Back to top
13 de Febrero del 2017
Historias
Lectura: 14 minutos
13 de Febrero del 2017
Fermín Vaca
Periodista político. Es editor de PLANV. Ha trabajado en los principales periódicos de Ecuador en la cobertura de política y actualidad. 
"Hay que darle a la gente solución a sus problemas, no encuestas": Santiago Nieto

Fotos: Luis Argüello

Para el consultor internacional, ninguna de las campañas en estas elecciones logró sintonizar con los nuevos electores ni ofreció respuestas a los problemas cotidianos. 

 

El consultor político ecuatoriano, quien dirige la firma Informe Confidencial, reparte su tiempo entre Quito y Buenos Aires. Junto con su socio, Jaime Durán Barba, fueron claves en la elección de Mauricio Macri en la presidencia de la República argentina. Aunque sostiene que no está trabajando actualmente con ningún presidenciable ecuatoriano, destaca los que estima son los errores de una campaña que no se sintonizó con lo que define como "los nuevos electores".

Santiago Nieto explica su definición del fenómeno de un nuevo tipo de electores en el mundo contemporáneo con dos fotos muy significativas. En la primera, un grupo de personas en un andén del tren en Nueva York leen los periódicos, antes del auge de la internet. En la segunda, más actual, otro grupo de personas mira solamente las pantallas de sus smartphones.

Las nuevas tecnologías, los cambios en los valores, las llamadas "nuevas sensibilidades", que Nieto sostiene son rasgos de la feminización de la política y de la ética pública, han configurado un nuevo tipo de elector. Y muchos políticos, al parecer, no tienen claro dicho fenómeno.

Nieto y su socio, Jaime Durán Barba, han teorizado sobre el fenómeno desde hace un década, cuando publicaron un libro en el cual expusieron su lectura sobre el tema. Ambos consultores, que pasan la mayor parte de su tiempo en Buenos Aires, en labores de asesoría con el Gobierno argentino de Mauricio Macri, han visto de lejos el proceso electoral en nuestro país. Nieto, quien oficialmente no asesora a ningún presidenciable ecuatoriano, describe en esta entrevista su percepción sobre cómo los políticos en el Ecuador se les ingeniaron para distanciarse de los electores en esta campaña presidencial.

Nieto, quien oficialmente no asesora a ningún presidenciable ecuatoriano, describe en esta entrevista su precepción sobre cómo los políticos en el Ecuador se les ingeniaron para distanciarse de los electores en esta campaña presidencial.

Has definido al nuevo elector: un votante influenciado por las redes sociales, por el uso de la internet, por nuevas herramientas de comunicación y por una serie de valores distintos. También, has dicho que los candidatos en el Ecuador se las han ingeniado para darle la espalda a esos electores. ¿Cómo ha ocurrido este fenómeno?

Creo que hay problema, esa no es una acción conciente. Tiene que ver con cuál es el objeto de la actividad de los políticos. Es suponer que la política solo se resuelve entre políticos, lo cual es un error, pero es un error de la clase política. No están dando concientemente la espalda a los electores, sino que piensan que los electores discuten esas problemáticas, y no es así. Es cuestión de enfoque de intereses, de pensar que los intereses de la clase política están en el conjunto de la sociedad. Por eso se atacan entre ellos, pretenden dar soluciones a los problemas que ellos creen que tienen los electores, y dejan al elector como un individuo en segundo plano que tiene que plegar hacia la política.

¿Crees que en la actual campaña no hay consultores de trayectoria sino que ese papel ha pasado a community managers, a gente que maneja redes sociales con el afán de aproximarse más a los electores?

Pienso que sí hay consultores profesionales en las campañas electorales, varios graduados de Washington, de España, de Buenos Aires, que no son graduados en ciencia política sino en consultoría política. Tengamos en cuenta que los consultores no son la política, sino gente que ayuda a los políticos a llegar a sus fines, está en la clase política ser moderna, no en los consultores. Creo que faltan estrategias que tengan que ver con un adecuado entendimiento de las necesidades de los electores, hay un divorcio con los electores porque las estrategias están diseñadas solo para hablar entre la clase política. Las redes sociales son un medio más para comunicarse con los electores, pero no puedes reemplazar una estrategia con una herramienta. 

¿Está ocurriendo ese reemplazo de la estrategia por la herramienta?

Creo que se está usando a las redes como si se tratara de la televisión, la prensa y la radio, como una estrategia. Es como si hace 20 años hubiéramos dicho "mi estrategia es la televisión" cuando se trata de un medio para comunicar algo. Se debe poder comprender los eventos a corto, mediano y largo plazo, que haga posible llegar a un fin exitoso los diferentes grupos de la política. 

¿Se está confundiendo los "likes" en Facebook con votos? ¿Tú conoces la fórmula para convertir apoyos en internet en votos o no existe hasta la fecha?

Así como no toda la gente que tiene buena imagen de alguien lo votaría, así mismo los apoyos en internet no son posibilidades de votos. Yo quiero mucho a mi madre, tendría todos mis likes, pero no votaría por ella para presidente de la República, seguramente. 

"Creo que se está usando a las redes como si se tratara de la televisión, la prensa y la radio, si siquiera como estrategia. Es como si hace 20 años hubiéramos dicho "mi estrategia es la televisión" cuando se trata de un medio para comunicar un algo".

¿Las campañas se han volcado hacia las redes sociales por no entender esta diferencia y por el afán de usarlas como los medios tradicionales?

Es por necesidad, y por la forma en la que está controlado el sistema de información en el país. La ausencia de medios más libres que puedan fomentar el debate político ha llevado a que se usen las redes sociales de esta manera. El acceso a los medios de comunicación tradicionales es más limitado. 

Se están ventilando en redes sociales temas sobre la vida privada de algunos candidatos. ¿Es perjudicial o beneficioso ese tipo de campaña?

Lo que creo es que era muy importante la vida privada en la segunda mitad del siglo XX. Ahora lo privado ha perdido preponderancia, a la gente le molesta mucho que se metan en esas cosas, le da morbo de ver, pero no son razones suficientes para actuar en política.

¿Están proliferando en la campaña ecuatoriana las "fake news", las "noticias" que no provienen de medios serios sino de fuentes interesadas de las propias campañas?

Piensan que eso es válido para ganar electores. Si es que alguien va a ganar porque los demás son malos, se va a denigrar la política. El desprestigio de la política a fines del siglo XX se debió a lo que los políticos decían de los políticos amplificados por los medios, que eran informantes calificados. Ahora cuando se dan estos mensajes depende de qué sensación se maneje con los electores que les pueda mover a favor o en contra de un candidato. Desprestigiar es un error en la política, es algo que no funciona. Se debe hablar más de la gente, sus sueños y sus esperanzas. 

Sostienes que hay una feminización de la política, unos valores asociados a lo femenino. Pero has mencionado que hay una candidata que se ha abanderado de un discurso duro, confrontativo, que no parece estar a tono con esa "feminización". ¿A qué se debe eso?

Creo que eso deben responderlo la candidata y sus estrategas, pues de pronto están pensando en un grupo específico. Pienso personalmente que perdió una oportunidad de acercarse al nuevo elector.

¿Pero también ha apelado a la idea de la maternidad como categoría política?

Pero eso podría haberlo dicho Lula Da Silva  con el mismo efecto.

Has sostenido también que, a pesar de la Ley de Cuotas,  que obliga a integrar las listas con mujeres de manera paritaria, no hay suficientes cuadros femeninos en la política. ¿Cómo explicar ese fenómeno?

Me parece que la idea de las cuotas en política es más bien bastante machista con relación a la mujer. No es que no hay mujeres preparadas, sino que no les interesa, es como establecer cuotas de jóvenes de 16 a 18 años, no se trata de si están preparados o no, sino del interés de las personas frente a la política, no de su sexualidad. 

Se ha hablado de una guerra de encuestas, se dice que se están lanzando cifras desde las propias candidaturas para obtener votantes e inclusive hay quienes llaman a estar atentos a las encuestas para emitir "un voto útil". ¿Esa es una estrategia que funciona? ¿Está dispuesta la gente a que le señalen por quién votar?

Sí eso fuera así seríamos muy poderosos (los encuestadores), pero no es así. No se puede usar una herramienta como pieza de publicidad, el momento que se usa para orientar, si se la usa como una cuña, se está cometiendo un error. Hacemos una mejor campaña cuando le damos a la gente una solución razonable a sus problemas, en lugar de publicar una encuesta. También es suponer que todo el mundo cree en las encuestas, pero los datos son creíbles en función de los resultados que presenta. Que haya encuestadoras que sean un actor en el proceso, que se esté jugando con los números, es solo denigrar una herramienta científica, hacerle el juego a la publicidad y eso no se debe hacer. 

"Que haya encuestadoras que sean un actor en el proceso, que se esté jugando con los números, es solo denigrar una herramienta científica, hacerle el juego a la publicidad y eso no se debe hacer".

Hay una gran disparidad entre los resultados de las encuestadoras nacionales. ¿Cómo explicar eso?

Es una cuestión de metodología, deberían explicar su metodología. Muchas veces los resultados varian dependiendo de dónde están las preguntas en el formulario (cuestionario) y cómo pueden unas preguntas contaminar otras. Hay un montón de errores que se pueden dar al formular una encuesta sin que siquiera haya mala fe. El análisis que se hace de la realidad es más o menos acertado en función de la herramientas, hay muchos errores metodólogicos. Si usted hace una pregunta muy sesgada en contra o a favor del Gobierno y luego pregunta otra cosa, va tener resultados distintos. El tener información objetiva es lo que nos ayuda a tomar decisiones. 

¿Se puede decir que una de las consecuencias de diez años de autoritarismo es una campaña en la que se ha perdido el entusiasmo, tanto de los candidatos cuanto de los electores?

No tiene que ver con el correísmo, sino con la falta de oferta interesante para los electores. No hubo nadie que represente de una u otra manera a los electores. Quién represente los valores del nuevo elector en este momento. Hay una mujer, pero más allá del hecho biológico de ser mujer creo que no representa los valores del siglo XXI, porque es una mujer metida en la política que asume sus prácticas.

También hay dos candidatos jóvenes que han buscado conectarse con los menores de 40 años. ¿Su estrategia ha sido acertada?

Vi a uno de los candidatos  jóvenes que me pareció un caso de vieja política. El otro candidato joven, en cambio, se ha tomado un partido viejo para innovarlo, pienso que tiene una visión estratégica mucho más clara. Es su primera campaña, veamos cómo le va en el futuro. 

Los otros candidatos superan los 60 años, ¿eso no condiciona su forma de ver el mundo?

El fenómeno de estar en sintonía o no con los nuevos electores no tiene que ver con la edad de la persona. Bernard "Bernie" Sanders (ex postulante demócrata de 75 años de edad), en Estados Unidos, pudo identificarse con esos valores; una limitante es la estructura del pensamiento y no la edad de la persona.

¿En el Ecuador actual hay alguna candidatura que esté entendiendo al nuevo elector?

No.

¿Qué significará eso en términos del resultado electoral?

La gente va a actuar con base en la oferta de candidatos que hay. La gente tiene que votar y a alguien escogerá. Lo acabamos de ver en Estados Unidos: Clinton y Trump eran dos pésimos candidatos, la gente tuvo que votar no por lo que hubiese querido que haya sino por lo que hay. Lo mismo va a pasar en el Ecuador. 

¿Cómo definirías esta campaña con relación a las anteriores que ha visto el Ecuador? ¿Cuáles son sus rasgos más evidentes?

En primer lugar, falta de comunicación con los electores, muy marcada por la política, muy desviada hacia la corrupción y sin temas de campaña. 

[RELA CIONA DAS]

La comunicación política ausente en las últimas elecciones
Consuelo Albornoz Tinajero
Dávalos y Montúfar: de la academia a correr por la Alcaldía
Redacción Plan V
Papeleta contra retorno autoritario
Gabriel Hidalgo Andrade
Encuestas, elecciones y voto obligatorio
Gustavo Isch
Las 244 promesas de Lenín Moreno
Rosa María Torres
GALERÍA
"Hay que darle a la gente solución a sus problemas, no encuestas": Santiago Nieto
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los ejes del golpe de timón en el Consejo de Participación
Redacción Plan V
El sistema de salud en el Ecuador es una fábrica de enfermos
Redacción Plan V
La vida nómada de los refugiados colombianos en Ecuador
Redacción Plan V
Dos informes dan nuevas esperanzas a Íntag, el verde valle que podría convertirse en una mina de cobre
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

La empresa del Hotel Quito se descapitalizó por más de USD 28 millones
Fermín Vaca Santacruz
Arroz Verde: ‘Correa disponía, supervisaba y aprobaba’
Redacción Plan V
El arma del asesinato de Gavys Moreno fue hallada en la cárcel de Latacunga
Redacción Plan V
Todo se sabía
Juan Cuvi