Back to top
14 de Junio del 2023
Historias
Lectura: 15 minutos
14 de Junio del 2023
Redacción Plan V
Galápagos: Schubert Lombeida, presidente del Consejo de Gobierno, habla sobre sus desafíos
0

Schubert Lombeida es un galapagueño con experiencia en la administración pública de las islas. Fotos: Cortesía de Consejo de Gobierno de Galápagos

 

El nuevo presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos, Schubert Lombeida, pasa revista a los desafíos en las Islas Encantadas. Las carencias de los habitantes de Galápagos en cuanto a servicios básicos, provisión de alimentos y medicinas, servicios de salud y transporte, entre otros, continuán sin solución en buena parte del archipiélago, ubicado a mil kilómetros del Ecuador continental. El Gobierno lanzó un fideicomiso constituido en Delaware como una opción al financiamiento de la economía azul y el desarrollo sustentable de las islas.

Un estudio de la Fundación Charles Darwin, una organización no gubernamental constituida en los Países Bajos, que opera en las Islas Galápagos por medio de un acuerdo con el gobierno ecuatoriano, pone en evidencia la situación de los aproximadamente 36 mil habitantes permanentes de las Islas, cuya principal fuente de ingresos es el turismo internacional. A ellos se suman un promedio de 270 mil turistas, lo que significa que hay una presencia humana de cerca de 300 mil personas en el archipiélago cada año. 

En diciembre de 2022, la Fundación presentó un proyecto, valorado en dos millones de dólares, cuyo propósito era realizar algunas mejoras en las instalaciones de descarga de los barcos que abastecen a las islas de mercancías, todas las cuales salen de un puerto ubicado en Guayaquil, y tras tres días de navegación, llegan al Archipiélago, del que el Ecuador tomó posesión en 1832, en los albores de la República. Aunque marinos y piratas, sobre todo británicos, frecuentaban las islas desde hacía varios siglos, ningún país las había reclamado hasta entonces. 

Por lo menos el 80% de la carga que llega a Galápagos arriba desde el continente en barco y el 20% restante en los aviones que aterrizan en los aeropuertos de Baltra y San Cristóbal. El daño sufrido por uno de los dos barcos que abastecen a las islas generó escasez de ciertos productos, pero sobre todo de gas, lo que obligó al Gobierno al envió de un carguero de la Armada, el BAE Calicuchima, a la región insular. 

En Galápagos no hay un puerto en el cual los barcos cargueros que llegan del continente puedan atracar, por lo que el proceso para desembarcar las mercaderías, que llegan en contenedores, consiste en colocarlos sobre unos camiones que están en una gabarra, que a su vez, los lleva hacia los muelles de las poblaciones de las islas.

Los camiones de los contenedores recorren hasta 40 kilómetros desde el muelle de la isla Santa Cruz hasta un patio de tierra en donde, finalmente, se abren los contenedores y se sacan las mercaderías. 

En el proyecto, la Fundación realizó un análisis de la situación actual de la población en Galápagos y de sus necesidades. Según la información levantada por la Fundación, la mayor parte de habitantes de las islas son hombres (51.8%) y la edad promedio de los habitantes es de 29 años. Ante la falta de datos del último censo nacional, se estima que la población en las islas se acerca a las 35 mil personas en 2023. En 1950, solo 1.346 personas vivían en el Archipiélago.

La isla Santa Cruz, en donde se encuentran la ciudad de Puerto Ayora y el aeropuerto de Baltra, tiene una población de cerca de 15 mil personas, mientras en la isla San Cristóbal viven aproxidamente ocho mil. Otro grupo población importante vive en la isla Isabela, la más grande del archipiélago, y se acerca a las 2.300 personas.

En lo referente a educación, se estima que el 78 por ciento de los habitantes están atendidos por la educación pública y el 22% restante por centros privados. Por lo menos siete mil personas se enferman al año en las islas, la mayoría de ellas con problemas respiratorios, seguidos de enfermedades diarréicas, enfermedades de transmisión sexual e hipertensión arterial. 

La mayor parte de la población empleada en Galápagos se dedica al turismo, la administración pública y el transporte. Sobre los turistas, se estima que cada año llegan a las islas más de 270 mil turistas, y hasta el 75% de ellos se aloja en las islas. Solo un 25% recorre el archipiélago a bordo de cruceros.

Sin agua potable

Pero a pesar de su importante turística internacional, no hay agua potable en las islas. La mayor parte del agua que se consume proviene de vertientes subterráneas, mientras que prácticamente toda la electricidad que hay en las islas se obtiene de generadores a diésel. Solamente hay un parque eólico en San Cristóbal que apenas abastece al 10% de la demanda. Los poco más de 100 habitantes de la isla Floreana, llamada así por el ex presidente Juan José Flores, tienen planta que potabiliza el agua que usan. 

En las Islas no hay alcantarillado, que apenas alcanza al 26% de la demanda. Solo la capital provincial, Puerto Baquerizo Moreno, cuenta con el 90% de alcantarillado, aunque todas la aguas servidas van a parar directamente al mar.  En Puerto Ayora, la ciudad más habitada, no hay alcantarillado.

Según datos del censo de 2010, en Galápagos hasta el 18% de la población tenía acceso a internet, aunque las cifras sobre los servicios no han sido actualizadas desde entonces.

En el programa Mesa de Análisis de PLANV y Radio Sucesos, los moradores de las islas, Milton Castillo y Jenny Quijosaca, hablaron sobre la situación de la región insular en cuanto a abastos y servicios.

Un nuevo fondo para canalizar recursos

El proyecto de la Fundación Charles Darwin, organización no gubernamental que declinó hacer cualquier comentario para esta nota, incluía estudios batimétricos, es decir, de la profundidad de las costas, con la intención de ubicar un puerto al que puedan llegar los cargueros del continente.

Inclusive, el Gobierno de Guillermo Lasso llegó a hacer un desembolso de dos millones de dólares a la Fundación, pero dudas sobre la legalidad de lo que hubiera sido una donación a una organización no gubernamental motivaron que el convenio no se ejecute y el dinero fue devuelto al Estado por la Fundación.

En lo que parece una medida pensada para evitar situaciones como esa, el Gobierno anunció la conformación de una corporación sin fines de lucro en Estados Unidos, llamada Galápagos Life Fund, el pasado 5 de mayo de 2023, cuyo propósito es financiar proyectos de organizaciones y agencias gubernamentales y que cuenta con un directorio conformado por los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, Producción, Ambiente y el Consejo de Gobierno de Galápagos. El presidente Lasso emitió el decreto 735 oficializando dicha conformación.

Según informó el ministerio del Ambiente, por lo menos 450 millones de dólares provenientes de una operación de canje de deuda externa por naturaleza realizada a principios de mayo de este año serán canalizados por ese fondo. El Ministerio dijo que "Entre las facultades y obligaciones del directorio incluyen, entre otras, las siguientes: aprobar planes anuales de trabajo y presupuestos, aprobación de manuales de operaciones y políticas internas, aprobar todos los procedimientos relativos al otorgamiento de patrocinio para proyectos. Con ello se va a garantizar que los recursos efectivamente se direccionen a proyectos que estén alineados con los objetivos de conservación del país".

Y aunque el origen de estos fondos es realmente una negociación de papeles de deuda externa ecuatoriana que habían perdido una parte considerable de su valor, desde el Ministerio del Ambiente se sostiene que se trata de fondos privados. 

Pero la creación de esta figura motivó críticas, alegando que se estaba cediendo la soberanía del Ecuador sobre las Islas a capitales extranjeros. Además, el fondo se ha creado en el estado norteamericano de Delawere, considerado un paraíso fiscal por el Ecuador.

El Gobierno emitió un comunicado, indicando que el Galápagos Life Fund es una entidad privada, cuyos recursos provienen de fundaciones y no del Estado ecuatoriano, y que cuenta con un directorio integrado por los funcionarios ecuatorianos mencionados en el decreto y tres extranjeros que son Oceans Finance Company, Ledunfly Philanthropy y Pew Bertarelli Ocean Legacy.

Además de los funcionarios, se mencionó como parte del Fondo a la Universidad San Francisco, la Asociación de Pesqueros Artesanales y la Cámara de Turismo de Galápagos. Según el Gobierno, el mecanismo busca "blindar de influencias políticas" al uso de los recursos para Galápagos,  y aseguró que no se ha cedido  la soberanía nacional sobre el archipiélago puesto que las acciones del Fondo deberán estar enmarcadas en la Constitución y las leyes del Ecuador. 

Mientras tanto, el Gobierno nombró un nuevo presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos. Se trata de Schubert Lombeida, un funcionario de las islas que ha trabajado en varias dependencias de la región insular. Habló con PLANV desde la sede del Consejo en Puerto Baquerizo Moreno, en donde la conexión de internet presentaba constantes fallos, lo que dificultó la conversación con el nuevo funcionario.

   ENTREVISTA   

"Un puerto en Galápagos podría costar hasta 40 millones de dólares"

Schubert Lombeida, presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos

¿Qué nos puede contar sobre su trayectoria en Galápagos?

Yo soy de la isla Santa Cruz, he estado en la función pública desde 1999, trabajé cinco años en gestión tecnológica en el Parque Nacional Galápagos, pues soy ingeniero informático y tengo una maestría en planificación. Fui delegado regional de la Superintendencia de Telecomunicaciones, desde 2016 he trabajado en el Consejo de Gobierno y he sido secretario técnico. He trabajado en el Municipio de Santa Cruz.

Hay varios problemas de los habitantes de las islas, el más reciente el desabastecimiento de productos como gas y víveres. ¿Qué soluciones se han implementado o se van a implementar al respecto?

El problema de la carga hacia Galápagos es sensible y complejo y no se ha logrado en todos los años de presencia humana en el archipiélago tener un adecuado transporte de carga. Hasta 2016 teníamos un sistema de carga al granel, en donde se cargaba y descargaba en el hombro todos los productos. Luego se tomó la decisión de adoptar un sistema contenerizado para controlar las especies invasoras, pero no se construyó la infraestructura como el puerto, la maquinaria pesada y otros aspectos necesarios. Los puertos en Galápagos no se han construido por sus grandes costos y necesidad de estudios. Hace un mes y medio el barco Isla de la Plata, de propiedad estatal, que cubre la ruta desde Guayaquil a Santa Cruz y San Cristóbal, sufrió un percance en el cuarto de máquinas. Ese barco transporta 2.300 toneladas en cada viaje. El barco privado Fussion transporta 2.000 toneladas. Estamos cerca de las cinco mil toneladas de carga. Mil toneladas más son trasladadas a otras islas por otras naves. Hay problemas de abastecimiento de gas en Floreana e Isabela. Se ha priorizado el envío de alimentos y medicinas hacia Galápagos. No hay desabastecimiento de gas sino solo ciertas limitaciones. El responsable del transporte de gas es Transnave, una empresa pública, que es dueña del Isla de la Plata y que ha recurrido a la Armada Nacional para suplir los problemas de transporte de gas que ha sido transportado en el BAE Calicuchima. 

A principios de este año, fracasó un convenio con la Fundación Charles Darwin para un convenio que incluía estudios para un puerto y obras portuarias. ¿Qué ocurrió?

Ese convenio fue pensado para tener las bases para la toma de decisiones sobre la construcción del puerto. Sino se inician los estudios batimétricos ni los gobiernos locales ni el nacional tendrán información clara sobre dónde realizar esa infraestructura. Hay que dar varios pasos para tener claro donde hacer un inversión que podría alcanzar hasta 40 millones de dólares, algo que supera los presupuestos de las instituciones de Galápagos. Ahora se ha realizado un acuerdo con la Corporación Andina de Fomento para analizar los tipos de barcos y necesidades de Galápagos, tomando en cuenta algunos parámetros que deben estar claros. La Corporación está diseñando una hoja de ruta para la solución al problema de transporte de carga en Galápagos, estamos esperando que las instituciones se involucren y comprometan. Se estima que construir un puerto podría tomar entre tres y cinco años y financiarlo por lo menos dos. El convenio con la Fundación Charles Darwin buscaba ir adelantando esos insumos pero hubo mucha presión de sectores locales por lo que el Consejo de Gobierno solicitó la devolución de esos fondos.

¿Qué ocurre con las críticas a la construcción de nueva infraestructura hotelera? ¿Cuál es la política del Consejo de Gobierno al respecto? ¿Cuál es su postura sobre la situación en Punta Carola, en la isla San Cristóbal?

Desde 2014 se determinaron los parámetros para la precalificación de algunos proyectos, entre estos el que usted menciona en Punta Carola. El proyecto no cumplió con todos los requisitos y tampoco logró que la justicia la permita continuar con esa construcción. La nueva infraestructura hotelera está prohibida en la Ley Orgánica y se está realizando un nuevo plan de regulación hotelera que tendrá efecto solo en los establecimientos registrados en el Ministerio de Turismo. La norma es clara al respecto de la prohibición. 

GALERÍA
Galápagos: Schubert Lombeida, presidente del Consejo de Gobierno, habla sobre sus desafíos
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Novela: "El pasado anterior" o cómo un misterio puede romper la Historia
Redacción Plan V
Carlos Pólit dice que no huyó de Ecuador en 2017 e insiste a la Corte que lo libere hasta su sentencia
Redacción Plan V
Atentado a Trump: el camino a la Casa Blanca está allanado
Ugo Stornaiolo
Crimen organizado, delincuencia común e invasores asechan las áreas protegidas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Una red de empresas fantasmas en Ecuador exportó 500 millones de dólares en oro
Por Plan V y medios aliados
Feria del Libro de Quito: el chasco del periodismo cultural
Miguel Molina Díaz - Escritor
El correísmo no pierde tiempo en su intento de hacerse de la Judicatura
Redacción Plan V
José Serrano habla de narcotráfico y relaciona a Ministro de Agricultura
Redacción Plan V