Back to top
26 de Agosto del 2020
Historias
Lectura: 16 minutos
26 de Agosto del 2020
Fermín Vaca Santacruz
El llamado de Enrique Ayala Mora: "Propiciemos alianzas que permitan que el Ecuador tenga opciones de elegir"
0

Enrique Ayala Mora cree que hasta el 7 de octubre hay posibilidad de alianzas.  Fotos: Archivo PlanV

 

El líder socialista pasa revista al panorama electoral con mira a las elecciones de 2021. La necesidad de alianzas, la posible similitud entre los escenarios de Ecuador y Argentina, la verdadera naturaleza del correísmo y la depuración al interior del Partido Socialista son algunos de los aspectos que trata el político y académico.


César Montúfar, candidato de la alianza entre la Concertación y el Partido Socialista, ha hecho pública una carta con seis ejes. ¿Cómo ve usted la posibilidad de que esa sea la base de acuerdos políticos más amplios con miras al 2021?

Una de las características de la política ecuatoriana es la dispersión, que ha sido promovida desde la legislación correísta. Correa, con la consigna de "divide y vencerás", propició que las organizaciones políticas se multipliquen para que el correísmo pudiera tener control sobre las demás fuerzas políticas, que estaban sueltas y dispersas. Se han dado algunos pasos para permitir alianzas, pero eso no es fácil porque los partidos convocan a la unidad pero con su candidatura por delante. Los socialistas, desde el primer momento, planteamos dos ideas básicas: una gran alianza del centro a la izquierda de la tendencia progresista en el país, queremos convocar a todos y renunciamos a la candidatura presidencial y a presidir la lista nacional. Esa fue nuestra contribución. Buscamos candidaturas que nos unan y hemos discutido esta posibilidad con nuestros aliados de las izquierdas. Intentamos con el movimiento Pachakutik, pero no fue posible, ni siquiera tenían disposición de dialogar los dirigentes de Pachakutik, estaban demasiado comprometidos con un enfrentamiento interno que se daba en ese entonces y no les permitió conversar con terceros. Nos acercamos al centro, conversamos con Democracia Sí y con Izquierda Democrática, y donde encontramos espacio para esto fue en el movimiento Concertación. Ellos no plantearon como condición la candidatura de César Montúfar, nosotros vimos que era la más conveniente y en consenso la propusimos. Además quisimos salir de la estructura partidaria y plantear la candidatura de una persona que desde la ciudadanía ha luchado contra la corrupción, que es Fernando Villavicencio, quien presidiría la lista nacional. Vamos a salir en todas las provincias con una sola lista para ofrecerle al país una alternativa. Fuimos a primarias ya con la alianza firmada y nuestro candidato ha planteado al país ampliar esa posibilidad. No haremos alianza con el correísmo y llamamos a buscar un proyecto nacional más amplio. Estamos buscando que el enunciado de unidad se cumpla en la práctica. 

"Nos acercamos al centro, conversamos con Democracia Sí y con Izquierda Democrática, y donde encontramos espacio para esto fue en el movimiento Concertación. Ellos no plantearon como condición la candidatura de César Montúfar, nosotros vimos que era la más conveniente y en consenso la propusimos".

¿Cómo ve el panorama electoral? Se han declinado candidaturas del centro derecha costeño y no se descarta que los socialcristianos apoyen a Lasso, quien ha sido uno de los principales rivales. ¿Se logrará la unidad de la derecha que no se ha producido antes?

La derecha ecuatoriana es una sola pero con varias expresiones, como es el caso del señor Isidro Romero o el Partido Social Cristiano. Ellos se diferencian porque representan intereses económicos contrapuestos. No me toca opinar sobre si ellos se unen o no, los enfrentaremos como vengan. Nosotros queremos ir al centro del espectro político. Con Concertación nos hemos puesto de acuerdo en seis aspectos, como la lucha contra la corrupción, como enfrentar la crisis sin que afecte a los más pobres, con voluntad de defender y reorganizar la seguridad social, entre otros temas. Debemos ponernos de acuerdo en temas centrales y cumplirlo, ofrecer lo que es posible.

"Es insultante que alguien diga que va a resolver los problemas del país en 48 horas, no son Superman, a quién creen que engañan con eso. En medio de la dificultad hay que llegar a consensos, como cuando llegamos al acuerdo de la paz con el Perú".

Es insultante que alguien diga que va a resolver los problemas del país en 48 horas, no son Superman, a quién creen que engañan con eso. En medio de la dificultad hay que llegar a consensos, como cuando llegamos al acuerdo de la paz con el Perú. Ahora todos debemos hacer sacrificios no solo los más pobres. Hay quienes han hecho negocios para robar, hay que combatir la corrupción. Podríamos hacer como en Uruguay y darle a cada niño una tableta en vez de textos impresos, serían más de tres millones de tabletas para los estudiantes con internet. Debemos hechar abajo el examen de Ser Bachiller, que es como tirarse a una piscina vacía a la muerte sin un proceso racional de capacitación para el ingreso. Debemos ofrecer metas realistas sobre la seguridad social, hablar de una renta básica en el país para todos los ecuatorianos. Esos elementos los vamos a presentar en esta campaña. 

¿Cuál es la situación de la izquierda? Pachakutik no quiso ni conversar, ¿Qué pasa con la candidatura de Gustavo Larrea y dónde queda el correísmo que reivindica ser una fuerza de izquierda?

El correísmo es una fuerza que ha levantado una clientela popular, pero nunca fue una fuerza de izquierda, Correa jamás fue socialista. Es simplemente una clientela electoral dirigida por un grupo de personas dedicadas a la delincuencia. El correísmo no es una fuerza política, es el instrumento de la corrupción para explotar los recursos de este país. La izquierda está en Unidad Popular, en Pachakutik, en algunos sectores como Democracia Sí e Izquierda Democrática. No hubo cómo lanzar una proopuesta unificada pero aún se puede hacer con base en una propuesta programática. El Foro para la Acción Democrática convocó a cinco partidos, pero hay un obstáculo que es que se quiera la unidad sobre la base de candidaturas irrenunciables. 

¿Cuáles deberían ser los criterios para que unas candidaturas tengan más futuro que otras? ¿Se analiza encuestas, resultados electorales, representatividad política y social o se cree que a punta de intuición cualquiera puede llegar al poder?

Con mera intuición y con ambiciones personales no se hace política. Solo se logra la división. Yo creo que hay que hacer una confluencia de factores, como equilibrios y presencias regionales y no hablo solamente de Quito y Guayaquil sino de otros sectores como Imbabura, la región Amazónica, Manabí y Esmeraldas.

Pesa la cuestión de género, pero solamente a punta de encuestas no se pueden hacer alianzas. Hay candidatos como Correa que empezó con el 3% en las encuestas, o César Montúfar que en nueve semanas de campaña para alcalde de Quito creció significativamente. Hay que ver la potencialidad de los candidatos, las propuestas. Nosotros le hemos dado peso al tema programático, que no está pesando en otras candidaturas. Nuestro candidato a vicepresidente es un luchador manabita contra la corrupción. Hay que poner a la gente que ha estado luchando contra la corrupción. Es extremo que Bucaram o Correa quieran hablar de anticorrupción, el público tiene que exigir que los políticos no cobren diezmos, pero también debemos escoger mejor.

"Con mera intuición y con ambiciones personales no se hace política. Solo se logra la división. Yo creo que hay que hacer una confluencia de factores, como equilibrios y presencias regionales y no hablo solamente de Quito y Guayaquil sino de otros sectores como Imbabura, la región Amazónica, Manabí y Esmeraldas".

Si sabemos que saquearon al Estado por qué esperamos que se compongan en la segunda oportunidad. En el caso del Partido Socialista, lo hemos depurado de las personas que pusieron el partido al servicio del correísmo.

¿A qué le apunta el correísmo? Porque parece que quieren intentar lo mismo que en Argentina, recuperar el poder con una figura de segunda fila de su gobierno y contar con la posible participación de Correa como vicepresidente... ¿Puede pasar eso en el Ecuador?

No solo que puede pasar sino que está pasando, con la diferencia de que Correa no puede ser candidato a vicepresidente por la prohibición legal y constitucional en su contra. Correa ya no podrá ser candidato porque él es responsable de una red de corruptos que cobraba coimas desde la presidencia de la República.

Sí, Correa tal vez no, pero hay quienes creen que el correísmo tiene fuerza electoral, ¿usted cree que eso es verdad o es una apreciación sin fundamentos?

El correísmo tiene una clientela popular que cree en el mesianismo y en la campaña saturada de la figura de Correa y la chequera que tenían. Ese montón de dinero que se llevaron para hacer campaña. Van a tener una presencia electoral pero no les va a dar para gobernar el país. El 60% rechaza en el Ecuador lo que el correísmo representa, la mayoría de los ecuatorianos no quieren a Correa. 

En Argentina se dice que los errores de Macri fueron la causa de que volviera el kirchnerismo al poder. ¿Qué hay de los errores de Lenin Moreno y su entorno que podrían alentar un nuevo correato?

No creo que hubo "errores" de Macri. Lo que él hizo fue aplicar las medidas con costo social que aplica un hombre de derecha. Lo que hizo fue perjudicar a la mayoría de la población argentina y la población reaccionó, y por eso prefirieron otro candidato peronista que está volviendo a repetir los mismos errores. En el caso ecuatoriano no se produjo una ruptura como la que ocurrió entre Macri y Fernández, aquí lo que hay es una continuidad. El presidente Moreno mantuvo en su Gabinete a correístas confesos y personas que responden a Rafael Correa. El principal error de Moreno fue no fumigar su partido y no romper realmente con el correísmo. 

"El presidente Moreno mantuvo en su Gabinete a correístas confesos y personas que responden a Rafael Correa. El principal error de Moreno fue no fumigar su partido y no romper realmente con el correísmo".

Hay un reciente informe preliminar de la Contraloría sobre el manejo de por lo menos 3.5 millones de dólares del Fondo Partidario Permanente en el Partido Socialista en donde habría un presunto mal uso. ¿Quiénes serían los responsables de ello?

Hay una denuncia anónima que dice que el Partido Socialista ha recibido fondos y que quienes actualmente lo dirigimos debemos responder por ello. Quiero aclarar que el 25 de septiembre de 2018 se pidió una auditoría a la Contraloría, pero en ese momento el partido estaba dirigido por gente incondicional a Rafael Correa. La denuncia la presentó Marcela Arellano, coordinadora de Renovación Socialista. Fuimos los socialistas los que hicimos la denuncia, ya estuve presente el día que se presentó. La Contraloría ha tenido la libertad de analizar hasta el último papel. En esta cuestión están implicados Rafael Quintero, Fabián Solano, Patricio Zambrano y Ronald Verdesoto y ellos actualmente no están en la dirección del Partido.

"Rafael Quintero vendió el Socialismo al correísmo y fue expulsado por razones disciplinarias, porque no se podía tolerar que el alcahuete de la corrupción infiltrada en el Servicio Exterior mandando droga a Italia en la la valija diplomática pueda seguirnos representando".

Quintero vendió el Socialismo al correísmo y fue expulsado por razones disciplinarias, porque no se podía tolerar que el alcahuete de la corrupción infiltrada en el Servicio Exterior mandando droga a Italia en la la valija diplomática pueda seguirnos representando. Zambrano entregó el Socialismo a Correa. Quienes dirigimos el Partido ahora por voluntad de las bases fuimos los denunciantes y hemos facilitado las investigaciones. Ojalá salga a la luz la verdad y podamos establecer las responsabilidades respectivas. No me gustan las venganzas, pero en cuestiones de dinero público la cosa tiene que ir hasta las últimas consecuencias. Cuando salga el informe definitivo atenderemos las conclusiones de la Contraloría. 

La campaña que se nos viene será inédita. No habrá caravanas, ni tarimas, ni recorridos por el impacto de la enfermedad. ¿Cómo deberán adaptarse los políticos a las nuevas reglas del juego?

Es lamentable que no haya movilización social en una campaña electoral. Cuando la gente habla y se toma las calles, cuando se hace campaña de puerta a puerta, se hace democracia. Pero obviamente ya no se podrá hacer así. La campaña se hará con la presencia de los candidatos en los medios de comunicación. Los medios tienen que ser imparciales, dejar de inducir candidaturas e informar en términos de equidad. Los medios deben enfocarse en los grandes temas no en escándalos. Otro elemento serán las redes sociales, que si bien son un espacio democrático, puede ser monopolizado por la inversión económica. El correísmo tiene una red de mercenarios dedicados a insultar en las redes, a difundir información falsa. Los socialistas, mientras tanto, no tenemos troles ni dinero para contratar empresas que manejan las redes para desinformar y calumniar. La gente debe aprender a distinguir los mensajes legítimos de la redes de los que difunden contenidos corruptos. Vamos a tener que usar las redes con ética, pero no olvidemos que aún hay sectores más vinculados a la radio, la televisión y a las clientelas políticas. Que la chequera de un banquero o de un grupo de delincuentes no sean los determinantes depende de los electores que deben ser concientes. 

"Una realidad grave es que algunos políticos piensan que como hay franjas electorales pueden ser candidatos solo para perder. Esas personas que consumen recursos y fe pública le hacen daño a la democracia".

Hay 19 binomios, ¿hasta el 7 de octubre se reducirá ese número significativamente? 

Hay falta de voluntad para hacer alianzas. Hay partidos políticos que se han convertido en membretes de alquiler, como el que le alquilaron a Correa. Una realidad grave es que algunos políticos piensan que como hay franjas electorales pueden ser candidatos solo para perder. Esas personas que consumen recursos y fe pública le hacen daño a la democracia. Por lo menos tres partidos deberían ser eliminados tal como estableció la Contraloría. Me encantaría que se hagan concesiones, renunciamientos y ofrecerle al país una propuesta más unificada. Propiciemos alianzas que permitan que el Ecuador tenga opciones de elegir. 

 

[RELA CIONA DAS]

Un "mal gobierno", un "chimbador" y nostalgia: las elecciones en Bolivia
Redacción Plan V
César Montúfar: "enfrentaremos la crisis desde cuatro andariveles articulados"
Fermín Vaca Santacruz
Pandemia de candidatos
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gustavo Larrea: "Soy partidario de un Estado ágil y austero"
Fermín Vaca Santacruz
Las 17 candidaturas evidencian fragmentación y sobre exposición política
Redacción Plan V
GALERÍA
El llamado de Enrique Ayala Mora: "Propiciemos alianzas que permitan que el Ecuador tenga opciones de elegir"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Jalisco Nueva Generación: el cartel narco mexicano que pisa el Ecuador
Redacción Plan V
Diez años después: el "fantasma" de Froilán Jiménez aún espera justicia
Redacción Plan V
Un "mal gobierno", un "chimbador" y nostalgia: las elecciones en Bolivia
Redacción Plan V
Ximena Peña: ‘Ni morenista, ni correísta, me considero una mujer progresista’
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juego de tronos en el Hospital Carlos Andrade Marín
Redacción Plan V
30S: militares al rescate; y diez años después, al rescate de los militares
Redacción Plan V
César Montúfar: "enfrentaremos la crisis desde cuatro andariveles articulados"
Fermín Vaca Santacruz
Repsol Ecuador vende todos sus activos por USD 5 millones
Redacción Plan V