Back to top
23 de Noviembre del 2023
Historias
Lectura: 16 minutos
23 de Noviembre del 2023
Fermín Vaca S. y Manuel Novik
Daniel Noboa asumió el poder renunciando a las revanchas pero entre tensión y desplantes
0

Daniel Noboa salió dos veces a los balcones de Palacio Nacional para saludar a simpatizantes que lo esperaban en la Plaza de la Independencia. Fotografía: Carlos Silva / Presidencia de la República

 

Daniel Noboa Azín es el más joven jefe de Estado desde los tiempos de Juan José Flores. El nuevo mandatario apeló a la juventud, se declaró libre y sin prejuicios y destacó el apoyo de los jóvenes a su proyecto político. La investidura estuvo marcada por tensiones, desplantes y desaires entre varios de los asistentes.

El nuevo presidente juró su cargo ante el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle, cerca de las 12:00 de este 23 de noviembre. La clase política no pudo evitar mostrar sus tensiones y rivalidades.

Daniel Noboa Azín asumió la presidencia de la República hasta el 24 de mayo de 2025, con lo que se completa el periodo presidencial de cuatro años que se inició en 2021. El nuevo presidente recibió la Banda Presidencial, símbolo de la jefatura del Estado, de manos del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle (PSC) en una sesión marcada por desplantes, tensiones y el habitualmente corto discurso que había preparado el joven mandatario.

El presidente de la Asamblea, Henry Kronfle, impuso la Banda Presidencial a Daniel Noboa.  Fotografía: Jonathan Miranda / Presidencia de la República

Noboa, de 35 años, que es el segundo hombre más joven en asumir la jefatura del Estado del Ecuador (el primero fue el general Juan José Flores, quien tenía 30 años en 1830) fue investido con la presencia de casi mil invitados, y la ausencia de la mayoría de los jefes de Estado de la región, así como del rey español Felipe VI, quien tradicionalmente asiste a los cambios de mando de las repúblicas hispanoamericanas.

Al evento asistió también el ex presidente Guillermo Lasso, quien se retiró la Banda Presidencial pero no la impuso al nuevo presidente, así como altos cargos del Estado, los legisladores, integrantes del Poder Judicial, la Función Electoral y la de Transparencia, miembros del Cuerpo Diplomático y representantes de organismos internacionales acreditados en el Ecuador.

Un Guillermo Lasso de expresión inmutable entregó el poder a su sucesor.  Foto: Luis Argüello. PlanV

El único mandatario extranjero que llegó a la cita fue el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien arribó al aeropuerto Mariscal Sucre en Tababela pasadas las 11:00 e ingresó atrasado a la ceremonia, y también estuvieron presentes los vicepresidentes de Honduras y Brasil. El resto de los delegados fueron cancilleres o los embajadores acreditados en Quito, como fue el caso de Estados Unidos que no envió una delegación oficial, aunque sí estuvo presente el embajador Michael Fitzpatrick. Se había mencionado la presencia del presidente de Bolivia, Luis Arce, pero no se concretó, así como tampoco la de ningún otro jefe de Estado de la región.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, fue el único jefe de Estado que asistió a la posesión.  Foto: Jhonatan Guerrero / Asamblea Nacional

La presencia de amigos y familiares de la pareja presidencial también fue notoria, como es el caso de la madre del presidente, Anabella Azín, y de la tía del mandatario, Isabel Noboa Pontón. Su padre, Álvaro Noboa Pontón, no asistió pero tampoco fue mencionado por el presidente electo. Una nutrida delegación del empresariado guayaquileño estuvo presente en la cita, así como la mayoría de los nuevos legisladores. Acompañando al nuevo mandatario estuvo su esposa, Lavinia Valbonesi, así como sus hijos Luisa (habida en su primer matrimonio) y Álvaro. Valbonesi se encuentra embarazada de un segundo hijo.

La madre de Noboa, Anabella Azín, encabezó la comitiva de familiares. Foto: Luis Argüello / PlanV

Isabel Noboa Pontón, tía del presidente electo, también asistió a la investidura.  Foto: Luis Argüello / PlanV

Indirectas políticas 

Pero fue en los discursos en los que se expresaron los mensajes políticos más importantes. El primero en hablar fue Henry Kronfle, que aprovechó para fustigar al presidente saliente, quien llegó al evento 10 minutos tarde, acompañado de su esposa, María de Lourdes Alcívar. Kronfle no se molestó en salir al vestíbulo del Salón Plenario para recibirlo, mientras Viviana Veloz, primera vicepresidenta de la Asamblea y ex interpelante, ni siquiera lo saludó.

Kronfle empezó su discurso citando a Rousseau, y procedió a describir algunas características de la democracia republicana. Negó que haya la posibilidad de modelos democráticos poco ortodoxos, ligados a expresiones de autoritarismo. Dijo que entre las reglas universales e incuestionables del sistema democrático están la división de poderes, el sistema de pesos y contrapesos y el escrutinio público de los gobernantes, en especial, por parte de los medios de comunicación.

Kronfle alabó el reciente acuerdo político en la Asamblea Nacional, destacando la posibilidad de privilegiar los puntos en común por sobre las discrepancias en beneficio del país.

“El valor de la palabra se debe recuperar”, dijo Kronfle, en alusión a la ruptura del pacto político en la Asamblea de 2021, e hizo un llamado a evitar insultos y descalificaciones.

Henry Kronfle defendió a la nueva mayoría legislativa y dijo algunas indirectas contra Lasso.  Foto: Jhonatan Guerrero / Asamblea Nacional

Dijo que el Ecuador puede convertirse en un modelo exitoso y en un país donde se entienda que “la solvencia moral es más importante que la solvencia económica”. Finalmente, Kronfle describió algunos de los criterios de lo que debería ser el Ecuador, no sin antes invocar a Dios y la Virgen del Panecillo.

Luego del remate religioso de su discurso, Kronfle procedió a colocar la Banda Presidencial a Noboa y a tomarle el juramento, ante la mirada glacial y el rostro inexpresivo de Lasso, quien se limitó a quitarse la Banda tricolor con letras góticas que usó en su administración, mientras que Kronfle le colocaba a Noboa la nueva, elaborada por una congregación de monjas del norte de Quito.

El momento de la salida de Guillermo Lasso del salón plenario no pasó desapercibido, ni mucho menos. Mientras el  ex mandatario salía del Salón Plenario,  la asambleísta del correísmo, Mónica Palacios, lo increpó al grito de “Fuera Lasso fuera”. A ella se juntaron otras voces tanto en el pleno como en el piso de invitados.

Noboa y su visión de país

El presidente Daniel Noboa tomó la palabra en un corto discurso de poco más de siete minutos, luciendo ya la Banda Presidencial y el Gran Collar de la Orden Nacional al Mérito. Ahí destacó su visión “renovada y joven” que le llevó a lanzarse a la presidencia “sin dudar”, aunque admitió que hubo quienes le dieron pocas posibilidades.

En la lectura del nuevo presidente, quienes ven la política como el ejercicio de extremos y revanchas no van a obtener el respaldo popular, en clara alusión al conflicto entre el correísmo y el anti correísmo.

“Soy un hombre libre y pragmático”, dijo Noboa Azín, y destacó que muchos de los votantes más jóvenes depositaron sus esperanzas en él. Advirtió que no se encasillará en viejos paradigmas políticos o ideológicos, y ofreció “reducir la violencia y volver del progreso una costumbre”. Noboa explicó que para viejos esquemas políticos es difícil entender su triunfo electoral, y agradeció a los legisladores que se han sumado a esa corriente.

Daniel Noboa habló poco más de siete minutos sobre su perfil y aspiraciones.  Foto: Jonathan Miranda-Presidencia de la República

Noboa dijo que su familia y él han padecido persecuciones políticas a lo largo del tiempo, en lo que pareció una alusión al correísmo, y dijo que se siente en la obligación de poner primero al país y “romper ese ciclo de revanchas”.  Insistió en que no es un anti nada sino un pro Ecuador. Ofreció “ponerle corazón” a la presidencia de la República.

Para Noboa, la juventud es sinónimo de fuerza, para vencer los retos actuales del Ecuador. Ofreció generar más empleo y pidió a la Asamblea su urgente tratamiento.

Se definió a sí mismo como “un joven de pocas palabras pero de acción”, y dijo que el Ecuador actual es “joven, libre, diverso y emprendedor” y aunque no completa su Gabinete, dijo que será diverso por la participación de mujeres y jóvenes.

Ofreció también un país con inclusión y reiteró que el “anti tiene un techo y el pro es infinito”. “Manos a la obra y a trabajar”, dijo el nuevo presidente, evitando las alusiones religiosas a las que era afecto su padre, Álvaro Noboa Pontón.

Durante la ceremonia no faltaron los desplantes y se evidenció la tensión entre la vicepresidenta Verónica Abad y el nuevo mandatario. La política cuencana esperaba en el estrado a Noboa Azín, quien apenas le dedicó un frío saludo, e inclusive no le tomó el juramento, función que realizó el propio Henry Kronfle.

Noboa prefirió levantar la mano con Kronfle, en señal de triunfo, antes que dársela a la nueva vicepresidenta. La vicepresidenta no acompañó a Noboa al Palacio presidencial, y se reportó que prefirió almorzar con un grupo de simpatizantes en un mercado de Quito. Horas más tarde, publicó un vídeo en el que aparece leyendo la Biblia y ofreciendo un nuevo Ecuador, pero sin mencionar para nada a Noboa y al resto del Gobierno.

Tras el evento en el Palacio Legislativo, la nueva familia presidencial se trasladó en un vehículo oficial hacia el Palacio de Gobierno, en el Centro Histórico, escoltado por una guardia de Granaderos de Tarqui a caballo. Noboa recibió los honores de ordenanza en el pretil palaciego acompañado de su esposa y del pequeño Álvaro y luego ingresó a la sede del Gobierno. El entorno de Noboa confirmó que la nueva familia presidencial vivirá en la Residencia Oficial de Palacio, reformada por el ex presidente Lasso con una donación de 800 mil dólares y no en la Quinta Huasipungo, en Guápulo, que han arrendado estos días. 

Daniel Noboa, su esposa Lavinia Valbonesi y su hijo Álvaro llegaron a Palacio cerca de las 13:00.  Fotos: Eduardo Santillán / Presidencia de la República

La ceremonia, según la Cancillería, no debería costar más de 150 mil dólares, es decir, la cantidad que el presidente había dispuesto.

La designación del Gabinete podría darse hasta este domingo, según anticipó Noboa Azín, lo que ha dejado entrever la posibilidad de que se estén negociando algunos ministerios con las fuerzas políticas que apoyan a Noboa en la Asamblea, en especial, el correísmo y el PSC.

La pasarela en la Asamblea Nacional

En la plaza Juan Montalvo, el pórtico norte de la Asamblea Nacional, se instalaron todos los preparativos para el cambio de mando, desde temprano en la mañana. De a poco fueron llegando los invitados que pasaron por una alfombra roja luciendo sus más elegantes trajes.

El cordón de honor estuvo conformado por cadetes de la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro y de la Escuela de Policía y un espacio fue designado a civiles con trajes típicos de las distintas nacionalidades ecuatorianas. En las terrazas del Palacio Legislativo y en los edificios cercanos, francotiradores y militares con largavistas vigilaban el perímetro.

Francotiradores del Ejército y la Policía vigilaron el evento. Fotos: Luis Argüello / PlanV

En los alrededores de la Asamblea, ciudadanos con banderas moradas de ADN se agruparon para recibir al presidente, quien había asistido previamente a un Te Deum  en la Catedral Metropolitana, por invitación del clero católico, en el Centro Histórico.

Una de las primeras en llegar fue Isabel Noboa, quien llegó acompañada del entorno empresarial cercano a su familia. Le siguieron Miguel Loor, presidente de Liga Pro, la fiscal general del Estado, Diana Salazar, y Diana Atamaint, que no dejaron de sorprender con sus particulares vestidos.

El dirigente del fútbol Miguel Angel Loor asistió a la ceremonia. 

La fiscal general, Diana Salazar, estuvo entre las invitadas. 

La presidenta del Consejo Electoral, Diana Atamaint, lució un traje llamativo.  Foto: Jhonatan Guerrero / Asamblea Nacional

Lourdes Tibán, prefecta de Cotopaxi, no podía perderse la posesión del candidato a quien abiertamente apoyó, haciendo alusión a que bebía Quaker en tiempos de la campaña presidencial. También llegó la prefecta del Guayas, Marcela Aguiñaga, quien fue criticada por los sectores más fieles del correísmo por su reciente acercamiento con Daniel e Isabel Noboa.

La prefecta de Pichincha, Paola Pabón, pasó por la alfombra roja sin ningún acompañante. Llegaron también el  presidente de la Corte Nacional Iván Saquicela y el contralor subrogante, Carlos Riofrío.

El contralor subrogante, Carlos Riofrío. Fotos: Luis Argüello

El presidente de la Corte Nacional, Iván Saquicela. 

Los asambleístas de varios bloques también se hicieron presentes, entre ellos, Jonathan Parra de ADN y algunas caras de Construye como Jorge Peñafiel y Sofía Sanchez. Por la RC5 estuvieron presentes Jahaira Urresta, Mónica Palacios, Viviana Veloz, Pierina Correa, Paola Cabezas, además de Ferdinan Álvarez que se separó de esa organización política.

Algunos  de los nuevos ministros también estuvieron presentes, como Gabriela Sommerfield, la canciller designada; la joven futura ministra de Ambiente, Sade Fritschi; el nuevo ministro de Deporte, Andrés Guschmer, y al único ministro de Lasso que seguirá en funciones, el de Turismo, Niels Olsen.

La nueva canciller, Gabriela Sommerfeld.  Fotos: Luis Argüello / PlanV

Verónica Abad llegó acompañada de un gran grupo familiar. Le seguían su pareja, tres pequeños y al parecer sus padres. También estuvo presente el vicepresidente saliente, Alfredo Borrero.

La vicepresidenta Verónica Abad llegó a la ceremonia pocos minutos antes que Noboa.  Fotos: Luis Argüello / PlanV

Daniel Noboa llegó de la mano con Luisa, su hija mayor, quien estaba vestida de morado, mientras que su esposa Lavinia Valbonesi, lució un abrigo morado y un vestido amarillo pastel. El pequeño Alvarito, nombrado así por su abuelo, tuvo dificultades con unos de sus zapatos morados (que hacía juego con su short del mismo color) y para cuando la familia presidencial llegó a Carondelet lo había perdido. La nueva familia presidencial posó para un retrato en el Despacho que ha ocupado Lasso durante estos dos años. Así empezó el gobierno de Daniel Noboa. 

La familia presidencial fue recibida en el vestíbulo de la Asamblea por el presidente de la Legislatura, Henry Kronfle.  Foto: Fernando Sandoval / Asamblea Nacional

GALERÍA
Daniel Noboa asumió el poder renunciando a las revanchas pero entre tensión y desplantes
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El agónico río Machángara espera un millón de amigos
Redacción Plan V
Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V