Back to top
16 de Octubre del 2023
Historias
Lectura: 10 minutos
16 de Octubre del 2023
Manuel Novik
Así recibieron su segunda derrota presidencial en dos años Luisa González y el correísmo
0

Cerca de las 20:00, Luisa González reconoció la victoria de Daniel Noboa desde el hotel Quito. Fotos: PlanV

 

Varias personalidades afines al correísmo se juntaron en el centro norte capitalino a esperar los resultados presidenciales. La Revolución Ciudadana reconoció la victoria de Daniel Noboa. Además, un recorrido por los recintos capitalinos.


Hacia el cierre de la jornada electoral, pasadas las 17:00 del domingo 15 de octubre, la militancia correísta se instaló a esperar los resultados en el hotel Quito, al centro norte capitalino. La agrupación colmó dos grandes salones, uno de ellos con vista al valle de Cumbayá y Tumbaco, donde las sillas se dispusieron ante  una tarima.

La pantalla en el escenario proyectaba la imagen de la candidata y en letras grandes “Luisa”. Los militantes se servían bebidas calientes y escuchaban alegres y tropicales temas musicales que los encargados tras los parlantes tocaban todavía a bajo volumen.

Uno de los salones reservados por la campaña correísta colmó de sillas el espacio para que la militancia pueda esperar los resultados.

Luisa González llegó al hotel antes de las 17:00 declaró brevemente su alegría por el triunfo en las votaciones en el exterior y se retiró a un salón privado a esperar los resultados.

La entrada del hotel estaba fuertemente custodiada. Personal militar hizo un perímetro a ambos lados de las puertas. Al ingreso, más personal de seguridad del hotel inspeccionaba a cada persona que ingresaba, con detectores de metales.

El ingreso al hotel estuvo blindado por personal militar, una nueva práctica en los eventos de campaña política.

Varios vehículos 4x4 blindados y con vidrios polarizados y un camión militar completaron el convoy de seguridad en el sector de la González Suárez. Los turistas extranjeros que se hospedaban en el hotel cruzaban el operativo entre sorprendidos y curiosos.

Al salón principal, varias personalidades afines al correísmo empezaron a llegar. Xavier Lasso, hermano del presidente, fue uno de los primeros en llegar y en retirarse. Guillaume Long, excanciller de Rafael Correa, también se hizo presente.

Las autoridades de gobiernos locales también llegaron hasta el norte capitalino para acompañar a Gonzalez en su derrota. Las perfectas de Pichincha y Guayas, Paola Pabón y Marcela Aguiñaga fueron de las primeras en llegar.

La prefecta del Guayas llegó en unos pantalones color camuflaje y una camiseta verde militar. Al parecer llegó directamente de Guayaquil, ya que su personal de seguridad, varios hombres corpulentos y con cortes de pelo estilo militar, se arroparon al sentir el frío quiteño. 

Aguiñaga le deseó suerte a Noboa y aseguró que, “en mi provincia están los dos cantones más peligrosos del país, si a él le va bien al Ecuador le irá bien”. La presidenta del movimiento Revolución Ciudadana aseguró que trabajarán en una agenda conjunta.

Marcela Aguiñaga, prefecta del Guayas y líder del movimiento RC5, acompañó a Luisa González hasta que se reconoció la derrota electoral.

Otros personajes ligados a la asesoría política estuvieron en el hotel. Virgilio Hernández y el español Fernando Casado, quienes han estado por años junto a los candidatos del correísmo, acompañaron  hasta el final a González.

El alcalde de Quito, Pabel Múñoz, brindó distendidas declaraciones a la prensa. Hizo un llamado a la unidad y recordó que tuvo la misma actitud conciliadora cuando fue posesionado como alcalde de la capital.

Múñoz no se escondió durante la jornada electoral, ni mucho menos. Más temprano acudió a votar acompañado de Luisa. En el recinto también brindó declaraciones a la prensa, e incluso se dio el tiempo de atender a una persona que interrumpió las entrevistas para increparlo por el supuesto proselitismo político del que se le acusó por promover la candidatura de González, sobretodo todo en los medios municipales.

El alcalde de Quito y ex asambleísta, Pábel Muñoz, estuvo durante varias horas en el hotel capitalino.

El alcalde afín a la RC5 reiteró que serán 18 meses fundamentales para el candidato que llegue, a esas horas de la tarde, no se atrevía a proclamar ganador a ningún candidato. Ante las primeras publicaciones de un Exit Poll, que daba como ganador a Noboa, tanto Pabel y Aguiñaga parecían resignados, aunque afirmaban que esperarían por los resultados oficiales.

Otras asambleístas correístas cómo Marcela Holguín, Viviana Veloz, Jhajaira Urresta y Gisella Garzón llegaron al encuentro. Las legisladoras que conformarán de nuevo el pleno que se extenderá hasta 2025, conversaban en reducidos grupos con sus equipos de trabajo.

En el salón, algunos militantes vestían con el celeste que representa al movimiento. Por momentos se sentaron ahí también las y los asambleístas electos, que esperaban por Luisa. Finalmente los personajes más cercanos a la candidata presidencial abandonaron el salón y se unieron a González en un salón contiguo.

En el hotel capitalino, la neblina y la noche empezaban a colmar el paisaje. Con los resultados oficiales del CNE, los abrazos de consuelo empezaron a verse. Los militantes, con sus prendas celestes, se sentaban cansados y con miradas vacías. En la calle González Suárez se escuchaban ya los primeros pitos de vehículos que celebraban con banderas del Ecuador la victoria del candidato de ADN.

Luego de conocer los resultados, Luisa González reconoció la derrota en la tarima del salón. Acompañada de las autoridades correístas y su binomio, Andrés Arauz.

Luisa González, acompañada de su binomio, Andrés Arauz, reconoció la derrota frente a un salón lleno de militantes.

Dio gracias a Dios, aseguró que llamaría a Daniel Noboa para felicitarlo, lo comprometió a cumplir sus promesas de campaña, pidió que se termine la polarización y agradeció a sus orígenes en Canuto y Manabí. 

González declaró que Rafael Correa ha sido el mejor presidente en la historia del Ecuador. Aseguró que Daniel Noboa contará con los votos de la RC5 en el Legislativo para iniciativas que se alejen de la privatización y la violación de derechos constitucionales.

La contendiente abandonó el salón sonriendo y saludando a su militancia.

Personal de seguridad abrió un pasillo en el salón para permitir el acceso de la candidata a la tarima.

Jornada tranquila en Quito

El civismo ganó en la segunda vuelta presidencial de 2023. En los recintos quiteños el sufragio transcurrió con plena tranquilidad. Exceptuando puntuales amenazas de bomba en la capital, que fueron descartadas con inmediatez, hubo tranquilidad en las mesas quiteñas.

Desde el Swissotel, el Observatorio de Participación Ciudadana hacía un primer balance de la jornada. Desplegaron 600 voluntarios en 10 ciudades del país y concluyeron que las elecciones iniciaron con normalidad.

Un 83% de sus voluntarios fue revisado previo a ingresar a los recintos y más del 90% de las juntas abrieron sus puertas hasta las 7:30 am.

En el recinto del colegio Manuela Cañizares, en La Mariscal, las fuerzas policiales custodiaron los alrededores mientras los uniformados militares se hicieron cargo de los interiores.

En el colegio Manuela Cañizares se habilitó el voto asistido con normalidad.

La segunda vuelta contó con una papeleta en la que se debía elegir un binomio presidencial.

En el colegio Mejía, donde en tempranas horas de la mañana hubo una alerta de bomba, la jornada pudo desarrollarse de forma pacífica. Las fuerzas de seguridad cerraron algunas calles perimetrales al paso vehícular.

La Policía Nacional revisó los bolsos y mochilas de los votantes que ingresaron a los recintos electorales.

En el colegio Mejía la jornada transcurrió con normalidad y sin aglomeraciones.

Los peatones tuvieron el espacio para votar tranquilos. La tradicional venta de comida en los alrededores no faltó. A medida que nos acercamos al Centro Histórico, el precio por plastificar la papeleta disminuyó.

Un ciudadano acudió a votar al colegio Mejía acompañado de su mascota.

El área “solo peatones” se extendió hasta el colegio La Salle, que también estaba habilitado como recinto electoral. En este recinto en las faldas de La Basílica se mantuvo la presencia policial.

El tradicional colegio La Salle es un recinto con poca afluencia. La unidad educativa está frente a La Basílica. 

A mitad de jornada, el CNE informó los pormenores del día desde el hotel Marriot. Juan Zapata, ministro del Interior, declaró que hubo 465 detenidos en la jornada por casos como boletas de apremio, 160 recintos con seguridad reforzada, sobre todo en el perfil costero, y 100 mil uniformados en todos los recintos electorales.

Personal policial custodió el centro de mando del CNE en el hotel Marriot. 

El consejero Enrique Pita fue parte de las ruedas de prensa del CNE en el centro de mando.  

La OEA felicitó al país “por su compromiso cívico demostrado en una segunda vuelta pacífica con alta participación. La ciudadanía se ha expresado claramente en las urnas”, dijo la Jefa de la Misión en Ecuador, Isabel de Saint Malo.

GALERÍA
Así recibieron su segunda derrota presidencial en dos años Luisa González y el correísmo
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El nuevo gobierno enfrentará un país agobiado por el crimen organizado y con un profundo deterioro social
Redacción Plan V
El bloqueo político e institucional espera a quien llegue a Carondelet
Fermín Vaca Santacruz
Casi 90 ataques políticos se registraron en las dos elecciones de 2023
Manuel Novik
Correísmo y oficialismo toman distancia de la tesis de crimen político en el asesinato de Villavicencio
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán