Back to top
16 de Mayo del 2016
Historias
Lectura: 33 minutos
16 de Mayo del 2016
Redacción Plan V
Villavicencio: "el responsable se llama Jorge Glas Espinel"

Fernando Villavicencio, periodista especializado en temas petroleros y del sector estratégico. Es parte del equipo de www.focusecuador.net y www.planv.com.ec, portales que han publicado sus denuncias.

 

Esta es la explicación que hace Fernando Villavicencio sobre el modus operandi de la corrupción en la Refinería de Esmeraldas y las responsabilidades políticas. Es también la historia de cómo se hizo la investigación que tumbó a la cúpula petrolera de la revolución ciudadana. Ahora que el Gobierno ha salido a lavarse las manos diciendo que el ex gerente de Petroecuador, Alex Bravo, no era un mando político. Entonces ¿quién lo nombró? ¿Y quién nombró a Carlos Pareja Yannuzelli como Ministro de Energía? ¿Y quién es el ministro Coordinador de Áreas Estratégicas? ¿Y qué hace el vicepresidente Glas Espinel en todo eso? ¿Quién responde por contratos que podrían llegar a 2000 millones de dólares? Preguntas que contesta el periodista y experto petrolero Fernando Villavicencio, quien hizo la investigación y publicó las denuncias.

Informe sobre los contratos de Alex Bravo publicados en este medio.

¿Cuándo le pones el ojo al tema de la Refinería? Porque ahora el Gobierno se quiere atribuir haber "descubierto" las actividades de Alex Bravo y su grupo.

Yo le puse el ojo en el 2008, cuando un decreto presidencial de Rafael Correa transformó radicalmente el proyecto original de rehabilitación de la Refinería Esmeraldas. Este fue acordado en el 2007 con la compañía Sumitomo Chiyoda, en un acuerdo con el Feiseh (Fondo Ecuatoriano de Inversión en los Sectores Energético e Hidrocarburífero) para financiar, por aproximadamente 180 millones de dólares, un cambio integral que iba a dejar a la Refinería en óptimas condiciones y operar a su máxima capacidad de 110 mil barriles.

¿Cómo se llegó a la valoración de  USD 180 millones?

La hizo Petroecuador, en un estudio integral, valorando los equipos a cambiar, los procesos a incorporar. Esos 180 millones nacieron de un estudio pormenorizado de la estatal y luego valorado por el Feiseh. El actual fiscal, Galo Chiriboga, era entonces ministro de Energía y Minas e hizo el anuncio: en una entrevista en GamaTV dijo que habían llegado a un acuerdo con Sumitomo Chiyoda, la empresa que hizo la refinería. Pero súbitamente todo esto cambia cuando el presidente Correa declara el Estado de excepción en el sector petrolero y dice que las refinerías y campos petroleros estaban al borde del colapso y había que hacer inversiones rápidas y urgentes, dejando a un lado los procesos de licitación y se decide contratar directamente. Y se contrata a la coreana SK. Fue la primera intervención antitécnica: desplazar al fabricante.

¿De dónde sale SK?

Fue una presión política y una recomendación de Hugo Chávez Frías. Es Chávez quien recomienda que la Refinería del Pacífico sea diseñada y construida por SK y KBC y la misma dupla aparece en la repotenciación de la Refinería Esmeraldas. Se privilegió un acuerdo político de los venezolanos, y las dos compañías entran a estas mega obras. Eso lo hace el mando de la Marina en Petroecuador, con Luis Jaramillo a la cabeza. Jaramillo es quien lidera este proceso junto a Galo Chiriboga.

¿SK tenía representación en Ecuador, tenía trabajos anteriores?

Nunca, todo fue amparado en el estado de emergencia. Ya para entonces SK tenía una demanda en Estados Unidos por parte de una refinería del gobierno mexicano que la demandó por una repotenciación, lo mismo que en Barranca Bermeja, en Colombia. Además, el gerente de SK había sido detenido por malversación. Nada de eso fue advertido por las autoridades petroleras, por Galo Chiriboga, que era presidente del directorio de Petroecuador.

Fue una presión política y una recomendación de Hugo Chávez Frías. Es Chávez quien recomienda que la Refinería del Pacífico sea diseñada y construida por SK y KBC y la misma dupla aparece en la repotenciación de Refinería Esmeraldas.

¿Entra SK y cómo empieza a cambiar la repotenciación?

Deja de ser un proyecto integral y empieza un proyecto por fases. El primer contrato por USD 74 millones y el segundo por USD 400 millones, aproximadamente, son los dos primeros contratos con SK. Se esperaba que ya con eso la refinería empiece a operar al máximo. Pero no, luego viene la fase dos. Se inventan una fase dos para la repotenciación. No tienen cómo explicarlo. En la denuncia que hacemos con Cléver Jiménez, entonces asambleísta, en el 2011, la Contraloría determina que nadie explica a la entidad de control cómo así crearon la fase dos. Porque un proyecto integral es el proyecto, tiene un estudio previo, pero en el camino fueron ajustando la carga y haciendo negocios. En la segunda fase, la Contraloría observa que desde el 2008 Petroecuador  no había contratado fiscalización, lo cual era ilegal. Todos los proyectos requieren, por ley, tener fiscalización. Ahí deciden contratar a Worleyparsons y la contratan directamente. Es una empresa sin antecedentes en el Ecuador, pero ranqueada a escala mundial. Lo hicieron sin licitación y de lo que se sabe el contacto fue gente de la empresa Azul. Porque esta empresa no tiene el récord ni capacidad para presentarse como fiscalizadora. Viene Worleyparsons (WP) y firman contrato para Refinería del Pacífico por USD 205 millones y un primer contrato de USD 35 millones en Refinería Esmeraldas. Y ahí se da un proceso de tercerización. Como WP no tenía ni idea de lo que es la refinería de Esmeraldas aparece Azul y contratan como fiscalizadores a los ex trabajadores de la Refinería Esmeraldas que fueron echados –según dijeron las autoridades- por “corruptos” en el caso Gaspetsa, en este mismo gobierno. Una evidente contradicción. Y hay otro elemento que perturba y es esa doble facturación, pues a los trabajadores contratados se les paga máximo USD 6000 al mes pero el Estado paga a la empresa USD 60.000 al mes. Esto ya había pasado en el proyecto de Bajo Alto, porque WP está ahí, en las refinerías de Esmeraldas, del Pacífico y en la planta de Monteverde. Es decir, está fiscalizando las principales obras estratégicas del sector petrolero. Solo en las dos refinerías tiene contratos por más de USD 340 millones y esto se tiene tercerizado a través de Azul.

Ahora, ¿aparece la fiscalizadora, pero el precio de la repotenciación sigue aumentado?

Efectivamente, aparece la fase dos. Primero tenían que cambiar el reactor de la FCC por ejemplo.  Es la unidad de craqueo catalítico, el corazón de la refinería. Por el estado obsoleto había que cambiar el reactor, pero luego dicen que han tenido que cambiar también el regenerador, que limpia los combustibles. Y lo mandan a fabricar. El asunto es que no hay planificación, en el camino se ajusta la carga. Y se contrata todo a dedo. Este reactor y el regenerador no cuestan más de 10 millones de dólares, pero el costo que aparece 20 o 30 veces más alto, y son elementos externos los que van aumentado los costos.

¿Hay más fases además de la segunda?

Por supuesto. En la primera y segunda fases se contratan con compañías extranjeras que tiene experiencia en esos proyectos. Pero a partir de la tercer y cuarta fase de la repotenciación se da una avalancha de contratos con un abanico de empresas criollas, la mayoría creadas al paso de la negociación. Se ve claro, cómo una empresa, Jorge Vivar, que hasta el 2008 era tercerizadora de personal, cambia de objeto social y se convierte en constructora de refinerías. Lo cual no hace una pequeña diferencia.

En estas fases aparecen estas empresas, ¿para hacer qué? Tratándose de un trabajo muy técnico, ¿no se vuelve peligroso incluso?

Por supuesto, además como no hubo licitaciónes. Todo esto se cobija en una figura que ellos llaman Giro Específico del Negocio. 

¿Es parte de la normativa ecuatoriana?

Es parte del timbre revolucionario, para no decir contratación a dedo. Eso es adjudicar vía directa y rápida para contratar. 

Todo sub contrataron, se creo un proceso de intermediación, una aduana por donde pasaron y pasan los dineros de estos contratos.

¿Cómo funciona eso?

El grupo de Alex Bravo, que es un grupo de treinta técnicos que manejaron el proyecto desde el inicio, elaboran los pliegos de contratación. Ellos crean la necesidad.

Un ejemplo...

Construir la planta de sosa gastada. Ellos elaboran los pliegos, los términos de referencia e invitan a tres empresas. Ellos deciden a qué empresas. Para entregar el contrato de 14 millones para esa planta, en la unidad FCC, que es un proyecto altamente técnico, porque en el Ecuador ninguna empresa fabrica equipos de sosa gastada; tienen que comprarlo. Si era necesaria una compra internacional directa;  ¿por qué se hace la compra localmente? El negocio ya nace tercerizado. Tenián que haber hecho una licitación internacional para que los fabricantes de esos equipos pujen en una competencia y el Estado pueda tener las mejores condiciones. En el caso de sosa gastada convocan a tres empresas, entre ellas a OSS, una empresa de Jaime Baquerizo Escobar. Es muy interesante. Ellos invitan a ofertar en enero del 2015 y coincide que el señor Jaime Baquerizo adquiere el cien por ciento de las acciones de esa empresa entre noviembre y diciembre del 2014, o sea un mes antes.  Esta empresa nunca había sido proveedora de Petroecuador, no tenía experiencia alguna en el tema, menos para fabricar una planta de sosa gastada en la principal unidad de la Refinería. Esto lo hizo la japonesa Sumimoto hace 40 años y ahora la viene a reparar un señor Baquerizo.

¿De acuerdo, pero el señor Baquerizo debe tener alguna experiencia en eso, y eso debían evaluar quienes lo contrataron, o es que subcontrató la reparación de esa planta?

Todo sub contrataron, se creo un proceso de intermediación, una aduana por donde pasan los dineros de estos contratos. ¿Cuánto cuestan los equipos? Todo el equipo de sosa gastada, que fue importado, cuesta siete millones de dólares, y el contrato se lo dieron por 14 millones. Si se contrataba a nivel internacional, el montaje y la operación corría a cargo de la contratista. La trampa está en que se contrata a OSS, una empresa no calificada, invitan a Jorge Vivar, otra empresa no calificada, y a la empresa Maesa, una empresa española, con algo de experiencia. Bueno, Maesa no presenta una oferta y gana OSS. En cambio, para contratar el montaje de las unidades Merox, meses antes, para un contrato de USD 27 millones, el mismo grupo de Alex Bravo hace los términos de referencia e invita a tres empresas. ¿A cuáles? OSS, Jorge Vivar y Maesa. El concurso lo gana Jorge Vivar. Se van repartiendo los contratos. En la mayoría de contratos invitan a tres empresas y solo se presenta una. Ese es el "modelo de contratación": subjetivo, discrecional y dirigido. 

Ahí aparecen "Los Magníficos", un grupo que tú identificas, ¿quiénes son? ¿Cuál es su papel?

El nombre es muy popular en Refinería Esmeraldas. Ellos mismo se calificaron así, porque consideran que ningún esmeraldeño ha tenido el éxito en la vida que ellos han tenido, como ha tenido Alex Bravo. Lo que otrora se llevaba a Quito la partidocracia de cuello blanco que manejaba la industria petrolera, tuvo un giro con la "revolución" y permitió que la gente de la provincia, que estuvo marginada, como Alex Bravo, llegaran a la gerencia de Petroecuador. Ellos se vanaglorian y eso está bien, que tenga éxito, pero no de ese modo. Ellos lograron cambiar de estilo de vida. Entonces los que estaban fuera del poder llegaron al poder, pero hicieron igual o peores cosas que las que cuestionaron siempre de la partidocracia. 

Pretendiendo desligar sus responsabilidades de lo hecho por Bravo, el gobierno dice que no es un cargo político, como si el señor Bravo se nombró solito presidente de Petroecuador. Cuando se entrega la Refinería Esmeraldas repotenciada, se hace toda una campaña de propaganda y en la inauguración está, junto a Alex Bravo el vicepresidente Jorge Glas, ¿cuál es la relación? ¿Tiene que ver Glas con todo esto?

Nada funciona en Refineria Esmeraldas sin el conocimiento y el visto bueno de Jorge Glas y de Rafael Poveda, porque además ellos son parte de los directorios de estas empresas públicas, en este caso Petroecuador. Es más, si ellos no han controlado esto o no conocían, son responsables por omisión. Y el Presidente de la República tiene su participación. Él tenía sus ojos muy cerca, y se llama Mónica Hernández, la esposa de William Philips, el propietario del Grupo Azul, la empresa que fiscalizaba.

¿Qué importancia tiene aquello? ¿Qué responsabilidad tiene un fiscalizador con lo ocurrido en Refinería Esmeraldas?

Ser fiscalizador es ser los ojos y el alma del dueño del proyecto, en este caso del Estado ecuatoriano. El fiscalizador controla que todo este bien y no se engañe al Estado. Es como cuando construyes una casa, uno mismo se pone a ver que no le roben el cemento, que pinten bien, que coloquen la cantidad exacta de arena. En los contratos el Estado contrata una empresa privada que el haga esa vigilancia. Una empresa fiscalizadora responsable no podía permitir que una empresa que tercerizaba personal construya las unidades Merox. No podía permitir que una empresa como OSS, que no cambiaba ni la llanta de un carro, contrate y construya la planta de sosa gastada. 

Una fiscalizadora está en la capacidad de suspender un proyecto. Más aun cuando se trata de un proyecto de riesgo, alta tecnología y estratégico.

¿Eso está entre las atribuciones de una fiscalizadora?

Esa es su obligación, está entre sus obligaciones. Todos los informes de lo hecho los firma Worleyparsons/Azul.  Si no, no se pagan las planillas. Una fiscalizadora está en la capacidad de suspender un proyecto. Más aun cuando se trata de un proyecto de riesgo, alta tecnología y estratégico, como es una planta de refinación. Trabajas con hidrógeno, no es cualquier cosa lo que está pasando en Esmeraldas. Una falla puede ser catastrófica para su población. Es la primera vez en la historia que se ha tercerizado la fiscalización.

¿Pero eso pasa o no por la Presidencia?

Hay un grupo que ha manejado la Refinería Esmeraldas. Entre ellos Marco Calvopiña y Carlos Pareja Y. Nombrados por este gobierno presidente de Petroecuador y Ministro de Energía respectivamente. El presidente Correa no puede alegar ignorancia o desconocimiento de lo que hacía Alex Bravo. Porque la fiscalizadora estaba en el Palacio de Carondelet.

Pero qué tal que no le decían las cosas, o solo por el hecho de que la señora Hernández, si bien es esposa del dueño de la fiscalizadora, está en el Plan Familia, y no tiene que ver lo uno con lo otro.

Es posible, pero nosotros advertimos al contralor Carlos Pólit. Presentamos una denuncia a Galo Chiriboga para que investigue, no dio paso. Hemos publicado denuncias en todos los medios y por todos los medios. Nadie puede alegar que no lo hemos advertido. Ellos saben, sabían lo que estaba pasando en la Refinería Esmeraldas. 

¿Cuánto mismo es el costo de la repotenciación? Tú hablas de hasta 2000 millones de dólares.

Al final el gobierno reconoce que ha costado 1200 millones. Pero en esa cifra no incluyen decenas de contratos entregados a dedo a las empresas locales. Por ejemplo, uno de los problemas críticos de Refinería Esmeraldas es la generación eléctrica. Es un contrasentido que una planta refinadora no tenga generación propia. Durante 40 años, la refinería ha tenido que comprar energía al Sistema Nacional Interconectado. Cuando se cae el Sistema se cae la refinería. Si se gastan 2000 millones de dólares lo elemental era que resuelvan ese problema. Pero no lo hacen, pese a haber gastado 20 millones de dólares en un contrato con General Electric; repararon todos los calderos, todos los generadores, pero luego dijeron que no funcionaba, y hacen otro contrato por 60 millones con otra empresa para también reparar los calderos, tampoco funcionan. Luego, en el 2015, contratan con una empresa estadounidense MMR Group por 110 millones de dólares para reparar el sistema eléctrico, y nada. Hasta hace 15 días estaban comprando 12 megavatios hora al Sistema Interconectado. O sea, se han gastado 190 millones de dólares en reparar el sistema eléctrico de Refinería Esmeraldas y no funciona. Eso es el costo de una planta de generación térmica de 100 megavatios. ¿Quién permitió eso?: Alex Bravo, Worleyparsons/Azul. ¿Quién es el responsable político? Jorge Glas, Rafael  Poveda y todos los ministros y miembros de los directorios de Petroecuador. Ellos son responsables de que no funcione la Refinería. La unidad FCC se para cada semana.

Tú haces un primer reportaje, de dos, sobre Alex Bravo y sus empresas en Panamá; eso ocurre hace varias semanas; luego sale el presidente Correa a decir que lo ha destituido porque se ha enterado de eso. Luego los asambleístas de Alianza País, Cayambe y Andino dicen que han descubierto el tinglado de empresas; Alexis Mera también dice "hemos descubierto"...

Nosotros sabíamos de los sobreprecios, de los procesos turbios de contratación desde hace años y desde hace años lo venimos denunciando. Por ejemplo que se repavimente la refinería con hormigón, cuando ahí se produce asfalto y además sin necesidad porque sobre el asfalto anterior circulan pocos vehículos. Un contrato de 48 millones de dólares para repavimentar pocos kilómetros y construir un edificio pequeño y una pileta que costó 6 millones de dólares para desestresar al personal y que lo denunciamos en Plan V en el 2013. Nada se justicaba, como tampoco la construcción de un hotel. Este tenía sentido para albergar a los trabajadores mientras avanzaba la repotenciación. Pero inauguran el hotel cuando se acabó el proyecto de repotenciación. Ahí está el hotel, abandonado en Esmeraldas, una de las provincias más empobrecidas y contaminadas. Es una ofensa lo que han hecho con el pueblo de Esmeraldas.

¿Quién decidía todo eso?

La gerencia de Refinación, la fiscalizadora aceptaba, la Superitendencia. Hay 200 conttratos, desde un millón a 300 millones de dólares. Hay contratos que ofenden. Hay uno de 34 millones de dólares para una compañía venezolana que es para revisar el proceso de cambios que hizo SK en la unidad de crudo. 34 millones con una duración de 30 días. Más de un millón diarios. Hay otros tres contratos con KBC con el encargo de capacitar a los trabajadores en el manejo de las nuevas tecnologías que se instalaron en la Refinería. Los que yo tengo suman 150 millones de dólares. Por capacitar y enseñar el idioma inglés. No lo digo yo, lo dijo el propio Alex Bravo en una nota en diario La Hora donde dice que han gastado 200 millones de dólares y por primera vez los operadores saben hablar inglés. 

Más barato salía comprarse la franquicia de Open English...

Este es un contrato ofensivo. El presupuesto anual de la Universidad Central del Ecuador entiendo que llega a 120 millones de dólares. Solo los contratos de KBC superan el presupuesto de la segunda universidad más grande del país. Y de la información que tengo, quienes capacitan a los obreros son extrabajadores de refineria, porque son los únicos que saben cómo funciona.  Así podemos seguir viendo contratos que realmente asustan. 

Este es un contrato ofensivo. El presupuesto anual de la Universidad Central del Ecuador entiendo que llega a 120 millones de dólares. Solo los contratos de KBC superan el presupuesto de la segunda universidad más grande del país.

¿De quiénes son estas compañías?

Cuando tomas los nombres de los representantes de estas empresas como Apache, Jorge Vivar, OSS, Nolimit, Legadoil, Galileo Energy, Romanti ...Patito. Tienes casi una veintena de empresas que, para mí, nacieron en una noche de Jack Daniels. Esa noche decidieron crear el nombre de la empresa... Las empresas nacen 30 o 40 días antes de  la firma de los contratos. La mayoría de sus representantes son humildes ciudadanos de este país que viven en los barrios populares. Hay empresas que en el 2008 y 2009 declararon cero de impuesto y luego tienen un salto exponencial de renta y de salida de capital. Ahí están los nuevos ricos, que nacen en estos contratos a dedo, bajo la figura de Giro Específico del Negocio. Pero ellos no son los dueños de las empresas, son testaferros. Ecuador vive un montaje impresionante de testaferrismo. No es la revolución ciudadana sino de los prestanombres. Alex Bravo cometió, como dicen, una chambonería al ir a poner los nombres de sus parientes como accionistas de sus empresas en Pánamá. 

¿Para qué hace empresas en Panamá?

Para lo que uno crea empresas en Panamá. Para abrir una cuenta bancaria  a nombre de una empresa y poner ahí el dinero. Es como con el fiscal: si uno construye una casa con el esfuerzo y el sudor del trabajo honrado, pone la casa a nombre de uno. E invita a los amigos y dice: les invito a mi casa. Pero cuando uno consigue una casa de forma sospechosa, en horas de la noche, caminando en puntillas; cuando uno consigue algo así, tiene que esconderlo. Y ahí sí creo que Rafael Correa y Carlos Marx Carrasco tienen toda la razón: los paraísos fiscales son escondites de delincuentes, de dineros mal habidos. Es el discurso de Rafael Correa. 

¿Entonces Bravo tiene estas empresas que tienen subcontratos con contratistas de la Refinería Esmeraldas?

La investigación que hago no tiene que ver con los Panamá Papers. Solo una de las empresas pasa por la historia de Mossak Fonseca. Esta información la tenía desde el 2014. 

¿Y de dónde viene esa información?

Lo voy a decir: si duermes con el que duermes, no le puedes engañar. A quienes llevan tu sangre y tu apellido, a tus parientes, no los puedes engañar. Los primeros fiscalizadores son los que llevan tu sangre. Porque ellos ven cuando alguien se esfuerza, consigue algo y lo reconoce. Pero cuando alguien da un salto con garrocha y de ser pobre aparece como el gran nuevo rico de la noche a la mañana, los que llevan su apellido y su sangre son los primeros en rechazarlo. Y eso pasó con Bravo. Fue su propia familia, que no podía entender cómo un hombre que vendia edredones y su esposa, que vendía perfumes, aparecen de la noche a la mañana con cinco empresas off shore y cuatro empresas en Ecuador. Y al menos dos de estas empresas de la familia de Bravo tienen contratos en Refinería Esmeraldas. Contratos adjudicados por él mismo. Las empresas en paraísos fiscales son pantallas societarias. Sirven para abrir una cuenta y poner el dinero sucio que viene de los sobrecostos. ¿Cómo se movió esa plata? Eso es lo que tiene que investigar el fiscal. 

¿Cómo llega Alex Bravo a la presidencia de Petroecuador?

Cuando Marco Calvopiña sale de la presidencia de Petroecuador, lo reemplaza Carlos Pareja. Este sale de Refinería Esmeraldas. Dos semanas después cae Pedro Merzalde del ministerio de Energía y lo reemplaza Carlos Pareja y él pone en la presidencia de Petroecuador a su pupilo, Alex Bravo, que era el director del proyecto de repotenciación. Así que de vender edredones pasa a manejar una empresa que factura 10 mil millones de dólares al año. Y Pareja hace una maniobra asombrosa: traslada el despacho del Ministerio a Petroecuador, de la misma forma que hizo Alfredo Adun en el corto gobierno de Bucaram. 

¿Para qué lo hace?

Para estar junto a Alex Bravo. Para vigilarlo, para controlarlo. Bravo era el ejecutor, pero el cerebro era Carlos Pareja. Bravo no hacía una sumilla sin una orden. Entonces Pareja se pasa a vivir a la casa de Alex Bravo y yo seguía haciendo la investigación y se produjo una serie de acercamientos hacia mi. Me sorprendió de un gobierno que me ha perseguido, que me ha descalificado, que ha sido sentenciado por la justicia correísta, que es perseguido... Y me llega una carta de Carlos Paraeja que me dice que por ser "uno de los periodistas mejor calificados en el tema petrolero" me invita a visitar Refinería Esmeraldas. Esto para contrastar un reportaje donde denunciaba que equipos nuevos estaban siendo enfriados con agua. Ahí los técnicos me dieron más información. De la investigación ya sabía que Bravo tenía al menos una empresa y que Baquerizo de OSS, era su principal contacto. Y que Arturo Escobar, que era un asesor del grupo de Pareja y luego gerente de refinación, era como el cerebro de la arquitectura de las empresas off shore. 

Alex Bravo sale por la inminencia de nuestro reportaje. Publicamos igual y nos hackearon la página y luego han intentado por las buenas o las malas que no siga publicando el tema de Refinería Esmeraldas.

¿Por dónde empezaron a golpear ustedes?

Por el caso más grotesco, y era el caso de Marcelo Reyes. Un abogado que fue procurador de Petroecuador y que el presidente Correa pidió que lo saquen. Siempre acompañó a Pareja; el es uno de los dos abogados que aprobaban los informes jurídicos de los contratos. Resulta que la esposa de Reyes había frmado con un diseñador un contrato para rediseñar una casa en Cumbayá, por 300 mil dólares. Recibe un pago en efectivo, una suma muy alta, pero queda un saldo y la señora no le quiere pagar 50 mil dólares. Hay un juicio por ese pago y ahí sale que la empresa Jorge Vivar, contratista de Petroecuador, es dueño de esa casa y le da un poder a la esposa del procurador de Petroecuador para que administre esa casa, que después aparece como de su propiedad. Nadie hace nada sobre esta denuncia, Reyes renunció luego de este reportaje, y tiene dos empresas en la Florida, Estados Unidos, tiene dos restaurantes, dos casas lujosas en Quito... de lo que hemos logrado investigar. Es un hecho claro pero nadie  hace nada. Es el primer reportaje, luego aparece el de los nuevos ricos, sobre unos contratistas sin experiencia que se llevaron a dedo grandes contratos. El siguiente paso fue llegar a Alex  Bravo. Con la información le enviamos las preguntas pertinentes, y tres días después renuncia a la presidencia de Petroecuador.

Entonces no es porque el presidente Correa lo destituyó al enterarse que tenía en Panamá.

Eso dice Correa, pero le voy a hacer un reclamo de derechos de autor. Bravo sale por la inminencia de nuestro reportaje. Publicamos igual y nos hackearon la página y luego han intentado por las buenas o las malas que no siga publicando el tema de Refinería Esmeraldas. Quieren desviar el tema. 

¿Lo de Esmeraldas es la punta del iceberg?

No se dicho lo que se viene. El gobierno había decidido cerrar Refinería La Libertad, en Santa Elena. En el 2013. Y de la noche a la mañana lanzan el proyecto de repotenciación de esa refinería. Y envían los mismos técnicos y las mismas empresas de Esmeraldas. Ya están OSS y Jorge Vivar contratando en La Libertad con un plan de 600  millones de dólares para empezar. El gran negocio ha sido la repotenciación. Repotenciaron sus fortunas. 

¿Quién decide esto, dónde está la responsabilidad política?

Glas. El arquitecto de todos los proyectos estratégicos, de cambio de la matriz productiva es Jorge Glas Espinel. Él es el responsable, el cerebro. Es el que maneja la repotenciación de Esmeraldas, de La Libertad, el que ha manejado Refinería del Pacifico, el ensamblaje con China, las plantas de Bajo Alto, de Monteverde, ningún proyecto funciona. Bajo Alto se hundió, lo denuncié yo. ¿Quién fiscalizaba? Worleyparsons/Azul. La planta costó 51 millones y la fiscalizadora determina 118 millones para reparar el daño. ¿Quién firmó ese contrato?, la Armada del Ecuador. Quién era ministro de sectores estratégicos: Jorge Glas Espinel. Él tiene que responder ante el país y ante la justicia. No funciona bien ningún proyecto. El de Monteverde tiene graves fallas. ¿Quién fiscaliza en Monteverde? Worleyparson. Esta empresa recibió 205 millones de dólares de un contrato para fiscalizar esa cancha de fútbol que es la Refinería del Pacífico. 500 hectáreas de desesperanza, eso es lo que hay en El Aromo, Manabí.

Volviendo a Esmeraldas, ahí está la Refinería repotenciada; no han salido noticias de daños, ¿Que cambió en la Refinería? ¿Para qué todo esto?

La refinería, antes de la repotenciación, tenía tres problemas estructurales. Primero, 50% de producción de residuos. Es decir, de 100 barriles procesados 50 no servían. Hay que mezclarlos y exportar. Luego de 2000 millones de dólares sigue produciendo el 50% de residuo. Segundo: la refineria producía gasolinas con 1330 partes por millón (ppm) de azufre. La Norma Euro5, a la que se suscribió Ecuador en el 2012, tolera 50ppm. Dos mil millones de dólares después la refinería produce gasolinas con 1400ppm. Para que salga al mercado tiene que mezclarse con gasolina de alto octanaje y 10ppm de azufre, la cual se importa. Así se produce una gasolina de 650ppm, que es la norma INEN y sigue siendo contaminante. Y tercero: estamos produciendo gasolina con el 8% de benceno, que es un cancerígeno muy peligroso. La norma da el 0,5%. 

[RELA CIONA DAS]

Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V
Poliducto Pascuales-Cuenca: Odebrecht culpa a Petroecuador
Redacción Plan V
Hay que comerse los sapos
Marlon Puertas
La desastrosa herencia petrolera del correísmo
Redacción Plan V
Policía reporta posible atentado contra Villavicencio y Jiménez
Redacción Plan V
GALERÍA
Villavicencio: "el responsable se llama Jorge Glas Espinel"
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los altos y bajos de la primera semana del juicio por Sobornos
Redacción Plan V
El juicio flash contra El Universo
¿Qué pasará con Ser Bachiller, tras el escándalo de la filtración?
Redacción Plan V
Ola Bini en el limbo jurídico
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Quién era Mariana Granja y porqué su muerte nos involucra a todos
Juan Carlos Calderón
El TOP 10 del machismo oficial
El defensor del pueblo y las dificultades para obtener justicia en Galápagos
Redacción Plan V
Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V