Back to top
8 de Septiembre del 2023
Historias
Lectura: 10 minutos
8 de Septiembre del 2023
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

"Ecuador ya no es un país petrolero"
0

Oficialmente y a escala internacional, Ecuador dejó de ser un país petrolero, pues su producción en cantidad y calidad no cumple con las proyecciones del mercado mundial. Foto: Petroecuador

 

Ecuador ya no es un país petrolero. Las proyecciones de especialistas apuntan a una caída desde los 460.000 barriles diarios actuales a 370.000 en 2028. Este descenso golpearía fuertemente al país porque su economía depende de los ingresos del petróleo más que ningún otro país en América Latina: Agencia Internacional de Energía.


Malos tiempos vienen para los ecuatorianos que nos hemos bebido, comido, feriado lícita o corruptamente todo el petróleo. La organización energética más famosa del mundo acaba de sacarnos del cartel de los ricos petroleros, del club de los jeques. Y nos explica por qué:

“Ecuador ya no es un país petrolero… Las proyecciones de especialistas apuntan a una caída desde los 460.000 barriles diarios actuales a 370.000 en 2028. Este descenso golpearía fuertemente al país porque su economía depende de los ingresos del petróleo más que ningún otro país en América Latina”, dijo la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Un dato actualizado de la prensa ecuatoriana dice que “la producción promedio enero-septiembre 2023 cerró en 470.050”.

Entonces surge la pregunta: ¿qué hacer? Hay dos opciones para recuperar a la vaca petrolera: aumentar la producción aceleradamente y en alto volumen en los próximos cinco años o reorientar la política hacia la producción de un nuevo(s) bien de exportación de consumo masivo en el mundo, como el petróleo.

Reservas escasas y muchos problemas

Para aumentar la producción se necesita una gran reserva, pero esta también está casi seca. Un estudio de la Universidad Andina Simón Bolívar dice: “Ecuador tiene 1.300 millones de barriles de reservas probadas que permitirían 7.4 años adicionales de extracción al ritmo actual (BP, 2021). (Fuente: ‘El próximo agotamiento del petróleo en el Ecuador’. 8 sept 2022). La cifra casi coincide con los 1.370 millones anotados en el Informe Anual del Potencial Hidrocarburífero del Ecuador’, del Ministerio de Energía y Minas, año 2022.

Para aumentar las reservas y la producción se necesitan condiciones favorables, pero conociéndonos como nos conocemos los ecuatorianos, eso es difícil por las crisis políticas en seguidilla que reducen la confianza de los inversionistas; desacuerdos en los negocios que mueven millones de dólares y todos quieren meter mano; por gobernantes débiles que evaden la toma de decisiones; y por ambientalistas que acaban de mostrarse como un poder, pero divido. Veamos este capítulo nuevo en el país:

Los ambientalistas liderados por los Yasunidos (que agrupan especialmente a jóvenes urbanos) ganaron la Consulta Popular con el SÍ (58,98%) a la suspensión de la explotación petrolera en el amazónico Yasuní, pero sorpresivamente apareció pisándoles los talones un grupo anti ambientalista fuerte que dijo NO (41,02%), o sea dijo: “NO se vayan”. Entre ellos están indígenas y colonos de la zona que están contentos con los petroleros porque les impulsaron a crear pequeños negocios de víveres, comidas, etc. Tanto aprecian su presencia que en sus provincias petroleras le hicieron triunfar al NO (58,04 % en Orellana y 51,43 % en Sucumbíos).

370.000 barriles por día, en el 2028, es la proyección de la agencia internacional de energía para el Ecuador. 

Estos resultados hacen notar que sobre el medioambiente los ecuatorianos tenemos tres visiones diferentes: la primera: defender la naturaleza mundial para garantizar la sobrevivencia de los humanos; segunda: explotar el petróleo para obtener los dólares que el Estado requiere para cubrir las necesidades de sus ciudadanos; y tercera: aprovechar las oportunidades que, aunque destrocen el medio ambiente, den trabajo y el pan de cada día a la familia. Ojalá esta diferencia de criterios no genere conflictos sociales.

La producción petrolera del Ecuador se ha estacionado en menos de 500 mil barriles al día desde hace años, y la tendencia es a la baja. Foto: Petroecuador

Los negocios y los negociados

El sindicalista petrolero y político Henry Llanes dio mérito a la Consulta sobre el Yasuní porque: “Sirvió para que Petroecuador diga que el costo de producción del barril de petróleo del bloque 43 (Yasuní) es de 17 dólares barril. De un crudo pesado que oscila entre 14 y 16 grados API. Mientras que a las contratistas les pagan 35, 37.5 y 41 dólares por explotar un barril de crudo liviano de los principales yacimientos petroleros que estuvieron en manos de la empresa estatal hasta la primera década del presente siglo y que tras maniobras a la ley de hidrocarburos le despojaron al Estado de la operación de Shushufindi, Auca, Cononaco, Libertador, Edén Yuturi, Limoncocha, Tarapoa, Bermejo, etc.”

Para evitar abusos y desequilibrios, recomendó: “Es urgente reformar la ley de Hidrocarburos, definir un solo tipo de contrato para explorar y explotar el recurso natural, formar una alianza público-privada, un consorcio o contrato de asociación con una sola contratista, en la que el Estado tenga el 80% de las acciones y la contratista el 20%, con las cuales realice inversiones para incrementar la producción de los campos petroleros que actualmente están en operación”.

Solo una legislación clara y un gobierno ético pueden controlar los ‘negociados’ petroleros que siempre han existido y crearon los ‘carteles de nuevos ricos ecuatorianos’ que viven como jeques árabes.

Venezuela, México y Colombia también se fueron. Guyana, Brasil, Argentina son los nuevos socios 

Ecuador no es el único de “los históricos líderes de la producción petrolera en la región que se han quedado atrás”. También dejaron de ser ‘boom’ Venezuela, México, Colombia por la política y la corrupción, explica la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El caso más patético es el de Venezuela. “PDVSA, la estatal venezolana, ha tenido una caída estrepitosa, estrechamente ligada a la profunda crisis económica y política que afecta al país. La producción de petróleo venezolano, en su mayor parte pesado y denso, se desplomó desde 3,4 millones de barriles diarios en 1998 a 700.000 en la actualidad”. (Empezó cuando el revolucionario bolivariano Hugo Chávez subió al poder en 1999). “Lo que está pasando en Venezuela es un declive brutal que se explica por razones que van desde la negligencia hasta la corrupción”.

Oxozi xiux

El manejo petrolero del chavismo ha devenido en una caía de más de 3 millones de barriles de petróleo al día en Venezuela.  

100.000 millones de dólares es la deuda de la estatal pemex, en méxico. es la empresa petrolera más endeudada del mundo.

“En México la producción alcanzó su punto máximo en 2004 y desde entonces se ha reducido aproximadamente a la mitad”. (Presidentes en ese lapso: Vicente Fox 2000-2006. Felipe Calderón 2006-2012. Enrique Peña Nieto 2012-2018. Andrés Manuel López Obrador 2018). “Aunque el gobierno (AMLO) le ha dado a Pemex millones de dólares en exenciones fiscales y otras ayudas financieras, no logra repuntar, la producción se ha estancado. Con más de USD 100.000 millones de deuda, Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo. Además de ser una empresa con fines comerciales, también opera con fines políticos”, dice Diego Rivera, investigador asociado del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos”.

“Colombia. El gobierno del presidente Gustavo Petro planea avanzar en la transición energética del país disminuyendo gradualmente la producción petrolera. Recientemente fueron concedidas licencias para proyectos de energía renovable en la provincia de La Guajira… La idea es compensar la disminución de las exportaciones petroleras sin dañar la economía, pero algunos expertos son más bien escépticos de que se logre ese objetivo en los años venideros”.

A los expulsados del boom les sustituyeron los nuevos: Brasil, Guyana y en menor medida, Argentina. (Detalles en: ‘Qué países son los nuevos protagonistas del boom petrolero que vive América Latina’. BBC. 31 julio 2023.)

Tras cuernos palos

A la menor oferta de petróleo que tendremos porque la ‘vaca’ se nos seca, se sumará una menor demanda porque el mundo se inclina a sustituir el consumo de hidrocaburos por energías alternativas, como la eléctrica.

Ejemplos: el Departamento de Energía de los Estados Unidos autorizó recién la entrega a la industria de vehículos eléctricos de:

“10 mil millones de dólares en préstamos. 2 mil millones de dólares en subvenciones y 3 mil 500 millones de dólares en préstamos para impulsar la producción de baterías avanzadas y material para promover la transición de vehículos hacia vehículos eléctricos y de energía limpia”. (Fuente: EEUU anuncia millonaria inversión en la industria de autos eléctricos. CNN.1 septiembre 2023).

“El Parlamento de la UE dio su aprobación final: a partir de 2035 solo se permitirá la circulación de autos libres de emisiones. Así se pone en marcha una ‘revolución’ hacia los coches eléctricos climáticamente neutros.

China lanzará 80 nuevos modelos de autos eléctricos para fin de año”. (Fuente: ‘A partir de 2035, la UE producirá solo coches eléctricos. Bernd Rieger. 15 de febrero de 2023).

Cuándo los ‘imperios’ Oriental y Occidental se muevan en vehículos impulsados por baterías, ¿los ecuatorianos seguiremos buscando petróleo en el Yasuní?
Mn. 6 sep. 2023.

GALERÍA
"Ecuador ya no es un país petrolero"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V
EE.UU: las elecciones más difíciles de su historia
Ugo Stornaiolo
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Las claves para entender las reformas al PUGS y el nuevo marco urbanístico de Quito
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán