Back to top
3 de Abril del 2024
Historias
Lectura: 23 minutos
3 de Abril del 2024
Juan Carlos Calderón

Director de Plan V, periodista de investigación, coautor del libro El Gran Hermano. 

Ivonne Núñez: el trabajo por horas va a cambiar la situación del desempleo en cortísimo plazo
0

La ministra de Trabajo tiene la responsabilidad de fijar el monto que se pagaría por la hora de trabajo. En la sala de reuniones aledaña a su despacho explica a Plan V los cálculos y las fórmulas para llegar a una crifra. Fotos: Juan Carlos Calderón

 

La ministra de Trabajo, Ivonne Núñez, una abogada y ex jueza guayaquileña, expone sus motivos para creer que con el cambio de los contratos laborales la informalidad y el desempleo caerán rápidamente. El contexto, dice, es el inicio formal del acuerdo de comercio con China y la paulatina caída de los índices de inseguridad.


Su oficina, ubicada en un edificio de la exclusiva avenida República de El Salvador es, en contraste, modesta. Un escritorio pequeño, una austera sala de visitas y una sala de reuniones aledaña donde recibe a Plan V para hablar del mayor problema del Ecuador después de la violencia criminal y el narcotráfico: el desempleo y, sobre todo, la situación de los jóvenes. Con el contrato por horas, el gobierno, hay que decirlo, amplió las expectativas de decenas de miles de jóvenes que están fuera del mercado laboral. Su tarea no es menor, porque la funcionaria es el puente entre el empresariado, grande y pequeño, y los trabajadores, cuyos sindicatos se oponen a cualquier tipo de retroceso de las garantías laborales. La ministra asegura que no está en los planes del gobierno reducir derechos. Después de la consulta popular, y en la hipótesis de que el gobierno ganará con el SÍ, ella tiene un reto adicional, que podríamos llamar un conflicto interno no-armado: la revisión de los contratos colectivos de las empresas públicas, cuyas primeras escaramusas se dieron hace unas semanas con la denuncia del contrato colectivo del sector eléctrico. Pero, por ahora, el enfoque está en dar una respuesta a una de las dos promesas de campaña que catapultaron la victora de Noboa Azín. En esta entrevista, la doctora Núñez da pistas también de cuánto costará la hora de trabajo, que es un asunto más complejo que dividir el salario básico unificado para las horas laborales del mes. 

PLAN V: El gobierno anunció un incremento de más de 60.000 plazas de empleo juvenil, pero de inmediato apareció que hubo más actas de finiquito en el IESS, ¿cómo explicar eso?

MINISTRA: Todo contrato de laboral debe estar registrado ante el ministerio de Trabajo. Semanalmente, hacemos el registro  de los nuevos contratos. El ministerio tiene la posibilidad de hacer la clasificación, de acuerdo a cómo se registran. Y encontramos que el crecimiento, al mes de marzo, de los nuevos contratos registrados ante el ministerio superaron los sesenta mil contratos, comprendidos entre los 18 y 29 años de edad. Hablamos de contratos registrados legalmente. Pero hicimos un contraste con el total de los contratos registrados. Cuando salió la cifra de los 63 mil contratos de trabajo para jóvenes, también llegó la cifra de un total de 161.000 nuevos contratos. ¿Qué es lo que pasa cuando hay el contraste de 80.000 actas de finiquito registradas hasta la fecha? El ministerio registra cada año más de 700 mil actas de finiquito. El comportamiento es que mensualmente se registran entre 60 mil y 70 mil actas y se llegan hasta 80 mil. Este comportamiento, que es normal, va desde enero el 2020 a marzo del 2024. 

¿En qué sectores se registran las desvinculaciones y cuáles son las causales?

El sector que más registra actas de finiquito es el agroexportador y el agroindustrial. El segundo sector es el de contrato por obra y así sucesivamente. En el quinto puesto están contratos por despido intempestivo. Las mayores provincias con actas de finiquito son Pichincha, Tungurahua, Cotopaxi, Santo Domingo de los Tsáchilas, Loja, Los Ríos, Cañar…

La ministra de Trabajo dice que el sector que más registra actas de finiquito es el agroexportador y el agroindustrial. El segundo sector es el de contrato por obra.

¿Guayas?

Sí está, pero no en eso niveles. Ahora, la principal causal por acta de finiquito es la terminación por mutuo acuerdo. La segunda es terminación por obra cierta. Todas son causales legales. Ha llamado la atención el alto número de actas de finiquito, pero no necesariamente significan desempleo, porque hay temporalidades en los contratos de trabajo y esta es la modalidad más recurrente. La modalidad más frecuente es en el sector de la zafra. Terminó la zafra en diciembre y las desvinculaciones estuvieron por encima de los 20 mil trabajadores. Esta actividad es histórica —Ecuador tiene varios ingenios azucareros en Costa y Sierra— y se vuelve a reactivar en junio. Nosotros tenemos contratos temporales y es normal, y lo que me gusta de este debate y estas cifras es que podemos decir que Ecuador tiene un fomento de trabajo agrícola extraordinariamente relevante para la economía nacional. Yo auguro que en los próximos dos años, ese registro de actas de finiquito podría llegar a un millón por año.

¿Por qué?

Porque el 1 de mayo de este año entra en vigencia plena el Tratado de Libre Comercio con China, con el cual nos vemos obligados a incrementar la exportación a ese gran mercado. Doy un ejemplo: cinco millones de cajas de banano entran al mercado chino, e ingresará mayor número, al igual que otros productos como la pitahaya.

¿Los trabajadores de la zafra son recontratados en junio?

Sí, y en el caso de la zafra se da una particularidad, la mayoría de los cortadores de zafra son peruanos, del norte de ese país. A ellos se les hacen sus contratos y tiene afiliación al seguro social. Tenemos oficinas del ministerio de Trabajo para hacer las inspecciones legales en esta zona de alta contratación laboral. Hay una zona por la cual en algún momento el Ecuador fue llamado la atención, porque tenían contratos de menores de edad, que era en las bananeras. El ministerio acaba de dar el informe en la Cumbre de la FAO, y ahora tenemos cero trabajo infantil en las bananeras. Ha sido un trabajo de diez años a través de inspectores y de regulaciones. Lo que hace el inspector laboral es emitir un informe e inmediatamente imponer la sanción, que son de miles de dólares, pero como ministra de Trabajo yo no puedo, porque me impide la ley, entrar a suspender la actividad laboral en el sector. El empeño primordial de este ministerio es también erradicar el trabajo infantil en la calle, y de manera importante en Quito. Hacemos campañas constantes, conseguimos padrinazgos para rescatar a los niños, las que hacemos con la empresa privada y fomentamos los cursos de capacitación. Hemos hecho una proyección de reducir al menos 1.5% el trabajo infantil, que en el Ecuador es menos del 5% de la fuerza laboral. El ministerio también trabaja, con la embajada de Israel, en capacitación para evitar la violencia contra las mujeres, en el sector laborar público y privado.

Hacemos campañas constantes, conseguimos padrinazgos para rescatar a los niños, las que hacemos con la empresa privada y fomentamos los cursos de capacitación. Hemos hecho una proyección de reducir al menos 1.5% el trabajo infantil, que en el Ecuador es menos del 5% de la fuerza laboral.

Sobre el tema, Plan V realizó una investigación, con varias entregas, del caso Furukawa. ¿En qué ha terminado esto? Y nos preocupaba saber si esto fue un caso aislado o es algo recurrente en el campo ecuatoriano.

Es recurrente. Quienes son los más usados y afectados por este tipo de trabajo son los extranjeros, porque es más fácil con ellos ubicarlos en un sector y encerrarlos. Junto a Naciones Unidas trabajamos en la eliminación de este tipo de trabajo, porque no solo hay explotación laboral, sino también explotación sexual. Hacemos la persecución de estos hechos cuando son denunciados. La forma de regularización de los migrantes en el Ecuador es tener un contrato, pero evitan aquello y viene la explotación laboral. Tenemos identificados varios puntos, que son denuncias en las Inspectorías del Trabajo. Trabajamos en esos puntos de manera reservada, hasta ver la mejor opción y esta no es el ingreso del ministerio de Trabajo sino del Ministerio Público. En nuestro periodo, desde noviembre a la fecha, no hemos tenido denuncias reservadas. Pero el tema es delictivo y le corresponde a la Fiscalía. Podemos actuar de oficio siempre y cuando conozcamos del hecho, porque no hacemos inspecciones al azar si no con información previa.

Usted augura “buenas noticias” en lo laboral con el tratado con China. Pero en Ecuador ha sido muy difícil generar fuentes de empleo, que no se logran por decreto ni por anuncios.

Tenemos un gobierno que maneja como política, y dentro del Plan Nacional de Desarrollo el sistema de propuesta-análisis-resultado. Por eso se escucha al presidente Noboa decir: política de resultados. Nosotros nos manejamos con los famosos KPI. Para poder entregar al presidente Noboa la primera propuesta de lo que hoy es la Ley del Empleo Juvenil, nos basamos en unos informes, que nos entregó la CEPAL, la cual determinó que habían dos sectores sociales descuidados en cuanto al empleo: los jóvenes y las mujeres. En el caso de las mujeres, el país contaba desde el año pasado con la Ley Violeta. Faltaba el reglamento, que fue expedido tres días antes de que tomáramos la conducción del país. Y en el sector de los jóvenes, tomamos la muestra estadística de 3.8% en relación a la Población Económicamente Activa, que es de 8.3 millones de ecuatorianos. Son 320.000 personas en el desempleo. Nos quedamos aquí y encontramos que de este número, 200.000 correspondían a menores de 30 años de edad. Y hay algo muy importante, que para mi sigue siendo un impacto social y trato de buscar respuestas a esto: ¿cómo es posible que se haya reglado que, para ingresar a las universidades los jóvenes tenían que pasar un examen llamado Quiero Ser Bachiller, cuando los jóvenes ya eran bachilleres? Si se revisa los datos de antes del famoso examen y los datos de después, vamos a encontrar con una masa muy grande de jóvenes que se quedaron sin tener acceso a las universidades del sector público. Yo le decía al presidente Noboa que tenemos una deuda como Estado con estos jóvenes. Y nos fuimos con la primera ley. Pero ahí aplicamos una estrategia, que es la de resultados: la estrategia fueron los incentivos tributarios, que empiezan con el 50, 75 y 150% para las empresas que contraten a estos jóvenes. El presidente dijo que hay jóvenes que torpemente han sido sentenciados por consumo de marihuana, y dijo que se ponga para ellos un incentivo del 150%, porque se torna muy difícil para una persona que haya estado presa conseguir un trabajo.

Hablamos con las empresas, hicimos cursos de capacitación de la mano con el SRI y les dijimos que era necesaria la reactivación de la mano de obra. Muchas empresas dijeron que era importante retornar al contrato por hora.

¿Y cómo se consigue resultados con esta ley?

Primero, hablar con las empresas. Hablamos con las empresas, hicimos cursos de capacitación de la mano con el SRI y les dijimos que era necesaria la reactivación de la mano de obra. Muchas empresas dijeron que era importante retornar al contrato por hora. Y comenzó la idea del contrato por hora, de la mano del contrato a plazo fijo. Me reuní no solo con las grandes empresas, sino también con personas que tienen negocios pequeños, por ejemplo pizzerías, y vieron cómo el contrato a plazo indefinido los había bloqueado. Con el diálogo fuimos articulando lo que ahora es una pregunta de enmienda constitucional y reforma al Código de Trabajo. Como ministra de Trabajo me enfoco en los resultados. He venido pensando sobre qué es lo que genera riqueza en una sociedad, y es el comercio. Por eso se construyen los puentes, para unir las ciudades. Creo que estamos capacitados para en corto tiempo tener grandes exportaciones a China, y como ministro de Trabajo me enfoco en que eso incentivará la contratación de más mano de obra. Y  es posible que el contrato por hora sea el paso más viable para que haya más personas con un contrato formal, porque este va a tener que ser formalizado.

La ministra señala las normas con las cuales se pretende hacer las reformas al Código del Trabajo.

¿A cómo van a poner la hora?

(Entonces la ministra se levanta de su silla y se dirige a una pizarra de tiza líquida, donde hay unas galimatías de números y fórmulas que muestran la búsqueda del monto que se pagará por hora de trabajo en el Ecuador).

Mire, el Código de Trabajo dice que …pero cuando usted trabaja en una jornada corrida, que es de lunes a viernes y descanso fin de semana. Ahí nos dio USD 1,916 y dijimos que era muy bajo, pero es un contrato de trabajo no permanente, que es diferente, y fuimos adecuando y empezamos a hacer los ejercicios y dijimos: vamos a dividirlo por 160 (horas), 5 días a la semana, y nos salió USD 2,875 y redondeamos a USD 2,88 la hora y sonaba interesante. Pero si va a trabajar dos o tres meses ¿cuándo va a trabajar los décimos de ley? Entonces pusimos el proporcional, más vacaciones… y llegamos a USD 3,47 más el aporte patronal. Pero, dije, si se trabaja en horas suplementarias se suma USD 3,80 y tenemos que hacer el recargo del 50% y el 100% si trabaja feriados o sábado y domingo, entonces superamos los USD 7. Pero esto en el común denominador, pero ahí viene lo otro, que son los sectoriales. Nosotros emitimos Acuerdo Ministerial, con el Salario Básico Unificado, SBU, de USD 460. En la tabla sectorial, el SBU es superior y pasa de los USD 500. Si realizo el mismo cálculo, para el pago de la hora de trabajo en el sector petrolero, por ejemplo, si va a trabajar sábado y domingo, la hora de trabajo podría costar USD 12,99, suena atractivo. Por eso el presidente dijo que trabajar por horas incluso va a ser superior al SBU. Hasta ahí estamos, pero le tocará al Ministerio de Trabajo, por ser el ente rector, determinar el valor del contrato por hora, es una enrome responsabilidad que tengo.

Este es el cálculo del costo de la hora de trabajo, según el SBU y los salarios sectoriales. Ver PDF

Es muy probable que gane el SÍ en esa pregunta de la consulta popular. ¿Qué va a pasar después?

Como es enmienda constitucional la tiene que hacer la Asamblea Nacional y lo que se envía al Registro Oficial es que en la parte pertinente del artículo de la Constitución de la República constará de acuerdo a lo que dice el Anexo. Entonces, ahí está que la precarización laboral la va a eliminar el contrato por hora, y se va a poner lo que puso la Corte Constitucional en el alcance que hizo y va a decir: contrato por hora, siempre y cuando se trate de la primera vez.  Una persona que va a trabajar con una empresa mediante contrato por hora, será solo la primera vez. Tampoco es posible que se les haga firmar la renuncia para hacerles pagos por horas, porque la Corte blindo la pregunta de esa manera.  Ahora, la otra pregunta está relacionada al contrato a plazo fijo. El empresario, el microempresario, las Pymes van a darse cuenta si la persona sirve o no para el puesto y puede firmar un contrato a plazo fijo, y habrá una continuidad. Es difícil para un joven sin experiencia conseguir trabajo en el Ecuador. Creemos que es necesario darles la oportunidad de adquirir experiencia. Pero más que eso, el contrato por hora no está exclusivamente diseñado para los jóvenes.

El empresario, el microempresario, las Pymes van a darse cuenta si la persona sirve o no para el puesto y puede firmar un contrato a plazo fijo, y habrá una continuidad. Es difícil para un joven sin experiencia conseguir trabajo en el Ecuador. Creemos que es necesario darles la oportunidad de adquirir experiencia.

¿Por qué?

Porque debe involucrarse a otros sectores, como las mujeres, y un sector laboral, que nadie piensa en ellos, que le falten aportaciones para la jubilación laboral.

¿Y la reforma al Código del Trabajo?

Esta es para eliminar el contrato indefinido, que fue un concepto errado. Pensaron que al ser indefinido el trabajador iba a tener una estabilidad indefinida, y el mismo Código permite la ruptura de la relación laboral. Hay la indemnización por despido intempestivo. La palabra indefinido no significa una garantía per se. Solamente existe garantía de estabilidad primaria en dos áreas, en el Ecuador: en los dirigentes sindicales y las mujeres en estado de gestación y lactancia.

Otro factor que afecta a la estabilidad es la jubilación patronal. Ante la inminencia del plazo para esta jubilación los trabajadores suelen ser despedidos.

La jubilación patronal fue debatido hace muchos años en el país. El Código de Trabajo es cuestionado por vetusto, y a mí lo vetusto me gusta porque ahí está lo sabio. La jubilación patronal es exclusiva para el sector privado. Hay dos tipos: la proporcional, que cuando se va a cumplir 20 años de trabajo y es despedido. Entonces se paga lo proporcional porque no llegó a los 25 años de trabajo. Luego de los 25 años, una empresa tiene que pagarle una jubilación hasta los 82 años de edad. Esta jubilación patronal también tiene el pago, de manera directa —para cumplir los años que faltan hasta los 82 años— a través de  un fondo global, que el paga el total. ¿Qué sostienen los empresarios y los teóricos? Que en el Ecuador existen dos tipos de jubilación, la del IESS que es universal, y esta jubilación patronal —que es tan ecuatorianísima, porque tenemos derechos tan ecuatorianísimos— y que este fondo salga de una fondo exclusivo de aporte que se nutra entre el empleador y el trabajador y si se cambia a otra empresa se vaya llevando su aporte. ¿Puede ser esa una opción para que el pago de esta obligación no sea exclusiva de la patronal? Estas reformas surgieron cuando pasamos a la dolarización y es una historia que no está terminada de construir. Pienso que las mujeres debemos jubilarnos con las aportaciones que dice la ley, pero sin límite de edad. Es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud, que se sustenta que  las mujeres, por naturaleza, vamos a afrontar problemas específicos de salud, como la osteoporosis, por ejemplo.

¿Qué perspectivas ve al empleo joven? Todo gobierno ha hablado de ello y hasta ahora no hay un camino hacia el crecimiento.

Va a depender de la dinámica de la economía nacional y tenemos una gran enemigo, del que poco a poco nos liberaremos. Y aspiro que a cortísimo plazo sea derrotado, que es la inseguridad. Porque nuestros jóvenes fueron captados, y hay negocios cerrados por eso, pero vamos a revertirlo. En el sector privado radica la contratación por hora. En el sector público lo hará de acuerdo a requerimientos.

El trabajo por hora será un debate largo ¿ha hablado con los sindicatos?

He hablado con los sindicatos y no encuentro todavía un sindicalista que me diga que está en contra. Solo un señor por ahí que dice cualquier cosa y le he pedido que lea la pregunta y mira las condiciones del país. Yo quisiera que ellos propusieran también trabajo para los jóvenes y al sector de los informales hacerlos formales. Entiendo que el sindicalismo no está en su mejor momento, pero les he dicho que en julio voy a hacer la verificación de los planes de igualdad, que exige la Ley Violeta, para las centrales sindicales y los sindicatos tengan igualdad de género en la dirección. Quiero ver a más mujeres discutiendo de sindicalismo en el Ecuador. Marcela Arellano es la única que ha discutido y está de acuerdo con el primer objetivo nacional: que todos —trabajadores, empresarios y gobierno— debemos buscar más empleo en el Ecuador.

GALERÍA
Ivonne Núñez: el trabajo por horas va a cambiar la situación del desempleo en cortísimo plazo
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V
EE.UU: las elecciones más difíciles de su historia
Ugo Stornaiolo
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Las claves para entender las reformas al PUGS y el nuevo marco urbanístico de Quito
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (primera parte): en 2020 el excontralor creía que le pincharon su teléfono
Susana Morán
Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (segunda parte): el excontralor pidió ayuda para su hijo John a Lenín Moreno
Susana Morán
La "gran fiesta" de despedida de Roberto Izurieta levantó polvareda
Redacción Plan V
Ecuador, en el eje de la criminalidad en Europa
Redacción Plan V