Back to top
19 de Octubre del 2021
Historias
Lectura: 16 minutos
19 de Octubre del 2021
Redacción Plan V
Más de 4.000 millones de dólares en glosas confirmadas por Contraloría no se pueden cobrar
0

Treinta funcionarios fueron destinados a la recuperación de 47 mil expedientes quemados en el incendio de la Contraloría. Esto significa que se han recuperado más del 95% de los documentos. Fotos: Luis Argüello / PlanV

 

La Contraloría ha recuperado 47 mil expedientes que fueron quemados en octubre del 2019, cuando el edificio matriz fue incendiado por manifestantes. Un equipo de 30 personas trabajó más de un año para recuperar más del 95% de los documentos.


En una entrevista con Plan V, el contralor subrogante, Carlos Riofrío, reveló que un monto aproximado de cuatro mil millones de dólares, que corresponden a glosas confirmadas por la Contraloría, están en represados en el Tribunal Contencioso Administrativo, debido a los recursos que interponen los funcionarios y ex funcionarios a quienes se les ha ratificado reponsabilidades civiles y administrativas. El contralor Riofrío también dijo que luego de más de un año de trabajo, un equipo de la institución de control ha logrado recuperar 47 mil expedientes, que fueron dañados en el incendio del edificio matriz de la institución, durante los violentos sucesos del paro nacional de octubre del 2019. Esta crifra corresponde al menos al 95% de los expedientes que fueron afectados por el fuego. Este es un extracto de la entrevista con el funcionario. 


Miles de expedientes que fueron quemados son recuperados y clasificados por personal de la Contraloría, en el subsuelo 5 del edificio temporal que ocupa la institución, en el norte de Quito.

La Contraloría ha iniciado el examen a las frecuencias que entregó el gobierno de Lenín Moreno ¿cuáles son los alcances de este examen?

Respecto de la asignación de frecuencias, se emitió hace dos semanas la disposición para que se haga una verificación preliminar, a fin de que se analice la pertinencia de realizar un examen especia. Se presentó ya ese informe, se incluyó el alcance y el periodo que se va a analizar. El tema es la asignación de frecuencias respecto de la denuncia que realizó Fundamedios. Se asignaron más de tres mil frecuencias a escala nacional, pero se limitó este examen especial a las que fueron asignadas en Pichincha y Guayas. Más adelante, dependiendo de los resultados se irán haciendo nuevos exámenes especiales de las otras frecuencias, para determinar exactamente de cómo fueron otorgadas.

¿Qué se busca, basicamente?

La legalidad de la entrega de estas frecuencia que, se hayan se cumplido los procesos, si se cumplieron los requisitos, si detrás de las postulaciones que se hicieron estaban realmente las personas que ofertaron esas frecuencias, si se cumple de acuerdo a la legalidad y cómo está dado el procedimiento para el otorgamiento de frecuencias.

Se determinará si es legal el tema de la propiedad de las frecuencias. Se verifica y valida también la documentación que fue presentada en el concurso de frecuencias, a fin de determinar si todos esos procesos fueron legales.

¿También se buscará la propiedad real de los beficiarios?

Se determinará también si es legal el tema de la propiedad de las frecuencias. Se verifica y valida también la documentación que fue presentada, a fin de determinar si todos esos procesos fueron legales.

Al inicio del gobierno de Lenin Moreno la Contraloría publicó ya un informe en el que se determinó irregularidades en tres grupos empresariales: González, Yunda y Andrade. ¿Qué pasó con ese informe?

Este es un nuevo informe que se está realizando sobre el otorgamiento de nuevas frecuencias. El examen anterior sigue el proceso normal, una vez que fue aprobado pasa a las etapas de pre determinación y de determinación, donde se analizan nuevamente los descargos de los auditados y se establece ya las resoluciones confirmatorias con responsabilidades. Esto no está todavía.

Pero, ¿es común que demore tanto?

No es demora, es el flujo de trabajo del número de informes que se producen en la Contraloría mensualmente. Se entenderá que en la etapa de pre determinación y determinación, adicional a la revisión de la documentación que no fue presentada, es un nuevo análisis que se hace a toda esa documentación y eso lleva tiempo, porque el proceso es un sistema que tenemos; existen informes técnicos que se deben presentar para que se sustente las resoluciones para confirmar o no confirmar las responsabilidades.

La comisión de fiscalización de la Asamblea había pedido las glosas confirmadas de actuales asambleístas, por su gestión en anteriores cargos públicos. La Contraloría pidió un pronuncimiento a la Procuraduría, ¿cuáles fueron sus reparos?

Como servidor público llevo treinta años en esta institución. Nosotros tenemos una reglamentación interna que nos impide que publiquemos información que es particular del auditado y, por lo tanto, solicité al procurador general del Estado que me exima de esa responsabilidad y que me permita entregar la información que piden los asambleístas. En ese mismo sentido, el procurador dio la autorización y se procedió a entregar la información a la Asamblea. Lo más importante de esto es que, en su pronunciamiento, el procurador indica de que, además, se traslada la responsabilidad de la reserva de la información al peticionario, en este caso a los asambleístas que hacen la petición de la caución de fiscalizaciones. Se entregó la información que fue solicitada: las responsabilidades administrativas civiles y órdenes de reintegro, pero únicamente las que estuvieron confirmadas en la Contraloría. Cuando se emite una resolución confirmatoria esta puede irse modificando, dependiendo de qué argumento presenten los auditados, y eso se puede modificar todo el tiempo. Esas son las responsabilidades que se mandaron confirmadas y eso es lo que se entregó a la mesa de Fiscalización.

el procurador indicó se traslada la responsabilidad de la reserva de la información al peticionario, en este caso a los asambleístas que hicieron la petición de las glosas confirmadas de los actuales legisladores.

Porque después al esto se dio el epíteto de los asambleístas glosados ¿en realidad son glosados?

Sí, es una glosa, y hoy se quiere llamar así las personas que están glosadas, pero no en el sentido malicioso que se está dando; como que tuvieran un karma o un algo en contra de ellos, como si estuvieran ya juzgados. Porque todavía existen recursos dentro de la contraloría y adicionalmente hay un recurso de revisión el cual pueden también solicitar. Y luego de la Contraloría pueden pedir también un recurso al Tribunal Contencioso Administrativo (TCA) en caso de que no estén conformes con la ratificación de la Contraloría.

El llamado Caso Las Torres generó un golpe a la reputación de la contraloría como institución. Cómo recibieron esto los funcionarios de la institución? Entiendo que se habrá dado una reflexión interna o un examen interno para saber qué pasó.

Sí, lógicamente a todo el personal nos afectó esta situación. Muchos de las de los comentarios que se dieron no todos eran verdaderos. Creo que se maximizaron muchas cosas que supuestamente se dieron aquí. Esto está en la Fiscalía y no podemos hablar de eso, pero en forma general lo que se hizo aquí es que hubo cambio de personal. Se cambió un poco de personas, no porque hayan tenido responsabilidad en los hechos que se mencionan, pero teníamos que refrescar un poco con el mismo personal de carrera de la institución; se verificó que cumplan el perfil, que tengan una hoja de vida en blanco y ese es el personal prácticamente nuevo en puestos de nivel jerárquico superior. Se han instaurado nuevos controles también en los sistemas, a fin de verificar; se han instaurado también nuevos procesos de supervisión, a fin de que los procesos que se vayan dando estén bien supervisados y estemos seguros de la confiabilidad que tiene un sistema de control interno, para que haya un debido proceso en el camino de los exámenes. Por supuesto que cada uno de los procesos que lleva a cabo la Contraloría tiene controles y seguridades.


Puede mirar la entrevista completa con el Contralor Carlos Riofrío en este video.

En el caso Las Torres lo que se denunció fue la existencia de un bufete de abogados externos, que daban servicios de desvanecimiento de glosas. ¿Esto pudo darse, es decir que haya grupos de abogados externos a la Contraloría que dan como un “servicio” de asistencia para desvanecer glosas?

Lo que se puede dar es que el servidor que esté con una responsabilidad en Contraloría solicite que un abogado le haga el seguimiento de su defensa y en la entrega de la documentación. De lo que yo conozco, aquí no existen esos grupos de operación con abogados externos que influencien en los desvanecimientos de glosas. No estoy de acuerdo, siempre he discutido el tema del desvanecimiento, creo que se ha satanizado mucho el término porque este no depende de una persona o de un servidor de la Contraloría que autorice a que se ponga o se quite una responsabilidad. Todo es un proceso que  involucra a unidades que tienen hasta cien analistas y a cada analista se le asigna independientemente un trámite, y ellos son los que hacen y presentan informes técnicos. Y en función de la documentación sustentada, y de esos informes técnicos, es que se confirma de manera parcial o total una responsabilidad. No es no es verdad que que alguien aquí solo ordena, no funciona así la Contraloría.

se ha satanizado mucho el término "desvanecimiento de glosas" porque esto no depende de un servidor de la Contraloría que autorice a que se ponga o se quite una responsabilidad. Todo es un proceso que  involucra a unidades que tienen hasta cien analistas.

Desde el 2007 hasta la fecha la Contraloría ha predeterminado glosas por 8.335 millones de dólares. De ese monto se confirmaron 5.012 millones. Se desvanecieron glosas por 1.156 y hay montos caducados por 284 millones. Pero el Estado solo ha recaudado 42 millones en 15 años.

Sí ha sido también un tema de preocupación para nosotros. Pero hay que entender que (la persona con) una glosa confirmada tiene todavía la opción de recurrir ante el Contencioso Administrativo. El 80% del valor de glosas confirmadas que usted acaba de leer son reales, pero están en el Contencioso Administrativo y solo ahí el promedio de un trámite demora de tres a cuatro años. Una vez que en el Contencioso se resuelve, y si confirma lo que dice la Contraloría, únicamente ahí  remitimos el expediente a recaudación y coactivas y ellos recién empiezan el proceso de cobro. Se hace una notificación con el título de crédito por el valor, si en diez días no paga se vuelve a enviar otra resolución con medidas cautelares; entonces se le puede embargar los bienes, las cuentas bancarias… Ese es el proceso que se sigue para el cobro. En la Unidad de Coactivas se ha hecho una reestructura: se han contratado también estudios jurídicos para que nos ayuden con el cobro, que se les paga un porcentaje sobre lo cobrado y eso nos ha permitido que apenas en estos tres meses que tengo yo de gestión se hayan cobrado  2.2 millones de dólares y esto va en ascenso. Hemos tratado de ir instaurando nuevos procedimientos que nos permitan agilizar los procesos al interno a fin de cobrar.

También la Contraloría tiene que entrar a defender sus resoluciones

Nosotros tenemos las resoluciones y vuelven a hacer un análisis y ellos (el TCA) dictaminan si confirman lo que dice la Contraloría o lo niegan, y en muchos de los casos ahí es donde se caen también las responsabilidades.

¿Eso quiere decir que tal vez están mal hechas?

No, no necesariamente pueden estar mal hechas; pueden ser argumentos o criterios que tengan en el Contencioso Administrativo. Estamos hablando de la mitad del 80% de lo confirmado, estoy hablando de 4000 millones más o menos. Es un valor alto por recuperar por recuperar, pero primero se debe ratificar que en el Contencioso nos den la razón, que el análisis estuvo bien hecho, que la resolución fue bien emitida y por lo tanto podemos proceder al cobro.

A la fecha tenemos recuperados 47 mil expedientes de auditoría que fueron afectados por el incendio de octubre del 2019. Todavía quedan rezagos de pedacitos, pero nada se desechó; todo se metió en sacos de yute.

Ha pasado más de dos años del incendio de la Contraloría. Se perdieron miles de expedientes. ¿Cómo va la investigación sobre ese incendio? ¿Se han recuperado documentos?

En la investigación no podemos intervenir nosotros, porque está en la Fiscalía. Desde mayo del 2020 la Contraloría estructuró un equipo de 30 profesionales que se encargó de recuperar los expedientes quemados. A la fecha tenemos recuperados 47 mil expedientes de auditoría que fueron afectados por el incendio. Todavía quedan rezagos de pedacitos, pero nada se desechó; todo se metió en sacos de yute. De hecho, el trabajo se hizo en el quinto subsuelo de los parqueaderos. Se recibió absolutamente todo y estamos en un proceso de validación de la última documentación de estos 47 mil expedientes que fueron ya recuperados. Una parte se fue al archivo, porque ya fueron estudiados y están en proceso de juzgamiento, y los que estaban pendientes de estudio están nuevamente en las unidades de pre determinación y determinación y sigue el proceso correspondiente. Habrá un porcentaje mínimo de documentación que se quemó, pero esa documentación la hemos requerido a los mismos auditados o a las instituciones para que hagan la reposición. Tendremos tal vez entre un 95 y 98 por ciento de recuperación. La diferencia es la documentación que ingresó inclusive ese mismo día y que todavía no estaba registrada en los sistemas.


Los expedientes en el incendio de octubre del 2019 se quemaron en su mayoría solo el contorno, lo cual permitió que se pueda recostruir el proceso de auditoría en cada caso.

A su criterio, ¿cuál fue la intención de todo esto? ¿Es posible que desde la propia Contraloría se haya provocado este incendio?

Eso no tendría sentido, porque no hubiera habido la voluntad de la Contraloría de armar un equipo de profesionales para nuevamente recuperar los expedientes. Es pensar que si la intención nuestra era desaparecer los expedientes,  ¿para qué hacemos un trabajo de más de un año, con tanto personal, trabajando sábados y domingos ese personal para recuperar los expedientes? Se quemaron sólo los filos, eso exactamente pasó con los expedientes, estaban uno encima de otro entonces se quemó el contorno, por eso se nos facilitó el tema de la recuperación.

[RELA CIONA DAS]

Puro patrimonialismo
Juan Cuvi
Aunque no hay carpetas todavía, el concurso para contralor ya tiene incidentes
Redacción Plan V
La lavandería II: una industria de sobornos que se movió en Petroecuador y la Contraloría
Redacción Plan V
La lavandería de delitos de cuello blanco (I): Crónica de la toma de la Contraloría
Redacción Plan V
El terremoto de los fondos para la reconstrucción de Manabí
Redacción Plan V
GALERÍA
Más de 4.000 millones de dólares en glosas confirmadas por Contraloría no se pueden cobrar
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Con la vacunación a la baja, hay dudas sobre si se llegará a la inmunidad colectiva en 2021
Manuel Novik
Así fue la censura a PLANV en el Complejo Judicial Norte
Redacción Plan V
Guardianas de Semillas y su casa de sanación en Los Andes
Gabriela Ruiz Agila @GabyRuizMx
Gobierno Abierto: la información pública en un click
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Torres y Jarrín: dos asambleístas que pierden los estribos en Twitter
Redacción Plan V
La chequera de Chérrez pone en evidencia la red de sobornos en el caso ISSPOL
Redacción Plan V
La erosión en el río Coca está a 8 kilómetros de Coca Codo Sinclair
Manuel Novik
Así fue la censura a PLANV en el Complejo Judicial Norte
Redacción Plan V