Back to top
15 de Agosto del 2022
Historias
Lectura: 8 minutos
15 de Agosto del 2022
Lorena Mendoza y Guísela Loayza
Perú: la demanda de Perenco que buscaría parar la Reserva Napo Tigre
0

En las amazonías de Ecuador y Perú viven cientos de pueblos no contactados.  Foto: Organización ORPIO

 

En Perú, la petrolera Perenco presentó una demanda contra la creación de la Reserva Indígena Napo Tigre. Hay sectores que se manifiestan en contra del enfoque de interculturalidad (el cual es política de Estado), y del derecho a la consulta previa, ya que afirman que estos traen segregación entre los pueblos indígenas y los no indígenas; entre otra serie de afirmaciones que repiten los mensajes del “bolsonarismo” brasilero.

Perú - El pasado 25 de julio se dio un paso adelante en el proceso de creación de la Reserva Indígena Napo Tigre, al norte de Perú. La Comisión Multisectorial establecida por la Ley N° 28736, Ley para la Protección de los Pueblos Indígenas en Situación de Aislamiento y Contacto Inicial (PIACI), aprobó el Estudio Previo de Reconocimiento (EPR, de carácter científico antropológico). Dicho estudio expone 292 pruebas que confirman de manera irrefutable la presencia de pueblos indígenas en situación de aislamiento en el ámbito de la solicitud de Reserva Indígena Napo Tigre, la cual se extiende entre las provincias de Maynas y Loreto de la Región Loreto, Perú en la zona de frontera con Ecuador. Además, se establece que estos pueblos serían de filiación cultural Aewa, Taushiro, Tagaeri, Taromenane y Zaparo.

La victoria para los pueblos amazónicos responde a los esfuerzos de la Asociación Interétnica para el Desarrollo Selva Peruana - AIDESEP, organización indígena nacional peruana y su base en Loreto, la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente - ORPIO, ambas integrantes de la Iniciativa Cuencas Sagradas Amazónicas (ver más). Juntas presentaron al Estado peruano el 2003 unos estudios realizados en la zona para exponer los indicios de la existencia de pueblos en aislamiento y en consecuencia, solicitaron establecer el área para su protección (denominada Reserva Indígena*).

Pese a la contundencia del EPR la empresa PERENCO PERÚ PETROLEUM ha demandado en mayo de este año, al Ministerio de Cultura, ente rector en la política de protección de los derechos de los PIACI, pretendiendo anular la calificación favorable del año 2015 con la que se inició el procedimiento para la creación de la reserva. La petrolera opera 2 lotes (37 y 64) en el territorio de los pueblos reconocidos.

La superposición de los lotes al territorio de los pueblos en aislamiento es la principal causa para que el Estado peruano haya demorado 19 años en comprobar la presencia de estos pueblos en la zona de la reserva solicitada. Con todo ello, la aprobación del EPR es un hito que fortalece la obligación del Estado de establecer medidas preventivas alrededor de dichos territorios, con el fin de proteger a los PIA y mejorar la atención en servicios públicos para las comunidades nativas cercanas. 

292 pruebas que confirman de manera irrefutable la presencia de pueblos indígenas en situación de aislamiento en el ámbito de la solicitud de Reserva Indígena Napo Tigre, la cual se extiende entre las provincias de Maynas y Loreto de la Región Loreto, Perú en la zona de frontera con Ecuador. Además, se establece que estos pueblos serían de filiación cultural Aewa, Taushiro, Tagaeri, Taromenane y Zaparo.

No obstante este importante avance, la protección efectiva de los pueblos aislados del Napo Tigre aún es lejana, ya que para lograr la  delimitación de sus territorios, se deberá elaborar un estudio adicional, que será evaluado por la mencionada Comisión Multisectorial para la posterior emisión de un decreto supremo, en caso de resultar favorable. La delimitación del territorio es la última etapa del proceso para crear la reserva la cual es de alta exigencia pues es necesario que se identifiquen las zonas de vida, asentamiento, aprovechamiento de recursos y de tránsito de los pueblos indígenas en aislamiento, caso contrario, de no protegerse estas zonas conllevaría su exterminio físico y la vulneración de su continuidad como colectivos. Es precisamente esto último, uno de los puntos controvertidos en el caso de los Pueblos Tagaeri Taromenane en situación de aislamiento contra el Estado de Ecuador, llevado ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, cuya audiencia pública se llevará a cabo este próximo 23 de agosto. 

En paralelo a la demanda interpuesta por la petrolera PERENCO, el Gobierno Regional de Loreto aunado a una asociación privada, la cual congrega a un sector del empresariado loretano interesado en los recursos de los territorio indígenas y en realizar proyectos de infraestructura afines a sus empresas, han puesto en marcha una campaña política y de carácter desinformativo para derogar la Ley PIACI, basándose en negar que existan pueblos en aislamiento en Loreto. Su argumento principal afirma que las Reservas Indígenas traen pobreza a la región y que la protección de los PIACI responden a otros intereses para “internacionalizar la amazonía” y “vulnerar la soberanía del Perú”. Asimismo, dicha asociación impulsa la campaña “No al Acuerdo de Escazú”, se manifiesta en contra del enfoque de interculturalidad (el cual es política de Estado), y del derecho a la consulta previa, ya que afirman que estos traen segregación entre los pueblos indígenas y los no indígenas; entre otra serie de afirmaciones que repiten los mensajes del “bolsonarismo” brasilero.

Esta campaña desinformativa, aprovecha que en el Perú un gran sector de la sociedad desconoce de la existencia de los PIACI, así como del marco legal para su protección a nivel nacional e internacional (a diferencia del Ecuador, donde se han realizado esfuerzos para difundir los derechos de los pueblos indígenas incluso los PIA).

Negar la existencia de los PIACI en Loreto es un acto de extrema violencia, tan atroz como la que sus antepasados tuvieron que enfrentar durante el “Boom del Caucho”. La estrategia de aislarse para sobrevivir cuestiona que se trate de una decisión voluntaria, adoptaron este modo de vida por que de lo contrario serían asesinados o esclavizados.

Al ser estos pueblos “ecosistémicos”, es decir que están intrínsecamente relacionados con su entorno natural, y al utilizar sus territorios de manera extensiva (permitiendo así su recuperación natural), la lucha que llevan por más de 500 años, por su propia supervivencia, ha contribuido de innegable manera a la conservación de grandes extensiones de bosques amazónicos, indispensables para sostener el frágil equilibrio climático del planeta en nuestros días. Hecho que nos lleva a reflexionar sobre la importancia de su existencia, lo mucho que les debemos como sociedad, y las acciones que podemos realizar para apoyar la resistencia de las organizaciones indígenas que defienden sus derechos.
 

Las autoras:

Lorena Mendoza, Activista y comunicadora de la Iniciativa Cuencas Sagradas. Es graduada en Ciencias y Artes de la Comunicación de la Pontificia Universidad Católica del Perú con estudios de Género en Flacso Argentina.

Guisela Loayza, asesora legal de la Iniciativa Cuencas Sagrada. Profesional en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú, es Máster en Estudios Avanzados en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid.

GALERÍA
Perú: la demanda de Perenco que buscaría parar la Reserva Napo Tigre
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Ecuatorianos en Argentina: migrar para estudiar
Mayra Caiza
Las claves para entender la situación de Coca Codo Sinclair
Redacción Plan V
Asesinan a Leandro Norero antes de que sea procesado por narcotráfico
Redacción Plan V
La propiedad de la antigua hacienda del INIAP provoca un conflicto social en el cantón Mejía
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Dos indicios y el rastreo de la señal del celular de Cáceres llevaron al cuerpo de María Belén Bernal
Redacción Plan V
¿Cómo escapó el policía Germán Cáceres? Y los datos oficiales inexactos sobre la desaparición de María Belén Bernal
Redacción Plan V
Disección al edificio de los oficiales, un enigma dentro de la Escuela de la Policía
Redacción Plan V
¿Crimen de estado?
Gabriel Hidalgo Andrade