Back to top
31 de Enero del 2015
Historias
Lectura: 15 minutos
31 de Enero del 2015
Redacción Plan V
El partido que quiere ser la alternativa poscorreísta

Foto: Luis Argüello

Para la ex vicealcaldesa de Quito, es necesario promover el retorno a la formación ideológica y la carrera política en lugar del inmediatismo electoral y el reciclaje de cuadros.

 

La resurrección de la Izquierda Democrática (ID) es un proyecto político de mediano plazo. Si bien las antiguas figuras del partido naranja son los impulsores del proceso, se busca interesar a los jóvenes en lo que se quiere constituir en una alternativa para un país que supere el correísmo.

Wilma Andrade

Es contadora de profesión. Fue tres veces concejala de Quito, vicealcaldesa y llegó a ser diputada por Pichincha. Militó en la ID desde 1988. Es la representante del proceso de reinscripción ante el Consejo Nacional Electoral.

El ex presidente Rodrigo Borja rompió su silencio político y volvió a dar un discurso. Fue el 24 de enero de 2015, cuando en el Auditorio del Consejo Nacional Electoral se reunieron los militantes del partido naranja, con las mismas banderas y símbolos de antaño, para anunciar el inicio de un proceso de reinscripción del partido socialdemócrata. En la sala estaban también otras figuras del partido, como Paco Moncayo, Wilfrido Lucero, Gonzalo Ortiz, Guillermo Landázuri y Andrés Vallejo, quien es considerado el principal gestor de la vuelta al ruedo de los socialdemócratas.

¿Pero, a dónde va la nueva ID? Un consultor político cercano al proceso anuncia que se trata de crear un nuevo espacio, no necesariamente reeditar los postulados de la socialdemocracia tradicional. Se busca más bien estructurar un partido político nacional que aglutine a quienes no están ni en Alianza PAIS, ni en la izquierda disidente del correísmo, ni en la centro derecha de CREO, Concertación o Suma.

Para el consultor político, hay un amplio sector de clases medias tanto en la Costa cuanto en la Sierra, que se identifica con la gestión del ex presidente Rodrigo Borja, por un lado, y con los postulados que caracterizaron a la ID por otra. Y esa gran clase media se encuentra desencantada frente al correísmo, los ex correístas o el centro derecha. Pero el consultor no se engaña: afirma que el proceso es de largo aliento, pues el trámite de recolección de afiliaciones tiene un año de plazo, calculan otro año en las previsibles disputas con la justicia electoral para su aprobación -dan por hecho que se les pondrán todos los obstáculos- y no menos de cuatro años más de proceso político, mientras el correísmo termina de desgastarse. Por ello, la nueva ID no le apuesta a las elecciones del 2017, ni se define como opositora al actual modelo correísta. De hecho, el consultor cree que es mejor que no se produzcan tensiones internas por candidaturas para el 2017. 

Wilma Andrade, política de carrera que militó en la filas de la ID, es la vocera de este proceso. Habló con PLAN V sobre un proyecto que le apuesta a ser la opción del Ecuador poscorreísta.

¿De dónde surgió esta iniciativa de revivir a la ID?

El proceso inició hace unos diez meses, cuando ex compañeros y simpatizantes de la ID plantearon a Andrés Vallejo la posibilidad de reestructurarse. Hubo delegaciones de 14 provincias, de Costa y Sierra, antiguos militantes y gente que ha permanecido fiel al partido, hijos de afiliados, que tienen el ADN de la ID, que junto con Vallejo empezaron un nuevo proceso de aglutinamiento. En julio del año pasado hubo una reunión y se nombró una coordinación nacional, que ha iniciado las visitas a las provincias. Yo he iniciado estas visitas y hay una ilusión enorme de la gente que todavía está pendiente del partido.

¿Cuál fue la reacción de Andrés Vallejo ante este pedido?

Él y otros dirigentes han aceptado un planteamiento serio de trabajar e incorporarse. Andrés ha asumido este trabajo de forma comprometida, recorriendo las visitas, incorporando a gente nueva, nombrando coordinaciones provinciales, con un trabajo muy intenso. En las provincias grandes hay en todos los cantones coordinaciones. Hemos buscado gente con tiempo y entusiasmo.

¿Cómo se financia este proceso?

Tenemos un dicho en el partido: "no preocuparnos por plata porque nunca hemos tenido". Nos estamos financiando con el aporte militante de los simpatizantes,  los viajes que hemos hecho los hacemos en nuestros autos, recibimos posada en las casas de compañeros. La asamblea la hicimos en el Consejo Electoral porque es gratuito, pero la movilización de quienes fueron la cubrieron los propios militantes. Las banderas, por ejemplo, se han hecho con tela naranja que se nos donó.

¿Cuáles son las figuras históricas que están en este proceso?

Hay varios, como Paco Moncayo, Gonzalo Ortiz, Washington Herrera, Gabriel Ruiz, Reinaldo Paéz, muchos ex diputados, ex legisladores, ex prefectos, que son el grueso del soporte en este proceso.

"Creemos que hay un espacio tanto para la propuesta filosófica del partido cuanto para nuestros postulados, que están vigentes. Creemos en la justicia social, pero no hay democracia sin libertad".

¿Cómo le convencieron al presidente Borja de que volviera a un evento político?

Cuando iniciamos este proceso le íbamos a visitar y le contábamos cómo nos estaba yendo en las provincias. La gran ilusión de la gente, la forma en la que nos recibían. Él siempre nos ha dicho que el tema es difícil. Luego lo invitamos a que venga al evento, primero se negó y ofreció más bien hacer un mensaje por Skype, o por medio de una grabación. No quería venir. Pero lo fuimos a visitar en varias ocasiones, yo fui unas cuatro veces. El día del evento no nos confirmó que venía, pero él llegó cuando ya había empezado el evento. Fue una sorpresa. 

El presidente Borja ha dicho que no puede haber socialismo sin libertad. ¿Cree que es una alusión a un "socialismo" prepotente, abusivo, poco respetuoso de las libertades?

Creemos que hay un espacio tanto para la propuesta filosófica del partido cuanto para nuestros postulados, que están vigentes. Creemos en la justicia social, pero no hay democracia sin libertad. El mensaje del presidente Borja ha sido muy claro. Todos quienes llenaron el auditorio tienen la intención de reivindicar una propuesta para el país.

¿Cómo se maneja el país con libertad? El Gobierno habla de "la verdadera libertad" para defender su modelo político, cómo ejercer el poder respetando las libertades?

La libertad es absoluta, no puede ser relativa. La puede ejercer, por ejemplo, un ciudadano que satiriza al poder. La libertad no puede tener cortapisas.


Aunque los símbolos siguen en la fachada, el Ex Edificio ID ya no está ocupado por los militantes naranjas. 

¿Entonces ustedes se proclaman un partido de oposición?

Sería muy pobre nuestra propuesta si simplemente nos definiéramos como opositores a este o a cualquier Gobierno.

¿Cuáles son los ejes de su propuesta, qué ofrecen de nuevo con relación a lo que dicen quienes ya se declaran opositores tanto de la izquierda ex correísta cuanto del centro derecha?

En primer lugar, con relación a nuestros principios, pensamos que debe haber democracia en lo social, lo político y lo económico. En lo social creemos que los ciudadanos deben tener libertad, en lo político creemos en las instituciones y en lo económico, pensamos que el Estado debe cumplir un rol de regulación y control que de medidas claras a la empresa privada. El Estado no debe irrumpir en todas las actividades que deben realizar empresas privadas. El Estado debe permitir que la empresa privada cumpla con su labor. Creemos que la política tiene que hacerse desde los partidos políticos, desde las ideas. Nosotros no estamos ofreciendo cargos burocráticos. Hemos vuelto a caminar en los barrios, a contactar a la gente. Pensamos que los actores políticos deben ser formados en partidos políticos, no se debe tener figuras sin formación política.

¿Hay que reivindicar la carrera política? Se ha dicho que los "ciudadanos" deben ejercer el poder sin experiencia previa

Cuando llegó ID al Gobierno había 20 años de lucha y 10 de formación de líderes. Teníamos un plan de Gobierno, estábamos preparados para ser poder, a pesar de que los recursos eran muy limitados. El petróleo estaba en nueve dólares. Pero hubo una gran formación política. Se hizo un Gobierno honesto, un Gobierno de paz y tranquilidad, y pensamos que la formación política es fundamental. Pienso que los medios de comunicación metieron en el mismo saco a todos los políticos, tanto los honestos cuanto lo que no. Se habló indiscriminadamente de una partidocracia. Es necesaria que haya preparación para ejercer cargos políticos. Es verdad que tampoco se puede limitar la participación política, pero los partidos serios tienen que empezar por una formación. Las organizaciones políticas no han sido capaces de formar gente y es eso lo que debemos lograr. Debemos motivar a los jóvenes, porque la política requiere trabajo y sacrificio. Ha habido actores politicos que han defraudado, en eso la gente tiene razón. Pero con el tiempo, la gente ha visto que la ID hizo un Gobierno honesto, en donde no hubo escándalos. Queremos volver a la honestidad en la política.

¿Qué opinan sobre la libertad de expresión en el país?

Nosotros vimos el proceder de un estadista como Rodrigo Borja, quien respetó la libertad de expresión. Es un fundamento de la democracia, debe haber libertad de expresión en todos los estamentos de la sociedad. Las limitaciones a la libertad de expresión son solo una bomba de tiempo. Nuestros valores son tolerancia, respeto, honestidad, la honestidad no está no solo en no llevarse dinero, sino en decirle la verdad a los ciudadanos. Hay que ser honestos sin despilfarrar el dinero del Estado.

¿Qué pasa con quienes protagonizaron los tiempos finales de la ID, como Andrés Paéz, Henry Yánez y otros?

Andrés Páez y Yánez son asambleístas de CREO. No son parte de este proceso. Lo que debilitó al partido fueron estas pugnas internas. Hubo una crisis general de los partidos políticos, pero estas peleas intestinas le hicieron mucho daño al partido. Cuando ocurrió esa crisis muchos fuimos maltratados mientras veíamos con lástima lo que ocurría.

Algunos de los antiguos cuadros de la ID como el propio Andrés Páez o el prefecto Gustavo Baroja se "reubicaron" en otros movimientos políticos. ¿Les van a pedir que vuelvan o tienen las puertas cerradas? ¿Piensan "reciclar" gente?

Lo que hemos dicho es que si hay gente de base que se ha ido a otros partidos, muchos están volviendo al conocer que se ha reestructurado la ID. En los estatutos que hemos hecho con la ayuda de los jóvenes, hemos creado tribunales de disciplina y ética. Todos quienes quieran pertenecer al partido, deberán pasar por una revisión de estos tribunales. Se tomarán decisiones de manera democrática.

"Las limitaciones a la libertad de expresión son solo una bomba de tiempo. Nuestros valores son tolerancia, respeto, honestidad, la honestidad no está no solo en no llevarse dinero, sino en decirle la verdad a los ciudadanos".

¿Qué pasó con el Edificio de la ID?

No conozco la situación legal del edificio de la ID en este momento. Lo que sí le digo es que si bien el terreno es del Municipio, el Edificio fue construido por la militancia, nos pertenece y aspiramos a poder recuperarlo.

¿Cuál es la hoja de ruta de este proceso? ¿Cuáles son los plazos? ¿Cómo hacer una propuesta nacional?

El objetivo es inscribirnos. Vamos a cumplir con los requisitos que establece el Código de la Democracia. Entregamos los primeros requisitos, el Consejo Electoral no tiene que dar una clave, y con eso tenemos un año para la recolección de firmas. Debemos tener un 60% de afiliados en las provincias más grandes y el 40% en el resto. En esta etapa previa estamos revisando las novedades que ofreceremos en nuestras afiliaciones. Vamos a ser muy prolijos, se guardarán los respaldos de todas las fichas de afiliación, debemos contribuir a la depuración del padrón. Como hay personas que están afiliadas a otros movimientos, debemos primero desafiliarlos y luego hacer una nueva afiliación.

El proceso se realiza con una verificación del Consejo Electoral, ¿cuántas firmas necesitan y cuántas aspiran reunir?

Necesitamos 175 mil firmas, pero debemos presentar muchos más. A veces hay errores en las firmas o los números de cédula, pero vamos a trabajar con equipos de jóvenes que vigilen ese proceso y que no tengamos sorpresas. Vamos a exigir que las afiliaciones que entreguemos sean revisadas e incluidas.

¿Tienen ya grupos en todo el país?

Sí, ya tenemos equipos en 24 provincias, en especial en la Sierra. Ojalá podamos entregar antes de un año.

¿Quieren participar en las próximas elecciones?

Nuestra meta principal es ser partido. No necesariamente ir a las elecciones. Tenemos un gran apoyo en todo el país, hemos creado nuestras redes sociales, como el twitter @id12ecuador, hemos creado una red de coordinación de jóvenes y de profesionales. Nuestro objetivo más que electoral es volver a ser partido. No estamos empeñados en participar en el 2017.

[RELA CIONA DAS]

Verdesoto: "Para ser de izquierda, ahora, hay que ser republicano y demócrata"
Juan Carlos Calderón
Ecuador gira a la derecha
Juan Cuvi/Montecristi Vive
En la plaza de toros, Paco Moncayo toma "la alternativa"
Redacción Plan V
La izquierda democrática es mucho más que el nombre de un partido
Patricio Moncayo
El laberinto del general Paco Moncayo
Redacción Plan V
GALERÍA
El partido que quiere ser la alternativa poscorreísta
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así festejó el David indígena la derrota de Goliat
Fermín Vaca Santacruz
Las horas de terror en Quito
Susana Morán
La tormenta perfecta
Gustavo Isch
Lourdes Tibán: “La mayoría de los infiltrados son policías y militares indígenas”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Cae otro accionista de Sky Jet con más de una tonelada de droga
Redacción Plan V
El campanazo carchense
Juan Cuvi
Quien busque la continuidad de Moreno y Correa, será golpeado con votos
Jean Cano
En Carchi se exige que la minería no dé la espalda a las comunidades
Susana Morán