Back to top
13 de Julio del 2022
Historias
Lectura: 18 minutos
13 de Julio del 2022
Redacción Plan V
El presidente Lasso: el gobierno de los ingenuos se va a la guerra
0

El presidente Lasso ha anunciado la irreversible decisión de ir a la guerra contra el narcotráfico, fortaleciendo la respuesta militar y policial de su gobierno. Fotos: Presidencia de la República. Fotomontaje: PlanV

El presidente ya tiene un relato y un enemigo. El gobierno "de los políticamente ingenuos" se enfrenta a poderosos enemigos, como son el narcotráfico y los liderazgos violentos. Su lectura hace que la dirección política del gobierno se enfoque en la seguridad y se asiente sobre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.


1. Los héroes anónimos del presidente

El martes 11 de julio, el día del presidente Lasso terminó con fuegos artificiales. A los festejos postergados del 4 de Julio, día de la Independencia de los Estados Unidos, llegaron el presidente, el vicepresidente y buena parte de su gabinete, así como la cúpula policial y militar, mezclados entre cientos de invitados a la celebración en el Centro de Convenciones Bicentenario, en el antiguo aeropuerto, al norte de la Capital.

Era la primera vez que Lasso asistía como presidente en funciones a una de estas celebraciones, suspendidas en años anteriores por la pandemia. El presidente fue invitado a dar un discurso y a ser parte —junto al vicepresidente Dr. Alfredo Borrero y su esposa Lucía Pazmiño— porque del estrado, como invitado de honor. Y a dar un discurso honrando la fecha, que el presidente Lasso aprovechó, por casi 10 minutos, para mostrar varios logros de su gobierno. Estas celebraciones, sobre todo en el tema de los discursos, suelen estar a cargo del canciller del país anfitrión, por lo que la presencia y discurso de Lasso y casi todo su gobierno fue algo excepcional. 

El discurso del embajador Michael Fitzpatrick combinó un mensaje duro con otro más suave y dedicado a lo que él calificó como "héroes cotidianos: el ciudadano que sirve a los demás, quien contribuye al bienestar común a través de su trabajo diario sin buscar ni fama ni fortuna". Pero sobre los "antihéroes" dijo que "algunos individuos y grupos intentan impedir los procesos democráticos o anular sus resultados. Confunden a la población con la desinformación, presionan a los líderes electos o funcionarios para que voten y actúen en contra de su conciencia y la ley, corrompen con plata y con plomo. Por eso debemos perseverar en defender los valores democráticos. Hay que demostrar que las democracias mejoran las vidas de sus ciudadanos de manera concreta y que tratan a todos con dignidad y respeto". Más que plata o plomo es un ensayo revelador del colombiano Gustavo Duncan, en el cual teoriza sobre el poder político del narcotráfico. Es una frase casi hecha en la jerga sociológica de este negocio ilegal. Tal vez el embajador buscaba hacer un contraste entre estos individuos corruptores y los "héroes cotidianos".

algunos individuos y grupos intentan impedir los procesos democráticos o anular sus resultados. Confunden a la población con la desinformación, presionan a los líderes electos o funcionarios para que voten y actuen en contra de su conciencia y la ley, corrompen con plata y con plomo.


6 de julio del 2022.- El presidente de la República, Guillermo Lasso, participó de la ceremonia de relevo de mando del Comando General de la Policía Nacional y de la posesión del Gral. Fausto Salinas Samaniego como comandante General de esta institución. Foto: Eduardo Santillán / Presidencia de la República.

En el discurso de orden, Lasso habló de los logros de su gobierno, una suerte de síntesis de un informe de labores. Por ejemplo, que han incautado cerca de 300 toneladas de droga, que "comparado con el promedio de 60 a 65 (tm) de los últimos diez años demuestra claramente la personalidad de nuestro gobierno en la lucha contra el crimen organizado". Se refirió a la lucha contra la desnutrición crónica infantil, a la preocupación de su gobierno con los niños, especialmente de los de la sierra central. Dijo "con humildad", que desafiaba a que busquen en la historia cuál gobierno en los primeros 12 meses ha avanzado tanto en materia de medioambiente, como la Reserva Marina de Galápagos, "que ha convocado el apoyo del DFC de los Estados Unidos con quienes vamos a hacer una operación financiera de canje de deuda por conservación, algo inédito en el mundo".

Lasso siguió con su "informe" en la fiesta de Independencia de Estados Unidos. Dijo que en todas las acciones hay héroes silenciosos, "que transitan con la calle y con su trabajo diario aportan que podamos vivir mejor. Nuestros héroes cotidianos son los emprendedores, los obreros, los empresarios, los profesionales, los trabajadores de la salud (...). Nuestros héroes cotidianos son los militares y policías que cada día cuidan de la seguridad ciudadana, las fronteras y nos apoyan en desastres naturales, producidos en este año por el invierno, en cada incidente están ahí la policía y las fuerzas armadas, en el proceso de vacunación, en La Gasca, Zaruma, en el socavón de Nabón, en todos los lugares del Ecuador están la Policía y las Fuerzas Armadas, a quienes vamos a dotar de los recursos que ellos requieren para cuidar de nuestra seguridad y la tranquilidad del país". 

Con esta última referencia a policías y militares como los "héroes silenciosos" y luego de los brindis y abrazos, y al filo de las diez de la noche, la Embajada de los Estados Unidos soltó los fuegos artificiales.

2. Un presidente de extrema confidencialidad

Horas antes, el almuerzo en el Salón de Banquetes de Carondelet estaba preparado para recibir al presidente de la República, al canciller Holguín y al ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, a los secretarios de Comunicación y Nacional Jurídico, y a varios directores de medios. El presidente se hizo esperar una media hora, porque llegaba desde el sur de Quito, de Tambillo, tras un evento de la SNAI, la secretaría de las cárceles. En ese almuerzo, el presidente Lasso reiteró que la mayor amenaza para el Ecuador, este momento, es el narcotráfico y sus tentáculos, y a todos en esa mesa les quedó claro que estaba dispuesto a irse a una guerra contra el narco, cueste lo que cueste.

Como ocurre en estos encuentros prensa-gobierno, el presidente empezó por sus logros. Habló sobre las prisiones y de cómo ha desactivado poco a poco esa bomba de tiempo. La corrupción en el sistema carcelario se da, dijo, porque los derechos penitenciarios de los presos de se tramitaban si no se pagaba. Y recuerda que en uno de los primeros Consejos de Seguridad Nacional de su gobierno, se decidió otorgar indultos a los presos que no hayan matado ni herido a alguien. Y paralelamente, se debía reconstruir institucionalmente al organismo, bajo cuyo cuidado habían muerto asesinados 400 presos en las masacres carcelarias de los últimos tres años. El presidente habló de más guías penitenciarios (1400 nuevos jóvenes incorporados a la escuela de agentes penitenciarios), de tecnología de vigilancia y de una real rehabilitación social. Pero la medida más efectiva, dijo, es el indulto: ahora hay 32.600 presos, y eran 35.000. Por indultos han salido 800 y hasta fines de julio serán 1700. Y no vamos a imitar a Bukele, dijo (presidente de El Salvador) porque su gobierno busca hacer prevalecer los derechos humanos. 

Hay otros temas que el presidente mencionó, de acuerdo a una estrategia que ha llamado de "os pedales, como los mandos de un avión". Apretar el primer pedal sería atender las causas justas de la movilización de junio: semillas para los campesinos, riego, salud, educación. Cita al proyecto de riego Chiquicahua, en Tungurahua, como un ejemplo para beneficio de 47 mil indígenas con una inversión de USD 26 millones. El otro pedal que apretará es el de reprimir la violencia.


Quito, 11 de julio del 2022.- El Presidente Guillermo Lasso, asistió a la Escuela de Formación de Policías, José Emilio Castillo Solís, donde se llevó a cabo la presentación de aspirantes al Cuerpo de Seguridad y Vigilancia Penitenciaria. Foto: Carlos Silva /Presidencia de la República

Lasso propone una guerra a muerte al narcotráfico. Y esa guerra será policial y militar. no hay nadie más en ese discurso, aunque varios de sus ministros, involucrados en el tema, sostienen que no será posible ni exitosa si el Ejecutivo se lanza solo a esta guerra.

Pero luego de las buenas noticias, donde no quedó sin hablar el proyecto de lucha contra la desnutrición crónica infantil, el presidente entró a la lucha contra el narcotráfico. La guerra, mejor dicho. Cuando habla de eso, el presidente se pone eufórico. Con énfasis en cada palabra, dice que el enemigo central del país es el narcotráfico. Y que ha exigido a la fuerza pública, sobre todo a las Fuerzas Armadas, que dediquen todos sus esfuerzos a combatirlo. Lasso propone una guerra a muerte al narcotráfico. Y esa guerra será policial y militar. No hay nadie más en ese discurso, aunque varios de sus ministros, involucrados en el tema, sostienen que no será posible ni exitosa si el Ejecutivo se lanza solo a esta guerra: se necesita un acuerdo político mínimo, cierta institucionalidad en la justicia y en la fiscalía, porque un juez corrupto pesa más que mil policías valientes. Porque una Asamblea sin vela en este entierro evadirá sus responsabilidades (o ratificará sus complicidades) y boicoteará cualquier iniciativa, y un sistema electoral poco confiable en el control del financiamiento de las campañas, será el aceite que haga fluir el motor de la narcopolítica. Se necesitan de acuerdos mínimos, pero por ahora, el presidente solo habla de armas equipamiento y militares y policías como "héroes silenciosos".

Ya puestos en los análisis de la inteligencia militar y policial, convertidos en acción política, una de las soluciones podría venir de Israel, con inteligencia y tecnología. El presidente viajó a ese país semanas antes del paro de junio, y anunció públicamente el estrechamiento de las relaciones en temas de seguridad. Pero el ejército eficaz para esta lucha está lejos de conseguirse. En el almuerzo con los directores de la prensa, el presidente relata la situación de equipamiento de las fuerzas de seguridad. Entra en detalles que no se pueden repetir porque es "estrictamente confidencial", pero no son buenas noticias. Para enfrentar el paro de la Conaie fueron visibles esas deficiencias. En la noche, frente al embajador de Estados Unidos, habló de dotar a militares y policías, sus "héroes cotidianos" de todos los recursos que necesiten para brindar seguridad al Ecuador, en la lucha contra el narco, se entiende. Algunas cifras se sueltan aquí o allá, quizás unos mil millones de dólares, que en los 25 mil millones de ingresos anuales que tiene el Estado, el presidente cree que los puede conseguir. 

3. Las evidencias que se evaden y la ingenuidad

El presidente evade la respuesta a una pregunta directa: ¿cuáles son las pruebas sobre la denuncia de financiamiento de las protestas con dinero del narcotráfico? Lasso había dicho en dos entrevistas con Univisión, de Florida, EE.UU, y con Infobae, de Argentina, que había dinero criminal financiando la protesta. Aunque con el medio digital argentino matizó al decir que los reclamos eran justos y que los separaba de los actos de violencia. El comentario periodístico en la mesa del Salón de Banquetes fue que esas declaraciones fueron al menos inoportunas y un quiebre para el proceso de paz con los movimientos indígenas. Un dinamitazo. Pero el presidente no suelta prenda: las pruebas las tiene inteligencia, pídanlas, aconseja. El narcotráfico, ahora como causante de los males recientes: la precariedad de la fuerza pública es por el pacto anterior con el narco, porque se quiso destruir a las Fuerzas Armadas... Y un presidente del lado de los buenos, rodeado por la mafia, la del narco, la de los medicamentos, la narco política. Esta no puede volver, dice, y anuncia que no va a pactar con los mafiosos, de los hospitales y los medicamentos, por ejemplo. No les voy a dar nada, me iré como un presidente solitario, como un ingenuo, anuncia. El presidente reivindica la ingenuidad como mérito político. La ingenuidad se define en los diccionarios como una actitud candorosa, confiada, sin dobleces. El presidente la maneja como una categoría moral, porque en el escenario del poder, una ingenuidad excesiva puede hacerlo víctima de la manipulación, del engaño, del fraude y del autoengaño. Su discurso está salpicado de ironías respecto a su condición de "ingenuo", al "gobierno de los ingenuos" frente a un ejército de pícaros, frente al resto del mundo excluido de cualquier posibilidad de alianzas. Prefiero que se me considere ingenuo que corrupto, llega a decir. 

El presidente reivindica la ingenuidad como mérito político. La ingenuidad se define como una actitud candorosa, confiada, sin dobleces.  El presidente la maneja como una categoría moral, pero en el escenario del poder, una ingenuidad excesiva puede hacerlo víctima de la manipulación, del engaño, del fraude y del autoengaño.


Leonidas Iza, presidente de la Conaie, reclamó al presidente Lasso por afirmar que el paro indígena estuvo financiado por el narcotráfico. Foto: Luis Argüello. PlanV

El presidente no sale de su esquema sobre Leonidas Iza, lo sigue descalificando de terrorista y agrega otro adjetivo: es mentiroso, o sea no tiene palabra.  Aunque sus asesores en comunicación política (sí, el presidente tiene asesores en comunicación política) le han dicho que no le pare zona a Leonidas Iza, que lo deje de nombrar, la realidad es terca y esta no desaparece así uno se tape los ojos. Así que el presidente no deja de mencionarlo. Nosotros negociamos un secuestro, el país estuvo secuestrado y el costo fue de 280 millones de dólares, dice, aunque "este ingenuo", ironiza, salió victorioso de la Asamblea y "ganamos en la calle" y también en la revocatoria; "este ingenuo" tiene un saldo favorable de USD 1640 millones, ha sacado de la pobreza a 750 mil personas... "estoy gobernando para la Historia, quiero hacerlo". Ante una pregunta sobre qué espera políticamente de las mesas de diálogo y si va a plantear un "plan Marshall para el campo" Lasso esquiva la respuesta con un pase de toreno. Al parecer el presidente, que pretende estar en la Historia, no cree en que un gran programa campesino y agrícola evitará un nuevo levantamiento indígena. En Carondelet no se tiene confianza en que las mesas técnicas, o los diálogos, o los millones de recursos para el campo vayan a impedir un nuevo y violento episodio del movimiento indígena. La lógica de ese relato lleva al otro: hay que fortalecer a las Fuerzas Armadas y la Policía, y a la conclusión que sin estas dos entidades no hay institucionalidad posible en el Ecuador. Así que es lo que se tiene: un presidente que le va a dar todo el peso político a la seguridad y a la economía. Y que se va la guerra porque ya hay un enemigo poderoso: el narcotráfico. 

Pero el narcotráfico, como actor político, bautizado como tal por el presidente, no es cosa sencilla. Es un tema de mucha complejidad y no se puede simplificar como una pelea entre chullitas y bandidos. Estados Unidos, con el ejército más poderoso del mundo, o México, o Colombia, con el ejército más poderoso de América Latina, han optado por la militarización de la guerra contra las drogas y van perdiendo de largo. Y el Ecuador insiste en ir tras las huellas del reguero de sangre. ¿Cómo se explica eso? ¿Porque la guerra puede ser un buen negocio? Mil millones ha ofrecido el presidente para el fortalecimiento militar, por lo pronto. A pesar de los narco generales, a pesar de que un alto funcionario reconoce que casi todos los días reciben reportes de la penetración del narco entre los militares y policías devenidos en "guardianes de la institucionalidad".

Al final de estas guerras no hay fuegos artificiales. 

GALERÍA
El presidente Lasso: el gobierno de los ingenuos se va a la guerra
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La devolución de los bienes de los Isaías inquieta a campesinos en haciendas
Redacción Plan V
Los nudos críticos de la relación Ecuador China y el acuerdo comercial
Redacción Plan V
La foto oficial de Guillermo Lasso estaría lista
Redacción Plan V
El candidato de Leonidas Iza, Gilberto Talahua, perdió la presidencia de la Ecuarunari
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El círculo jurídico de Leandro Norero impulsó el habeas corpus para Jorge Glas
Redacción Plan V
Los pecados del boom inmobiliario de Quito según la Contraloría
Redacción Plan V
Bien Futuro: Una nueva fórmula para tener casa propia que reducirá el precio de las viviendas
Redacción Plan V
¿Qué hay detrás del juicio político del correísmo contra la Judicatura?
Redacción Plan V