complot que asesinó a Sucre en 1830 está libre y actuando diez años después y no le permiten investigar como él quisiera. Se mantienen las mismas luchas por el poder, se replican las historias. Tenemos un personaje al final que nos muestra que esto no va a terminar, que la lucha por el poder va a continuar. La lucha por el poder es eterna. Cuando hacía mis películas históricas yo trataba de separarme del Gobierno. Usaron a Bolívar con fines políticos e hicieron una película que se llama Bolívar que debe ser una de las más costosas que se han hecho en la historia de América Latina y cambiaron hechos históricos, por ejemplo que Bolívar fue asesinado cuando él murió con tuberculosis. Creo que se ha usado de modo imprudente la figura de estos héroes. Dictadores venezolanos de todos los tiempos han usado la figura de Bolívar para que la gente los vincule y construir una identidad. Debiéramos respetarlos por sus actos, pero debemos mirar a nuestro presente. También tenemos que conocerlos, bajarlos del Olimpo, ponerles en tierra, darles su condición humana. A Sucre lo mató la lucha de poderes, eso lo llevó a la muerte.

PONCE: La figura del protagonista es clave en la pelicula. Porque quien interpreta a Bolívar adulto en la serie de Netflix, Bolívar, es Luis Gerónimo Abreu, el actor venezolano que interpreta a nuestro fiscal Godoy, lo cual ha dado un cartel a la película. Sucre es Augusto Nitti, un actor con mucha trayectoria en Venezuela, un gran actor, un gran profesional y tiene un cierto aire al personaje. La producción está sobre el millón de dólares, que es un presupuesto alto para nuestro medio. El cine de época tiene que estar bie hecho para que te lo creas. Las cosas de medio pelo no sirve. El productor de arte de la película, que murió el año pasado, era director de cine y artista plástico, muy reconocido en Venezuela. El proyecto genera mucha simpatía porque suma voluntades, rompe barreras; el personaje atrae, las condiciones de la muerte atraen mucho. Nos ha ido bien en distintos festivales. Parte de la estrategia era estrenar en Quito cuando tuviéramos algún recorrido. La película ha ido sumando palmarés y nos parece que estamos en un punto importante. Pero en Ecuador la espectativa es dura, en general, porque la taquilla es debastadora. Una película la estrenas el viernes en la noche y el lunes los programadores del cine se reúnen para ver cómo le fue a la película el fin de semana y si no te fue bien la sacan de cartelera. Tenemos pocos recursos para la promoción pero tenemos buena expectativa; ha generado mucho interés en colegios, en la academia. Creemos que la película va a ser un disparador intelectual, que el espectador va a ir más allá e interesarse en Sucre y por los referentes de nuestra historia. Todos los productos que motiven a que la gente vaya más allá son válidos. Es un gran tema y es una historia bien contada.

 

[RELA CIONA DAS]

Roma, o la ternura de lo indígena
Álex Ron
Mascarilla: la indignación del pueblo afro
Susana Morán
Las razones de la censura a "Propagandia"
Redacción Plan V
‘Carneros’, la premiada película, en Quito
Desirée Yépez
Mariana Andrade: ‘Eurocine es el reflejo de las similitudes entre Europa y América’
Desirée Yépez
GALERÍA
Sucre regresa con "Muerte en Berruecos"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

2021: las reformas electorales cambian las reglas del juego
Redacción Plan V
José Serrano no le teme al narco ‘Gerald’
Redacción Plan V
Los últimos pasos de Telmo Castro
Redacción Plan V
La solitaria lucha de Claude Roulet contra los abusos del transporte de pasajeros
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El "contertulio" Alexis Moncayo sale de Radio Majestad
"Hay un discurso guerrerista-templario en el Gobierno": Nelson Reascos
Fermín Vaca Santacruz
El origen de "ven para mearte" y otras frases de Nebot
La caída nacional de las ventas es de -20%