Back to top
24 de Enero del 2022
Historias
Lectura: 25 minutos
24 de Enero del 2022
Andrés Romero Carvajal
Por qué la vida humana no empieza en la fertilización y otras explicaciones innecesarias al hablar del aborto
0

Ilustración: Ugurhan/Istock

 

La información científica debiera ser entregada a la Asamblea de forma ética y balanceada. Desafortunadamente, esta información puede ser mal usada con el objetivo de distraer, alienar a la opinión y alejarla de un debate justo, algo que ha ocurrido de forma constante durante este debate en la Asamblea sobre el aborto.


La ciencia y la opinión de expertos han vuelto a ser requeridas por la Asamblea Nacional. Esta vez, durante el debate del proyecto de Ley orgánica para garantizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en caso de violación. En este debate, varios médicos invitados mencionaron datos científicos como evidencia fundamental, bajo la cual supuestamente se contradicen la decisión de la Corte Constitucional y el proyecto de Ley. De acuerdo. La información científica es muy útil e importante para el debate, ya que la ciencia constantemente genera conocimiento sobre el desarrollo embrionario de seres vivos y datos respecto a salud pública y sociedad. Esta información debiera ser entregada a la Asamblea de forma ética y balanceada. Desafortunadamente, la información científica puede ser mal usada con el objetivo de distraer, alienar a la opinión y alejarla de un debate justo, algo que ha ocurrido de forma constante durante este debate.


Andrés Romero-Carvajal, investigador principal del laboratorio de Biología del Desarrollo de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

En el Ecuador, el aborto está permitido “en los casos que esté en peligro la vida o la salud de la mujer embarazada y si este peligro no puede ser evitado por otros medios o si el embarazo proviene de una violación”. En el Ecuador también está permitido el uso de técnicas de reproducción asistida como la fertilización in vitro y la inyección intracitoplásmica (i), en las cuales ocurre producción en exceso de embriones que usualmente son descartados o congelados . A pesar de que nadie persigue legalmente al personal médico que asiste a procesos de aborto o reproducción in vitro, ni los llama asesinos, existe un grupo de asambleístas y supuestos expertos que coinciden en concluir que la vida humana inicia en la concepción o fertilización (unión de un espermatozoide y un óvulo), por lo que consideran a cualquier forma de aborto como un asesinato.

Para este grupo existen evidencias científicas que apoyan esta tesis y podrían clasificarse de esta forma: 1) un supuesto consenso de todos los biólogos sobre este concepto, 2) la unicidad del cigoto y 3) el inicio temprano de procesos fisiológicos humanos en embriones.

Como científico, como biólogo, me he propuesto evaluar este conocimiento científico que fue entregado en la Asamblea. Intentaré en lo posible evaluar únicamente la calidad de estos pronunciamientos científicos o esclarecerla en un contexto más amplio, sin descalificar a las personas que emitieron estos conocimientos. Ustedes como lectores me sabrán decir si este objetivo se cumplió.

El Consenso de los Biólogos

Dos médicos invitados a la Asamblea sugirieron la existencia de un consenso entre investigadores, reflejado en múltiples artículos científicos y libros, sobre el inicio de la vida de un ser humano inicia con la fertilización. Uno de los invitados, citó una frase y sus variaciones: “la fertilización marca el comienzo de la vida de un organismo que se reproduce sexualmente” y sugiere que esta frase está presente en “decenas” de artículos, sin mencionar que esos artículos no tienen como objetivo demostrar que el inicio de la vida humana ocurre en la fertilización sino estudiar procesos moleculares complejos muy ajenos a la discusión (iii) (iv). 

Estos artículos fueron presentados a la Asamblea sin contexto alguno por los ponentes en un claro intento de sesgar el debate.  El problema de esta estrategia es que, al poner una de las citas de un libro o un artículo, los ponentes descartan los contextos en los que se dijo esta frase y la manipulan, manipulan a la audiencia, para confirmar una preconcepción. Por ejemplo, uno de los libros citados por los ponentes con este objetivo tiene como autor al Dr. Scott Gilbert, quien propone hasta cinco posibles puntos en el desarrollo embrionario fetal en los cuales un embrión o un feto lograría obtener características propias de un ser humano (v).

El problema de esta estrategia es que, al poner una de las citas de un libro o un artículo, los ponentes descartan los contextos en los que se dijo esta frase y la manipulan, manipulan a la audiencia, para confirmar una preconcepción.

Respecto al consenso de biólogos, uno de los ponentes citó un único borrador de un artículo  (preprint), en el cual el autor, Steven Andrew Jacobs, invita a 62 469 biólogos (de diversas especializaciones) a responder si consideran que la vida humana inicia en la fertilización (vi). Este artículo es único en su tipo. Del universo de encuestados, solo respondieron 5 502. La mayoría de biólogos que si respondieron (93% de 5502) aceptó como verdadera esta conclusión, pero si analizamos el total, solo sería el 8.1% de los biólogos encuestados. Curiosamente, en estos resultados se muestra que muchos de los biólogos que consideran a la fertilización como el inicio de la vida humana, no necesariamente usan ese conocimiento para definir su posición respecto al aborto (9). Lastimosamente, el limitado poder de respuesta a las preguntas y la calidad de la encuesta afectan el poder estadístico de este tipo de estudios, lo que invalida el resultado (vii). En un movimiento poco ético, Jacobs buscó a varios de los participantes de esta encuesta para que sean signatarios de un amicus curiae para derrocar las pocas normativas que permiten el aborto y que aún existen en el Estado de Mississippi (viii).

Como biólogo, sí puedo confirmar que no existe un consenso entre nosotros, investigadores, para pregonar que la vida humana empieza en la fertilización. De hecho me preocuparía y sospecharía de un investigador que tenga una certeza tan fuerte respecto al inicio de la vida humana. Para un biólogo experto en el tema es muy fácil distinguir a un organismo vivo de algo inerte, distinguir cuándo un organismo inicia su desarrollo embrionario, pero nos sería muy difícil declarar un punto exacto en el cual esa vida tiene las características de un ser humano.

La unicidad del cigoto

En una alocución tristemente plagada de información científica mal interpretada, una investigadora intentó proponer que el cigoto representa un evento único irrepetible gracias a la unión de los genomas maternos y paternos y que esta unicidad es el inicio de la vida humana. Sin embargo, lo que conocemos ahora sobre la fertilización en humanos pone en duda este concepto.

Cuando un espermatozoide entra en contacto con un óvulo ambas células se fusionan y se forma una nueva célula conocida como cigoto. Este es, de hecho, el primer paso para el desarrollo embrionario de todos los seres vivos multicelulares. No hay una discusión sobre si esta célula está viva o no. El cigoto está vivo. La pregunta es si a este cigoto lo podemos reconocer como un ser humano. La respuesta desde el punto de vista científico es NO, y procedo a explicar por qué.

En el cigoto los genes paternos y maternos entregados por el óvulo y el espermatozoide  casi no se expresan, y tomará entre 1 y 2 divisiones celulares para que esto ocurra (ix). El cigoto NO depende de estos genes para avanzar en su desarrollo, solo necesita proteínas preexistentes en el óvulo (x). Estas proteínas son tan importantes que, en un experimento llamado activación artificial del oocito, se puede provocar desarrollo embrionario en un óvulo no fertilizado, el cual logra formar un embrión parecido al blastocisto (xi) (no, no se preocupe señor, estos embriones no pueden implantarse ni desarrollarse a término). Entonces, el desarrollo del cigoto NO ocurre gracias a los genes provistos por el espermatozoide y el óvulo, sino gracias a las proteínas que nuestra mamá depositó en sus óvulos antes de la fertilización.

A pesar de la formación de un nuevo genoma, la combinación de los genomas del óvulo y el espermatozoide durante la fertilización, este evento no garantiza la formación de un único ser humano. Un cigoto puede generar hasta 4 gemelos idénticos, 4 seres humanos, durante la formación de las primeras células de un embrión (xii) (xiii). Esta capacidad de formar múltiples seres humanos se retiene hasta después de la implantación, en un proceso conocido como gastrulación (segunda semana), en el cual un embrión recién empieza a formar tejidos y órganos propios de un solo individuo. Fallas en este proceso pueden provocar la formación de dos gemelos idénticos o generar gemelos fusionados (vulgarmente conocidos como siameses). Por lo tanto, el cigoto no necesariamente representa a un único ser humano y le tomará tiempo a los embriones humanos definir esta unicidad.

Como biólogo, puedo confirmar que no existe un consenso entre nosotros, investigadores, para pregonar que la vida humana empieza en la fertilización. me preocuparía y sospecharía de un investigador que tenga una certeza tan fuerte respecto al inicio de la vida humana.

Algo que nunca mencionan quienes proponen a la fertilización como el inicio de la vida humana, es que el proceso de fertilización es muy ineficiente en los humanos. En varios estudios en humanos, del total de fertilizaciones que han podido ser detectadas como exitosas, existe un 50% de probabilidad de que estas terminen en un aborto espontáneo en cualquier punto durante el primer trimestre, muchas veces sin que se detecte la implantación y sin que se dé cuenta la madre (xiv) (xv).

Así podemos afirmar que un cigoto, el producto de la fertilización, no necesariamente generará un único ser humano y, en la mitad de las fertilizaciones, no formará a ningún ser humano. Por estas razones, usar a la fertilización como el punto de inicio de la vida humana no sería más que una decisión emotiva o ideológica (en palabras los mismos ponentes). Esa emotividad podría llevar a divulgar conceptos carentes de toda sensibilidad y evidencia, como decir que una mujer tarde o temprano reconoce en su “conciencia profunda” cuando ha existido un hijo producto de una violación.

Aunque el proceso de fertilización marca el inicio del desarrollo embrionario en todos los seres vivos multicelulares, no existe un artículo científico que experimentalmente pueda demostrar cuándo un embrión adquiere humanidad. Al no existir una respuesta en blanco y negro a este dilema filosófico-ético, el debate que esta pregunta genera solo sirve para distraer de otros debates y acciones urgentes y pragmáticas relacionadas al aborto: educación sexual, acceso a control de la natalidad y derechos reproductivos o la reparación a quienes han sufrido una violación.

El inicio de la vida humana: el cerebro y todo lo demás

Debido a las particularidades de la fertilización humana y la plasticidad del desarrollo temprano (preimplantatorio), investigadores como el Dr. Scott Gilbert, antes mencionado, han propuesto, a parte de la fertilización, a otros 4 puntos del desarrollo embrionario-fetal como potenciales puntos de inicio de la vida humana: la gastrulación (a mediados de la segunda semana, cuando ya no se pueden formar nuevos gemelos idénticos), al inicio de la función cerebral compleja (entre las 24 y 27 semanas), a la viabilidad del feto fuera de la madre (desde las 24 semanas) y el parto (xvi).

El inicio de la función cerebral es sin duda un hito importante que, al igual que otros eventos en el desarrollo, no puede ser leído como un único punto en el tiempo. Uno de los médicos ponentes mencionó un reporte de 1955 como evidencia de que el cerebro de un embrión ya tiene función de procesamiento (función cortical). En este reporte se lograron lecturas de electroencefalograma intracraneal del córtex cerebral en un embrión de 6 semanas que iba a morir debido a una implantación tubal; un estudio que no ha vuelto a ser repetido (xvii).  Algo que no se mencionó, convenientemente, es que estas lecturas de función celular no pueden ser evaluadas sin el contexto anatómico funcional del cerebro de 6 semanas. El córtex cerebral a las 6 semanas es un tejido extremadamente inmaduro con solo dos capas celulares, con abundantes células embrionarias y muy pocas neuronas, las cuales aún carecen de conectividad (el córtex cerebral debe formar 6 capas en el recién nacido) (xviii). Con técnicas modernas, se han encontrado a las primeras  conexiones neuronales transitorias desde la semana 8 y un progreso de conectividad importante entre las semanas 20 y 40 (xviii) (xix). Entonces, hay una gran posibilidad de que el reporte de 1955 no represente una medida verdadera de actividad del córtex cerebral, sino una lectura fisiológica de las células presentes en ese tejido inmaduro.

El córtex cerebral a las seis semanas es un tejido extremadamente inmaduro con solo dos capas celulares, con abundantes células embrionarias y muy pocas neuronas, las cuales aún carecen de conectividad (el córtex cerebral debe formar seis capas en el recién nacido).

El usar un solo hito anatómico o funcional para  proclamar que existe humanidad es problemático ya que no representan la funcionalidad completa (compleja) con la que asociamos a un ser humano, ni siquiera a un recién nacido. Por ejemplo, algunos asambleístas han mencionado que un hito importante es el inicio del latido cardíaco. Lo hacen sin mencionar que el tejido embrionario cardíaco tiene contracciones autónomas aún antes de que se forme el corazón, mucho antes de que exista sangre y antes de que se formen las principales venas y arterias (xx). Estas contracciones pueden ser detectadas incluso antes que la madre sospeche que está embarazada. Para comparar, en los humanos el corazón no termina de formarse completamente hasta el parto y el cerebro no termina su desarrollo hasta los 25-30 años post parto (xx). 

La Ciencia y la ley

Debido a las complejidades biológicas discutidas arriba, la definición del inicio de la vida humana no puede ser una decisión científica. Distintas religiones y sociedades tienen conceptos variables sobre el inicio de la vida humana y estas han evolucionado con el tiempo (xxi). Algunos grupos religiosos, como la iglesia católica reconocen, histórica y dogmáticamente (xxii), a la concepción como el inicio de la vida humana y consideran que la vida humana debe protegerse desde la concepción. Este dogma también se extiende a la forma en la que debe ocurrir la concepción: hombre-mujer, sin métodos anticonceptivos, sin reproducción asistida. Desafortunadamente, este y otros dogmas de la iglesia católica chocan con cambios sociales dramáticos ocurridos durante los siglos XIX y XX, como los derechos de la mujer y los derechos de las minorías. Estos cambios sociales han sido acompañados de avances científicos, como las pastillas anticonceptivas y la reproducción asistida.

Respecto al aborto, distintas sociedades han tomado distintas decisiones respecto a la vida del embrión o feto basadas en datos científicos o en el dogma religioso para establecer límites legales, o no, al plazo para realizar un aborto. Los países que toman esas decisiones políticas sufren, o no, por la falta de coherencia legal en su decisión. En el mundo existen 24 países que usan el dogma religioso para  penalizar al aborto bajo cualquier causal, incluso si la vida de la madre está en riesgo (xxiii). Estos países usualmente tienen índices más altos de mortalidad materna que el promedio mundial (xxiv). En estos países, los negocios de aborto clandestino suelen ser muy rentables para quienes lo practican y peligrosos para quien los requiere (xxv). El caso del Ecuador es particularmente analizado en este estudio (xxvi). En países donde las leyes contra el aborto son restrictivas, estas leyes solo se usan para penalizar a quienes escogen abortar (xxvii). En estos países no existen leyes para reconocer a los cigotos como ciudadanos, por ejemplo. Tampoco existen regulaciones para incluir a los abortos espontáneos dentro de las cifras de mortalidad. En varios de estos países están permitidas las clínicas de fertilidad.

En el mundo existen 24 países que usan el dogma religioso para  penalizar al aborto bajo cualquier causal, incluso si la vida de la madre está en riesgo. Estos países usualmente tienen índices más altos de mortalidad materna que el promedio mundial.

Para terminar, es importante tener en cuenta que, aunque no todos somos científicos, todos deberíamos recibir información científica balanceada y éticamente traducida  para que sea verdaderamente útil en el debate que debe ocurrir en la Asamblea. Esto no ha ocurrido y la ciencia contada a medias podría sesgar al debate de esta ley.

Uno de los invitados a la Asamblea, el Dr. Pierre Pigozzi, experto en derechos humanos, resaltó que la evidencia científica proporcionada descalifica lo actuado por la Corte Constitucional y pone en entredicho el proyecto de ley. Según él “hay una disputa inmensa entre la ciencia y la opinión de las organizaciones sociales”.  Como lo he demostrado en este texto, no podría haber una discordancia cuando, durante el debate se ignoró cierta evidencia científica en favor de otra y se descontextualizó a cierta evidencia científica en favor de una preconcepción dogmática.

Otros médicos y expertos en derechos humanos presentaron durante el debate datos y evidencia sobre los problemas de salud pública asociados a los embarazos no deseados y sobre el objetivo de evitar la revictimización de quienes fueron violadas y forzadas a embarazarse. Yo no soy experto en salud pública y tampoco puedo embarazarme, por estos motivos no podría evaluar certeramente esos otros conocimientos divulgados.

* Andrés Romero-Carvajal es investigador principal del laboratorio de Biología del Desarrollo de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Realizó sus estudios de doctorado en el Instituto Stowers para la Investigación Biomédica y en  la Universidad de Utah donde obtuvo un Ph.D. en Neurobiología y Anatomía, en el 2015. El Dr. Romero tiene más de 15 años de experiencia estudiando desarrollo embrionario y regeneración en vertebrados e invertebrados. Además, tiene experiencia en el diseño de currículos de enseñanza de Desarrollo Embrionario para carreras de Biología y Medicina.

La investigación bibliográfica aquí presentada fue desarrollada a título personal y no necesariamente representa la opinión de alguna de las entidades a las que está afiliado el Dr. Romero

FUENTES

(i) Muentes Navarrete, Y. N., Moreno Arvelo, P., Silva Varela, I. A., & Moreno Arvelo, P. (2020). Reproducción humana asistida en la Legislación ecuatoriana. RECIAMUC, 4(4 (esp), 134-148. https://doi.org/10.26820/reciamuc/4.(4).diciembre.2020.134-148

(ii) Alexander, V.M., Riley, J.K. & Jungheim, E.S. Recent trends in embryo disposition choices made by patients following in vitro fertilization. J Assist Reprod Genet 37, 2797–2804 (2020). https://doi.org/10.1007/s10815-020-01927-y

(iii) Marsden HR, Tomatsu I, Kros A. Model systems for membrane fusion. Chem Soc Rev. 2011 Mar;40(3):1572-85. doi: 10.1039/c0cs00115e.

(iv) Raj I, Sadat Al Hosseini H, Dioguardi E, et al. Structural Basis of Egg Coat-Sperm Recognition at Fertilization. Cell. 2017;169(7):1315-1326.e17. doi:10.1016/j.cell.2017.05.033

(v) https://www.swarthmore.edu/news-events/when-does-personhood-begin

(vi)Jacobs, Steven, Biologists' Consensus on 'When Life Begins' (July 25, 2018). https://ssrn.com/abstract=3211703

(vii) Es como si yo les preguntara a todos los médicos del mundo, de cualquier especialidad, si están de acuerdo con la afirmación en español: “La potenciación a largo plazo es inútil en la maduración cerebral”. Muchos médicos que no entienden o tienen un conocimiento vago del tema, o no hablan español, tal vez no quisieran responder a la pregunta o responderían sobre lo que entendieron. https://ohiocapitaljournal.com/2021/09/03/when-human-life-begins-is-a-qu... politics-not-biology/

(viii) https://www.supremecourt.gov/DocketPDF/19/19-1392/185346/202107291627372...

(ix) Kathy K. Niakan, Kevin Eggan, Analysis of human embryos from zygote to blastocyst reveals distinct gene expression patterns relative to the mouse,Developmental Biology, Volume 375, Issue 1,2013,Pages 54-64, https://doi.org/10.1016/j.ydbio.2012.12.008.

(x) Li L, Lu X, Dean J. The maternal to zygotic transition in mammals. Mol Aspects Med. 2013;34(5):919-938. doi:10.1016/j.mam.2013.01.003

(xi) de Fried EP, Ross P, Zang G, Divita A, Cunniff K, Denaday F, Salamone D, Kiessling A, Cibelli J. Human parthenogenetic blastocysts derived from noninseminated cryopreserved human oocytes. Fertil Steril. 2008 Apr;89(4):943-7. doi: 10.1016/j.fertnstert.2007.04.045.

(xii) Carrara S, Cavaliere A, Ermito S, Dinatale A, Pappalardo EM, Militello M. Case report: successful of a spontaneous quadruplet pregnancy. J Prenat Med. 2009;3(1):10-11.

(xiii) Kaufman MH. The embryology of conjoined twins. Childs Nerv Syst. 2004 Aug;20(8-9):508-25. doi: 10.1007/s00381-004-0985-4..

(xiv) Zinaman MJ, Clegg ED, Brown CC, O'Connor J, Selevan SG. Estimates of human fertility and pregnancy loss. Fertil Steril. 1996 Mar;65(3):503-9.

(xv) Macklon NS, Geraedts JP, Fauser BC. Conception to ongoing pregnancy: the 'black box' of early pregnancy loss. Hum Reprod Update. 2002 Jul-Aug;8(4):333-43. doi: 10.1093/humupd/8.4.333.

(xvi) https://www.swarthmore.edu/news-events/when-does-personhood-begin

(xvii) Borkowski, W.J. and Bernstine, R.L. Electroencephalography of the Fetus. Neurology May 1955, 5 (5) 362; DOI: 10.1212/WNL.5.5.362

(xviii) Kostović, I., Sedmak, G., Judaš, M., Neural histology and neurogenesis of the human fetal and infant brain, NeuroImage (2019), doi: https://doi.org/10.1016/j.neuroimage.2018.12.043.

(xix) Song L, Mishra V, Ouyang M, et al. Human Fetal Brain Connectome: Structural Network Development from Middle Fetal Stage to Birth. Front Neurosci. 2017;11:561. Published 2017 Oct 13. doi:10.3389/fnins.2017.00561

(xx) Tyser RCV, Srinivas S. The First Heartbeat-Origin of Cardiac Contractile Activity. Cold Spring Harb Perspect Biol. 2020 Jul 1;12(7):a037135. doi: 10.1101/cshperspect.a037135.

(xxi) https://slate.com/human-interest/2017/04/when-does-life-begin-outside-th...

(xxii) Noonan, John T. Jr., "Abortion and the Catholic Church: A Summary History" (1967). Natural Law Forum. Paper 126. http://scholarship.law.nd.edu/nd_naturallaw_forum/126

(xxiii) https://reproductiverights.org/maps/worlds-abortion-laws/

(xxiv) Latt, S.M., Milner, A. & Kavanagh, A. Abortion laws reform may reduce maternal mortality: an ecological study in 162 countries. BMC Women's Health 19, 1 (2019). https://doi.org/10.1186/s12905-018-0705-y

(xxv) https://foreignpolicy.com/2017/01/03/on-the-front-lines-of-el-salvadors-...

(xxvi) Ortiz-Prado E, Simbaña K, Gómez L, Stewart-Ibarra AM, Scott L, Cevallos-Sierra G. Abortion, an increasing public health concern in Ecuador, a 10-year population-based analysis. Pragmat Obs Res. 2017;8:129-135. Published 2017 Jul 13. doi:10.2147/POR.S129464

https://gk.city/2021/07/14/secreto-profesional-abortos-ecuador/

GALERÍA
Por qué la vida humana no empieza en la fertilización y otras explicaciones innecesarias al hablar del aborto
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuador: las mujeres perseguidas por aborto
Redacción Plan V
Aborto: un debate pendiente
Juan Cuvi
Aborto: se reactiva el debate
Juan Cuvi
Aborto, corrupción e hipocresía
Juan Cuvi

[MÁS LEÍ DAS]

La larga pelea de Luis Felipe Varas por sus derechos de autor, y no es un cacho
Redacción Plan V
Este fue el minuto a minuto de la matanza en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas
Redacción Plan V
15 familiares de Carlos Pólit firmaron su fianza
Susana Morán
Cronología: estos son los hechos que han marcado el proceso de Carlos Pólit en Miami antes de su lectura de cargos
Susana Morán