Back to top
7 de Diciembre del 2022
Historias
Lectura: 14 minutos
7 de Diciembre del 2022
Redacción Plan V
El caso de las ‘Pangas locas’ de Manta activa a las justicias de Ecuador y EEUU
0

Los ecuatorianos relacionados con el caso de las ‘Pangas locas’ eran parte de una organización internacional para el envío de cocaína hacia EEUU, según autoridades de ese país. Usaban barcos de poco calado para proveer combustible a las lanchas que llevan los cargamentos ilícitos.
Foto: Cortesía. Publicada en El Latino. San Diego

 

Más de 20 ecuatorianos enfrentan procesos tanto en EEUU como Ecuador por el uso de embarcaciones pesqueras para el tráfico de drogas. Dos de ellos fueron extraditados desde España hacia EEUU y pueden ser condenados a cadena perpetua. Pero en Manta, tanto ellos como el resto de la banda fueron declarados inocentes por el Tribunal de Garantías Penales de Manta.

Actualizado el 19 de diciembre de 2022 con la decisión del Tribunal de Manta que ratificó la inocencia de los implicados


El pasado 20 de octubre, EEUU reveló una acusación contra nueve personas con cargos por narcotráfico, entre ellos dos ecuatorianos. El proceso se encuentra en la Corte de Nueva York y trata sobre una conspiración internacional para la distribución de “miles de kilos cocaína” con destino a Norteamérica. Los otros siete son colombianos.

La acusación se hizo pública después de que el colombiano Alejandro Alberto Estupiñán Alzate, también conocido con los alias “Porcelana” o “Armitage”, fuera extraditado desde el país vecino hacia Nueva York. Si es declarado culpable, Estupiñán -de 43 años- enfrenta una pena obligatoria de 10 años de prisión y hasta cadena perpetua.

En Colombia parte de la banda también fue capturada, cinco de ellos son considerados como extraditables. Entre ellos está una mujer cuyo alias es “La Señora”. Foto: Semana

Los ecuatorianos, en cambio, son Jhon Armando Panta Gutiérrez, alias “Gafas”, y Carlos Adolfo Meza Sánchez, alias “Lechuga” o “Charly”. El primero fue detenido el 27 de octubre de 2021 en Manta. Él es un armador pesquero, de 48 años, que, según el medio El Diario, manejaba una flota de barcos con otros pescadores que fueron detenidos en ese mismo operativo.

Entre los aprehendidos también estuvo Diego Palomeque Aguirre, empresario y excomandante de la Ala de Combate 23 de la Fuerza Área en Manta, y José Sornoza, un dirigente pesquero, según informó el medio manabita. En total son 22 involucrados que enfrentaron un juicio en Manta que concluyó el viernes pasado, 16 de diciembre.

El Tribunal de Garantías Penales de esa ciudad -conformado por los jueces José Luis Alarcón Bowen, Carlo Abraham Fuentes Zambrano y Mary Alexandra Quintero Prado- les ratificó su inocencia por voto de mayoría. Esto provocó el reclamo de la Fiscalía, que aseguró que apelará la decisión y solicitará al Consejo de la Judicatura la suspensión de los dos magistrados que votaron a favor de los implicados. 

La Fiscalía presentó 35 testimonios y tres asistencias penales internacionales, entre ellos el testimonio de un agente investigador del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, que estuvo al frente de la incautacion de 20 toneladas de drogas provenientes de Ecuador y 10 buques pesqueros (uno con 300 kilos de cocaína, además de pericias y prueba documental.

 

Desde el inicio del proceso en Manta, 18 implicados fueron favorecidos con medidas sustitutivas a la prisión preventiva entre ellos, Sornoza y Panta. Mientras que el paradero de Meza Sánchez es desconocido. Otros tres procesados estuvieron en las cárceles de El Rodeo y Jipijapa. El Tribunal ordenó su libertad también el pasado viernes. 

En EEUU, sin embargo, sigue el proceso contra Panta Gutiérrez, quien fue señalado por ser parte de una organización delictiva encargada de coordinar el transporte de cocaína desde laboratorios en las zonas rurales de los departamentos de Cauca y Nariño a la Costa Pacífica de Colombia y Ecuador, entre diciembre de 2016 y octubre de 2017.

Los investigadores interceptaron llamadas y comunicaciones para dar con la banda criminal. Como resultado, incautaron “varios cientos de kilogramos de cocaína”. En total, enfrentan 10 cargos por el tráfico de 1.950 kilos de cocaína que tenían como destino EEUU, según información oficial norterameriana. 

Según la acusación, la organización operaba regularmente desde Ecuador y utilizaba rutas terrestres para llevar la cocaína desde los laboratorios. Para distribuir estas drogas a nivel internacional, dice el documento, la empresa criminal enviaba cocaína a través de embarcaciones marítimas, incluidos submarinos, en el Océano Pacífico y por tierra a través de América Central hasta México, en ruta hacia EEUU.

“Esta investigación cerró un oleoducto de drogas que enviaba cantidades de varias toneladas de cocaína desde laboratorios clandestinos en las selvas de Colombia a las calles de EEUU”, dijo el agente especial a cargo de la DEA, Frank A. Tarentino, cuando anunciaron los cargos.

Además de la DEA, en esta investigación participaron las Fuerzas Especiales de Control de Drogas y Crimen Organizado (OCDETF, por sus siglas en inglés), Investigaciones de Seguridad Nacional, entre otros organismos. Breon Peace, fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, informó que en la operación participaron las Policías de Ecuador y Colombia.

El 27 de octubre, en Manta, fueron detenidos pescadores, empresarios del sector y hasta un excomandante de la FAE. Están relacionados con el caso de las ‘Pangas locas’. Foto: El Diario

Un caso derivado de la ‘Pangas locas’

El proceso de Panta Gutiérrez se conecta con el de dos ecuatorianos más. El pasado 25 de octubre, la jueza Janis L. Sammarino, de la Corte de California, ordenó el traslado de la ecuatoriana Carmen Mireya Alarcón Rivera, de la cárcel del Condado de Orange a un centro de detención federal en San Diego, California. Ella fue detenida en abril pasado, dos meses después de su esposo, Pedro Cornelio Pilligua Iduarte, a quien la justicia de EEUU lo señala como un presunto narcotraficante.

Pilligua Iduarte fue extraditado el 10 de febrero pasado desde España, cuando estaba de visita en Madrid. Fue enviado hasta San Diego, en EEUU. Según la acusación formal, él es propietario de múltiples embarcaciones de bandera ecuatoriana que supuestamente brindaban apoyo logístico a embarcaciones cargadas de drogas.

El ecuatoriano enfrenta dos cargos por conspiración internacional para distribuir sustancias controladas y por poseer con la intención de distribuir cocaína a bordo de una embarcación. Por cada cargo podría enfrentar mínimo 10 años de cárcel y hasta cadena perpetua, además del pago de multas por $10 millones.

Este caso tomó el nombre de la ‘Pangas locas’ pues así se denominó esa pesquisa que tiene varios años y está dirigida por Investigaciones de Seguridad Nacional, junto con la DEA y el Servicio de Investigación de la Guardia Costera EEUU. La investigación ha resultado en la incautación de más de 50 toneladas de cocaína. La panga es una embarcación pequeña y de poco calado que se usa para transporte y pesca.

El mantense y su pareja estaban en la mira desde el 2021. El 19 de marzo de ese año, un gran jurado federal del Distrito Sur de California acusó a Pilligua Iduarte y a otros de participar en una conspiración de larga data para traficar cantidades sustanciales de cocaína desde Sudamérica a EEUU.


El puerto de Manta tiene una de las flotas pesqueras más grandes de Sudamérica en la que se camuflan actividades como el narcotráfico, según inteligencia. Foto: PlanV

Según documentos judiciales, “varias embarcaciones pesqueras ecuatorianas de Manta han operado con impunidad mientras brindan apoyo material a lanchas cargadas de drogas para permitirles transportar toneladas de cocaína a lo largo de miles de millas náuticas de mar abierto desde Ecuador y Colombia hasta México para su eventual distribución en EEUU”.

Estos barcos pesqueros proporcionaban combustible, piezas de repuesto, dispositivos de comunicación o cualquier otra cosa necesaria para ayudar a los barcos cargados de drogas a completar su viaje de mil millas traficando toneladas métricas de cocaína de Colombia a México, dice la acusación. Agrega que “sin el apoyo de los capitanes y propietarios de las embarcaciones pesqueras, estas lanchas cargadas de droga, típicamente pangas o embarcaciones de bajo perfil, no podrían completar este largo viaje”.

En Ecuador, los esposos Pilligua Iduarte y Alarcón Rivera fueron vinculados a la misma causa de Panta Gutiérrez, pero su inocencia también fue ratificada el pasado viernes. El día que fue aprehendido el pescador, el 27 de octubre de 2021, en Manta, también fue arrestada María Jesús Alarcón Rivera, hermana de Carmen Miyera, según relató El Diario de Manabí. Ella estuvo en arresto domiciliario y después del juicio también fue declarada inocente.

El juez Raúl Ramiro Tigua, de Manta, fue el primero en conocer este caso. En la audiencia de formulación de cargos, ordenó a Inmobiliar que quede a cargo de nueve embarcaciones pesqueras (Isabella, Niño Arsher, Niño Arsher II, Pedalex, El Maná, Joan I, Don Carlos, San Leone y Don Byron), que constan como evidencia dentro de la causa.

La audiencia de juicio duró 22 días y entre los testimonios anticipados estuvo el del agente estadounidense Seth Flanagán. El juicio empezó el pasado 23 de septiembre, pero ha sido suspendido en varias ocasiones. 

Otros pescadores con cargos en EEUU

Panta Gutiérrez no es el único pescador que enfrenta cargos en EEUU. Hasta 2017, la Cancillería informó que 661 ecuatorianos estaban privados de libertad en ese país, de los cuales el 76% de los casos eran por narcotráfico. La mayoría, agregó el comunicado oficial, era oriundos de Manabí y Esmeraldas. Pero la cifra puede ser mucho mayor, según lo dijo en ese año la exministra de Justicia, Rosana Alvarado, durante un proceso de repatriación.

Al menos 12 de esos casos, que involucran a 26 pescadores detenidos en aguas internacionales por drogas, se han hecho públicos. Según una revisión que hizo este medio en la página del Departamento de Justicia de ese país, estos procesos se han registrado entre 2017 y 2022. La mayoría son pescadores que fueron hallados en altamar por guardacostas estadounidenses.

Uno de los casos más recientes es el de Manuel Ángel Vélez Acosta, Andrés Nixon Gonzales Catagua y Hernán David Gonzales Quiroz, quienes viajaban junto a un mexicano, Guillermo Cabrera Pérez, en una lancha rápida a 400 millas náuticas al sur de México. Un avión de la Marina de EEUU los sorprendió y mientras los grababan desde el aire, la tripulación de la lancha lanzó paquetes al agua. Según las autoridades norteamericanas, se trataba de cocaína.

Cuando una patrulla de la Guardia Costera de EEUU llegó al lugar, no había droga en la lancha. Pero recolectó rastros del alcaloide en la embarcación y en las manos de uno de los acusados. Esto fue suficiente para detenerlos. Ahora enfrenta una sentencia mínima de 10 años y hasta cadena perpetua en una prisión federal.

Otra historia es la de los ecuatorianos Anthony Rommel Cuero García, Eliécer Pineda Torres, Carlos Benítez Estupiñán y Anthony Cuero García, y del colombiano Luis Rodríguez, quienes fueron hallados en una embarcación a aproximadamente 77 millas náuticas al norte de las Islas Galápagos, el 15 de noviembre de 2021.

Los connacionales llevaban cinco teléfonos satelitales y dos GPS. La embarcación estaba equipada con tres motores fuera de borda, y según la Guardia Costera de EEUU, no tenía bandera ni números de registro ni nombre pintado en el casco. Llevaban 43 paquetes que contenían 1.298 kilogramos de cocaína.

Anthony Cuero, de 24 años, se declaró culpable ante una Corte en las Islas Vírgenes de EEUU por un cargo por distribución de cocaína. No hay una explicación en este proceso de por qué los detenidos fueron llevados del Pacífico a una corte en el Caribe. La fecha de su sentencia está programada para el 11 de enero de 2023.

Otro ecuatoriano que espera su sentencia para el 2023 es Simón Arcentales Castro, de 38 años. Un jurado federal lo declaró culpable ante una corte de Florida por posesión de drogas, el pasado 12 de octubre. Fue hallado en una embarcación, con otros dos tripulantes, en el Océano Pacífico en un punto no determinado en la acusación.

“Se sospechaba que la embarcación se dedicaba al contrabando de drogas porque fue construida a propósito para evitar ser detectada, operaba sin luces de navegación durante la noche y navegaba en un lugar donde es común el contrabando marítimo de drogas por parte de embarcaciones similares”, dice el reporte del Departamento de Justicia de EEUU.

Un avión patrulla halló la embarcación y la Guardia Costera se trasladó al lugar. En la lancha se encontró 1,1 toneladas de cocaína escondidas en el casco delantero. Según las autoridades norteamericanos, este cargamento tiene un valor aproximado de $30 millones.

GALERÍA
El caso de las ‘Pangas locas’ de Manta activa a las justicias de Ecuador y EEUU
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El lanchero de Manta que amasó USD 200 millones en el crimen
Redacción Plan V
La fiebre del oro consume al Napo
Redacción Plan V
En Pomasqui, Pedro José Freile compitió con una boda y un pase del Niño
Redacción Plan V
El Gobierno cree que señalamientos de Zurita responden a agenda mediática
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Caso Encuentro: el informe de Anticorrupción señala al entorno de Hernán Luque
Redacción Plan V
Esta es la historia del candidato ‘Faracho’, asesinado en medio de la creciente violencia en la campaña
Redacción Plan V
Jorge Yunda: un concierto cantando una campaña
Fermín Vaca Santacruz
Alcaldía de Quito 2023: estos son los postulantes y sus propuestas
Redacción Plan V