Back to top
23 de Octubre del 2023
Historias
Lectura: 12 minutos
23 de Octubre del 2023
Fermín Vaca Santacruz
"El nuevo Gobierno deberá seguir una línea pragmática en Relaciones Exteriores: Santiago Carranco
0

Fotos: Cortesía de Santiago Carranco

 

Los desafíos del nuevo gobierno en política exterior están relacionados con temas como la relación con Europa, Estados Unidos y los países de la región como Colombia y Brasil. Ecuador tiene un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad y deberá fijar una postura de no alineamiento frente a los conflictos en Oriente Medio y Ucrania. Sin embargo, habrán pocos cambios en la línea actual.


El presidente electo, Daniel Noboa, inició una gira en Europa en busca de instancias de cooperación con los países de la Unión Europea para algunos de sus proyectos. Aunque la información sobre sus actividades y propósitos en la gira es escasa, Noboa aprovechó una escala en Bogotá para una corta visita a la Cancillería de Colombia, a donde fue acompañado del embajador del Ecuador, Gonzalo Ortiz. 

Los primeros resultados de la gira fueron publicados este 23 de octubre por los comunicadores de Noboa, que destacaron los contactos del presidente electo con el Instituto Ítalo-Latinoamericano, con sede en Roma, al que pidió asesoría para el combate al crimen organizado, lavado de activos y manejo de cárceles.

El Instituto, que tiene más de 50 años de existencia, apoya la colaboración entre Italia y por lo menos 20 repúblicas latinoamericas, entre ellas el Ecuador.

Según su página web, su última actividad en Ecuador data de 2016, cuando firmó con el entonces ministro de Agricultura, Javier Ponce, un convenio para apoyar actividades agrícolas en nuestro país. Antes, en 2009, el ex prefecto del Azuay, Paúl Carrasco, había propuesto al Instituto cooperación para la producción de joyas en esa provincia. El Instituto le respondió que debía canalizar su pedido por medio de la Cancillería del Ecuador y el asunto no se concretó.

Los antecedentes no sorprenden, pues la naturaleza del Instituto es promover relaciones de cooperación cultural, social y técnico científicas entre Italia y Latinoamérica, por lo que no ha colaborado nunca con Ecuador en materia de seguridad.

Aunque Noboa no ha anunciado ni su agenda ni el propósito de su visita a Europa, es poco probable que la orientación de la política exterior del Ecuador cambie de manera significativa durante la gestión del presidente electo, quien dijo en Bogotá que espera poder posesionarse a principios de diciembre de este año, ante la Asamblea Nacional.

Pero, ¿cuáles son los desafíos de política exterior que asume Daniel Noboa y cómo podrá enfrentarlos? El profesor titular de la Universidad Internacional, Santiago Carranco, quien tiene un PhD en Estudios Internacionales y es coordinador del Laboratorio de Relaciones Internacionales de ese centro de estudios, conversó con PLANV al respecto.

¿Qué desafíos hereda el Gobierno de Daniel Noboa en la política exterior? 

Debemos entender el contexto en el que se encuentra Ecuador. Actualmente somos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, y debemos mantener una concordancia con las votaciones que históricamente ha hecho el Ecuador en la ONU, y no dejar que relaciones coyunturales puedan condicionar nuestra votación en ese organismo.

Noboa ha hablado de la señora Gabriela Sommerfeld como canciller y ella se debe empapar de todos estos temas para saber qué hacer frente a los conflictos que pueden surgir. 

Es importante también el acuerdo con Estados Unidos en materia de seguridad, pero también está pendiente la ratificación del Acuerdo de Libre Comercio con China, que deberá hacer la Asamblea Nacional cuando se instale. No creo que en ese tema vaya a haber algún tipo de bloqueo, aunque hay sectores como el automotriz que podrían ser afectados. 

Los acuerdos de cooperación con Estados Unidos no tienen un texto publicado, pero tienen un componente en el que el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos patrulla las aguas internacionales contra el narcotráfico, y para ello no necesita firmar ese tipo de acuerdo con nuestros país. Esto me preocupa un poco, porque es un acuerdo en donde se compromete hasta cierto punto la soberanía nacional frente a Estados Unidos, así como hay un código de conducta sobre cómo deben comportarse las fuerzas de Estados Unidos. Está claro que no van a estar solamente en el mar sino que también van a hacer incursiones terrestres. 

Desde los gobiernos anteriores han habido acercamientos gubernamentales con Estados Unidos, pero no estatales. En el caso de la guerra de Ucrania, Ecuador ha condenado acciones de Rusia por su respeto al derecho internacional y sus instituciones. Recientemente, en el Consejo de Seguridad se rechazó una resolución de Rusia que no diferenciaba entre Hamás y el pueblo palestino, y el voto del Ecuador ha sido a favor del respeto al derecho internacional humanitario.

El Gobierno de Lasso se empeñó en los acuerdos comerciales que deben ser ratificados por la Asamblea Nacional ¿cree que serán ratificados?

Pienso que sí, aunque hay algunos sectores afectados, y China puso la agenda, creo que son coherentes con la estrategia país que ha empujado Lasso. Sería un tremendo error no aprobar esos tratados, pues hay una estrategia de país que favorece a todos los sectores.

Se cuestionó también durante el Gobierno de Lasso la Ley de Asociación entre el Ecuador y Estados Unidos porque podría tener elementos injerencistas. ¿Se puede decir lo mismo de estos convenios militares que podrían significar más que ayuda injerencia en el trabajo de la fuerza pública ecuatoriana?

Se ha firmado un convenio específico de cooperación que no tiene que pasar por la Asamblea Nacional y es secreto, por lo que no sabemos los términos del acuerdo y las obligaciones del Ecuador. Claramente hay un compromiso de uso de nuestro territorio nacional para fines estratégicos y de seguridad.

Desde la incursión de Estados Unidos en Irak alegando la presencia de armas de destrucción masiva que no tenía ese país, todos los países del mundo empezaron a aplicar una política de denegación territorial, para evitar que Estados Unidos tenga bases o presencia militar en sus estados.

Nos hemos olvidado de eso y estamos permitiendo el uso de nuestro territorio y no podemos olvidar que las grandes potencias hacen este tipo de cosas en función de sus intereses.

La responsabilidad que ese acuerdo le asigna al Ecuador es algo que debemos discutir, pues en el Senado de Estados Unidos se discute una ley hemiférica de protección frente a fuerzas malignas, que podría tener repercusiones con nuestros otros socios, como China, Rusia o la Unión Europea.

¿El hecho de que Colombia tome distancia de políticas y posturas norteamericanas podría significar un mayor alineamiento del Ecuador con la agenda de EE.UU.?

El Ecuador es un país pequeño que siempre ha mantenido una política de no alineamiento activo, lo que nos ha permitido además de tener relaciones con potencias internacionales, tenerlas con mecanismos de cooperación sur-sur. Nuestros lazos con Estados Unidos son fuertes pero somos dependientes también de China.

Quien esté a cargo de la diplomacia ecuatoriana debe evitar afectar estas relaciones. Por ejemplo, nuestros sistemas de seguridad usan tecnología china, al igual que mucha de nuestra infraestructura tecnológica. Los tratados nuevos con Estados Unidos no deben afectar este tipo de relaciones y debemos mantener nuestra posición de no alineamiento.

Sobre Colombia, el presidente Gustavo Petro ha tomado una actitud bastante fuerte sobre el conflicto en Medio Oriente. Tanto Hamás cuanto Israel están cayendo en actitudes injustificadas, y las declaraciones de Petro han significado que Israel le corte a Colombia sus suministros estratégicos y militares.

A diferencia de Ecuador, Colombia estaba alineada con Estados Unidos pero ahora ha cambiado de política. Nosotros debemos analizar si cambiar nuestras posiciones históricas nos da beneficios adicionales.

Usted ha mencionado que Ecuador debe mantener una cierta postura en el Consejo de Seguridad, pero hay una relación antigua y cercana en términos de cooperación militar con Israel, y un viaje del presidente Lasso. ¿Israel espera de Ecuador un alineamiento contra Palestina?

En el Consejo de Seguridad se ha pedido un cese al fuego humanitario en Gaza, por la que Ecuador ha votado a favor pero fue vetado por Estados Unidos. Ecuador ha reconocido tanto a Palestina cuanto a Israel, pero debemos considerar que Hamás no representa al pueblo palestino, y que tampoco se puede tolerar que se cometan crímenes de guerra por lo que Ecuador actúa de manera pragmática en estos temas.

Vamos a Rusia y Ucrania. El presidente electo Daniel Noboa financió un viaje de un grupo de legisladores a Rusia con una agenda comercial, aunque luego ha dicho que no tuvo interés personal alguno ahí. ¿Qué postura tomará este gobierno sobre ese conflicto?

Las relaciones comerciales son legítimas y no se pueden cortar ni con Rusia ni con Ucrania. Ecuador condenó el ataque de Rusia por estar en contra de la Carta de las Naciones Unidas y porque el país  busca un sistema internacional basado en la paz. En ese conflicto también debemos tener una posición pragmática y hábil. 

El presidente electo no ha hecho pronunciamientos sobre su política exterior, pero ¿podemos decir que seguirán la misma línea del actual con una agenda básicamente comercial y agroexportadora como eje central?

El nuevo gobierno solo va a tener entre ocho y diez meses de ejercicio real y no es prudente cambiar la línea en la que estamos. La canciller designada no tendrá un línea muy diferente al actual, y los diplomáticos de carrera resguardan la política exterior. El manejo que realice la nueva canciller debería seguir buenas prácticas como dejarse guiarse por los diplómaticos de carrera, por expertos en relaciones internacionales y no cometer errores como las declaraciones un tanto precipitadas del presidente Petro.

En el gobierno de Lasso se propiciaron instancias para asesorar en política exterior. ¿Qué balance hace de esos procesos?

Yo diría que nunca hay apertura suficiente, pero sí se logró cambiar algunas visiones, como enfatizar que no es importante el número de acuerdos que se firmen sino los beneficios que le traigan al país, algo que se debatió en los diálogos sobre política exterior. El próximo año se retomarán los diálogos y esperamos que el nuevo gobierno esté abierto a participar en ellos.

Creo que se logró cambiar la visión sobre qué es tener éxito en política exterior y tener cuidado con sucesos como las visitas no oficiales de senadores de Estados Unidos al presidente Lasso que son visitas que pueden estar bien en la política doméstica pero no en las relaciones internacionales. Debe haber una mejora continua del Estado ecuatoriano en la política exterior. 

GALERÍA
"El nuevo Gobierno deberá seguir una línea pragmática en Relaciones Exteriores: Santiago Carranco
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Cristian Paula: "no hay adoctrinamiento LGBT, pero los padres pueden escoger la escuela que quieran"
Fermín Vaca Santacruz
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
María Brown: en Ecuador, siete de cada diez estudiantes no aprenden (Parte I)
Juan Carlos Calderón
Ecuador, uno de los pocos países al margen del control del comercio de armas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

‘Hacen este trabajo y tienen derecho a medio Quito’: Este es el testimonio anticipado en el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
¿Cómo Estados Unidos moldeó la estrategia militar y la política económica del «nuevo Ecuador»?
Luis Córdova-Alarcón
Las declaraciones de Arturo Moscoso sobre Leonidas Iza que levantaron polvareda
Redacción Plan V
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V