Back to top
17 de Enero del 2024
Historias
Lectura: 18 minutos
17 de Enero del 2024
Gustavo Isch

Consultor político, experto en comunicación electoral y de gobierno. Docente de la Universidad Andina Simón Bolívar

Ecuador a punto de ser devorado por el insaciable dragón chino
0

Fotos: Pixabay. Fotomontaje: PlanV

 

¿Por qué una nación tan rica y poderosa como China firmaría un TLC con un retazo de país, agobiado por falta de dinero y sin claras posibilidades de enfrentar el futuro deseable para sus nuevas generaciones?


Se ha repetido hasta la saciedad y desde diversas voces, que Ecuador sufre una crisis sistémica. Hoy en día, lejos de mejorar los índices de la caída libre en que el país se encuentra, algunos han empeorado; sus aspectos más preocupantes son la inseguridad, la delincuencia criminal conectada con el circuito del tráfico de droga movido por carteles transnacionales, que convierte al Ecuador en uno de los países más violentos de América y del mundo, ahuyentando las inversiones internas o extranjeras y promoviendo el lavado de dólares. 

Asimismo, la fragilidad de la economía fiscal que cerró el año con más de USD 5.000 millones de déficit; los altos índices de desempleo (sólo el 36% de ecuatorianos en edad de trabajar tiene empleo adecuado, es decir gana al menos un salario mínimo vital y trabaja ocho horas diarias, aunque no necesariamente en un empleo convencional o acorde a su formación profesional); el restante 64% se distribuye entre personas que están totalmente desempleadas y aquellos que tienen trabajo eventualmente. Salud pública y educación están en su peor momento: los hospitales no cuentan con insumos ni capacidad de atender demanda social, no hay medicinas para enfermos con afecciones catastróficas y/o mortales; 200 mil jóvenes no pudieron acceder el año pasado a la universidad; la migración causada por la inseguridad y la falta de oportunidades superó los 200 mil ciudadanos entre 2022 y 2023, pero hay un fuerte subregistro por abandono del país sin uso de canales ni trámites legales.

La política y la justicia, así como el conjunto de instituciones del Estado están contaminadas por el narcotráfico.  La política es una sátira protagonizada mayoritariamente por títeres tik-tok dependientes, o por gente impreparada, proclive a la corrupción en las distintas funciones del Estado.

Para qué describir más signos de la radiografía de un país fracturado y corrompido, efectivamente escenario de una metástasis prácticamente generalizada de su institucionalidad. 

En ese contexto, quienes defienden el TLC con China lo consideran una gran oportunidad para la atracción de capitales, inversiones, generación de empleo y transferencia de tecnología. Parecería el recetario ideal, el esperado milagro salvador para una nación que se cae a pedazos, como un contagiado de lepra.

Pero no todo lo que brilla es oro, al menos no para la inmensa mayoría de ecuatorianos. Detrás de las bambalinas se esconde un inminente peligro que se cierne sobre Ecuador: el TLC con China, el dragón insaciable.

Las preocupaciones, dudas y críticas sobre los potenciales efectos negativos del TLC Ecuador China son muchas. Casi 100 organizaciones, redes, colectivos de derechos humanos, ecologistas y academia han manifestado públicamente y por diversos canales su oposición a la ratificación del TLC con China negociado con opacidad por el gobierno del expresidente Guillermo Lasso y sostenidos ahora, por el gobierno de Daniel Noboa.

Algunas de esas preocupaciones fueron puestas en conocimiento de la legislatura, mediante una comunicación formal, suscrita por varias organizaciones sociales, el 4 de enero, sin que la Asamblea Nacional las haya conocido, debatido y tratado con la responsabilidad que el futuro del país exige, más bien, por el contrario, en el recinto parlamentario se escamoteó el debate y se escondieron sus potenciales peligros bajo el sucio tapete de intereses movidos por lobistas de baja estofa, y de legisladores funcionales a intereses particulares.  

Quizá muchos de ellos, los más baratos, ahora guarden en algún lugar laptops, teléfonos celulares de última generación u otras chucherías tecnológicas para disfrutar y compartir con sus pretendidos electores, en medio de la campaña que se aproxima, o quizá ya preparan maletas para disfrutar de la proverbial amabilidad de sus anfitriones chinos que los esperan al otro lado del océano, para deslumbrados con su cultura milenaria y sus avances científicos o de infraestructura; o quizá, aquellos que mejor se cotizan, ya cerraron compromisos de prometedoras inversiones y jugosos beneficios; o tal vez, ninguna de estas cosas se haya producido, sino solo son la supina ignorancia y la irresponsable actitud política de algunos “padres de la patria”, las razones que aúpan su ansioso apoyo al TLC.

Si el Ecuador atraviesa la mayor crisis económica de su historia, ¿por qué negarse a la desprendida ayuda del gigante asiático? ¿No es un contrasentido, un comportamiento antipatriótico el rechazar las oportunidades que se nos presentan, más aún cuando los financistas y chulqueros de occidente nos han cerrado en las narices, la puerta de sus préstamos e inversiones? ¿Tenemos muchos ecuatorianos una venda que nos impide mirar los provechosos dones del acuerdo comercial?

¿Somos los únicos autómatas suicidas en el planeta, que preferimos hundirnos en la desesperación mientras despreciamos el socorro de la China comunista, tan libre ella, tan democrática, tan paradisíaca y próspera?

Al parecer no, no somos los únicos. Y las razones son muchas, aquí resumimos algunas de ellas constantes en la comunicación entregada a la Asamblea el 4 de este mes firmada por el Comité Ecuatoriano para la Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente, Acción Ecológica, y la Alianza por los Derechos Humanos Ecuador, así como otras, de nuestro propio inventario:

Opacidad

La negociación del TLC Ecuador-China fue realizada en condiciones de reserva y a puerta cerrada (Acuerdo MPCEIP-MPCEIP-2022-0001-A), lo que imposibilita a las organizaciones de derechos humanos, de defensa de la naturaleza y a la sociedad en general, el oportuno análisis de los efectos del Tratado en el goce y ejercicio de todos los derechos constitucionales en juego. Sin esa indispensable evaluación de impactos, el Tratado fue suscrito por el Ejecutivo en mayo del 2023.

El TLC impulsado por el anterior gobierno fue manejado con “bajo perfil”, esto es, con una información extremadamente limitada, pese a la gravedad de sus implicaciones, y en la primera fase de la negociación fue declarado “RESERVADO”.

El ex presidente Guillermo Lasso visitó en Beijngg al jerarca chino  Xi Jinping. Foto: Presidencia de la República del Ecuador

El dictamen de la Corte Constitucional en torno a la aprobación del texto del Tratado (nro 8-23-TI, 12 octubre 2023), también se dio a partir de preocupantes omisiones y contradicciones a dictámenes anteriores de la misma Corte.

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional impidió la participación de varias organizaciones sociales, pese a que previamente se abrió esta posibilidad con el fin de que presenten información clave sobre efectos graves del Tratado, como son: 

  • Varios elementos de inconstitucionalidad encontrados en el Capítulo 13 (Solución de Diferencias), tales como el altísimo riesgo de impunidad que se otorgaría con este TLC a las inversiones chinas, considerando que en el Capítulo 13 se prohíbe alegar derechos internos (incluidos los derechos constitucionales de nuestro país), en los procesos de mediación y arbitraje, lo que resulta particularmente grave si se toman en cuenta las vulneraciones de derechos humanos, colectivos, ambientales y de la naturaleza en las que han incurrido dichas inversiones en el Ecuador.

  • El ingreso incontrolable de desechos de China, principalmente plásticos

Potenciales eventos de corrupción

Al debilitar controles debidos, se facilita e incentiva la corrupción. Un solo ejemplo: recordemos el Caso Sinohydro y la corrupción investigada por la fiscalía ecuatoriana por 76 millones de dólares en sobornos.

Contaminación 

China como la más grande fábrica del mundo, requiere minerales, petróleo, madera y más recursos naturales en una escala inmensa.

La altísima generación de desechos de todo tipo, especialmente plásticos, relacionados con sus niveles de producción y de consumo, hace que China busque lugares dónde colocarlos. Este Tratado otorga a China facilidades en estos dos ámbitos, flexibilizando los controles.

Foto referencial: Getty Images

La promoción de inversiones (Capítulo 9) se traduce en crear el entorno necesario para todas las formas de inversión (art. 9.2.lit b), es decir: simplificar los procedimientos para las solicitudes y aprobaciones de inversiones (9.2.lit. c) o proporcionar asistencia … incluida la facilitación de licencias y permisos (9.2.lit. e), lo que va a limitar seriamente la rigurosidad que deben tener estos procesos por ejemplo en relación a sectores como la minería, el petróleo, la agroindustria, la energía, entre otros.

Competencia desleal

¿Por qué una nación tan rica y poderosa como China firmaría un TLC con un retazo de país, agobiado por falta de dinero y sin claras posibilidades de enfrentar el futuro deseable para sus nuevas generaciones? No hay posibilidades de que la producción y emprendimientos de baja y mediana escala, en comercio y producción, puedan competir con la capacidad china de producir y luego comercializar sus productos a costos menores, dada su enorme infraestructura instalada y su mano de obra barata.

Cesión de soberanía

La apertura indiscriminada a inversiones y facilidades de endeudamiento, en un escenario de   flexibilización de controles, puede generar una espiral de endeudamiento impagable como ha ocurrido ya con otros países asociados con China, que quebraría la capacidad de pago del Estado ecuatoriano y que, terminaron negociándose con la cesión de soberanía en distintos campos: ambiental, laboral, económico, ambiental.

Dependencia económica

Ecuador es un país con un sistema económico dolarizado, la economía china es distinta, usan su propia moneda y atienden a sus propios intereses, pueden devaluarla a placer; un remezón en ese sistema manejado de manera centralizada y autoritaria, puede causar una afectación difícil de prever al Ecuador. 

Extracción discrecional,  potencial extinción de recursos naturales y afectaciones humanas

La extracción de recursos naturales y la pesca indiscriminada de la gigantesca flota china anclada en los límites de la plataforma marítima de las Islas Galápagos, pueden afectar de manera irreversible la existencia de esos recursos en el Ecuador y generar efectos sociales y ambientales colaterales, como el desplazamiento de comunidades y pueblos, así como la extinción de esos recursos.

Flota pesquera China. Foto El Universo

La flexibilización de los controles ambientales y en consecuencia la desprotección de derechos humanos, es un requisito para escenarios previstos en relación con estas “mercancías” citadas en el art. 4.3 del Tratado: minerales y otras sustancias naturales (…) extraídos u obtenidos de su suelo, aguas, lecho marino o subsuelo debajo del lecho marino lit e), que abrirá posibilidades de explotación minera incluso en el fondo marino; - chatarra y los desperdicios derivados de operaciones de manufactura, aptos únicamente para la recuperación de materias primas (lit. i) y - los bienes usados consumidos y recogidos allí que sólo sean aptos para la recuperación de materias primas (lit. j).

Sin controles ambientales fuertes, la recuperación de materia prima será una mera justificación para el depósito descomunal de basura de China en territorios de pueblos ancestrales, campesinos, o áreas naturales, que quedarán expuestos a una persistente contaminación.

Incumplimiento de garantías estipuladas

Existe evidencia internacional de que China no ofrece garantías de protección y respeto de los derechos humanos. En el 3ero y 4to Examen Periódico Universal de las Naciones Unidas de la República Popular de China, organizaciones de la sociedad civil latinoamericana señalaron que los impactos de sus inversiones y operaciones empresariales de China a los derechos humanos y el medio ambiente en la región, demuestran que China no cumple con los pactos y tratados internacionales en materia de derechos humanos y empresas.

Impacto en políticas laborales

El TLC con China puede promover inobservancia o reformas laborales para facilitar las operaciones chinas en diversos campos, dada la urgente necesidad de miles de ecuatorianos por conseguir trabajo.

Contaminación nuclear

Según comunicación oficial entregada a la Asamblea Nacional el 4 de enero, suscrita por parte de varias organizaciones sociales: es muy preocupante que el apartado sobre Cooperación Ambiental haga una referencia a la energía nuclear como cooperación en “energía limpia” (art. 16.13. lit a), que puede relacionarse con la extracción de recursos, disposición de desechos radiactivos o instalación de centrales nucleares. Igualmente preocupan las implicaciones de la asistencia técnica para “el servicio de reciclaje y disposición final de baterías” (16.13. lit b) o de “diseñar y ejecutar estrategias y programas para alternativas de fabricación de plástico de un solo uso”, que tienen graves impactos asociados a su elaboración y distribución.

El último informe presentado por el Colectivo sobre Financiamiento e Inversiones Chinas, Derechos Humanos y Ambiente, CICDHA, tras el análisis de 28 proyectos en nueve países de América Latina, incluido el Ecuador, operados por 28 empresas chinas y al menos ocho bancos chinos, demuestra que hasta la fecha el Estado chino no ha realizado los suficientes esfuerzos para garantizar los derechos humanos de las comunidades impactadas, por tanto, el Informe concluye que las medidas tomadas por este país para generar garantías adecuadas para prevenir impactos sociales y ambientales, no solo son “insuficientes”, sino también “inefectivas”. El Resumen Ejecutivo del Informe se puede ver aquí.

  • Los Bloques petroleros Tarapoa e Ishpingo y el complejo hidroeléctrico Coca Codo Sinclair se encuentran en un ecosistema frágil y estratégico frente al cambio climático, como es la Amazonía. 

  • La minería en el Napo, contribuye a las prácticas de minería ilegal. 

  • Hay grave contaminación del agua por el proyecto minero Mirador. 

  • El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto San Carlos - Panantza es deficiente.

La estrategia hegemónica china 

A diferencia de países occidentales prestamistas, tenedores de bonos o inversionistas, a China no le preocupa negociar préstamos e inversiones multimillonarias con ningún país.  Los banqueros chinos no condicionan su ayuda económica a la ideología, ni a la vinculación de sus asociados con sistemas de lavado de dinero, ni a la corrupción estatal u otros factores presentes en sus partners. Su expansión en el mundo opera para satisfacer el voraz apetito de su economía y la codicia de las élites que manejan países sumidos en deficitarias economías y enclenques democracias.

“Los proyectos enmarcados en la llamada Nueva ruta de la seda son temerarios porque su razón de ser es política, no económica. Incluido en la Constitución del Partido Comunista de 2017, el programa es una piedra angular de los planes para expandir su influencia a escala mundial. La mayoría de los préstamos de esta iniciativa se cursan a través de bancos chinos de propiedad estatal guiados por el Partido Comunista, y con la mira puesta en alcanzar los objetivos de política exterior, más que en obtener ganancias” (El hambre del dragón, Barletti, Agustín, 1ª ed. Ciudad Autónoma de Buenos Aires/Autores de Argentina-2023).

Así como Barletti, muchos periodistas, académicos e investigadores sociales han estudiado el tema y publicado sus conclusiones. 

Fernanda Soliz, directora del Área de Salud de la Universidad Andina Simón Bolívar, afirmó al diario El Universo que “según el parecer de las agrupaciones que se oponen al tratado (…se negoció sin la participación de la ciudadanía ni la academia, priorizando a “sectores empresariales, sobre todo las élites agroexportadoras, el capital financiero bancario y las grandes cadenas comercializadoras, que son los únicos y centrales beneficiarios de este tratado”. Agregó que “a pesar de que Ecuador es signatario del convenio de Basilea, que prohíbe el comercio transfronterizo de residuos, Ecuador igualmente importa desechos plásticos de Estados Unidos desde 2018. Ecuador es el tercer país que más desechos recibe de Estados Unidos, detrás de México y El Salvador.

Soliz afirmó que esta importación no se hizo directamente desde el Estado, sino por parte de empresas privadas, burlando marcos normativos nacionales e internacionales”

Esta semana será decisiva para el Ecuador, y la decisión está en la cancha de la Asamblea Nacional, donde el futuro de todo el país está en las manos levantadas de 70 “honorables”. 

Casi empuja a “cerrar la puerta e irse”, como reza un refrán popular. 

Pero la esperanza es lo último que se pierde. 

GALERÍA
Ecuador a punto de ser devorado por el insaciable dragón chino
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Así se involucró a la empresa Plastiquim en la trama de sobornos de Odebrecht
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Olivio Rodrigues aseguró que las coimas de Odebrecht pasaron por las empresas Cosani, Plastiquim e Italcom
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Qué dice la denuncia por "traición a la patria" contra Rafael Correa?
Redacción Plan V
¿Qué sanciones busca México contra Ecuador y cuán posibles son?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juicio contra Carlos Pólit (día 4): Gerardo de Souza confirma que entregó dinero a Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Quién es Diego Sánchez, el testigo en el juicio contra Carlos Pólit que tiene un acuerdo con EEUU?
Redacción Plan V
Santos sobre Carlos Pólit en el juicio (día 2): ‘Me pidió que pagara sobornos para eliminar multas contra Odebrecht’
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio de Carlos Pólit (día 1): El excontralor llegó a la Corte de Miami para asistir a la elección del jurado
Susana Morán, desde Ecuador, y Marcos Medina, desde Miami