Back to top
25 de Julio del 2023
Historias
Lectura: 14 minutos
25 de Julio del 2023
Redacción Plan V
Ruptura entre Los Lobos y Tiguerones genera nueva matanza en la Penitenciaría y el caos se extiende a Esmeraldas
0

El Gobierno difundió este martes imágenes de presos sometidos en los patios de la Penitenciaría. Foto: Twitter Guillermo Lasso

 

Según la Policía, la alianza que había entre Los Lobos y Tiguerones se rompió en junio pasado. Esa fue la causa de los enfrentamientos de ambas bandas en la Penitenciaría. La Fiscalía confirmó 31 muertos y 14 heridos, incluido un policía. Mientras tanto, Esmeraldas vivió un día de buses y autos incendiados, ataques, balaceras y caos en toda la ciudad.


El despliegue de miles de militares y policías, la mañana de este 25 de julio, solo anticipó la confirmación de una nueva masacre carcelaria en Ecuador. Después de 72 horas de iniciados enfrentamientos en la Penitenciaría del Litoral, la Fiscalía confirmó el asesinato de 31 presos, además de 14 heridos. La información oficial, que en episodios de crisis sale a cuenta gotas, llegó después de que hacia las 09:41 pudieran ingresar los vehículos de la unidad de Criminalística de la Policía para contabilizar los muertos. “Existe ya mal olor”, dijo previamente Juan Zapata, ministro del Interior, en declaraciones a medios en Guayaquil, y confirmó que había más cuerpos en el pabellón 8.

 

Mientras tanto, un reporte policial detalla lo sucedido en la Penitenciaría desde el sábado y señala como causa la ruptura de la alianza entre las bandas de Los Lobos y Tiguerones.

Ingreso de la fuerza pública a la Penitenciaría del Litoral después de fuertes enfrentamientos entre las bandas Los Lobos y Tiguerones. Foto: SNAI

Ingreso de la fuerza pública a la Penitenciaría del Litoral después de fuertes enfrentamientos entre las bandas Los Lobos y Tiguerones.

Hasta una tanqueta cayó en una piscina

Este martes tuvo un inicio violento para los moradores cercanos a la Penitenciaría que reportaron haber escuchado intensas explosiones en la madrugada. Juan Zapata, ministro del Interior, sostuvo que más de 2.700 efectivos, entre policías y militares, intervinieron en la Penitenciaría y tomaron el control de los pabellones 3, 8 y 9 y que esas detonaciones correspondieron a acciones de la fuerza pública para ingresar al centro carcelario.

Pero la llegada de camiones llenos de policías y militares se dio después de casi tres días de enfrentamientos. Aproximadamente a las 13:00 del pasado sábado empezaron los disturbios que, según fuentes extraoficiales, se debieron a traslados de miembros de la banda de Los Lobos. Esto aún no ha sido confirmado oficialmente, pero el Decreto Ejecutivo 823, firmado ayer por el presidente Guillermo Lasso relata los hechos que derivaron en la decisión de declarar el estado de excepción en todas las cárceles del país por grave conmoción interna.

Según el documento, hubo una cadena de hechos en el interior de la Penitenciaría del Litoral:

  1. Enfrentamientos en los filtros 7 y 9 de la Penitenciaría que dejó como resultado un muerto por uso de arma blanca.
  2. También hubo siete heridos en el pabellón 5 de este centro.
  3. Incendio de instalaciones del centro con el uso de tanques de gas
  4. Uso de armas de fuego entre los pabellones 7 y 9
  5. Un policía fue herido con un arma de fuego
  6. Se registró la caída de la tanqueta de las Fuerzas Armadas en la piscina de tilapias
  7. Hubo la decapitación de una persona privada de libertad.

Decreto Ejecutivo 823 donde el presidente Guillermo Lasso declara el estado de excepción en todas las cárceles del país. Ver PDF

Ruptura entre Los Lobos y Tiguerones

La descripción de lo que ha ocurrido en la Penitenciaría consta en un informe No. PN-DGSCOP-CO-2023-0233-INF, del 24 de julio de 2023, de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Orden Público de la Policía, que sirvió de fundamento para solicitar el estado de excepción al presidente Lasso.

Allí, la Policía señala a los Tiguerones y Los Lobos, ubicados en los pabellones 8 y 9, respectivamente, como los generadores del conflicto. Los Lobos, según la Policía, iniciaron el ataque, un hecho que fue calificado como atípico por la institución porque hay menos miembros de esa banda en la Penitenciaría. A Los Lobos también los calificó como el grupo delictivo de “mayor beligerancia”.

Los enfrentamientos entre ambas bandas se dieron porque el pasado 8 de junio “se registró la ruptura de la alianza delictiva que mantenían los grupos de delincuencia organizada Lobos y Tiguerones, lo que llevó a que estos grupos delictivos se mantienen en una actitud hostil desencadenando enfrentamientos”, según el informe policial.

“La actual ruptura de acuerdos entre los grupos de delincuencia organizada Lobos y Tiguerones, ha generado la intención de tomar posesión de forma unilateral en diferentes ciudades del país, ocasionando un ambiente de hostilidad entre estos dos grupos, lo cual ha desatado un enfrentamiento armado, siendo punto de inicio el Centro de Privación de Libertad Guayas No 1 (sic)”, agrega el reporte.

En los disturbios de este fin de semana y lunes en la Penitenciaría han usado armas de fuego de corto y largo alcance y explosivos, en los pabellones 8 y 9. Estos incidentes dejaron seis muertos y 11 heridos. También han utilizado drones que han dañado la infraestructura del centro carcelario. El documento confirma que se destruyeron las instalaciones de los pabellones 8 y 9, en la etapa de máxima seguridad, el edificio administrativo, mínima seguridad. También artefactos explosivos dañaron la oficina de coordinación, de la Cárcel Regional de Guayas. En este último centro se encuentra alias Fito, actual líder de Los Choneros.

Tras el asesinato de Jorge Luis Zambarano, alias JL, y líder de Los Choneros, esta banda se fraccionó. Los Lobos, Tiguerones y Chone Killers, que eran subgrupos de Los Choneros, se aliaron contra alias Fito y alias Junior (este último asesinado en Colombia en mayo pasado), quienes sucedieron a JL en el liderazgo de Los Choneros. Ahora existe una nueva ruptura en Los Lobos y Tiguerones, que vuelve a generar una crisis en el sistema penitenciario.

El Gobierno difundió este martes imágenes de presos sometidos en los patios de la Penitenciaría y aseguró que había tomado el control de este centro. 

Los Lobos activan las cárceles de la Sierra

Mientras esto ocurría, como medida de presión, los presos de las cárceles de la región Sierra, donde principalmente dominan Los Lobos, plegaron a una huelga de hambre en apoyo a los miembros de esta banda que se encuentra en la Penitenciaría. Estos se coordinaron a través de “comunicaciones clandestinas”, según la Policía, y las medidas de hecho se tomaron en las cárceles de Cotopaxi, Loja, Pichincha, Cañar, Chimborazo y Tungurahua, en la Sierra, y de El Oro, en la Costa. Según la Policía, han impedido que otros privados de libertad sean atendidos en sus necesidades básicas como alimentación y salud.

La situación más grave se dio en la cárcel de Latacunga, dominada por Los Lobos. La banda retuvo a 24 guías penitenciarios, en los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad. También cuatro civiles que estaban de visita en ese momento fueron retenidos. Hasta la mañana de este martes se reportaban aproximadamente 100 agentes penitenciarios retenidos en cinco cárceles del país.

La Policía reconoció en su informa que el armamento tipo militar que tienen estas bandas, como fusiles de alto calibre y explosivos, sobrepasa la capacidad de los agentes penitenciarios y del personal policial asignado al servicio de Contingencia Penitenciaria, “lo que impide recuperar el control y garantizar seguridad y gobernanza en los CPL”. 

Esmeraldas y un país convulsionado

Ni bien la fuerza pública ingresó a la Penitenciaría del Litoral, Esmeraldas empezó a vivir un caos. Ciudadanos han reportado balaceras y han difundido imágenes de grupos fuertemente armados que caminan por las calles. Según medios locales, dos unidades de transporte urbano e interprovincial fueron quemadas, una en el sur de la ciudad y otra en el patio de la terminal terrestre. De igual manera, dos vehículos fueron incendiados de manera simultánea. El video de un profesor y sus alumnos acostados o sentados en el piso de una escuela mientras pasa una balacera es otra imagen de la jornada. 

El medio local Etiqueta Negra informó que en la mañana hubo amenazas de bombas en distintos puntos de la urbe. Hacia el mediodía, los centros comerciales del centro de la ciudad cerraron sus puertas por sugerencia del gobernador de la provincia, Frickson Erazo. El medio reportó que había temor a saqueos. “En la avenida Olmedo y calle Bolívar,  se escuchaban los gritos desesperados de los empleados de los negocios que bajan las puertas de sus negocios a toda prisa”, relató el portal. También se suspendieron las clases y algunas instituciones informaron que trabajarían de forma telemática. La Fiscalía confirmó que hubo un atentado contra sus dependencias en esta ciudad, que dejó un herido.

“Había una especie de histeria colectiva, entre la población, por los hechos de violencia que experimenta la ciudad y los vehículos incinerados. Las dos empresas de transporte urbano y las 18 cooperativas de taxis suspendieron el servicio, lo que aumentó el caos, pues decenas de personas intentaban llegar a sus casas”, es otra parte de la crónica que publicó el medio esmeraldeño. 

En la mañana también se produjo un motín en la cárcel de Esmeraldas, dominada por la banda de los Tiguerones. Decenas de presos de este centro se aglutinaron en el patio y corearon frases alusivas a su organización criminal. 

Este nuevo episodio de violencia en las cárceles coincidió con el asesinato de Agustín Intriago, alcalde de Manta, que conmocionó al país. El crimen sucedió en un barrio de esa ciudad pasadas las 14:00 del sábado 22 de julio. Esa misma tarde iniciaron los enfrentamientos en la Penitenciaría. 

Tras el asesinato de Intriago, Lasso firmó el Decreto Ejecutivo 824 y declaró el estado de excepción por grave conmoción interna en las provincias de Manabí y Los Ríos, y en el cantón de Durán de la provincia de Guayas, por su grave situación de violencia. Además, del toque de queda, de 22:00 a 05:00. 

En el caso de Manabí, la Policía informó que entre el 1 de enero y el 23 de julio de este año hubo un incremento de 240 homicidios intencionales en comparación con el mismo periodo del 2022. Mientras que, en Los Ríos, el incremento fue de 267 homicidios. En ambos casos, se registra un aumento de más del 100% de muertes. En el caso de Durán, hay 121 homicidios adicionales, lo que equivale a un incremento del 55% en comparación con el 2022. En este cantón hubo un ataque contra Luis Chonillo, alcalde de Durán, quien incluso tuvo que salir del país por su seguridad. 

Desde este lunes sesiona el Comité de Seguridad en Guayaquil, con la presencia de Lasso, quien ha sido duramente cuestionado por sus medidas y políticas para enfrentar la inseguridad. “La violencia criminal es un asunto de Estado y para ello se requiere de la administración de justicia haga su parte. La impunidad es un mensaje negativo para la sociedad”, escribió tras firmar los decretos. 

 

 

GALERÍA
Ruptura entre Los Lobos y Tiguerones genera nueva matanza en la Penitenciaría y el caos se extiende a Esmeraldas
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ministerio de la Mujer: el Gobierno perdió el round en la guerra cultural
Redacción Plan V
La ausencia de Henry Kronfle en las votaciones de la Asamblea produjo un fuerte roce
Redacción Plan V
Nos Faltan 3 reclaman por la entrega de actas censuradas e incompletas por parte del Gobierno
Redacción Plan V
La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán