Back to top
29 de Septiembre del 2019
Historias
Lectura: 13 minutos
29 de Septiembre del 2019
Fermín Vaca Santacruz
"Hay todavía miedo sobre el manejo de la planta de marihuana": Carlos Landázuri
0

Fotos: Luis Argüello

Carlos Landázuri lidera una campaña para explicar los efectos de los productos que contienen derivados del cannabis. 

 

Él es un empresario que promueve el uso de productos derivados del cannabis. Aunque la reciente reforma penal permitió el uso terapéutico de este tipo de sustancias, no queda claro si se ha permitido el cultivo de las plantas del género, como ya ocurre en Uruguay y en California.

La reciente reforma del Código Orgánico Integral Penal permitirá el uso de productos medicinales derivados de las distintas plantas del tipo cannabis. Entre éstas se encuentra la marihuana, conocida por sus efectos sicotrópicos, y el cáñamo, una planta que durante siglos sirvió para obtener una fibra vegetal de la que se hacían papel, cuerdas y velas. Carlos Landázuri, quien promueve la comercialización en el país de este tipo de productos, explica el alcance de la reforma y cómo ese tipo de preparados pueden ser beneficiosos para la salud. Llega a la cita con PLAN V con dos goteros, que contienen concentraciones distintas de extractos de éstas plantas, que muchas personas en el país están ya usando contra dolores crónicos, insomnio y estrés. Los goteros permiten colocar una pequeña dosis bajo la lengua. 

¿En que se diferencia la reforma realizada en el Ecuador con lo que ocurre en el Uruguay?

En Uruguay se aprobó el autocultivo de la planta de la marihuana, al igual que en algunos estados de Estados Unidos. Pero hay miedo todavía sobre el manejo de la planta de la marihuana, pues se pretende evitar el dañar a la población de una manera sicoactiva. Creo que la Asamblea ha dado un importante paso al aceptar que hay una diferencia entre el cáñamo y la marihuana, y estamos abiertos a la posibilidad de estudiar mejor otras plantas, como la uña de gato o la ayahuasca, sobre las que ya están investigando algunos laboratorios en el Ecuador. Se está estudiando en el país para firmas canadienses el uso combinado de estas plantas para tratar el cáncer. Creo que la Asamblea hizo hasta donde era políticamente posible.

¿Cuál es la diferencia entre el cáñamo y la marihuana, que son dos plantas muy parecidas?

Básicamente el nivel de THC, que es el cannabinoide sicoactivo o que se usa de manera lúdica para el "vuelo" y que está presente en mucho menor cantidad en el cáñamo. Al no tener tanto THC las personas que usan la marihuana de manera lúdica rechazan el cáñamo. Es básicamente encontra el elemento sicoactivo. 

El cáñamo sirve para hacer cuerdas, pues permite extraer una fibra vegetal. ¿Está prohibido en el país el cáñamo?

Sigue prohibido todo tipo de planta de cannabis. Estamos revisando el texto de la reforma con nuestros abogados, pues nos parece que no queda claro si es posible el cultivo en el Ecuador. Hemos tenido contactos con el Ministerio de Finanzas, que luego de lo de la Asamblea nos ha preguntado cómo podría influir macroeconómicamente este cultivo en el país. Entiendo que el veto presidencial está siendo analizado a conciencia y espero que sea así. El Gobierno nos ha preguntado cosas como cuántos empleados por hectárea podrían trabajar en plantaciones de cáñamo. Si lo comparamos con una florícola, podría haber nueve o diez empleados por hectárea, pero en el cáñamo podrías tener entre once y 15 empleados por hectárea, lo que sería un boom para el Ecuador en términos macroeconómicos. El sector florícola está analizando de cerca esta posibilidad.

La planta del cáñamo se daría en todo el país ¿es de esa planta de dónde se pueden extraer los productos que usted promociona?

Se pueden extraer del cáñamo y de la marihuana. De hecho, el CBD que es el producto que yo vendo también se puede extraer del lino, no son las únicas plantas. Lo que sí hay que analizar la productividad por tipo de planta, el cáñamo y la marihuana son los mejores en términos de rentabilidad porque se puede extraer muchas cosas. 

"El cáñamo podrías tener entre once y 15 empleados por hectárea, lo que sería un boom para el Ecuador en términos macroeconómicos. El sector florícola está analizando de cerca esta posibilidad".

La reforma dice que se legaliza el uso medicinal del cannabis, pero no dice nada sobre si se puede cultivar en el país o se deben traer los principios activos del exterior. ¿Qué hacer ante este vacío?

Hay un vacío efectivamente. Importar productos no es malo, pero el Ecuador está preparado para cultivar aquí, hay laboratorios y hay conocimiento suficiente para hacerlo. Hoy por hoy hay quienes quieren invertir en el Ecuador recursos y conocimientos. Si bien las plantas se pueden cultivar en todas partes, también se lo puede hacer en interiores y en invernaderos, lo que permite controlar las condiciones. Luego del cultivo, la industrialización y agregar valor nos puede diferenciar de ser solo un productor de cáñamo. 

¿Es relativamente fácil conseguir marihuana en las calles del país? ¿Esta se cultiva en el Ecuador o viene de países vecinos?

Sí, siempre se ha encontrado en el Ecuador. Hay que la consume y cultiva en Costa, Sierra y Oriente. Hay un mercado negro de pacientes de cáncer que necesitan proveerse de marihuana para su uso medicinal.

El país está inmerso en una lucha global contra las drogas. ¿Cómo explicar que hay una variedad de cannabis que no forma parte de la industria del narcotráfico?

La experiencia de Portugal y Estados Unidos evidencia que al ir despenalizando cierto consumo la sociedad entiende que hay gente que usa sustancias para consumo lúdico y otros las requieren para consumo medicinal. Hay un estudio en Canadá que durante cinco años concluyó que no se puede determinar dónde termina el uso medicinal y donde empieza el uso lúdico. Por ejemplo, hay gente que toma jarabe de tos sin tener tos, porque encuentra que le ayuda dormir. Es un uso lúdico. Lo mismo puede ocurrir con el cannabis, no se puede trazar una línea en blanco y negro entre lo lúdico y la medicinal. 

"Hay un estudio en Canadá que durante cinco años concluyó que no se puede determinar dónde termina el uso medicinal y donde empieza el uso lúdico".

Estos goteros contienen los extractos de cannabis que podrían llegar al mercado. 

¿Se debe ir entonces hacia un modelo similar al uruguayo, donde hay un control de calidad estatal?

Absolutamente, el Ecuador no puede quedarse solo en la discusión de lo sicoactivo. Debemos mirar a nuestros pueblos originarios. Hace 20 años pude probar ayahuasca en una tribu shuar. Me sentí limpiado totalmente. Ahora hay laboratorios que están usando el CBD y la uña de gato como reemplazo de la cúrcuma para el tratamiento del cáncer. Todo el conocimiento de nuestros pueblos ancestrales, unido a otros conocimientos, puede generar salud, dinero y minimizar el poder de las mafias. 

Siempre se ha señalado que el problema de la prohibición es que fomenta al crimen organizado. ¿Puede ayudar esto a desmontar el narcotráfico?

Hay que hacer varias distinciones. La marihuana no es lo mismo que la cocaína, la H, o el éxtasis. La marihuana es una planta, y puede dársele distintos usos. En el caso de la cocaína, parte proviene de una planta y otras son substancias químicas. Siempre que se genera una prohibición hay un mercado negro. Hay muchas personas, en especial, en tratamiento contra el cáncer, que requieren de marihuana y por eso concurren al mercado negro. El CBD con THC delta 9 que se obtienen de estas plantas no curan el cáncer, pero le dan una mejor calidad de vida. Prohibirlos es prohibir una mejora de calidad de vida. 

¿Cómo evalúa la respuesta de la clase médica nacional, que suele ser reacia al uso de productos naturales?

Hay una respuesta muy favorable. Desde que la Asamblea demostró apertura he recibido llamadas de doctores dispuestos a probar. Muchos están investigando, están buscando posibilidades, conectándose con colegas. Los labotarios tradicionales tienen un gran plan de marketing, pero al abrirse la posibilidad de una alternativa más natural, los mismos médicos se van a volcar a tener estos productos como una alternativa en sus prescripciones. 

"En Estados Unidos se lanzó una advertencia sobre el uso de CBD y el consumo de toronja, en donde se recomienda no combinar ambas cosas. Tampoco se debe usar en embarazo y lactancia, pues no hay estudios sobre cómo puede afectar al feto y a niños".

Estos productos se pueden usar para dolores crónicos, en casos de fibromialgia o cáncer. Pero haciendo una paralelismo con la crisis de los opiáceos en Estados Unidos, ¿estos preparados también podrían volverse adictivos?

Depende de cómo sea el enfoque de la venta. Cuando yo entrego CBD soy muy claro en decir que esto no cura nada. Tampoco es posible que te enganches con estos productos. Tengo pacientes que se toman un par de gotas antes de dormir, no hay una dosis fija. La venta debe ser guida, que es algo que no sucede ni siquiera en los Estados Unidos. Creo que soy uno de los pocos proveedores que te enseña a manejar la herramienta. Yo proveo un preparado con THC menor al uno por ciento y sin THC. En cualquiera de los dos casos debemos aprender a manejar la herramienta. 

La norma como está propuesta eleva estos productos a la categoría de productos medicinales, y eso obligaría a que tengan un registro sanitario y a que reciban un visto bueno del ARCSA. ¿Cómo sería este proceso en el país?

Es una cuestión de voluntad política. Sé que el Ministerio de Finanzas está analizando bajar aranceles para equipos de laboratorio. El conocimiento debe ser adaptado a la realidad nacional, creo que el ARCSA está muy preparado para este tipo de control. 

Ustedes tienen un laboratorio en el Ecuador ¿cómo funciona?

Usamos plantas con cultivo aeropónico, tenemos luz y temperatura controlados. Tenemos un gran equipo detrás aunque también hay quienes lo hacen de manera casera. 

¿Cuáles son los efectos secundarios o contraindicaciones de estos productos?

Siempre debemos estar pendientes de casos de hipertensión o glaucoma. Hay personas con bipolaridad que quieren dejar los medicamentos sintéticos. Pero en ambos casos les pedimos que consulten primero con su médico. Los profesionales deben decidir esto. Ya hay siquiatras que están recomendando a su pacientes que consuman productos cannábicos. 

¿Hay alguna interacción con quimioterapia u otros medicamentos?

En algunos casos hay una reacción negativa al principio, durante los primeros siete días. No se puede dar una sola dosis, depende de cada persona. En Estados Unidos se lanzó una advertencia sobre el uso de CBD y el consumo de toronja, en donde se recomienda no combinar ambas cosas. Tampoco se debe usar en embarazo y lactancia, pues no hay estudios sobre cómo puede afectar al feto y a niños. 

¿Qué va a hacer el Gobierno? ¿Habrá un veto o cree que el texto se ratifique?

Creo que el Ejecutivo está viendo la posibilidad de generar salud y empleo y de derrotar a las mafias. El Gobierno creo yo que va a tomar esta gran oportunidad. No sé cuál sea la cantidad de consumidores lúdicos de estos productos. En el país hay mafias del narcotráfico, pero no solamente ellos sino que hay quienes tienen sus propias plantas. Mientras más tabú sea esto más difícil será controlarlo. Espero que haya voluntad política de beneficiar a enfermos de cáncer, de fibromialgia, de psoriasis, de insomnio que con medicamentos duermen pero no descansan. Tenemos la oportunidad de salir de un círculo vicioso y de brindar descanso a la población y ser más productivos. 

GALERÍA
"Hay todavía miedo sobre el manejo de la planta de marihuana": Carlos Landázuri
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Drogas: ¿el Gobierno se muerde la cola?
Redacción Plan V
Drogas, adictos y adicciones: más allá del bien y el mal
María Elena Dávila
Club de usadores de mariguana
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Nueva ley de drogas y la marihuana en el Ecuador
Marian Burgos*

[MÁS LEÍ DAS]

Cae otro accionista de Sky Jet con más de una tonelada de droga
Redacción Plan V
El campanazo carchense
Juan Cuvi
Quien busque la continuidad de Moreno y Correa, será golpeado con votos
Jean Cano
En Carchi se exige que la minería no dé la espalda a las comunidades
Susana Morán