Back to top
12 de Septiembre del 2016
Historias
Lectura: 16 minutos
12 de Septiembre del 2016
Redacción Plan V
Agustín Grijalva: "no podemos criticar a Correa reproduciendo su mentalidad"

Fotografías: Luis Argüello

Abogado y politólogo, Agustín Grijalva se desempeñó como vocal del Consejo de Educación Superior. Actualmente ha vuelto a tiempo completo a la Universidad Andina. 

El precandidato al rectorado de la Universidad Andina rechaza actitudes intolerantes y descalificadoras desde el interior del propio centro de estudios que, dice, no son la mejor forma de hacer frente al autoritarismo correísta. Su propuesta se centrará en ampliar el cogobierno y robustecer la democracia interna en esa universidad de posgrado.

Agustín Grijalva

Es abogado, y doctor en Jurisprudencia por la  Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Quito (PUCE); Máster en Ciencias Políticas, University of Kansas, Lawrence; PhD en Ciencia Política, University of Pittsburgh. Actual precandidato a rector de la Universidad Andina Simón Bolívar. 

En el campus de la Universidad Andina Simón Bolívar, al centro norte de Quito, se respira calma. Las actividades se desarrollan con normalidad en ese centro de posgrados, a pesar de que está por cumplirse un año de una agria disputa por el rectorado, que quedó vacante tras la salida de Enrique Ayala Mora.

Aunque el Gobierno ha suspendido la entrega de recursos para la Universidad, por considerar que está en acefalía, ésta continúa funcionando normalmente, a la espera de que se logre destrabar el bloqueo que impide que se nombre un rector titular. Por lo pronto, y mientras una comisión de académicos extranjeros busca un acuerdo que facilite esa designación, hay dos precandidatos para suceder a Ayala Mora, en un nuevo proceso. Se trata de Agustín Grijalva, catedrático del área de Derecho y hasta hace pocas semanas miembro del Consejo de Educación Superior (CES) y del rector encargado, el médico Jaime Breilh.

Grijalva se separó hace tres semanas del CES y se reincorporó como profesor a tiempo completo de la Universidad Andina. 

Ninguno de los dos se ha postulado oficialmente todavía, en gran medida, porque no hay un acuerdo ni un cronograma para lograr concretar la designación de rector. No obstante, Grijalva conversó con PLANV sobre su evaluación de esta crisis y las perspectivas para superarla. 

¿Cómo evalúa usted la crisis que se ha producido en la Universidad Andina? ¿Es esta la coyuntura más difícil desde su fundación?

Creo que es un conflicto en donde ha terminado interviniendo hasta el presidente de la República. Es lamentable que se haya prolongado tanto, que haya generado un ambiente de intranquilidad, cuando la actividad académica requiere serenidad y tranquilidad. En la Universidad hay varias visiones sobre este conflicto, creo que el rector encargado lidera un sector, pero habemos otros sectores con visiones distintas sobre qué se debía hacer y cuándo había que hacerlo. Hubo una última reunión del Consejo Superior pero resulta que no se produjo un documento por escrito en donde constaran los acuerdos. Me parece que una negociación tan compleja ameritaba que se escriban los términos de una solución al conflicto. Desde un sector de la Universidad se ha llamado a la unidad, a suspender las diferencias y debates internos, para apoyar al rector encargado. Se ha dicho que debemos estar unidos como un ejército, porque supuestamente estamos en guerra con un enemigo externo. Pero una universidad no es cuartel y no puede ser jamás comparada con un cuartel. La mejor manera de defender una universidad no es pretender que deje de serlo, las diferencias, las distintas visiones, el pluralismo, la crítica deben mantenerse. Es grave que un gobierno, o un partido político quieran controlar una universidad con el propósito de eliminar el pluralismo y la crítica. Pienso que debemos llegar a acuerdos fundamentales para defender la institución, yo he respaldo desde el CES varias posiciones, pero creo que hay por lo menos dos visiones distintas.

"Se ha dicho que debemos estar unidos como un ejército, porque supuestamente estamos en guerra con un enemigo externo. Pero una universidad no es cuartel y no puede ser jamás comparada con un cuartel. La mejor manera de defender una universidad no es pretender que deje de serlo, las diferencias, las distintas visiones, el pluralismo, la crítica deben mantenerse".

¿Cuáles son los elementos de esa visión distinta a la del grupo del doctor Breilh?

Bueno, Jaime Breilh ha hablado de la presencia, en su criterio no aceptable, de "disidentes" en esta universidad, y también ha tenido otras expresiones como las de "minorías miserables" o de "traidores", cosas así que son inaceptables. Creo que todos hemos estado unidos en los momentos críticos, pero a mí y a mucha gente que me respalda nos preocupa esta mentalidad, que reproduce sinceramente la actitud uniformizante que viene del Gobierno de Correa. No podemos ser críticos frente a eso reproduciendo esa lógica, creo que eso es inaceptable e intolerable en una universidad. 

¿Pero no es esa la práctica política tradicional en cierta izquierda en el Ecuador? ¿Por qué deberían actuar de forma diferente personas con esos referentes?

Porque esta es una universidad líder en la región, en donde por muchos años ha habido libertad de cátedra, aquí encontramos todavía docentes, estudiantes, investigadores de diversas tendencias ideológicas. Esta universidad que concreta una tradición intelectual del país que viene desde los años 70, conformada por intelectuales ecuatorianos que estaban prestos a dialogar, pese a sus posiciones ideológicas distintas. Estaban dispuestos a dialogar, a discutir, a analizar juntos los problemas nacionales con una actitud abierta. Eso es lo mejor que puede pasar en una universidad. Me parece que eso hay que defenderlo, la universidad debe ser el bastión de la crítica y de la propuesta frente a cualquier influencia homogenizante de tipo gubernamental o partidista. 

¿Se puede afirmar entonces que hay una polarización al interior de la Universidad Andina? ¿Cuáles son sus propuestas si llega al rectorado?

Eso es algo que no se conocía lamentablemente. Es un fenómeno que está comenzando en muchas universidades, pero para evitarlo en la Andina, creo que debemos tener una mayor democratización. La Andina debe fortalecer el cogobierno, hay un Comité de Coordinación Académica donde no hay representantes de docentes, administrativos, graduados o estudiantes. Se debe fortalecer el autogobierno, porque es consustancial a la autonomía. Creo que debemos fortalecer la carrera docente y administrativa, como abogado y politólogo, creo que hay que fortalecer la institucionalidad, que haya un trato respetuoso y digno. También debemos fortalecer la igualdad de género, descentralizar procesos, esta universidad ha crecido. Debemos delegar lo delegable, pero lo más importante es recordar que la autonomía es para fortalecer el pluralismo, la democracia interna, frente a gobiernos o a injerencias partidistas. 

Usted ha denunciado una "estigmatización" contra quienes no comparten ciertas tesis aquí. ¿Usted creo que eso pueda afectar su postulación?

Estoy observando que esa estigmatización en mi contra no es creíble. Yo soy un constitucionalista que vengo criticando por ocho años al Gobierno de Correa. En mi actividad pública, desde la Constituyente de Montecristi. Ahí Alberto Acosta sugirió que yo presida la comisión de redacción de la Constitución. Cuando Alberto rompió con Correa yo también salí. En la Consulta Popular estuve por el No, luego me opuse a la explotación del Yasuní, he estado en contra de la releección indefinida, he apoyado a la Comisión Anticorrupción. En el CES defendimos la autonomía, pienso que la gente se le conoce por sus acciones, porque decir se puede decir cualquier cosa. Eso no quiere decir que no apoyé en el CES el cierre de 14 universidades, o mejorar el sueldo de los profesores públicos. Pero yo jamás he estado en una situación de subordinación al Gobierno. 

Entonces, ¿si a usted lo acusaran de "correísta" les respondería con esos hechos?

En la práctica política se juega más con la apariencia con la realidad. Me preocupa más una mentalidad de pensamiento único que solo reproduce el correísmo.

Pero, ¿en esta universidad en particular, no han encontrado cabida discursos radicales, como por ejemplo, cierto feminismo, o las prácticas ideológicas de lo que ya se empieza a llamar "izquierda regresiva"?

Esta ha sido una universidad de heterodoxias. Es un espacio muy importante de visiones críticas y alternativas. En el caso del propio Jaime Breilh, él es representante una visión de epidemiología crítica muy importante, en todos los campos tenemos líneas heterodoxas, pero por esa misma razón es necesario preservar el pluralismo y la democracia interna. 

"Esta ha sido una universidad de heterodoxias. Es un espacio muy importante de visiones críticas y alternativas,en todos los campos tenemos líneas heterodoxas, pero por esa misma razón es necesario preservar el pluralismo y la democracia interna".

Una comisión de académicos internacionales está tratando de buscar un acuerdo pero el problema de fondo es quiénes integran el Consejo Superior que designa al rector y cómo deben votar. Sin embargo, ya estamos en septiembre de 2016 y no hay una salida, ¿cree que se podrá viabilizar la elección?

Bueno, ese es el esfuerzo que está haciendo la comisión mediadora. Hay varios problemas, como posiciones irreductibles. El senador Luis Fernando Duque dice que el Consejo tiene diez miembros, acá se dice que ocho. Pero si nadie cede vamos a quedar trabados. Yo he sugerido que las dos personas cuestionadas no asistan, pero en la última negociación nunca quedó claro si el Consejo tiene ocho o diez miembros. El otro problema es el encargo del rector. Jaime Breilh ha indicado que va a renunciar si es candidato, pero desde el 11 de julio ha dicho que va a ser candidato a rector, pienso que ha lanzado su candidatura en términos comunicacionales por lo menos desde esa fecha. Ninguno de los dos nos hemos inscrito, pero hay que considerar que Jaime Breilh ha recibido una fuerte promoción de su figura personal, mientras que yo no tengo recursos ni medios institucionales. Le hemos pedido a la comisión mediadora que haya igualdad de condiciones para las dos partes, porque me siento en una cancha inclinada. Estimo que ha habido un éxito de todos y es que se va a elegir rector según lo que decida la mayoría de la comunidad universitaria. Para evitar que esa voluntar no se respete, yo he propuesto que nos presentemos los dos, pero el que pierda debe renunciar a su candidatura para que el Consejo Superior respete la decisión de la mayoría de manera obligatoria. Se necesita un reforma al estatuto para que haya sufragio universal, lo que sería para lo posterior. 

¿Cree usted que se respete la decisión de la consulta?

Entiendo que la comisión mediadora está tratando de garantizar esto. El origen del problema con la elección de César Montaño fue que no se quiso respetar su respaldo de nueve a uno. 

Este es un conflicto que también tiene un elemento político. Se han pronunciado tanto el presidente Rafael Correa cuanto Enrique Ayala Mora, quien es precandidato para los próximos comicios generales. ¿Cree usted que la figura del doctor Ayala Mora sigue gravitando en este conflicto?

Creo que eso ha sido parte de esa politización excesiva. Siempre he planteado que cualquier docente puede tener su militancia partidista, pero eso debe separarse del problema institucional de la Andina. La confrontación legítima que el doctor Ayala tiene como político con el Gobierno no debe confundirse ni mezclarse con la designación de rector en la Andina. La confusión de ambos procesos se ha dado por la politización.

Pero hay otros políticos de oposición en esta universidad, como César Montúfar, sin embargo, ahí no se ha producido esa confusión... ¿Se maneja mejor Montúfar?

Así debería ser. Tal vez se debe a que Ayala es un rector con un largo periodo. Esto puede haber incidido. 

Una de las acusaciones del Gobierno es que aquí ha habido malos manejos, como afiliaciones al IESS por debajo del valor legal. ¿Cómo enfrentaría estos problemas que están pendientes?

Nuestro planteamiento es de institucionalistas, de fortalecer la institucionalidad universitaria. Creemos en la transparencia, más aún en recursos públicos. No me puedo pronunciar sin ver los informes ni los documentos de ese caso. Pienso que toda persona que maneja fondos públicos debe rendir cuentas. Esta universidad debe encontrar un punto de coordinación entre el carácter internacional de la universidad y su carácter de universidad pública que recibe dineros del Estado. Debemos ser transparentes.

"Esta universidad debe encontrar un punto de coordinación entre el carácter internacional de la universidad y su carácter de universidad pública que recibe dineros del Estado. Debemos ser transparentes".

René Ramírez, durante su presidencia del CES, propuso que no se dé dinero a la Andina sino que los recursos para las becas pasen al sistema nacional. ¿Qué opina sobre esto?

Estoy totalmente en desacuerdo. He sido muy crítico de posiciones como esas del Gobierno. Sería contrario a la autonomía académica, pues es la propia universidad la que debe desarrollar políticas de acceso a la educación, porque sino se abre la puerta a la politización partidista por encima de los criterios académicos. Es la Universidad la que debe evaluar a los candidatos que van a entrar con esas becas, el Estado debe entregar los recursos, pero estamos dispuestos a la rendición de cuentas. 

¿Su propuesta se basa en la defensa de la libertad académico y la autonomía?

Sí, en el cogobierno, en la institucionalización, esa es la mejor garantía de autonomía frente a cualquier gobierno. La democracia y la diversidad se defienden con democracia y diversidad. No se puede defender una universidad queriendo convertirla en un cuartel. 

Entonces, ¿el proceso para elegir rector sigue sin concretarse?

Pues otro desacuerdo es quién debe encargarse del rectorado. El sector de Jaime Breilh sostiene que debe encargarse el miembro más antiguo del Comité de Coordinación Académica, que sería Carlos Larrea. No estamos de acuerdo con eso, pensamos que la decana más antigua debe hacerse cargo, que fue la norma que se aplicó en el caso de Breilh. La decana más antigua es la del Área de Historia. No se trata de dictarnos nuestras propias normas para violarlas. Por su condición de candidato, no debe Jaime Breilh seguir siendo rector encargado, por eso él mismo reconoce que el encargo debe terminar. 

 

 

 

 

 

 

[RELA CIONA DAS]

Sí hay dinero para las universidades
Gonzalo Ordóñez
Unas necesarias aclaraciones sobre los privilegios y problemas del sistema de educación superior
Christian Escobar Jiménez
La Universidad y el COVID -19
Gonzalo Ordóñez
Hacer cálculos preciosistas de muertos e infectados no es posible en este momento: Jaime Breilh
Fermín Vaca Santacruz
¿Qué pasará con Ser Bachiller, tras el escándalo de la filtración?
Redacción Plan V
GALERÍA
Agustín Grijalva: "no podemos criticar a Correa reproduciendo su mentalidad"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Gobierno le apuesta a un agresivo desconfinamiento en julio
Redacción Plan V
Vuelve el Museo de la Corrupción de PLANV y necesita tu apoyo
Redacción Plan V
El Orgullo 2020 se tomó los espacios virtuales
Redacción Plan V
Diario de cuarentena, de Carlos Arcos, a la venta en formato PDF
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán