Back to top
21 de Abril del 2022
Historias
Lectura: 15 minutos
21 de Abril del 2022
Redacción Plan V
La Comisión de Pacificación de las cárceles conversó con 21 líderes, pero la tregua no está cerca
0

La Comisión de Pacificación ha visitado la Penitenciaría del Litoral (foto) y la cárcel Regional, las más peligrosas del país. Foto: Twitter Defensoría del Pueblo

 

Los presos se oponen a algunos líderes porque no creen en su palabra ni compromiso. Esto pone en duda un pronto acuerdo de paz. La Comisión de Pacificación dice que necesita más tiempo para continuar con los diálogos. Esta semana difundió su primer informe sobre el sistema penitenciario y estos son los principales problemas que encontró.


La Comisión de Pacificación que fue creada por el Gobierno para disminuir la violencia en las cárceles hizo público su primer informe. El documento resume sus observaciones a partir del 16 de diciembre de 2021 hasta 11 de marzo pasado.

Informe del primer trimestre del trabajo de la Comisión de Pacificación. Ver PDF

Una de sus principales tareas ha sido buscar un acuerdo de paz entre los líderes de las bandas que existen en los centros penitenciarios para evitar nuevas masacres. Sin embargo, el camino aún es largo, según grupo conformado por expertos.

“La Comisión comprobó que en las actuales circunstancias no es posible una tregua dado el rechazo de los grupos hacia los líderes”, explica el informe.

Los comisionados conversaron con 21 líderes de las prisiones y, en su opinión, hubo una percepción positiva por parte de la mayoría de ellos para firmar una moratoria a la violencia.

Sin embargo, los expertos observaron que los presos se oponen a algunos líderes porque no creen en su palabra ni compromiso. “Aseguran que firmarán siempre y cuando estos firmen primero y se hagan responsables de lo que pase en los lugares que ellos dirigen”.


La Comisión de Pacificación empezó su trabajo en diciembre pasado. Foto: Primicias

Agrega que también hay un rechazo a los acuerdos porque las agrupaciones responden a sus mandos que están afuera de las cárceles, en diferentes ciudades del país, en el reparto del territorio para negocios ilegales.

En el informe mencionan que los internos consultados dieron nombres de policías que son “brazo derecho de aquellos que supervisan lo que pasa en el Litoral” y “quienes aparentemente protegen a algunos de estos líderes”.

La tregua es un paso previo al acuerdo de paz. La Comisión asegura que busca, primero, que se dejen de usar armas dentro de los centros penitenciarios para después avanzar a una entrega de armas. “El acuerdo de paz se encargará de que todo el proceso se cumpla para que las armas sean entregadas”.

El acuerdo de paz requiere mayor tiempo, dice la Comisión, con el fin de escuchar a las personas privadas de libertad y generar un círculo de confianza con los comisionados.

Un campeonato de fútbol se realizó en la Penitenciaría del Litoral para mejorar la convivencia de los internos. Lo organizó el SNAI y la Comisión de Pacificación. 

“En definitiva, sin haber firmado, las PPL han hecho una tregua en las cárceles en estos momentos, pero quieren un acuerdo de paz con responsabilidad en la cárcel y en la calle, que implique cese al fuego en los dos lugares”, afirma el documento finalizado en marzo pasado. Pero el 3 de abril se produjo una nueva matanza en la cárcel de Turi, en Cuenca, la quinta en las cárceles ecuatorianas desde 2021.

Los expertos tuvieron entrevistas personales con grupos que lideran las bandas enfrentadas y visitaron los pabellones. Hasta marzo, habían visitado la Penitenciaría del Litoral en cuatro ocasiones y cinco veces la cárcel Regional, además de los centros de Latacunga, Turi, entre otros. Estos son los problemas que han encontrado hasta el momento:

   Sistema penitenciario   

• Hay falta de credibilidad del SNAI.

• El sistema penitenciario tiene que ser reinventado y hay que restructurar el SNAI porque se ha confundido la seguridad penitenciaria con rehabilitación social.

• Por deficiencia del SNAI, las decisiones administrativas no han sido judicializadas, lo que genera una complicación importante para el proceso.

   Drogas y armas   

• Problema recurrente al que se hace referencia todo el tiempo desde las comunicaciones oficiales, a través de redes sociales, medios de comunicación, y en las conversaciones con las propias PPL.

• Las PPL líderes sostienen que no pueden dejar de estar en el negocio de la droga porque las matan. La única manera de retirarse es saliendo del país. Temen represalias hacia sus grupos y sus familias.

• Las PPL subalternas pueden salir, con cuidado, del negocio de drogas y armas; pero por motivos religiosos o personales, los mandos medios y altos no lo pueden hacer por miedo a represalias.

• Focalizar el problema masivo de drogas y armas trae consigo el ocultamiento de las otras causas de violencia estructural, minimizándolas, como si se tratara de un conflicto con una sola causa.

   Hacinamiento   

• Es uno de los problemas más graves detectados en los CPL, sobre todo en el Centro de Privación de Libertad El Inca, debido a la falta de infraestructura adecuada.

• El problema de hacinamiento fue detectado especialmente en los recintos carcelarios de Guayaquil, Quito y Esmeraldas.

• En muchos pabellones de la Cárcel de Mujeres de Guayaquil hay dos internas por cama de una plaza.

• Las condiciones de salubridad son graves.

• Las condiciones de visitas íntimas son precarias.

• No existen categorías internas, mezclando PPL en pabellones sin tomar en cuenta antecedentes, peligrosidad, condiciones de salud y perfil personal, lo que añade elementos de peligro y violencia en la convivencia.

   Mujeres   

• Se conoce del aumento de violencia en la Cárcel de Mujeres de Esmeraldas, luego de la llegada de Choneras, trasladadas desde la Cárcel de Guayaquil.

• En entrevistas personalizadas, señalaron la existencia de armas en la Cárcel de Guayaquil.

• En algunos recintos carcelarios, hay niños con sus madres.

• Hay hacinamiento en la Cárcel de Guayaquil, y un pabellón específico donde se agrupan las mayores consumidoras de drogas.

• Se señalan abusos sexuales de caporales. Personas de la tercera edad

• La presencia de PPL de la tercera edad constituye en problema en sí mismo, por la incapacidad de muchos de ellos para movilizarse, asearse, comer y ver.

• En Esmeraldas, la condición de hacinamiento del pabellón de tercera edad es crítica. Además, se agregan elementos de tortura que las PPL padecen.

• El problema debe ser abordado desde los derechos constitucionales de personas de la tercera edad.

   LGTBQ  

• Población altamente vulnerable y sometida a todo tipo de abusos por parte de otros internos.

Liderazgo de los grupos dentro de los centros de privación de libertad

• La presencia de un sentimiento de incertidumbre sobre quién reemplazaría el rol de líder.

• Muchos de ellos prefieren permanecer en la cárcel por considerarla más segura.

• Constante temor a traslados, por inseguridad y por lejanía de sus familiares.

Continuidad de trabajo de la Comisión con nuevos líderes

• Uno de los problemas es la discontinuidad de los diálogos cuando los líderes cambian o son trasladados.

   Salud mental   

• No se ha recibido atención psicológica en los recintos carcelarios donde se produjeron las masacres, ni en otros CPL, donde el miedo es colectivo.

• No han recibido atención ni las PPL, ni sus familias, ni los familiares de los masacrados, ni los funcionarios, policías y militares que estuvieron en los enfrentamientos.

   Salud física   

• Hay muchos enfermos de tuberculosis, presión alta, diabetes, enfermedades catastróficas, que carecen de la atención médica requerida.

• La Comisión pudo constatar en la Cárcel de Mujeres la falta de atención médica a emergencias.

• No hay medicamentos.

   Educación   

• Son pocos los internos que pueden continuar la educación universitaria, por los costos que demanda la universidad e, internamente, por el pago a intermediarios para poder usar las computadoras.

• Hay quejas de que los estudios no son registrados en las hojas de vida de las PPL y que no suman para poder salir cuando se cumple el porcentaje de tiempo de su condena; es decir, por no haber cumplido los ejes que ese beneficio demanda.

 • Muchas PPL no han terminado la educación secundaria por falta de actualización y uso de sus conocimientos.

   Trabajo   

• Es una de las más graves carencias, pues no disponen de talleres ni posibilidades de trabajo, salvo excepciones que colaboran en la cocina o en la panadería. Y, por supuesto, la venta de drogas pasa a ser la opción número uno para generar ingresos.

   Economato   

• Se quejan de la carestía de productos.

 • Las PPL son obligadas a depositar una suma para tener acceso a algunos productos. Hablan de USD 120 por mes, que los familiares deben depositar en una cuenta. Los que no tienen familia prestan sus nombres, y así ellos obtienen algún beneficio.

• Las cuentas están a nombre de terceras personas, las mismas que permiten beneficios de seguridad, comida y compras internas en las tiendas paralelas que funcionan en las celdas y pabellones.

   Alimentación   

• La queja de las comidas es constante, aunque las mujeres señalan que ha habido alguna mejoría. Sostienen que cuando viene la Comisión les dan mejores alimentos; también cuando va a haber requisa (raqueta).

• La misma empresa abastece la comida desde hace años.

• No se respetan los horarios. A las 14:30 les dan la merienda, para poder irse más temprano. La comida se guarda, pero se daña por el calor y no la pueden comer.

• No reciben legumbres; y de frutas, solo guineo.

• Los caporales distribuyen la comida en los pabellones: primero dan a su gente y solo si sobra se reparte entre los demás.

 • No les permiten recibir lo que les llevan sus familiares en días festivos como Navidad y Fin de año. Si castigan a unos con supresión de comida, todos los demás son castigados de la misma manera, no importa en qué cárcel estén. Esto pasa en Guayaquil.

• Los jefes de los grupos obligan a generar huelgas de hambre cuando quieren protestar.

• Hemos podido comprobar que los internos reciben excelentes comidas en el pabellón de máxima seguridad de la Regional. También, hay la presencia de mascotas (gallinas, patos, etc.) en ese sector.

• Las mujeres desean tener una panadería, como tienen otros recintos carcelarios.

   Visitas   

• El director de un recinto carcelario nos dijo que muchas veces pagan USD 50 para poder pasar las visitas.

• Se denuncia que, cuando hay visitas íntimas en los recintos carcelarios, solicitan el pase de damas de la Cárcel de Mujeres que no reciben visitas para que se produzca el encuentro íntimo de algunas PPL; es decir, les obligan a ejercer la prostitución.

   Capellanías   

• La Comisión constató la gran importancia que tiene la asistencia espiritual para la mayoría de las PPL. De hecho, las reuniones de la Comisión terminaban siempre con una oración.

• Dar asistencia espiritual sin importar que no haya iglesia, para así brindar acompañamiento en momentos de depresión, problemas familiares, etc. Asimismo, ayudar a encontrar un sentido a lo que viven.

• Sostienen que las cárceles son el mayor templo a Dios.

• Los capellanes requieren una identificación oficial (similar para todos) con el propósito de entrar sin problemas a los diferentes recintos carcelarios.

• Organizaciones de la sociedad civil que antes entraban con proyectos a las cárceles sostienen que actualmente solo pueden entrar miembros de la iglesia, pero no representantes de derechos humanos y otras instituciones.

   Tratos inhumanos   

• Por las condiciones en que sobreviven las personas privadas de libertad, estos centros carcelarios se consideran bodegas de seres humanos y centros de tortura. Para corroborar la realidad, las PPL de Esmeraldas han enviado a la Comisión una carta de denuncia contra la tortura.

Otras constataciones que la Conferencia Episcopal compartió con la Comisión.

 • Durante las visitas, hemos visto armas en el piso y en manos de guardaespaldas de líderes en la Regional.

• En la Penitenciaría, un grupo entrevistado vino con una granada que devolvió cuando vio que no había peligro.

• Las PPL del pabellón Transitoria lucen todos arreglados, descansados, con corte de cabello impecables (únicamente conviven allí Los Lagartos).

• Hay PPL en el techo de máxima seguridad. Los exteriores de ese espacio tienen barricadas de protección.

• El director de un recinto carcelario nos explicó que los fusiles que tienen las PPL son mejores que los austríacos que poseen las FF.AA. o iguales. Poseen armas lanzagranadas.

• Se ha mejorado el control de entrada a la Regional, es más técnico y menos humillante.

• Hay personas privadas de libertad que ya deberían estar libres, pero no lo están por no pagar la coima; en otras palabras, negligencia y corrupción judicial.

• Problemática seria a nivel judicial en la cárcel de Esmeraldas, pues todos los trámites judiciales deben ir a Quito, con el consiguiente retraso y corrupción en el camino.

• Abusos de los guardias con visitas y PPL. Para los encuentros íntimos deben pagar USD 50, expuso un director (cuando no son familia directa o registrada como tal).

• Continuo cambio de autoridades, lo cual afecta negativamente al funcionamiento de las cárceles.

• Corrupción en todos los niveles y estamentos.

• Falta de captación de los directores y de los equipos técnicos.

• Privilegios que hay en las cárceles para los presos ‘políticos’ y los ricos, con departamentos de lujo.

• Abandono casi total de las PPL de la tercera edad, ya que las mismas familias se desvinculan.

• Falta de asesoría legal permanente.

• Sometimiento a las mafias que obligan a pagar por el ingreso de alimentos y productos personales.

• Se denuncia que a los guías se les da un cheque semanal. Si no lo reciben, son amenazados y si lo aceptan, pasan a formar parte del sistema corrupto (Regional).

• Falta de recursos para los trámites legales y compra de alimentos.

• Tras los hechos sanguinarios en las masacres, los familiares de las PPL suplican información para recibir los cuerpos y poderlos enterrar.

• Profunda soledad.

• Exceso de ocio.

• No está contemplado el acompañamiento al síndrome de abstinencia de drogas, por lo que deben superar sus adicciones a como dé lugar.

[RELA CIONA DAS]

El miedo de los poderosos a la muerte y a la cárcel
Mariana Neira
El SNAI ha comprado candados, pasajes y equipos por USD 3,5 millones
Redacción Plan V
Este fue el minuto a minuto de la matanza en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas
Redacción Plan V
La Roca se reabre después de 9 años y una historia polémica
Redacción Plan V
Estas son las 15 revelaciones del informe de la CIDH sobre las cárceles en Ecuador
Redacción Plan V
GALERÍA
La Comisión de Pacificación de las cárceles conversó con 21 líderes, pero la tregua no está cerca
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los presos con tuberculosis: otras víctimas de la violencia en las cárceles
Susana Morán
Crónica de multitudes. La dimensión carnal de la escritura
Gustavo Abad
Extradición de Correa y caso del exdefensor Freddy Carrión, las quejas que derivaron en la suspensión de Saquicela
Redacción Plan V
El primer año de Guillermo Lasso reporta pocos avances con respecto a la comunidad LGBTI
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

La larga pelea de Luis Felipe Varas por sus derechos de autor, y no es un cacho
Redacción Plan V
Este fue el minuto a minuto de la matanza en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas
Redacción Plan V
15 familiares de Carlos Pólit firmaron su fianza
Susana Morán
Cronología: estos son los hechos que han marcado el proceso de Carlos Pólit en Miami antes de su lectura de cargos
Susana Morán