Back to top
31 de Octubre del 2013
Historias
Lectura: 13 minutos
31 de Octubre del 2013
Redacción Plan V
"Las mujeres integrales debemos reclamar"

Fotos: Gianna Benalcázar

Isabel María Salazar cuestiona lo que califica como "feminismo rabioso" que, sostiene, es un movimiento bien financiado desde el exterior. 

 

La activista antiaborto muestra el reglamento sobre la píldora del día después emitido por la ministra de Salud, Carina Vance

 

La vocera de la iniciativa ciudadana 'Somos 14 millones', Isabel María Salazar, afirma que la ministra de Salud, Carina Vance, tiene una agenda propia que no coincide con la postura del resto del Gobierno. Minimiza las acciones de las feministas que apoyaron el aborto por violación, a quienes acusa de inspirar la agenda de los medios de comunicación.

Isabel María Salazar, quiteña de 44 años, madre de 6 hijos, es directora general de 'Somos 14 millones'. Historiadora de formación, con maestría en Políticas Públicas por el Instituto de Desarrollo Empresarial (IDE).

redaccion@planv.com.ec

Isabel María Salazar mira, desde su oficina, hacia la iglesia de una exclusiva urbanización en las afueras de Quito. Esta madre de seis hijos, activista en contra del aborto y crítica de lo que llama "el feminismo rabioso" es la vocera de una agrupación llamada 'Somos 14 millones' que se define como "defensora de la vida". En su oficina, de austeros muebles de hierro y mármol, no se ven imágenes religiosas, excepción hecha de una pequeña talla de la Sagrada Familia. Pero sí algunos carteles del activismo católico. En su librero, destaca un ejemplar de la Doctrina Social de la Iglesia Católica. Sobre el escritorio, cuadros y estadísticas a las cuales recurre con frecuencia para fundamentar sus tesis. 

-¿Qué es la organización 'Somos 14 millones'? ¿Qué es lo que les ha llevado a organizarse y cuál es su agenda?

Somos una iniciativa ciudadana, no una ONG, que se ampara en la participación ciudadana prevista en la Constitución. Llevamos actuando más de un año y medio. Sobre nuestras cifras, le comento que el 12 de diciembre del 2012 pedimos ser recibidos por el Pleno de la Asamblea, para presentar nuestra postura frente al nuevo Código Penal. Esa simple solicitud para que nos recibieran contó con 150 firmas; a la audiencia, en las barras altas, llevamos a 800 personas, que incluso vinieron de otras provincias. Esto dista mucho de las 30 personas que fueron a la última sesión de la Asamblea sobre el Código Penal.

-¿Se refiere a las feministas que luego protestaron semidesnudas?

Nuestras barras estaban conformadas por madres, por jóvenes, por niños, por familias ecuatorianas con una actitud positiva y festiva, frente a lo que se vio ese día, cuando lo que había eran 30 mujeres absolutamente furiosas, dándose contra las ventanas, y la misma presidenta de la Asamblea tuvo que pedirles que se tranquilizaran. Estas son las cifras: unas barras de familias intergeneracionales, respetuosas, positivas, frente a 30 mujeres rabiosas. 

-¿Qué es lo que ustedes propusieron a la Asamblea Nacional?

Les entregamos los datos y testimonios de mujeres que habían decidido afrontar el embarazo luego de violaciones, entre otras cosas. Pero las feministas de siempre se salieron y no quisieron escuchar. Llevamos, a la comisión presidida por Virgilio Hernández, 43 000 firmas de respaldo a la defensa de la familia natural. No somos un colectivo más, sino una iniciativa que agrupa gente. El pasado 19 de marzo hicimos una manifestación pacífica de nuestros principios no negociables, con la participación de 5000 personas. 

"Su estrategia es adentrarse en puestos clave de decisión política. Vemos así a esas asambleístas del feminismo radical que han entrado en cualquier iniciativa que les permita tener acceso a cargos públicos".

-¿Pero cuál es su propuesta sobre el tema del aborto por violación?

Creemos en el derecho a la vida desde la concepción, de todos los ecuatorianos, sin excepciones. Esto va de acuerdo con la Constitución, y los auténticos derechos humanos. Hemos analizado el problema a fondo: hay algunos parámetros que los grupos feministas radicales no han considerado, se trata de una agenda setting, bien financiada desde el exterior, que representa a una absoluta minoría dentro del país. Si vemos las cifras de las feministas, hay una manipulación irresponsable.

Uno de los argumentos de "14 millones para desmentir a las feministas son estas cifras del INEC, que ubican el aborto como una causa de muerte muy infrecuente. 

Requerimos revisar estas cifras centrándonos en el tema del aborto por violación. Además de su agenda setting, su estrategia es adentrarse en puestos clave de decisión política. Vemos así a esas asambleístas del feminismo radical que han entrado en cualquier iniciativa que les permita tener acceso a puestos de decisión política.

Pensamos que todos sabemos dar razones de nuestras creencias. Si defendemos estos principios, significa que construyen en equidad el bien común. Hay que demostrar empíricamente por qué defendemos nuestros principios y como contribuyen al bien común. Reconocemos la firmeza del Presidente: ha habido presión de organismos internacionales como la OMS y Human Rights Watch que no tienen nada que ver con la situación del país. Por supuesto, respaldamos al Presidente y le hicimos llegar una carta en la cual le explicamos nuestro punto de vista.-¿Cómo interpretan ustedes la declaración del presidente Rafael Correa de que él es "heterosexual, católico y defensor de la familia"?

-Pero ustedes fueron críticos del Gobierno, cuando se reguló el tema de la píldora del día después...

A nosotros nos interesa la defensa de la vida y de la familia natural, de los derechos de la mujer, los niños, y los adultos mayores. No estamos ni a favor ni en contra de ningún Gobierno, sino que defendemos estos puntos específicos. Creemos que la ministra de Salud (Carina Vance Ndlr) tiene una agenda personal en el tema específico de la píldora del día después. Ella pertenecía a grupos feministas, y el reglamento que ella ha promovido dice en su artículo 19 que cualquier persona, hombre o mujer puede requerir la píldora. ¡Imagínese usted eso, cuando las cifras de la Dinapen establecen que el 80% del abuso sexual se da dentro de la casa, por parte de padrastros, tíos, y otros familiares! Este artículo 19 promueve y perpetúa la violencia contra las mujeres y las menores de edad. Las mujeres auténticamente integrales, que defendemos los verdaderos derechos de la mujer, debemos reclamar por esto. Enviamos al Presidente una carta con este análisis. 

"Asambleístas como  Margely Vásconez de Alianza País, Lourdes Tibán de Pachakutik o Cynthia Viteri de Madera de Guerrero, simpatizan con nuestras tesis".

-Entonces, ¿el Gobierno tiene una postura errática en estos temas?

Pienso que es una estrategia de una corriente internacional del feminismo radical, promoviendo agendas personales al llegar a puestos de decisión política.

-Pero dentro del Gobierno hay una línea, más allá de cuántos cargos consigan las feministas. ¿Hay una línea clara del Gobierno en estos temas o no?

Públicamente el Gobierno tiene una postura, que corresponde a la identidad de los ecuatorianos, de defensa de la vida y de la familia. Creo que en el reglamento falta un análisis más riguroso de la problemática social, de la violencia contra la mujer, los derechos de los menores, el derecho de los padres antes el Estado, pues no se puede permitir que se entregue esa píldora a niños de 12 años en adelante. Somos absolutamente dialogantes, bien fundamentados, no fundamentalistas, todo lo contrario a lo que es el feminismo radical y, por otro lado, se requiere ver qué impacto han tenido esas políticas en otros países. La ministra Vance no ha hecho ese análisis.

-¿Está usted de acuerdo con la sanción a las asambleístas de PAIS en este tema?

Ese no es un aspecto que nos corresponde comentar. 

-Pero ustedes habrán hecho contactos con políticos, o ¿cómo promueven sus tesis?

Desde el 2012 hemos tenido unos acercamientos en número y presencia pública con la Asamblea Nacional. Reconocemos que cada partido tiene sus propios procedimientos, pero eso no es tema de nuestro debate. Sí le digo que las asambleístas llevan una agenda personal que no representa ni el proyecto del Gobierno ni la postura de las mujeres en el Ecuador.

-¿Hay asambleístas que simpatizan con su postura?

Por supuesto, hay algunas en todas las líneas políticas. Como Margely Vásconez de Alianza País, Lourdes Tibán de Pachakutik o Cynthia Viteri de Madera de Guerrero, y algunos varones. Pero lo que se vio es una agenda muy particular de ciertas asambleístas. Ellas no estaban preocupadas por la defensa de los derechos de la mujer. El único movimiento que se puso a defender frontalmente el aborto o el matrimonio igualitario simplemente no ganó en las pasadas elecciones.

-¿A quiénes se refiere?

Al movimiento Ruptura, que no llegó. Pero otras asambleístas llegaron a las curules bajo la propuesta de un Gobierno que, en la Constitución, ha ratificado la defensa de la vida desde la concepción y el matrimonio heterosexual. Aquí no hay dónde perderse: son grupos radicales feministas con agendas personales.

-¿Entonces, el Gobierno simpatiza con la mayoría de sus postulados?

Habrá que ver cómo van los temas. Han acogido dos temas puntuales. Hay que ir avanzando hacia soluciones auténticas que se plasmen en una política de Estado con perspectiva de familia. Un socio estratégico para la gobernabilidad es la familia. 

"Se manipulan las cifras diciendo que el aborto es la cuarta causa de muerte, pero no es así en los estudios del INEC".

-Usted afirma que la ministra de Salud tiene un agenda personal, una agenda propia. ¿Cree que debe salir del Gabinete?

Esa decisión no nos corresponde. Lo que sí debe ocurrir es que la ciudadanía debe participar en las políticas públicas. El reglamento para la entrega de anticonceptivos a menores se basa en supuestos anticonstitucionales y fracasados en otros países. Pensamos que hay otros fundamentos para políticas públicas. Miremos lo que pasó en España: sólo en el 2011 hubo 118 000 abortos. Supuestamente a nombre de los derechos sexuales de la mujer. Y nos escandalizamos de las 200 000 personas que mueren en Siria por la guerra. Para el 2015 habrá dos millones de muerte infantil, superando al número de accidentes. Se manipulan las cifras diciendo que el aborto es la cuarta causa de muerte, pero no es así en los estudios del INEC. Estas cifras no se están publicando en los medios de comunicación. Se promueve el mito de que la salud materna disminuye si no se legaliza el aborto, lo cual es falso se si comparan las cifras de Irlanda (donde está prohibido) con las de Inglaterra (donde está permitido). 

-¿Qué conclusiones han sacado ustedes de ese análisis?

En España se permitió la venta de esa pastilla a niños desde 16 años, a diferencia de acá donde el Estado paga. Me pregunto cuán lucrativo será eso. En España el consumo aumentó al 89%. No funcionó esa política para evitar el embarazo de los adolescentes. El aborto subió. Se mezclan temas de manera desleal e irresponsable. 

-¿Ustedes están de acuerdo con el Código Penal como quedó?

Respaldamos que no se haya aprobado el aborto por violación. Pensamos que se debe seguir avanzando en el derecho a la vida de todo niño. Tenemos que demostrar que las soluciones a los verdaderos problemas sociales jamás tendrán que ver con la muerte de los infantes. Tenemos una propuesta de política pública con enfoque de familia. 

LEA TAMBIÉN: las feministas dicen que su lucha continúa. 

 

 

 

[RELA CIONA DAS]

El claroscuro de las mujeres y la Covid-19
Consuelo Albornoz Tinajero
Femicidio: la perversidad del mal
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Cuando el Presidente se dispara en el pie
Christian Escobar Jiménez
COS: el veto total que mostró una profunda grieta en el país
Redacción Plan V
Aborto: la Inquisición se reactiva
Juan Cuvi
GALERÍA
"Las mujeres integrales debemos reclamar"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Perú: la movilización de los jóvenes con las redes sociales
Redacción Plan V
¿Qué es lo que realmente sabemos de las vacunas contra la COVID-19?
Mateo Ordóñez
El presupuesto en huesos de Lenín Moreno para la prevención de la violencia
Susana Morán
El camuflaje más sofisticado para la droga fue encontrado en Quito
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Ecuador supera la cifra récord de 100.000 fallecidos por todas las enfermedades
Redacción Plan V
La huida masiva de los venezolanos desde Ecuador y su doble regreso
Susana Morán
¿Por qué todos se sienten amenazados por Álvaro Noboa?
Fermín Vaca Santacruz
El ñeque manaba de Aura Zamora
Gabriela Muñoz