Back to top
12 de Enero del 2022
Historias
Lectura: 12 minutos
12 de Enero del 2022
Fermín Vaca Santacruz
Piedad Córdoba golpea en los medios quiteños: sin piedad
0

Fotomontaje: PlanV

 

La ex senadora de Colombia se conectó con dos medios de distinta tendencia en Quito, para arremeter contra el asambleísta Fernando Villavicencio. Con su estilo inconfundible, la política del turbante insultó al legislador ecuatoriano con todo el arsenal del argot del país vecino. Pero las dos entrevistas mostraron sus facetas: dulce y simpática con un medio correísta; feroz y acerada con otro de línea menos progresista. Las declaraciones provocaron un incidente internacional.

Ayer conocimos dos versiones de Piedad Córdoba, la polémica política colombiana que, tras el viaje de Fernando Villavicencio a Bogotá, para reunirse con el presidente Iván Duque, decidió arremeter contra el legislador, primero desde su cuenta de Twitter y, luego, desde dos entrevistas concedidos a dos medios quiteños muy distintos en cuanto a línea editorial. Dos caras de la misma moneda, aunque con el mismo mensaje, que terminó provocando un incidente internacional. 

La primera versión de Piedad Córdoba salió en la mañana en Radio La Calle, un medio que no oculta sus simpatías por el correísmo y que es dirigido por el periodista Juan Carlos Cabezas. Desde el país vecino, Córdoba se conectó con La Calle por medio de su Iphone, que sostenía desde abajo, en un ángulo que le mostraba la cara en contrapicado y sin el turbante que es su marca característica. Esta fue la Piedad buena. Dulce, hasta amigable, seguro porque le dijeron que Cabezas es de confianza para sus amigos en Ecuador. Para ser una experta en comunicación política como afirma ser, Córdoba tenía muy mal encuadre y su rostro se veía con más techo que fondo. 

Pero más allá de los detalles formales, parecía una de esas señoras, muy amables, del país vecino, sacada de algún capítulo de Yo soy Betty La Fea, salvo por su acento más bien paisa que bogotano, pues la polémica política proviene de Medellín, en donde conoció de cerca a su rival político y paisano, Álvaro Uribe Vélez. 

Esta fue la Piedad buena. Dulce, hasta amigable, seguro porque le dijeron que Cabezas es de confianza para sus amigos en Ecuador. Para ser una experta en comunicación política como afirma ser, Córdoba tenía muy mal encuadre y su rostro se veía con más techo que fondo.

Con Cabezas, Piedad, la buena, se sintió evidentemente cómoda, lo que le permitió perder los estribos apenas moderadamente cuando recordaba a Fernando Villavicencio, a quien ya había amenazado con juicios en Colombia y en Ecuador, pues no le tiene miedo a venir a Quito.

Sin alzar apenas la voz, Piedad la buena explicó, de manera pausada, que no tenía nada que ver con Álex Saab, y denunció una conspiración internacional contra los líderes progresistas de la región. Un entusiasta Cabezas le pregunta "¿Qué hacer para que no se siga persiguiendo a los luchadores de izquierda?", cuestionamiento que Piedad, la buena, celebra como "extraordinario", mientras abre un paréntesis para contar que un medio de Miami le acusó de haber tenido una mina en Venezuela tras matar al campesino dueño del lugar.

Para evitar estas cosas, Córdoba propone un tribunal internacional que suplante a las justicias nacionales, tal vez en una instancia en foros como Celag, para los "luchadores de izquierda", exclusivamente, se entiende.

Y, sin exaltarse mucho, con un tono como de abuelita severa pero meliflua, calificó a Villavicencio como "atracador de calle", mientras seguía contando su trayectoria política, que incluye un secuestro por Carlos Castaño de las Autodefensas (a quien llamó "el criminal más grande de Colombia") y las inhabilidades que se declaron en su contra en su país, una de las cuales inclusive le costó el puesto de senadora, si bien logró levantar esa prohibición y ahora está en campaña para volver al Senado.

"Es un pedazo de burro", espetó, mientras dijo que ella no tiene ni carro ni casa ni fortuna. "Tengo 40 años de vida política y no me han acusado de corrupción", sostuvo, mientras dijo que no se podía imaginar "el cuadro" de estar haciendo negocios con Correa, Maduro y Chávez para Álex Saab. Correa, sobre todo, le parecía un personaje honestísimo, de esos que a cualquier propuesta de corrupción habría respondido mandando "a freír espárragos". 

"Es un pedazo de burro", espetó, mientras dijo que ella no tiene ni carro ni casa ni fortuna. "Tengo 40 años de vida política y no me han acusado de corrupción", sostuvo, mientras dijo que no se podía imaginar "el cuadro" de estar haciendo negocios con Correa, Maduro y Chávez para Álex Saab.

"¿Qué hacer con la izquierda en el poder con estos Villavicencios, con estos personajes?", pregunta un Juan Carlos Cabezas que no puede ocultar su admiración a la mujer del turbante, a lo que Piedad, la buena, responde que hablará con abogados extranjeros para pararlo y mandarlo a la cárcel, porque no se puede "destruir familias". Pero a pesar del tono, Piedad tenía los ejes de su mensaje: lo de Villavicencio son fake news y la "rata de alcantarilla" deberá pagar por ella. 

"Gracias por recordarnos que debemos decirle a estos tipos las cosas en la cara", le dice Cabezas, sin esconder su compromiso, y afirma que "brilla un poquito más el sol en la capital de los ecuatorianos cada vez que usted utiliza un epíteto", contra Villavicencio. Sobre los detalles de las acusaciones de Villavicencio, como el manifesto de vuelo de un jet privado en donde ella aparece ocupando la cabina junto con Álex Saab, el entusiasta entrevistador de La Calle no le preguntó. La entrevista en el medio digital tiene hasta el momento 8800 visualizaciones. 


Juan Carlos Cabezas de Radio La Calle tuvo un diálogo muy ameno y lleno de elogios con Piedad CórdobaFoto: Captura de Video de Radio La Calle.

Piedad, la mala

En la tarde, los ecuatorianos, que por primera vez en muchos años escuchábamos a la política del turbante, que aparece en varias fotos con Hugo Chávez y otros líderes del socialismo del siglo XXI, conoceríamos la otra faceta de Córdoba. Esta vez ya no era una abuelita colombiana de telenovela.

Era, más bien, una de esas discípulas de Cobra Kai: "golpear primero, golpear fuerte, sin piedad". Piedad, la mala, apareció en Notimundo, invitada por el periodista Fausto Yépez, quien también trabaja en el noticiero de Teleamazonas. Y empezó a lanzar golpes sin piedad, nuevamente, contra Villavicencio, al que trató de roedor "con el perdón de las ratas", como anticipó Cabezas. 

Aquí la entrevista duró la mitad que en La Calle. Esta vez Córdoba lucía su turbante y se había colocado el Iphone en el regazo. Tenía el mismo mensaje que en la radio anterior: no tengo nada que ver con Saab, ni tengo nada que ver con el SUCRE, ni con ningún lavado de activos. Todo iba bien hasta que Yépez le preguntó sobre el viaje en el jet. "A mi no me van a poner contra la pared, a mi me respetan", dijo Piedad, la mala, quien empezó a alzar la voz, mientras negó rotundamente tener nada que ver con el supuesto vuelo en el que habrían estado ella y su hijo. 

Y reiteró que nunca ha venido a Ecuador a "hacer negocios" con Correa o con ningún funcionario del Estado ecuatoriano, aunque admitió que vino a nuestro país a actividades políticas durante el gobierno de Correa. "Nunca he viajado a ninguna parte con Álex Saab", dijo, Piedad, la mala, que del tono de abuelita paisa de la mañana pasó al de madre indignada, mientras le mandaba a "utilizar el cerebro" a  Yépez. 

"Nunca he viajado a ninguna parte con Álex Saab", dijo, Piedad, la mala, que del tono de abuelita paisa de la mañana pasó al de madre indignada, mientras le mandaba a "utilizar el cerebro" a  fausto Yépez.

"Usted no está hablando con una aparecida, no sea bobo", le espetó, mientras dijo que las acusaciones de Villavicencio eran "pura mierda" y le exigió que "le respete" y que "no le salga con pendejadas". 

Pero si Piedad, la mala, quería intimidar a Yépez, el periodista no se dejó. Le preguntó qué le parecía que Duque recibiera a Villavicencio, y ella lo atribuyó a la política interna colombiana y al pago de favores con sus colegas ecuatorianos. Destacó que si bien hay un proceso penal contra Saab en Estados Unidos, aseguró que no hay ninguno contra ella. "Águila no caza moscas", sentenció, destacando que sino le dió miedo Carlos Castaño, no le iba a intimidar la "ratica", como insistió en referirse a Villancencio. Piedad, golpeando primero, fuerte y sin piedad. 

Y de arremeter contra Villavicencio y Yépez, Piedad, la mala, decidió meternos en el saco a todos los ecuatorianos, presumiendo que los colombianos son "distintos a nosotros" porque ellos sí defienden su soberanía.

Y de arremeter contra Villavicencio y Yépez, Piedad, la mala, decidió meternos en el saco a todos los ecuatorianos, presumiendo que los colombianos son "distintos a nosotros" porque ellos sí defienden su soberanía. "Ustedes qué van a defender soberanía hombre", le lanzó a Yépez, a quien acusó de no saber de derecho, a pesar de que el periodista está por terminar su segunda carrera, precisamente como abogado. A esa altura ya estaba claro que, como me decía un ex canciller ecuatoriano, los vecinos del norte siempre nos miran por encima del hombro, cual al hermanito menor. 

Luego enumeró los delitos de calumnia e injuria que piensa plantear contra Villavicencio, mientras arremetió contra el presidente Duque y el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó ("otro mequetrefe"). Al terminar la entrevista, Yépez, lejos de agradecerle profundamente, le hizo notar que había atacado a la soberanía e instituciones del Ecuador. La tensa entrevista tuvo cerca de 8200 visualizaciones.


Fausto Yépez no perdió la calma en el encontronazo con Piedad Córdoba. Foto: Captura de video programa Notimundo

El feroz ataque contra el pueblo ecuatoriano motivó un pronunciamiento de la Embajada del Ecuador en Bogotá, a cargo del embajador Rafael Paredes, quien acompañó a Villavicencio y otros dos legisladores al Palacio de Nariño. En su cuenta de Twitter, la Embajada rechazó las expresiones de Piedad, la mala. 

[RELA CIONA DAS]

Asambleísta de UNES pide sanción para F. Villavicencio por "incitar el odio" en contra de Correa
Redacción Plan V
Caso Saab: escritor Samper Pizano defiende a Piedad Córdoba y califica de "caricatura" investigación ecuatoriana
Redacción Plan V
Negocios son negocios
Juan Cuvi
Caso Saab: las amenazas de Piedad Córdoba contra Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
La sutil destrucción de diario El Comercio
Rubén Darío Buitrón
GALERÍA
Piedad Córdoba golpea en los medios quiteños: sin piedad
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La justicia ha absuelto a la mayor parte de policías procesados desde 2016
Redacción Plan V
David Cordero: sobre la seguridad, el Gobierno construye una serie de falacias
Redacción Plan V
El costo de la violencia contra las mujeres en la universidad supera los 68 millones anuales
Redacción Plan V
Salud dedica un tuit a disculpas ordenadas por la Corte IDH
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Asambleísta de UNES pide sanción para F. Villavicencio por "incitar el odio" en contra de Correa
Redacción Plan V
Tribunal declaró culpable a Santiago Olmedo por disparar "por la espalda"
Redacción Plan V
La condena contra Santiago Olmedo abre una profunda grieta
Fermín Vaca Santacruz
¿Qué es la "plica" del ISSPOL y por qué causa inquietud entre los policias?
Fermín Vaca Santacruz