Back to top
26 de Mayo del 2019
Historias
Lectura: 16 minutos
26 de Mayo del 2019
Redacción Plan V
De contrabando en el Ecuador: desde un alfiler hasta un elefante
0

Foto: Luis Argüello

La presencia de cigarrillos chinos en el mercado nacional implica que el fisco no recauda el impuesto a los consumos especiales que grava ese producto. 

 

El contrabando de productos como licores, electrodomésticos, cigarrillos, ropa y textiles continúa en el país. Buena parte de la mercadería llega al Ecuador desde Asia, haciendo escala en Panamá y Buenaventura. Los perjudicados son el fisco y los consumidores, que pagan lo mismo mientras aumentan las ganancias de los contrabandistas.

Celulares, ropa, textiles, electrodomésticos, zapatos, leche, arroz, cosméticos y cigarrillos, son algunos de los productos que ingresan al país de contrabando cada año. En especial, por la frontera norte, procedentes del Asia, vía Panamá y Colombia. Se sabe que los productos asiáticos llegan a Panamá y de ahí pasan al puerto colombiano de Buenaventura, desde donde las mercaderías abastecen al Ecuador sea por importación legal o por contrabando terrestre. 

No es exagerado decir que en el Ecuador, todo aquello que se puede comprar puede provenir del contrabando. Desde un alfiler hasta un elefante.  Lo malo es que eso no beneficia al consumidor, pues algunos productos se venden tan caros como los legales siendo la ganancia solo para los comerciantes que no cumplen con la ley. 

Los altos precios de los productos en el país son  una de las causas. Mientras una TV Sony de 32 pulgadas se consigue en Colombia por el equivalente de USD 381, en el Ecuador puede valer hasta USD 573, lo que significa una variación del 150%. Si en el país vecino una botella de whisky Jhonny Walker black cuesta USD 31, en el Ecuador vale USD 40. Un Iphone 7 se puede conseguir en Colombia hasta en USD 917, pero puede llegar a costar en Quito USD 1439. El Galaxy S7 de Samsung se vende en Colombia a USD 827 y en el Ecuador en USD 1000. Si alguien viajara al país vecino a comprar todos estos artículos y no gastara nada en el viaje, pagaría USD 2157 y ahorraría USD 895 con relación a comprarlos en el Ecuador. Algo similar ocurre con una marca de cigarillos chinos, Silver Elephant, cuyas cajetillas se venden en Colombia a USD 0,44 mientras en el Ecuador se expenden a USD 1,20, lo que significa que quienes las contrabandean tienen ganancias del 180%. 

USD 573  PUEDE LLEGAR A COSTAR EN ECUADOR UNA TELEVISIÓN SONY DE 32 PULGADAS, DEL MISMO MODELO QUE EN COLOMBIA CUESTA USD 381, UNA VARIACIÓN DEL 150%. 

La acción del Senae

Según el Servicio Nacional de Aduanas (Senae) en el 2017 se incautó contrabando valorado en USD 40 millones. Para María Alejandra Muñoz, directora nacional de Aduanas, el comercio ilegal genera pérdidas anuales de hasta USD 400 millones al año en impuestos que no se declaran.

Si alguien viajara al país vecino a comprar  una TV, dos celulares, una botella de whisky  y no gastara nada en el viaje, pagaría USD 2157 y ahorraría USD 895 con relación a comprarlos en el Ecuador.

El contrabando, explica la funcionaria, se puede clasificar en uno "técnico" que realizan los propios importadores que ingresan mercadería por los puertos y aeropuertos sin declararla de manera correcta, y, por tanto, evadiendo los impuestos respectos, y otro informal o "abierto", que realizan personas en especial en la frontera norte del país, donde con camiones o vehículos particulares se ingresa al país pequeñas cantidades de contrabando lo que, sin embargo, es coordinado también por redes de contrabandistas que surten a ciertos almacenes en todo el país. 

Muñoz cree también que es necesaria una intervención integral en el combate al contrabando, pues debe haber un mayor control del lavado de activos, en especial, por parte de la Unidad de Análisis Financiero del Ministerio de Finanzas. El Servicio de Rentas Internas también debe analizar las cuestiones tributarias, y el Estado debe vigilar el mercado para conocer qué productos se venden más barato de lo que deberían. 

En el perfil de Facebook del Servicio de Vigilancia Aduanera, el cuerpo policial que custodia las fronteras, es posible ver fotos y vídeos de los operativos que, cada semana, realizan los aduaneros.

Los aduaneros se emplean a fondo en los pasos de frontera, en especial, en la provincia de Carchi, donde redes de contrabandistas pasan en pequeñas cantidades mercadería no declarada. Detienen buses, camiones y camionetas, y con frecuencia encuentran cajas con celulares, zapatos, ropa, repuestos de maquinaria, toner para impresoras, y hasta lavadoras y cocinas nuevas y empacadas. 

En especial en el norte del país, los aduaneros detienen buses, camiones y camionetas, y con frecuencia encuentran cajas con celulares, zapatos, ropa, repuestos de maquinaria, toner para impresoras, y hasta lavadoras y cocinas nuevas y empacadas.

Los aduaneros publican también vídeos de sus operativos. En varios de ellos, los contrabandistas, armados con palos, amenazan a los agentes ya sea en los pasos clandestinos de la frontera o en las propias calles de las poblaciones de la zona. Algunas de las capturas reportadas por los aduaneros han sido detenidas a poca distancia de Quito, como en el peaje de Cochasquí o en Tabacundo, en su mayoría provientes de Colombia.

Según canales de televisión locales del Carchi, en el terminal terrestre de Tulcán es común ver grupos de personas que cargan fardos de ropa o zapatos u otra mercadería, proveniente de Colombia, para transportarla hacia el interior del país. La Senae no estaría realizando controles efectivos en el interior del terminal terrestre de Tulcán. 

50,1 SOBRE 100  es la calificación que sacó ecuador en la lucha contra el contrabando según la Alianza transnacional para combatir el comercio ilícito. 

En una investigación publicada por la Unidad de Inteligencia de The Economist por encargo de la Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito, y que fue presentada el año pasado, Ecuador está en el puesto 60 de 84 países analizados en el Índice del Entorno Global del Comercio Ilícito, con 50,1 de calificación sobre 100. Según el informe, la mayoría de los países de la región, como Argentina, Perú, Colombia, Brasil, México, Uruguay y Paraguay acumulan un puntaje entre 34 y 66. Solo Chile supera la marca (69,1) y se ubica en el grupo de los países de Europa occidental y América del Norte, que son los más eficientes en la lucha contra el contrabando. 

Pero a pesar de los controles, y de las constantes capturas, hay quienes estiman que no se llega a detener un porcentaje realmente importante del contrabando en el país. Para Carla Muirragui de la Cámara de Industrias y Produccción,  no se detiene ni el 10% del contrabando que entra al país. Solo en cigarrillos, se incautaron en 2018  USD 11,5 millones “y estimamos que el contrabando que sí ingresó al país fue de unos USD 120 millones”.

Para Javier Díaz, de la Asociación de Industrias Textiles,  en el caso de las prendas de vestir, hasta el 45% podrían haber sido ingresadas bajo alguna forma de contrabando técnico.

Si quiere vestirse de seda...

Javier Díaz, de la Asociación de Industrias Textiles, explica la magnitud del contrabando, en especial, de ropas y telas en nuestro país. Según el dirigente gremial, en el contrabando técnico de telas, hasta un 70% del material que se comercializa en el país sería de contrabando (el año pasado entraron 60 mil toneladas), mientras que en el caso de las prendas de vestir, hasta el 45% podrían haber sido ingresadas bajo alguna forma de contrabando técnico. En ropa, explica el ejecutivo, ingresaron al país en 2018 14 mil toneladas, lo que significa millones de prendas de vestir. Díaz cree que esto perjudica a los comerciantes y productores formales de ropa del país. Las ventas anuales de los textileros habrían bajado en 200 millones anuales lo que habría perjudicado el empleo. 


En el sector textil, se cree que hasta el 45% de la ropa que entra al país está subvalorada o pasa de contrabando.

Díaz agrega que “el 80% de este contrabando viene de China, donde un kilo de tela cuesta tres dólares, mientras en el país está en 8,80 dólares”, y precisa también que “la producción en nuestro sector ha caído 12% en los últimos cuatro años. Antes había 426 empresas, ahora hay 315". 

¿Los aranceles tienen la culpa?

El problema del contrabando, afirma el economista Alberto Acosta Burneo, al igual que su colega, Walter Spurrier se reducirá cuando los aranceles ecuatorianos estén al mismo nivel que los de los países de la región. 

El problema del contrabando, afirma el economista Alberto Acosta Burneo, al igual que su colega, Walter Spurrier se reducirá cuando los aranceles ecuatorianos estén al mismo nivel que los de los países de la región.

Para Spurrier, "el impuesto al producto legal cuyo consumo se quiere disuadir no debe ser tan alto como para que se lo pueda traer de contrabando a pesar de esos costos y riesgos. En Ecuador, el impuesto es tan elevado que desborda la capacidad de control de las autoridades. El resultado: se desplomaron las ventas de cigarrillos de producción nacional. Menos empleo, menos recaudación tributaria", explicó el economista. Spurrier dijo también que los altos impuestos no solo provocan contrabando, sino otras distorsiones: "para ayudar a la operadora estatal de telefonía móvil, se gravó a las privadas con una escala: mayor impuesto por mayor participación en el mercado. Lo que se logró es que las telefónicas frenen la inversión, puesto que a mayor venta, menores utilidades. Para estimular la competencia en el mercado de cervezas, se grava más a las cervezas de mayor consumo. Resultado: las cervezas extranjeras paga menos ICE que las nacionales".

Spurrier cree que esto ocurre en el Ecuador porque "los altos aranceles empujan a la ciudadanía a viajar a Ipiales o Aguas Verdes a comprar productos que bien pudieran adquirir en el vecindario, ahorrando tiempo y combustible, generando IVA para el fisco, y plazas de empleo en comercios. Pero seguimos manteniendo aranceles exagerados". 

Acosta Burneo, de su lado, enfatiza que "el contrabando morirá por sí solo" cuando tengamos los mismos aranceles que Colombia y Perú, pues, en ese momento, "ya no tendrá sentido contrabandear".

El caso de los cigarrillos

Mauricio Sáenz, gerente de Asuntos Públicos de Itabsa. 

Aunque son varios los sectores afectados por el contrabando en el país, la industria tabacalera es una de las que se considera más damnificadas tanto por los altos impuestos que paga cuanto por el abierto contrabando de tabaco que llega al país, en especial, procedente de China.

Según un estudio de la industria tabacalera ecuatoriana, en 2015 solo el 18,6% de los cigarrillos que se consumían en el país provenían del contrabando. Para febrero de 2018, en cambio, se estima que el 55,2% de los cigarrillos es contrabando.  Mauricio Sáenz, vocero de Itabsa quien hasta hace pocos meses se desempeñaba en un cargo similar en Phillip Morris en Nueva York, esto significa que de cada dos cigarrillos que se consumen en el país, 1,1 son de contrabando.

Sáenz sostiene que debido al aumento de cigarrillos que no pagan impuestos en el mercado local, entre 2015 y 2018 el Estado ecuatoriano ha dejado de recibir por lo menos 436 millones de dólares por concepto de Impuesto a los Consumos Especiales no recaudado. 

Mauricio Sáenz, vocero de Itabsa quien hasta hace pocos meses se desempeñaba en un cargo similar en Phillip Morris en Nueva York, esto significa que de cada dos cigarrillos que se consumen en el país, 1,1 son de contrabando.

De los cigarrilllos de contrabando que se venden en el país, el 69,6% provienen de China, el 22,2% de Colombia y el 6% de la India. Las marcas chinas más comunes son Silver Elephant, Modern, Marshal, Golden Deer y Brass. Silver Elephant tiene una penetración del 29% del mercado nacional. 


Las marcas chinas dominan el mercado nacional y la venta informal en las calles del país.

Sáenz explica que cada cajetilla legal que se vende en el país cuesta USD 5,10 mientras que las marcas chinas se pueden obtener por USD 1,20. Es decir, que el Estado pierde USD 3,78 por cada cajetilla de contrabando. Los productos legales muestran en sus cajetillas una campaña en donde se aprecia a enfermos de cánceres muy severos como posible consecuencia de fumar, mientras que los de contrabando no tienen ningún tipo de advertencia.

Los cigarillos de contrabando, explica un estudio contratado por Itabsa a la firma MS Intelligence, circulan más en ciudades portuarias como Manta y Esmeraldas, así como en localidades de la Costa como Santo Domingo, Milagro, Durán, Quevedo, Guayaquil y Portoviejo. Es menor su presencia en Quito, Cuenca, Loja y Ambato. Se hizo un muestreo de 3000 cajetillas en las quince principales ciudades del país. 

El impacto económico de esta problemática ha complicado la situación de la industria tabacalera en nuestro país, apunta Sáenz. Así, entre 2014 y 2018 se han perdido un 35% de empleos directos, y ha caído en un 47% la cantidad de personas que cultivan tabaco, en especial, en Guayas y Los Ríos. Las hectáreas cultivadas han caído en un 60%, las exportaciones en un 33%, y el pago del impuesto a la renta en un 28%. La planta de Tanasa, que fabrica cigarrillos en el sur de Quito, opera apenas al 18% de su capacidad. 

El ejecutivo de Itabsa explica que el impuesto a los Consumos Especiales tuvo un incremento del 73% entre 2015 y 2016, lo que produjo una caída de ventas del 64% en los últimos cinco años. 

Pero Saénz afirma que la baja de la recaudación del ICE no se debe a la caída del consumo exclusivamente, sino a la presencia de cigarrillo de contrabando. "Si la tendencia no cambia, el Estado perdería USD 141 millones en 2019".

"Si la tendencia no cambia, el Estado perdería USD 141 millones de ICE en 2019" explica Mauricio Sáenz de Itabsa.

Según los datos de Itabsa, durante buena parte del correato, es decir, entre 2010 y 2018, sí se produjo una baja en el volumen de producción de la industria, que pasó de 2´500.000 de cigarrillos en 2010 a 1´597.000 millones en 2018. Lo que ha ocurrido es que los cigarillos consumidos son cada vez más de los de contrabando y no de los que tributan al fisco, explica Sáenz. El pico de recaudación de ICE se alcanzó en 2015, con USD 196 millones, mientras que en 2018 bajó a 112, con un aumento considerable del cigarrillo que no paga impuestos.

"La caída en ventas legales no se traduce en una reducción proporcional del consumo", explica Sáenz, quien cree que es necesario un mayor control del contrabando y la necesidad de revisar algunas medidas tributarias en el sector. 

 

 

GALERÍA
De contrabando en el Ecuador: desde un alfiler hasta un elefante
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Asamblea en blanco y negro: la educación, los impuestos y los cargos de los nuevos legisladores
Susana Morán
No hay más: toca subir los impuestos a los ricos
Juan Cuvi
Alberto Dahik da lecciones de economía
Redacción Plan V
Ya es tarde para componer la economía
Gonzalo Ortiz Crespo

[MÁS LEÍ DAS]

La empresa del Hotel Quito se descapitalizó por más de USD 28 millones
Fermín Vaca Santacruz
Arroz Verde: ‘Correa disponía, supervisaba y aprobaba’
Redacción Plan V
El arma del asesinato de Gavys Moreno fue hallada en la cárcel de Latacunga
Redacción Plan V
Todo se sabía
Juan Cuvi